Volvo S60 T5 Optima Aut.

Volvo, con su nuevo S60, se opone al dominio férreo de las berlinas medias alemanas como portaestandartes del prestigio europeo. En su versión T5, de 250 CV, demuestra saber cómo amansar semejante potencial para crear un modelo rapidísimo, pero noble y dócil.
-
Volvo S60 T5 Optima Aut.
Volvo S60 T5 Optima Aut.

El Volvo V60 T5 es uno de esos coches en los que las fotografías no plasman totalmente lo atractivo de su diseño. Sólo la falta de un morro más agresivo -se ha preferido la verticalidad que recuerda al señorío Volvo de toda la vida- puede ponerse como pero a unas formas impactantes, por lo bellas, modernas y elegantes. El complemento funcional de la estampa, la aerodinámica, es también un buen tanto a su favor, al conseguir un Cx de sólo 0,28, garantía de una resistencia al aire contenida y, en este caso, la agradable adición de un limitado ruido aerodinámico, incluso a alta velocidad.

Una vez visto por fuera, abrimos la puerta y la sensación es extraordinariamente positiva. El interior del habitáculo parece una réplica a escala del S80, lo que es lo mismo que decir que posee uno de los mejores ambientes del mercado. El acceso a su interior es fácil delante, pero la especial configuración de la segunda puerta hace que estemos obligados a tener cuidado con nuestra cabeza al acceder a la banqueta trasera. El espacio interior es generoso para cuatro plazas adultas que quieran viajar con la comodidad exigible a un coche de este precio, aún cuando no debe compararse con el extinto S70, pues, en realidad, el S60 no es su sustituto natural sino que se emplaza, por tamaño, algo por debajo de aquél.

Delante, a destacar el magnífico puesto de conducción, con una fantástica posición ante los mandos y un "cockpit" de impresión que da un toque de categoría al coche más allá de donde realmente se posiciona. La calidad de materiales y la terminación es más que buena, aunque ya empiezan a notarse las incorporaciones, emboscadas aquí y allá, de superficies cubiertas con plásticos rígidos con el objetivo de ahorrar unos cientos de pesetas por unidad fabricada sin que la imagen global pierda empaque. Los asientos delanteros son fantásticos, por mullido y diseño, y sujetan adecuadamente el cuerpo para el tipo de coche que es este S60. Detrás, el panorama no es tan sobresaliente. Aparte de la cuestión del pronto descenso en el umbral superior de la puerta, el espacio para las piernas es suficiente, pero no holgado, la banqueta es corta y el ángulo entre ésta y el respaldo no es todo lo amplio que debiera para obsequiar a sus ocupantes con un confort de alto nivel. Claro que, todo esto vendría a cuento si detrás se sientan adultos de talla media o alta. Si no es el caso, todo lo escrito se queda en nada. El análisis estático del coche se acaba con un maletero de razonable capacidad, más largo que ancho, pero cuyo punto débil se encuentra en la boca de carga, algo escasa para introducir bultos de cierta entidad.

Galería relacionada

Volvo S60 T5 Optima Aut.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...