Contacto: BMW M3 SMG II

BMW presenta una nueva versión de su cambio robotizado SMG para su deportivo M3. Esta segunda generación aporta múltiples modificaciones con respecto a su predecesor, tiene un funcionamiento mucho más suave y ofrece 11 leyes distintas de actuación.
-
Contacto: BMW M3 SMG II
Contacto: BMW M3 SMG II

En 1996 BMW presentó una evolución del cambio de marchas que se encontraba a medio camino entre uno convencional y otro automático. Bajo las siglas de SMG, la firma bávara ofrecía la posibilidad de contar con una caja de cambios convencional aunque se suprimía el pedal del embrague, ya que éste era sustituido por una serie de mecanismos electrohidráulicos que realizaban su función de forma completamente automática, esto es, sin la intervención del conductor.

El éxito del sistema fue avalado por el número de ventas de M3 que se comercializaron con él: casi el 50 por ciento, excepción hecha de nuestro mercado, en el que esta versión ha pasado casi desapercibida en cuanto a número de peticiones se refiere. La segunda generación del SMG supone un gran avance, ya que se ha dotado a este sistema de un buen número de elementos novedosos. El primero de ellos es la inclusión de dos levas tras el volante —al estilo del cambio F-1 de Ferrari y el Selespeed de Alfa Romeo— con lo que se ha ganado en comodidad y, sobre todo, en seguridad ya que no hay que apartar las manos del volante para cambiar, algo muy importante en un modelo que cuenta con la potencia y prestaciones del M3.

Eso sí se mantiene la tradicional palanca de cambios en su lugar habitual con la que se puede también cambiar de marchas, poner punto muerto, marcha atrás y elegir el modo totalmente automático o secuencial del cambio. En este último modo, el cambio actúa como si fuera completamente manual y no cambia de marcha cuando se llega a la zona de corte de inyección, ni baja cuando se circula despacio, con lo que se puede rodar como si tuviéramos una caja de cambios convencional sólo que no es necesario pisar el embrague para cambiar de marcha. El único automatismo que permite el sistema en este modo de funcionamiento es que cuando paramos el coche se inserta de forma automática la primera marcha.

Otra de las innovaciones que introduce el SMG II es lo que la marca denomina sistema Drivelogic, con el que el conductor puede elegir hasta 11 posibles variaciones de las leyes de funcionamiento del cambio, cinco en su posición automática y seis en secuencial. Así, el nivel 1 está destinado a una conducción relajada y placentera, con unos cambios de marcha a regímenes más bien bajos, mientras que el nivel 5 está destinado a todo lo contrario: una conducción mucho más agresiva. ¿Y entonces el nivel 6? Pues este se reserva para la conducción deportiva en su estado más puro.

Galería relacionada

BMW M3 SMG II

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...