BMW Z8

Nueva arma del mítico agente secreto James Bond, el Z8 cuenta con todo lo necesario para triunfar entre los mejores superdeportivos. Una misión, difícil y no exenta de riesgo, que el fabuloso roadster de BMW lleva a buen puerto gracias a los 400 CV de su afinado propulsor y a un bastidor de aluminio que es un verdadero prodigio de eficacia.
-
BMW Z8
BMW Z8

Si de algo puede presumir BMW frente a Audi o Mercedes es de una personalidad de marcado acento deportivo. Esto se puede apreciar en mayor o menor medida en todos los modelos de la gama, ya que incluso las versiones modestas o las berlinas más refinadas disfrutan de cualidades ruteras a tono con dicho planteamiento. Con todo esto, no es de extrañar que la firma de Munich, si bien ya contaba con algunas creaciones capaces de satisfacer a la clientela más radical, haya decidido entrar de lleno en el selecto club de los deportivos de altos vuelos. La receta empleada para ello pasa por el desarrollo de un espectacular roadster con carrocería de aluminio que utiliza la base mecánica del fabuloso M5. Una mezcla verdaderamente explosiva que posee todos los ingredientes para cautivar a los consumidores más exigentes. Con el Z8, BMW ha intentado realizar la interpretación moderna de un clásico.

El modelo está claramente inspirado en el 507, un roadster presentado por la firma bávara en 1955 que contaba con un V8 de 3,3 litros y 150 CV, lo que le permitía superar ya entonces la barrera de los 200 km/h. Diseñado por el equipo que dirige Christopher Bangle —hombre procedente de Fiat y cuyo trabajo más sonado fue el actual Coupé de la marca italiana— ,el Z8 cuenta, como el 507, con un morro muy afilado, las características branquias laterales típicas de los deportivos de la marca y unas formas suaves y estilizadas. Las reminiscencias con el mítico deportivo germano son evidentes, aunque el Z8 es un automóvil con un diseño muy moderno y con soluciones estilísticas que pueden calificarse incluso de futuristas; ese es, por ejemplo, el caso de los pilotos traseros o las ópticas delanteras. Las últimas utilizan lámparas de Xenon, mientras que las luces de freno e intermitentes traseros y laterales son de Neón, un sistema que hasta ahora no se había utilizado en el automóvil.

Como se comentaba anteriormente, la carrocería del Z8 está construida íntegramente en aluminio, con objeto de garantizar la máxima robustez con el mínimo peso. La base principal del monocasco está compuesta por un entramado de vigas que conforman un marco tridimensional (Space-Frame) al cual van soldadas y remachadas las chapas de aluminio que componen la carrocería. Los paragolpes están realizados en poliuretano y en el interior de su estructura van camufladas las antenas de la radio, del sistema de navegación y del teléfono. En el habitáculo del Z8 se respira un ambiente muy deportivo y, como ocurre con el resto del coche, ofrece un diseño clásico que se entremezcla con unas soluciones y un equipamiento vanguardistas. Entre otras cosas, este espectacular biplaza cuenta con asientos tapizados en piel con reglaje eléctrico y térmico, volante de ajuste eléctrico, aire acondicionado, alarma antirrobo, cierre centralizado con mando a distancia, control de velocidad de crucero y equipo de alta fidelidad con cargador CD, sistema de navegación y teléfono integrados. La capota tiene un sistema de apertura eléctrico semiautomático sencillo de accionar, mientras que el hard-top también se incluye; para este modelo no hay opciones. Lógicamente, el ABS es de serie y lo mismo ocurre con el control de estabilidad DSC3.

Galería relacionada

BMW Z8

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...