Publicidad

Contacto: Mini Cooper 136 CV, mejorando el mito

La nueva generación del Mini logra un doble objetivo: mantener las cosas positivas que lo han convertido en un auténtico superventas y perfeccionar algunas que eran mejorables. Y todo ello sin perder el aura de icono que siempre le ha acompañado.
Antonio Corral.

Twitter: @acdplus8 -

Contacto: Mini Cooper 136 CV, mejorando el mito
Contacto: Mini Cooper 136 CV, mejorando el mito

Empecemos por lo que ha mejorado. El interior y la utilidad del mismo son los principales en los que da un paso adelante. No hablamos del diseño, que podrá gustar más o menos sino a la disposición de los mandos y de los relojes. Todo ahora es más lógico, con el velocímetro y el cuentarrevoluciones integrados detrás del volante y con una mejor visibilidad para el conductor, que ya no tiene que apartar la vista de la carretera para consultarlos. La zona central queda para el navegador y el ordenador de a bordo, elementos que, en teoría, debemos manipular antes de iniciar la marcha. Al mismo tiempo, las aperturas de las ventanillas quedan en el guarnecido de las puertas, como en la mayoría de los coches convencionales. El arranque, a través de un pulsador en tonalidad rojo ‘rácing’, se ubica bajo esta zona, junto a elementos como el control de estabilidad, el start-stop o el climatizador.

Otra mejora la encontramos en el espacio. El crecimiento en dimensiones del Mini (10 cm más de largo sobre todo, porque altura y anchura son similares a las del Mini saliente) ha revertido en mayor holgura, sobre todo en las plazas traseras. Para que te hagas una idea, atrás caben bastante bien dos adultos que ronden el 1,80 m, tanto en altura como en anchura. Además, el maletero crece de manera importante, pasando de los 160 litros a los 211. Cierto es que frente a otros utilitarios, como Seat Ibiza, Peugeot 208 o Ford Fiesta, resulta más pequeño, pero ya da para un par de maletas tipo trolley y algo más.

Respecto a los valores que mantiene, aparte de que se trata de un objeto de deseo que a todos o a casi todos gusta –algo que no se puede medir, pero que estamos de acuerdo que es así-, el más claro es que es un coche muy divertido de conducir. Mantiene suspensiones firmes, dirección rápida y directa y un comportamiento dinámico de primera, algo que hace que estemos ante un modelo que apetece conducir. Desde Mini nos ponen el ejemplo de un kart y quizás no es tan exagerado, pero algo hay.

 

Un motor de primera

Yo he tenido la oportunidad de conducir la versión Cooper de la gama que, por si no conoces demasiado el producto, queda como la variante más deportiva tras la ‘radical’ Cooper S -192 CV- (Mini One -102 CV-, Mini One D -98 CV- y Mini Cooper D -116 CV) quedan por debajo-. Monta un propulsor tricilíndrico 1.5 gasolina de doble turbo y 136 CV que nos ha dado una gran impresión. Se trata de una mecánica que, a pesar de su escasa cilindrada y de sólo montar tres cilindros, empuja de manera muy contundente en casi todo el rango de revoluciones apoyada por el turbo y recupera de manera más que notable. De acuerdo que puede resultar algo rumorosa, nada excesivo, pero pagamos gustosos ese ‘peaje’ teniendo en cuenta su nivel de potencia, sus buenas prestaciones:  0 a100 km/h en 7,9 s y velocidad máxima de 210 km/h. Además, el consumo es muy reducido, ya que oficialmente declara 4,5 litros a los 100 km y unas emisiones de 105 g/km, lo que evita que paguemos el impuesto de matriculación.

Mini Cooper 2014 

Comportamiento a tu elección

Una de las novedades que se estrena en esta nueva generación del Mini es el Mini Driving Modes, una opción que permite al conductor elegir el tipo de conducción que desea, desde el modo MID, que es el convencional y que viene por defecto, hasta un modo Sport, donde la respuesta del acelerador es más rápida y contundente, aumenta la firmeza de la suspensión  y, en el cambio automático, actúa sobre las leyes de cambio para ‘estirar’ más la mecánica antes de pasar a una relación superior. Si quieres ahorrar, existe el modo Green que hace justo lo contrario, buscando la eficiencia incluso desacoplando el motor y permitiendo la conducción ‘a vela’ cuando proceda (sobre todo en recorridos en autopista a velocidades constantes).

La lista de opcionales y de personalización es infinita, destacando dispositivos como el 'head up display' de proyección de información en el parabrisas, sistemas de información y entretenimiento que integran nuestro teléfono móvil con el coche, el aparcamiento automático,  o el 'driving assistant', un sistema de seguridad que nos avisa de futuras colisiones y 'prepara' el coche para ello. 

A partir de primavera lo tendremos en nuestros concesionarios, aunque todavía no se han revelado los precios.

Galería relacionada

Mini Cooper 2014