Prueba: Mini 5 puertas Cooper D, sabia decisión

La fórmula de estirar 16 centímetros la carrocería del Mini, ganando 7 en la distancia entre ejes, y colocando dos puertas más, nos parece un acierto —mejoran acceso, confort y maletero—; más cuando se mantienen las estimulantes sensaciones al volante.
Juan Carlos González

Fotos: Israel Gardyn -

Prueba: Mini 5 puertas Cooper D, sabia decisión
Prueba: Mini 5 puertas Cooper D, sabia decisión

Pasión y razón pocas veces van de la mano en el mundo del automóvil. Desde que el Mini de BMW apareció en 2001 —sí, ya han pasado 13 años—, su éxito ha sido imparable. Y lo cierto es que es un «fenómeno extraño», porque, si tomamos como referencia su carrocería más vendida, no es un coche práctico (maletero pequeño, plazas traseras angostas y de difícil acceso...), ni muy confortable (por firmeza de suspensiones), ni funcional (infinidad de botones se reparten por su habitáculo), ni barato...

Pero, en cambio, enamora a primera vista, su diseño interior también gusta, el tacto de conducción engancha, las posibilidades de personalización son enormes...

Ahora, con las cinco puertas, gana más de lo que puede parecer, ya que el espacio extra en maletero y segunda fila es muy interesante, y el uso de ésta es infinitamente más cómodo..., pero sólo para cuatro pasajeros, pues no se entiende que se homologue una quinta plaza con el hueco que queda.

Por dentro

Mini 5 puertasAntes de acceder al interior, llaman la atención las nuevas puertas que dan forma a este nuevo Mini. Aunque el coche crece 16 cm, sólo poco más de 7 corresponden a la distancia entre ejes, la zona de la carrocería donde se implantan los nuevos accesos. Para ello ya cambia, obviamente, el tamaño de la puerta delantera, que sólo mide 103 cm, frente a los 126 de la del Mini tres puertas. La nueva puerta trasera se queda en sólo 80 cm de ancho, pero deja un buen hueco para acceder al interior —de 65 cm en la parte externa a 50 cm en la zona interior—, con un desahogado ángulo de apertura para entrar o salir cómodamente de la segunda fila.

Una vez dentro, el hueco para las piernas es 7 cm más amplio que en el Mini 3p y los pies se colocan sin los problemas que surgen en su hermano de gama. No sobra altura al techo, pero cuatro adultos pueden viajar con un buen grado de confort. Cuatro, no cinco. Es cierto que el coche está homologado para un quinto pasajero, pero en esa teórica plaza, incomprensiblemente, no cabría ni un niño. Por la cota de anchura trasera, sólo el Countryman es un Mini de cinco plazas, aunque tampoco deja de lado ciertas estrecheces sin son tres adultos los que ocupan la segunda fila.

Otro detalle está en el voladizo trasero de este nuevo Mini de cinco puertas, que crece 9 cm frente al de tres puertas, de ahí que al observarlo con atención notemos que tiene un culo ligeramente más respingón. Es la solución para aumentar su capacidad de carga, ya que su maletero, según las mediciones de nuestro Centro Técnico, ofrece 65 litros más de volumen que el Mini 3p, una diferencia importante en un coche de menos de 4 m de longitud.

Ayudas a la conducción

Mini 5 puertasLa última generación de Mini ha traído algunos cambios de diseño interior, destacando la salida del velocímetro de la gran esfera central, que ahora se dedica «en cuerpo y alma» al acceso de todos las funciones del vehículo, incluyendo conectividad e infoentretenimiento. Su pantalla a color puede ser de 6,5 u 8,8 pulgadas. Hay varios paquetes que agrupan distintos sistemas de ayuda a la conducción, como el Driving Assistant (1.000 euros) que integra: control de crucero basado en cámara (regula la distancia respecto al vehículo precedente), detección de señales de tráfico, función de frenado City (con aviso de personas y advertencia de choque) y asistente de luz de carretera. El Parking Assistant (800 euros), es una ayuda para aparcar en batería de forma semiautomática, que también incluye sensores de distancia delanteros y traseros. Otra novedad es el Head Up Display, que va ligado al navegador Professional, un dispositivo asociado al paquete Wired (2.200 euros) y que también integra: acceso y conexión a internet para terminales de Apple, mandos multifunción en el volante, servidor de entretenimiento de 20Gb, Bluetooth, reposabrazos delantero abatible con compartimento y control de crucero con función de frenado.

Disfrutar al volante

Ya hemos hablado en otras ocasiones del poderío del pequeño motor tricilíndrico que monta este Cooper D, que empuja con ganas desde 1.200 rpm en cualquier marcha, demostrando un brillante poder de recuperación, incluso en este Mini 5p que ha dado en báscula unos 65 kg más que el 3p. Además, las vibraciones son casi imperceptibles en volante, pedales o palanca de cambios, destacando el nivel de aislamiento de la mecánica. Sólo el sistema Stop&Start debería refinarse algo más en los momentos de re-arranque. El consumo también es una virtud, con una media real de 4,7 l/100 km.

El Mini 5p mantiene esa viveza de reacciones que aprecian los conductores más fans, con un tren trasero insinuante y una dirección incisiva, pero la mayor batalla de esta carrocería refuerza el aplomo y aporta algo más de progresividad a su comportamiento. Eso sí, la firme suspensión y las opcionales llantas de 17'', leen cada milímetro de asfalto, lo que penaliza el confort.

Equipamiento… a la carta

Mini 5 puertasLa dotación de serie en la gama Mini responde a unos mínimos de los que quedan fuera elementos como los faros antiniebla, la conexión Bluetooth, los sensores de lluvia y luces, el volante multifunción..., aunque el paquete Pepper (400 euros) agrupa la mayor parte. Además, uno de los atractivos para los compradores de Mini son las posibilidades de personalización y, este sentido, para todos los detalles hay que tirar de cartera. Algunos ejemplos: carcasas de retrovisores exteriores cromadas (90 euros), intermitentes blancos (80), línea cromada exterior (150), líneas blancas o negras en el capó (110), detalles interiores en madera o en aspecto blanco mate porcelana o en Piano Black o en Dark Silver (entre 170 y 300 euros), tapicería en diferentes tipos de cuero (desde 950 a 2.000 euros)... Si en lugar de las llantas de 15'' de serie prefieres unas de 16'', el desembolso extra será de 650 euros, y si optas por las Cosmos Spoke negras de 17'' que montaba nuestra unidad de pruebas, con neumáticos 205/45, la factura sube 1.300 euros. Todo dependerá de hasta dónde quieres llegar.

Conclusión

Ya sabemos que el Mini gusta a tanta gente —mayoría de mujeres— porque entra por los ojos, por esa singularidad que ofrece tanto por fuera como por dentro y por un estilo muy personalizable. También enamora —más a los hombres— por el «feeling» que transmite su conducción, incluso en versiones menos potentes, como este Cooper D. Y lo bueno es que en esta nueva carrocería 5 puertas añade más maletero y más comodidad de uso de la segunda fila, aunque ésta sólo admite dos pasajeros; el tercero es ficción.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...