Mini Clubman Cooper D Aut: el Mini más práctico y cómodo

El Mini Clubman de segunda generación es más amplio, práctico y refinado que el primero, aunque no ha perdido un ápice de emotividad en su conducción.
Óscar Díaz. -
Mini Clubman Cooper D Aut: el Mini más práctico y cómodo
Mini Clubman Cooper D Aut: el Mini más práctico y cómodo

Sigue denominándose Mini Clubman, aunque y a la vista de sus dimensiones es el menos Mini que nos pudiéramos imaginar, su imagen, personalidad y conducción dejan claro que sí lo es. Aunque a pesar de mantener esa esencia, con 27 cm más largo y 10 cm adicionales entre ejes que el Mini de cinco puertas, debemos ubicar al Clubman en la categoría de los compactos, por lo que ofrece unas cotas de habitabilidad interior insospechadas para un MIni.

Este Clubman dispone de dos puertas traseras que se abren en el sentido convencional en lugar de la única portezuela de apertura suicida que tenía hasta el momento. Esto evita tener que abrir dos puertas para acceder atrás y le hace ser más práctico en todo lo que tiene que ver con acceso y salida del vehículo a unas plazas traseras más acogedoras y reales.  No han variado, en cambio, las puertas traseras Split Doors, que se mantienen como elemento diferenciador por mucho que condicionen la visibilidad trasera y no resulten  tan funcionales como un portón convencional ya que en buen número de ocasiones obliga a abrir las dos, con la necesidad de espacio y pérdida de tiempo que ello implica.

Autopista te invita a probar un Mini ClubmanEl chasis del  Mini Clubman

Decíamos que el Clubman es un Mini. De ahí que la precisión de su chasis y la velocidad de reacciones defina su comportamiento. La dirección es rápida, mucho, con menos de 2,5 vueltas entre tope a tope; su volante muy vertical y la suspensión bastante firme. De modo que todo en él refrenda esa sensación de haber sido diseñado más para el conductor que para los pasajeros, lo que le desmarca de otros compactos de ambición Premium como el Volvo V40 o el Audi A3, con los que se puede comparar.

Por encima de todo, el Clubman se comporta como un auténtico Mini tal a pesar de que el aumento de dimensiones respecto de los 3 y 5 puertas podía llevar a pensar en una pérdida de agilidad. En realidad muestra una imponente rapidez de reacciones a las órdenes de volante y acelerador, un carácter vivo, con una zaga dispuesta a redondear cada curva a poco que cortemos gas rápidamente en un viraje, aunque el control de tracción, dulcifica su brío especialmente en zonas deslizantes. Pese a ello, es fácil llegar apreciar algunas pérdidas de motricidad. La suspensión, por su parte, resulta bastante firme, aumentada en este caso la percepción por los neumáticos Run Flat de bajo perfil, que transmiten cualquier bache o asfalto rugoso y, en lo positivo, permite una velocidad de paso por curva fabulosa, al prácticamente no tener deformación en esas condiciones.

Con 150 CV, el Mini Clubman Cooper D aporta un poderío mecánico que además de sensaciones de conducción que satisfacen a los amantes de la conducción deportiva, añade seguridad en un adelantamiento, especialmente si como en este caso está apoyado por el excelente cambio automático, de 8 relaciones, que reduce cuantas sea necesario para sacar lo mejor del motor. Éste es un 2 litros common rail que cumple con la potencia anunciada y se mueve en unas cifras hasta no hace mucho reservadas a GTIs. Para complementar las sensaciones ante un uso deportivo, tan exigente como atípico en nuestros días, sólo pediríamos unos frenos con algo más de potencia de parada.

Mini Clubman Cooper DEl interior del Mini Clubman

Poco tiene que ver este Mini Clubman con el anterior. De hecho, su habitabilidad es semejante a la de un compacto de cinco puertas. Ahora cuatro adultos de 1,8 m de estatura media podrían viajar sin problemas y éstos sólo aparecerían si los pasajeros rondasen los 1,9 m. En cualquier caso, como es habitual, la tercera plaza trasera, resulta estrecha y queda sobreelevada, de modo que a todos los efectos, el Clubman será un Mini con cuatro plazas.

El maletero y su peculiar apertura de puertas simétricas representan la auténtica razón de ser de este Mini Clubman. Sin embargo,  a pesar de lo que se podría pensar, no resultan tan prácticas como un portón convencional. La razón reside en el escaso hueco bajo la toldilla que queda al abrir sólo la derecha, que obliga en buen número de ocasiones a abrir las dos para sacar, por ejemplo, una mochila de pádel.  Esto en el fondo, va a requerir tiempo y espacio, además de un esfuerzo extra al cerrarlas dada la firmeza de los amortiguadores que las mantienen abiertas.

El equipamiento del Mini Clubman

El Clubman ha mejorado su equipamiento de serie respecto de la anterior generación. Así, ya desde los modelos One cuentan con conexión Bluetooth para teléfono móvil, climatizador bi-zona, sensor de lluvia, luces y llantas de aleación de 16” y la llamada de emergencia en caso  de accidente. La dotación de serie mejora a medida que se pasa a modelos más sofisticados. Así, los acabados Cooper añaden la radio Visual Boost y los faros led en tanto que los más deportivos Cooper S y SD suman el volante multifunción recubierto de cuero. Al margen, la dotación de serie puede complementarse con una interesante batería de ayudas a la conducción en la que el sistema de proyección de información sobre el parabrisas, el asistente de aparcamiento (ligado al PDC delantero y trasero, 800 euros)  y el asistente de conducción —control de crucero activo, cambio automático de luces, detección de señales de tráfico y aviso de colisión con frenado automático; 800 euros— se constituyen como opciones tan interesantes como la apertura eléctrica de las puertas del maletero con reconocimiento de movimiento. Sin embargo, ese equipamiento que marca la diferencia entre lo bueno y lo superior va a ser la responsable del encarecimiento de un coche que puede llegar a aumentar su precio en un 50% si realmente queremos resaltar su condición de coche creado a semejanza de nuestros sueños.

También te puede interesar

Mini Clubman Cooper contra Volkswagen Golf GTI

Mini Clubman contra Audi A3

Mini Clubman ALL4

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...