Mitsubishi Colt CZT

Motor turboalimentado de 150 CV, suspensiones firmes, estética fiera. Estos tres ingredientes parecen asegurar un plato delicioso y deportivo, sin embargo, en Mitsubishi, con el Colt CZT, les ha faltado darle el toque maestro para lograrlo completamente.
-
Mitsubishi Colt CZT
Mitsubishi Colt CZT
Ver vídeosVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=45461&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Mitsubishi Colt CZT

El Mitsubishi Colt CZT es la versión más potente y radical de este utilitario. Incorpora un propulsor turboalimentado de apenas 1,5 litros de capacidad, que entrega oficialmente 150 CV y un par de 21,4 mkg. Lo sorprendente es que este motor, tras pasar por nuestro banco de rodillos, se ha descolgado con una potencia máxima de, nada más y nada menos, 172 CV y un par de 26,4 mkg. Esto es una prueba evidente de que no es un motor con el que bromear, pues sus datos son muy serios.

La forma en la que los entrega también es muy espectacular, muy del gusto de los verdaderos amantes de la conducción dinámica. Hasta las 2.500 rpm, cuando aparece el turbo, puede parecer perezoso, sobre todo si estamos acostumbrados al comportamiento de los Diesel, no obstante, a partir de este punto y hasta casi el corte su entrega de fuerza es constante y contundente. Llevándolo algo “vivo”, algo que no es complicado dada la facilidad con la que sube de vueltas, este motor no nos decepcionará en ningún momento, no echaremos de menos un ápice de potencia cuando pisemos el pedal derecho.

Las cifras de prestaciones avalan el buen rendimiento de esta mecánica. Acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos, alcanza el kilómetro desde parado en 28,3 y su velocidad máxima está cifrada en 210 km/h. Pero aquí no queda esto, pues las mediciones que ha obtenido nuestro Centro Técnico son muy destacadas, sobre todo las recuperaciones de 80 a 120 km/h en cuarta y quinta velocidad, donde se baja de los 9 segundos y sólo es superado, entre sus competidores, por el Mini Cooper S, que claro, pesa menos y cuenta con un propulsor más potente.

Pero vamos a las sensaciones, algo que ninguna cifra puede expresar. Giramos la llave de arranque y el motor nos desvela que estamos ante un modelo verdaderamente deportivo: suena bronco, amenazante y parece que nos susurra que quiere que le exprimamos. Susurrado y hecho. Nos ponemos en marcha y la mecánica turboalimentada comienza a dejar claro su carácter. Como decíamos no es que no tenga bajos, sino que en el medio y en el alto régimen su entrega es como el gancho de Muhammad Alí: es contundente y te deja sin respiración.

Pisas y pisas el acelerador y sigues notando que el propulsor tiene una reserva, un último "apretón" que le permite subir hasta las 6.500 rpm. El cambio Getrag de cinco relaciones, por lo general, está bien escalonado, como cabe esperar en un coche de estas características, aunque, eso sí, echamos de menos una sexta para circular en autopistas y que nos permita rebajar el nivel sonoro y los consumos.

Es el del ruido un apartado donde casi siempre nos gusta detenernos a la hora de analizar un vehículo con tintes deportivos. Este motor suena, suena bastante, pero de una forma muy adictiva. El problema es que es un ruido que puede llegar a cansar al conductor habitual, mientras que al esporádico, como nosotros, le enamora. Lo que no cabe duda es que el ruido del motor no es el mejor acompañamiento a la hora de realizar desplazamientos largos, por lo que, a falta de una solución mejor, se puede optar por subir el volumen de la radio o de nuestra conversación.

El gasto de combustible no es nada exagerado si cuidamos las formas. Hay que tener en cuenta que contamos con dos aliados en este sentido: una mecánica de escasa cilindrada (sólo 1,5 litros) y el uso del turbo. Así, el consumo cada 100 km en el ciclo mixto, según nuestras mediciones, ha ascendido a 8,7 litros, lo que no es demasiado si lo comparamos con el nivel de potencia en el que nos movemos. Eso sí, a poco que nos guste pisar el acelerador, estas cifras se elevan de manera importante, con medias de 14-15 litros en conducción deportiva.

