Mini One D

El Mini One D es la primera incursión de la marca británica en el mundo de los Diesel y, aunque, en principio, nos parecía un tanto extraño que BMW, propietaria de Mini, se haya inclinado por una mecánica nipona para el estreno, el resultado es bastante satisfactorio. Además, hay que tener en cuenta que estamos en un mercado global en el que no es raro que un vehículo europeo se fabrique en Asia con componentes americanos.
-
Mini One D

Es el rival más caro de entre todos los que hemos elegido para nuestro Mini D. El elevado precio se explica por su carrocería de aluminio y por el completo equipamiento de serie que tiene. Sin embargo, si equipamos al Mini con los mismos elementos que en el Audi vienen de serie –airbags de cortina, controles de tracción y de estabilidad y climatizador- el precio de nuestro protagonista se acerca poco a poco al del Audi. Según los datos de nuestro Centro Técnico, el A2 ofrece 87 CV de potencia a 3.900 vueltas, casi una decena más que los que da el One D. Con esas cifras de potencia y con un par motor de 3 mkg más, el Audi no demuestra sobre el asfalto la superioridad respecto al resto de rivales –Polo y Yaris le hacen frente sin complejos-. Si sólo comparamos con el Mini, el A2 obtiene mejor aceleración de 0 a 100 km/h, mejores recuperaciones y, sobre todo, consumos más contenidos. En el apartado dinámico es donde mejor se defiende el vehículo de los cuatro aros: hemos registrado muy buenas cifras de frenada y sonoridad. Además, ofrece un interior algo más amplio que el Mini y un maletero con el doble de capacidad.

Es el que menos potencia ha ofrecido en nuestro banco de rodillos, pero también es el que menos potencia oficial anuncia –68 CV frente a los 75 del resto de rivales-. Es el coche que tiene, según nuestros datos, los consumos más elevados, pero a cambio ofrece unos interesantes datos en frenada y sonoridad. Resulta el más lento en aceleraciones y recuperaciones, pero a la zaga le sigue, precisamente, nuestro protagonista que tiene más caballos y más par motor. El equipamiento de serie del Mazda2 es bastante reducido; elementos que en el Mini son opciones –controles de tracción, estabilidad, faros de xenón o climatizador- ni siquiera están disponibles para el pequeño de Mazda.

Este es el rival natural del Mini, ya que equipa el mismo propulsor. A pesar de esto, el motor montado en el Mini ofrece en nuestro banco de rodillos 80,24 CV, mientras que el Yaris se queda en 76,84 –apenas dos caballos más que los anunciados oficialmente-. Sin embargo, en prestaciones, el Yaris deja atrás a protagonista de nuestro test: mejor aceleración, mejores recuperaciones y menor consumo. En el Yaris el propulsor también resulta menos ruidoso. De todas formas, en el apartado de sonoridad, como ya hemos comentado, el Mini nos ha parecido de lo más agradable. La gran baza que gana el Mini One D respecto a casi todos sus rivales, pero en especial frente al Yaris es el comportamiento dinámico. Mientras que el tren trasero del Yaris resulta de lo más inestable, en el caso del Mini la estabilidad y sensación de seguridad es la nota dominante.

El Polo equipa el mismo motor que el A2 que comparamos en esta misma página, aunque, según los datos de nuestro Centro Técnico, ofrece algo menos de potencia en el banco de rodillos. Es el más rápido de todos lo rivales en aceleración y obtiene las mejores marcas en cuanto a adelantamientos se refiere. El comportamiento dinámico de este modelo de VW es uno de los más estables, junto con el del Mini y el del A2. El precio también es una baza a favor del Polo, ya que es uno de los rivales más baratos –solo cuesta más que el Yaris-, aunque no ofrece de serie el ABS -es una opción y cuesta 400 euros- y no hay posibilidad de montar ni control de tracción ni control de estabilidad.

Es el rival más caro de entre todos los que hemos elegido para nuestro Mini D. El elevado precio se explica por su carrocería de aluminio y por el completo equipamiento de serie que tiene. Sin embargo, si equipamos al Mini con los mismos elementos que en el Audi vienen de serie –airbags de cortina, controles de tracción y de estabilidad y climatizador- el precio de nuestro protagonista se acerca poco a poco al del Audi. Según los datos de nuestro Centro Técnico, el A2 ofrece 87 CV de potencia a 3.900 vueltas, casi una decena más que los que da el One D. Con esas cifras de potencia y con un par motor de 3 mkg más, el Audi no demuestra sobre el asfalto la superioridad respecto al resto de rivales –Polo y Yaris le hacen frente sin complejos-. Si sólo comparamos con el Mini, el A2 obtiene mejor aceleración de 0 a 100 km/h, mejores recuperaciones y, sobre todo, consumos más contenidos. En el apartado dinámico es donde mejor se defiende el vehículo de los cuatro aros: hemos registrado muy buenas cifras de frenada y sonoridad. Además, ofrece un interior algo más amplio que el Mini y un maletero con el doble de capacidad.

