Mercedes GL 420 CDI frente a Range Rover 3.6 TdV8 Vogue

Dos auténticas fuerzas de la naturaleza enfrentadas para dirimir la máxima realeza en cualquier campo de actuación. El nuevo GL de Mercedes trata, con la fuerza fastuosa de su motor V8, de imponerse por prestaciones y respuesta enérgica al sabor y sibaritismo del Range Rover, exaltado por su nuevo y excelente motor V8 de gasóleo.
-
Mercedes GL 420 CDI frente a Range Rover 3.6 TdV8 Vogue
Mercedes GL 420 CDI frente a Range Rover 3.6 TdV8 Vogue

En el apartado de comportamiento creemos ya quedó claro que las posibilidades dinámicas del Mercedes están por encima de las del Range sobre asfalto. Esto, en el fondo, supone también un margen de seguridad mayor a la hora de enfrentarse a las imprevisibles circunstancias del tráfico. También tiene a su favor una superior capacidad de frenada, cifrada en cinco metros menos para detener el coche desde 140 km/h.

Pero, adentrándonos en el mundo de la seguridad pasiva, el Range equilibra la situación pese a que el Mercedes cuente con el sistema PRE-SAFE, que prepara el coche en caso de inminente colisión. De entrada, posee airbag laterales traseros de serie y también de rodilla para el conductor.

En el GL se pueden montar los primeros con costo extra, pero el segundo no está disponible. También dispone de faros bi-xenón de serie, mientras en el Mercedes hay que pagarlos y, por último, dispone de rueda de repuesto de tamaño normal mientras que el modelo teutón la tiene de emergencia. No nos queremos imaginar en medio de la nada, este “paquidermo” de casi tres toneladas rodando sobre terreno agresivo con una rueda “de galleta”. ¡Qué angustia para el conductor! Eso sí, el modelo de la estrella avisará de un pinchazo mediante el sensor de presión, inexistente en el modelo británico.

Más o menos, 100.000 euros –a igualdad de equipamiento– son necesarios para disponer de estos monstruos. Y, por una vez, no me parecen caros. Por calidad de construcción, estos coches pueden durar años y años sin perder empaque. Incluso, podrán ser legados de padres a hijos, si la familia está en decadencia. Casi, como el broche de la abuela, ése que se hereda por generaciones y generaciones…

En el apartado de comportamiento creemos ya quedó claro que las posibilidades dinámicas del Mercedes están por encima de las del Range sobre asfalto. Esto, en el fondo, supone también un margen de seguridad mayor a la hora de enfrentarse a las imprevisibles circunstancias del tráfico. También tiene a su favor una superior capacidad de frenada, cifrada en cinco metros menos para detener el coche desde 140 km/h.

Pero, adentrándonos en el mundo de la seguridad pasiva, el Range equilibra la situación pese a que el Mercedes cuente con el sistema PRE-SAFE, que prepara el coche en caso de inminente colisión. De entrada, posee airbag laterales traseros de serie y también de rodilla para el conductor.

En el GL se pueden montar los primeros con costo extra, pero el segundo no está disponible. También dispone de faros bi-xenón de serie, mientras en el Mercedes hay que pagarlos y, por último, dispone de rueda de repuesto de tamaño normal mientras que el modelo teutón la tiene de emergencia. No nos queremos imaginar en medio de la nada, este “paquidermo” de casi tres toneladas rodando sobre terreno agresivo con una rueda “de galleta”. ¡Qué angustia para el conductor! Eso sí, el modelo de la estrella avisará de un pinchazo mediante el sensor de presión, inexistente en el modelo británico.

Más o menos, 100.000 euros –a igualdad de equipamiento– son necesarios para disponer de estos monstruos. Y, por una vez, no me parecen caros. Por calidad de construcción, estos coches pueden durar años y años sin perder empaque. Incluso, podrán ser legados de padres a hijos, si la familia está en decadencia. Casi, como el broche de la abuela, ése que se hereda por generaciones y generaciones…

Galería relacionada

MercedesGLRangeRover2

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...