Contacto: Opel Agila

A partir de mayo, Opel pondrá a la venta el Agila, un «minivolumen» fabricado en colaboración con Suzuki, con el que la marca alemana «prueba suerte», por primera vez, en un segmento en el que nunca había estado presente.
Autopista -
Contacto: Opel Agila
Contacto: Opel Agila

Paralelamente, Opel y Suzuki pondrán a la venta el Agila y el Wagon R+, respectivamente, un nuevo representante dentro de la categoría de los vehículos «minis» que las dos marcas han desarrollado conjuntamente. Comparte diseño, plataforma e interiores -a excepción de la consola central-, aunque cada uno utiliza sus propias motorizaciones. El Wagon R+ equipará una única mecánica de 1.3 litros y 76 CV procedente de la berlina Baleno, mientras que el Agila se beneficia de dos propulsores de gasolina procedentes del actual Corsa; el tricilíndrico 1.0 12V y el 1.2 16V.

El objetivo del equipo de diseño ha sido conseguir un interior versátil y aprovechable «dentro» de una carrocería de sólo 3,5 metros, uno más que sus principales rivales en esta categoría, el Daewoo Matiz y el Hyundai Atos. Para ello ofrece una trasera completamente vertical (se gana maletero), un techo muy elevado y unos asientos traseros con posibilidad de abatirlos hasta la horizontal por mitades -hay que quitar los reposacabezas traseros y no hay un lugar específico para ellos-, dejando un maletero totalmente plano. Con esta configuración, la capacidad de carga asciende desde los 240 litros hasta unos nada despreciables 1.250 litros medidos hasta el techo. Detrás no hay problema por anchura (sólo caben dos, pues está homologado para cuatro plazas), pero la cota longitudinal se queda un tanto escasa para personas de talla media. Estos asientos están elevados diez centímetros respecto a los delanteros y cuentan con anclajes Opel Fix para el montaje de sillas de niños.

Los asientos delanteros son cómodos y la visibilidad es excepcional, aunque la postura de conducción es un tanto forzada debido a la escasa inclinación del volante y a la ausencia de reglaje de ningún tipo. El salpicadero ofrece mejor ajuste que presencia a primera vista y todos los interruptores proceden de la actual gama Corsa. Hay dos guanteras abiertas de gran capacidad en la parte inferior del salpicadero, portavasos delante de la palanca de cambio y dos prácticas gavetas bajo los asientos delanteros. Aún queda por definir precios y nivel de equipamiento, pero, desde el nivel más básico, se incorpora de serie la dirección asistida, espejos exteriores eléctricos, airbag de conductor, cinturones delanteros con pretensor y anclajes Opel Fix. Se prevé que el ABS, el aire acondicionado y airbag para el acompañante vengan de serie con la motorización más potente.

Paralelamente, Opel y Suzuki pondrán a la venta el Agila y el Wagon R+, respectivamente, un nuevo representante dentro de la categoría de los vehículos «minis» que las dos marcas han desarrollado conjuntamente. Comparte diseño, plataforma e interiores -a excepción de la consola central-, aunque cada uno utiliza sus propias motorizaciones. El Wagon R+ equipará una única mecánica de 1.3 litros y 76 CV procedente de la berlina Baleno, mientras que el Agila se beneficia de dos propulsores de gasolina procedentes del actual Corsa; el tricilíndrico 1.0 12V y el 1.2 16V.

El objetivo del equipo de diseño ha sido conseguir un interior versátil y aprovechable «dentro» de una carrocería de sólo 3,5 metros, uno más que sus principales rivales en esta categoría, el Daewoo Matiz y el Hyundai Atos. Para ello ofrece una trasera completamente vertical (se gana maletero), un techo muy elevado y unos asientos traseros con posibilidad de abatirlos hasta la horizontal por mitades -hay que quitar los reposacabezas traseros y no hay un lugar específico para ellos-, dejando un maletero totalmente plano. Con esta configuración, la capacidad de carga asciende desde los 240 litros hasta unos nada despreciables 1.250 litros medidos hasta el techo. Detrás no hay problema por anchura (sólo caben dos, pues está homologado para cuatro plazas), pero la cota longitudinal se queda un tanto escasa para personas de talla media. Estos asientos están elevados diez centímetros respecto a los delanteros y cuentan con anclajes Opel Fix para el montaje de sillas de niños.

Los asientos delanteros son cómodos y la visibilidad es excepcional, aunque la postura de conducción es un tanto forzada debido a la escasa inclinación del volante y a la ausencia de reglaje de ningún tipo. El salpicadero ofrece mejor ajuste que presencia a primera vista y todos los interruptores proceden de la actual gama Corsa. Hay dos guanteras abiertas de gran capacidad en la parte inferior del salpicadero, portavasos delante de la palanca de cambio y dos prácticas gavetas bajo los asientos delanteros. Aún queda por definir precios y nivel de equipamiento, pero, desde el nivel más básico, se incorpora de serie la dirección asistida, espejos exteriores eléctricos, airbag de conductor, cinturones delanteros con pretensor y anclajes Opel Fix. Se prevé que el ABS, el aire acondicionado y airbag para el acompañante vengan de serie con la motorización más potente.

Galería relacionada

Opel Agila

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...