Es el que menos potencia ha ofrecido en nuestro banco de rodillos, pero también es el que menos potencia oficial anuncia –68 CV frente a los 75 del resto de rivales-. Es el coche que tiene, según nuestros datos, los consumos más elevados, pero a cambio ofrece unos interesantes datos en frenada y sonoridad. Resulta el más lento en aceleraciones y recuperaciones, pero a la zaga le sigue, precisamente, nuestro protagonista que tiene más caballos y más par motor. El equipamiento de serie del Mazda2 es bastante reducido; elementos que en el Mini son opciones –controles de tracción, estabilidad, faros de xenón o climatizador- ni siquiera están disponibles para el pequeño de Mazda.

Este es el rival natural del Mini, ya que equipa el mismo propulsor. A pesar de esto, el motor montado en el Mini ofrece en nuestro banco de rodillos 80,24 CV, mientras que el Yaris se queda en 76,84 –apenas dos caballos más que los anunciados oficialmente-. Sin embargo, en prestaciones, el Yaris deja atrás a protagonista de nuestro test: mejor aceleración, mejores recuperaciones y menor consumo. En el Yaris el propulsor también resulta menos ruidoso. De todas formas, en el apartado de sonoridad, como ya hemos comentado, el Mini nos ha parecido de lo más agradable. La gran baza que gana el Mini One D respecto a casi todos sus rivales, pero en especial frente al Yaris es el comportamiento dinámico. Mientras que el tren trasero del Yaris resulta de lo más inestable, en el caso del Mini la estabilidad y sensación de seguridad es la nota dominante.

El Polo equipa el mismo motor que el A2 que comparamos en esta misma página, aunque, según los datos de nuestro Centro Técnico, ofrece algo menos de potencia en el banco de rodillos. Es el más rápido de todos lo rivales en aceleración y obtiene las mejores marcas en cuanto a adelantamientos se refiere. El comportamiento dinámico de este modelo de VW es uno de los más estables, junto con el del Mini y el del A2. El precio también es una baza a favor del Polo, ya que es uno de los rivales más baratos –solo cuesta más que el Yaris-, aunque no ofrece de serie el ABS -es una opción y cuesta 400 euros- y no hay posibilidad de montar ni control de tracción ni control de estabilidad.

Es el rival más caro de entre todos los que hemos elegido para nuestro Mini D. El elevado precio se explica por su carrocería de aluminio y por el completo equipamiento de serie que tiene. Sin embargo, si equipamos al Mini con los mismos elementos que en el Audi vienen de serie –airbags de cortina, controles de tracción y de estabilidad y climatizador- el precio de nuestro protagonista se acerca poco a poco al del Audi. Según los datos de nuestro Centro Técnico, el A2 ofrece 87 CV de potencia a 3.900 vueltas, casi una decena más que los que da el One D. Con esas cifras de potencia y con un par motor de 3 mkg más, el Audi no demuestra sobre el asfalto la superioridad respecto al resto de rivales –Polo y Yaris le hacen frente sin complejos-. Si sólo comparamos con el Mini, el A2 obtiene mejor aceleración de 0 a 100 km/h, mejores recuperaciones y, sobre todo, consumos más contenidos. En el apartado dinámico es donde mejor se defiende el vehículo de los cuatro aros: hemos registrado muy buenas cifras de frenada y sonoridad. Además, ofrece un interior algo más amplio que el Mini y un maletero con el doble de capacidad.

Es el que menos potencia ha ofrecido en nuestro banco de rodillos, pero también es el que menos potencia oficial anuncia –68 CV frente a los 75 del resto de rivales-. Es el coche que tiene, según nuestros datos, los consumos más elevados, pero a cambio ofrece unos interesantes datos en frenada y sonoridad. Resulta el más lento en aceleraciones y recuperaciones, pero a la zaga le sigue, precisamente, nuestro protagonista que tiene más caballos y más par motor. El equipamiento de serie del Mazda2 es bastante reducido; elementos que en el Mini son opciones –controles de tracción, estabilidad, faros de xenón o climatizador- ni siquiera están disponibles para el pequeño de Mazda.

