Contacto: Porsche Boxster y Boxster S

Tras seis años sin efectuar modificaciones en el Boxster, Porsche acaba de actualizar su roadster con ligeros retoques estéticos exteriores, notables mejoras en las mecánicas y funcionales cambios en el interior.
-
Contacto: Porsche Boxster y Boxster S
Contacto: Porsche Boxster y Boxster S

Tras seis años sin efectuar modificaciones en el Boxster, Porsche acaba de actualizar su roadster con ligeros retoques estéticos exteriores, notables mejoras en las mecánicas y funcionales cambios en el interior. Todo ello, sin aumento de precio respecto a la versión precedente.

Un deportivo de pura raza como el Boxster no necesita muchas modificaciones para mantenerse plenamente vigente. El éxito del modelo queda avalado por las más de 120.000 unidades vendidas desde el año 1996 en los principales mercados mundiales. Incluso en Estados Unidos se han llegado a vender, en determinados periodos, más unidades del Boxster que del Mercedes SLK y los objetivos de la marca pasan por superar las 22.000 unidades anuales entre las dos versiones disponibles del modelo. En España, las previsiones son buenas, con unos objetivos de 335 unidades anuales del modelo para el mercado nacional y de 44 unidades para Portugal. Los responsables de Porsche confían en la progresión de la marca gracias al impulso que proporcionará la llegada del Cayenne, el nuevo todo-terreno de altas prestaciones de la marca que se introducirá en el mercado español a finales de año.

Despues de seis años en el mercado sin que el Boxster recibiera ningún tipo de modificación, los responsables de la emblemática marca de Stuttgart han decidido llevar a cabo una puesta a punto del modelo para revitalizarlo. En realidad, la remodelación es tan sutil, que prácticamente hay que ser un experto en la materia para poder apreciarlo a simple vista.

Estéticamente sólo se han practicado algunas modificaciones en los paragolpes, en los que se han incluido nuevas entradas de aire que, en el caso del Boxter S se amplían con una toma central de grandes dimensiones. También se han modificado las rejillas laterales, así como los grupos ópticos posteriores, el alerón retráctil y, lo más importante, la luneta posterior, que antes estaba fabricada en material plástico y ahora se pasa a ser de vidrio. La sustitución del plástico por el cristal ha traído consigo algunas modificaciones en la estructura que soporta la capota, como la inclinación de la misma o la inclusión de un nuevo soporte transversal en la parte posterior. Pese a que las dimensiones de la nueva luneta son inferiores a las de la versión precedente, la visibilidad que se ha logrado con el vidrio es muy superior, ya que ahora se encuentra en una posición más vertical y se producen menos reflejos.

En el interior también se han realizado mejoras con la intención de favorecer la comodidad de los usuarios. Una de las carencias del anterior Boxster era la ausencia de guantera, por lo que se ha suplido este inconveniente con la modificación del salpicadero, realizado ahora con materiales de mejor calidad. Las funciones de algunos elementos opcionales han sido mejoradas y ampliadas, como las referentes al ordenador de a bordo o al navegador, que ahora se comunican a través de un “bus” de fibra óptica.

Tras seis años sin efectuar modificaciones en el Boxster, Porsche acaba de actualizar su roadster con ligeros retoques estéticos exteriores, notables mejoras en las mecánicas y funcionales cambios en el interior. Todo ello, sin aumento de precio respecto a la versión precedente.

Un deportivo de pura raza como el Boxster no necesita muchas modificaciones para mantenerse plenamente vigente. El éxito del modelo queda avalado por las más de 120.000 unidades vendidas desde el año 1996 en los principales mercados mundiales. Incluso en Estados Unidos se han llegado a vender, en determinados periodos, más unidades del Boxster que del Mercedes SLK y los objetivos de la marca pasan por superar las 22.000 unidades anuales entre las dos versiones disponibles del modelo. En España, las previsiones son buenas, con unos objetivos de 335 unidades anuales del modelo para el mercado nacional y de 44 unidades para Portugal. Los responsables de Porsche confían en la progresión de la marca gracias al impulso que proporcionará la llegada del Cayenne, el nuevo todo-terreno de altas prestaciones de la marca que se introducirá en el mercado español a finales de año.

Despues de seis años en el mercado sin que el Boxster recibiera ningún tipo de modificación, los responsables de la emblemática marca de Stuttgart han decidido llevar a cabo una puesta a punto del modelo para revitalizarlo. En realidad, la remodelación es tan sutil, que prácticamente hay que ser un experto en la materia para poder apreciarlo a simple vista.

Estéticamente sólo se han practicado algunas modificaciones en los paragolpes, en los que se han incluido nuevas entradas de aire que, en el caso del Boxter S se amplían con una toma central de grandes dimensiones. También se han modificado las rejillas laterales, así como los grupos ópticos posteriores, el alerón retráctil y, lo más importante, la luneta posterior, que antes estaba fabricada en material plástico y ahora se pasa a ser de vidrio. La sustitución del plástico por el cristal ha traído consigo algunas modificaciones en la estructura que soporta la capota, como la inclinación de la misma o la inclusión de un nuevo soporte transversal en la parte posterior. Pese a que las dimensiones de la nueva luneta son inferiores a las de la versión precedente, la visibilidad que se ha logrado con el vidrio es muy superior, ya que ahora se encuentra en una posición más vertical y se producen menos reflejos.

En el interior también se han realizado mejoras con la intención de favorecer la comodidad de los usuarios. Una de las carencias del anterior Boxster era la ausencia de guantera, por lo que se ha suplido este inconveniente con la modificación del salpicadero, realizado ahora con materiales de mejor calidad. Las funciones de algunos elementos opcionales han sido mejoradas y ampliadas, como las referentes al ordenador de a bordo o al navegador, que ahora se comunican a través de un “bus” de fibra óptica.

Galería relacionada

Porsche Boxster y Boxster S

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...