Ver vídeosVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=45461&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Mitsubishi Colt CZT

El Mitsubishi Colt CZT es la versión más potente y radical de este utilitario. Incorpora un propulsor turboalimentado de apenas 1,5 litros de capacidad, que entrega oficialmente 150 CV y un par de 21,4 mkg. Lo sorprendente es que este motor, tras pasar por nuestro banco de rodillos, se ha descolgado con una potencia máxima de, nada más y nada menos, 172 CV y un par de 26,4 mkg. Esto es una prueba evidente de que no es un motor con el que bromear, pues sus datos son muy serios.

La forma en la que los entrega también es muy espectacular, muy del gusto de los verdaderos amantes de la conducción dinámica. Hasta las 2.500 rpm, cuando aparece el turbo, puede parecer perezoso, sobre todo si estamos acostumbrados al comportamiento de los Diesel, no obstante, a partir de este punto y hasta casi el corte su entrega de fuerza es constante y contundente. Llevándolo algo “vivo”, algo que no es complicado dada la facilidad con la que sube de vueltas, este motor no nos decepcionará en ningún momento, no echaremos de menos un ápice de potencia cuando pisemos el pedal derecho.

Las cifras de prestaciones avalan el buen rendimiento de esta mecánica. Acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos, alcanza el kilómetro desde parado en 28,3 y su velocidad máxima está cifrada en 210 km/h. Pero aquí no queda esto, pues las mediciones que ha obtenido nuestro Centro Técnico son muy destacadas, sobre todo las recuperaciones de 80 a 120 km/h en cuarta y quinta velocidad, donde se baja de los 9 segundos y sólo es superado, entre sus competidores, por el Mini Cooper S, que claro, pesa menos y cuenta con un propulsor más potente.

Pero vamos a las sensaciones, algo que ninguna cifra puede expresar. Giramos la llave de arranque y el motor nos desvela que estamos ante un modelo verdaderamente deportivo: suena bronco, amenazante y parece que nos susurra que quiere que le exprimamos. Susurrado y hecho. Nos ponemos en marcha y la mecánica turboalimentada comienza a dejar claro su carácter. Como decíamos no es que no tenga bajos, sino que en el medio y en el alto régimen su entrega es como el gancho de Muhammad Alí: es contundente y te deja sin respiración.

Pisas y pisas el acelerador y sigues notando que el propulsor tiene una reserva, un último "apretón" que le permite subir hasta las 6.500 rpm. El cambio Getrag de cinco relaciones, por lo general, está bien escalonado, como cabe esperar en un coche de estas características, aunque, eso sí, echamos de menos una sexta para circular en autopistas y que nos permita rebajar el nivel sonoro y los consumos.

Es el del ruido un apartado donde casi siempre nos gusta detenernos a la hora de analizar un vehículo con tintes deportivos. Este motor suena, suena bastante, pero de una forma muy adictiva. El problema es que es un ruido que puede llegar a cansar al conductor habitual, mientras que al esporádico, como nosotros, le enamora. Lo que no cabe duda es que el ruido del motor no es el mejor acompañamiento a la hora de realizar desplazamientos largos, por lo que, a falta de una solución mejor, se puede optar por subir el volumen de la radio o de nuestra conversación.

El gasto de combustible no es nada exagerado si cuidamos las formas. Hay que tener en cuenta que contamos con dos aliados en este sentido: una mecánica de escasa cilindrada (sólo 1,5 litros) y el uso del turbo. Así, el consumo cada 100 km en el ciclo mixto, según nuestras mediciones, ha ascendido a 8,7 litros, lo que no es demasiado si lo comparamos con el nivel de potencia en el que nos movemos. Eso sí, a poco que nos guste pisar el acelerador, estas cifras se elevan de manera importante, con medias de 14-15 litros en conducción deportiva.

Galería relacionada

Mitsubishi Colt CZT

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...