Este es el rival natural del Mini, ya que equipa el mismo propulsor. A pesar de esto, el motor montado en el Mini ofrece en nuestro banco de rodillos 80,24 CV, mientras que el Yaris se queda en 76,84 –apenas dos caballos más que los anunciados oficialmente-. Sin embargo, en prestaciones, el Yaris deja atrás a protagonista de nuestro test: mejor aceleración, mejores recuperaciones y menor consumo. En el Yaris el propulsor también resulta menos ruidoso. De todas formas, en el apartado de sonoridad, como ya hemos comentado, el Mini nos ha parecido de lo más agradable. La gran baza que gana el Mini One D respecto a casi todos sus rivales, pero en especial frente al Yaris es el comportamiento dinámico. Mientras que el tren trasero del Yaris resulta de lo más inestable, en el caso del Mini la estabilidad y sensación de seguridad es la nota dominante.

El Polo equipa el mismo motor que el A2 que comparamos en esta misma página, aunque, según los datos de nuestro Centro Técnico, ofrece algo menos de potencia en el banco de rodillos. Es el más rápido de todos lo rivales en aceleración y obtiene las mejores marcas en cuanto a adelantamientos se refiere. El comportamiento dinámico de este modelo de VW es uno de los más estables, junto con el del Mini y el del A2. El precio también es una baza a favor del Polo, ya que es uno de los rivales más baratos –solo cuesta más que el Yaris-, aunque no ofrece de serie el ABS -es una opción y cuesta 400 euros- y no hay posibilidad de montar ni control de tracción ni control de estabilidad.

Es el rival más caro de entre todos los que hemos elegido para nuestro Mini D. El elevado precio se explica por su carrocería de aluminio y por el completo equipamiento de serie que tiene. Sin embargo, si equipamos al Mini con los mismos elementos que en el Audi vienen de serie –airbags de cortina, controles de tracción y de estabilidad y climatizador- el precio de nuestro protagonista se acerca poco a poco al del Audi. Según los datos de nuestro Centro Técnico, el A2 ofrece 87 CV de potencia a 3.900 vueltas, casi una decena más que los que da el One D. Con esas cifras de potencia y con un par motor de 3 mkg más, el Audi no demuestra sobre el asfalto la superioridad respecto al resto de rivales –Polo y Yaris le hacen frente sin complejos-. Si sólo comparamos con el Mini, el A2 obtiene mejor aceleración de 0 a 100 km/h, mejores recuperaciones y, sobre todo, consumos más contenidos. En el apartado dinámico es donde mejor se defiende el vehículo de los cuatro aros: hemos registrado muy buenas cifras de frenada y sonoridad. Además, ofrece un interior algo más amplio que el Mini y un maletero con el doble de capacidad.

Es el que menos potencia ha ofrecido en nuestro banco de rodillos, pero también es el que menos potencia oficial anuncia –68 CV frente a los 75 del resto de rivales-. Es el coche que tiene, según nuestros datos, los consumos más elevados, pero a cambio ofrece unos interesantes datos en frenada y sonoridad. Resulta el más lento en aceleraciones y recuperaciones, pero a la zaga le sigue, precisamente, nuestro protagonista que tiene más caballos y más par motor. El equipamiento de serie del Mazda2 es bastante reducido; elementos que en el Mini son opciones –controles de tracción, estabilidad, faros de xenón o climatizador- ni siquiera están disponibles para el pequeño de Mazda.

Este es el rival natural del Mini, ya que equipa el mismo propulsor. A pesar de esto, el motor montado en el Mini ofrece en nuestro banco de rodillos 80,24 CV, mientras que el Yaris se queda en 76,84 –apenas dos caballos más que los anunciados oficialmente-. Sin embargo, en prestaciones, el Yaris deja atrás a protagonista de nuestro test: mejor aceleración, mejores recuperaciones y menor consumo. En el Yaris el propulsor también resulta menos ruidoso. De todas formas, en el apartado de sonoridad, como ya hemos comentado, el Mini nos ha parecido de lo más agradable. La gran baza que gana el Mini One D respecto a casi todos sus rivales, pero en especial frente al Yaris es el comportamiento dinámico. Mientras que el tren trasero del Yaris resulta de lo más inestable, en el caso del Mini la estabilidad y sensación de seguridad es la nota dominante.

El Polo equipa el mismo motor que el A2 que comparamos en esta misma página, aunque, según los datos de nuestro Centro Técnico, ofrece algo menos de potencia en el banco de rodillos. Es el más rápido de todos lo rivales en aceleración y obtiene las mejores marcas en cuanto a adelantamientos se refiere. El comportamiento dinámico de este modelo de VW es uno de los más estables, junto con el del Mini y el del A2. El precio también es una baza a favor del Polo, ya que es uno de los rivales más baratos –solo cuesta más que el Yaris-, aunque no ofrece de serie el ABS -es una opción y cuesta 400 euros- y no hay posibilidad de montar ni control de tracción ni control de estabilidad.

Galería relacionada

Mini D

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...