Mercedes Clase R

El Clase R muestra una particular configuración que le convierte en un modelo único. Podemos afirmar que se trata del primer representante de una categoría nueva cuya configuración combina las ventajas de un station wagon, de un monovolumen y de un todo terreno.
-
Mercedes Clase R
Mercedes Clase R
Ver v?osVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=40074&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Mercedes Clase R: En el circuito

La industria del motor nos sorprende periódicamente con algún que otro experimento dirigido a captar a un sector de público muy concreto y que podría no encontrar respuesta a sus deseos, a pesar de la amplia oferta disponible. De iniciativas similares nacieron categorías como la de los SUV, con el revolucionario RAV4, y la de los monovolúmenes por poner algún ejemplo.

Es cierto que no siempre este tipo de apuestas cuentan con el beneplácito del gran público, y también lo es que su duración comercial depende de sus ventas. Hay múltiples modelos exponentes del acierto de sus creadores y también estrepitosos fracasos.

Sin embargo, en esta ocasión la apuesta es bastante fuerte y viene de un fabricante que, en la última década, parece apostar decididamente por la innovación en el campo estético. El Clase A, primer Mercedes de tracción delantera, y la fuerte implicación de la marca en el Smart delatan su reciente afición por crear nuevas categorías. Decimos que la apuesta es fuerte porque innovar siempre es arriesgado, pero hacerlo en los segmentos superiores del mercado lo es aún más.

Con cinco metros de longitud, 224 CV de potencia, cuatro ruedas motrices y más de dos toneladas de peso, el nuevo Clase R es sin duda un vehículo impactante. Si a ello añadimos un precio que se acerca bastante a los 60.000 euros, podemos apreciar en toda su dimensión lo osado del envite.

No obstante, no carece de atractivo. Podemos definirlo de muchas maneras convencionales y ninguna se ajustaría a la realidad. Visto en foto, podría pasar por un station wagon, pero sus dimensiones al natural nos recuerdan más a un monovolumen.

Si tenemos en cuenta que, gracias al sistema 4Matic de tracción total y a una razonable altura sobre el suelo, es perfectamente capaz de emular a un todo-camino y que su refinamiento y acabado interiores tienen el cuidado de una berlina de lujo, el rompecabezas puede acabar mareándonos.

Lo cierto es que cumple en cierta medida con lo que cabe esperar de alguna de las cuatro categorías citadas, lo que ya en sí mismo tiene su mérito. Pero es que, además, en algunos extremos cumple y con nota.

<

p> Sólo el tiempo y el juez inexorable, que es la cifra de ventas, darán o quitarán razón a sus creadores, que, a pesar de todo, no han arriesgado tanto como podría parecer. Lo decimos porque el mercado americano tendrá, a buen seguro, una excelente respuesta. No en vano el coche se fabrica en la planta de DaimlerChrysler de Tuscaloosa, en Alabama, y su configuración está bastante adaptada a los estándares del gusto transatlántico.

<

p> ¿Y Europa? Pues también. Los usuarios del Viejo Continente verán reflejados sus gustos en el coche, sobre todo en aspectos como el confort, el tacto de suspensión, el manejo o la mecánica. Lo dicho, una incógnita. Pero, eso sí, con grandes posibilidades de éxito.

LO MEJOR
LO PEOR

* Comportamiento
* Confort de marcha
* Conjunto motor-cambio

* Rueda de repuesto de emergencia
* El maletero, cuando se utilizan seis plazas
* Consumo elevado

Ver v?osVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=40074&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Mercedes Clase R: En el circuito

La industria del motor nos sorprende periódicamente con algún que otro experimento dirigido a captar a un sector de público muy concreto y que podría no encontrar respuesta a sus deseos, a pesar de la amplia oferta disponible. De iniciativas similares nacieron categorías como la de los SUV, con el revolucionario RAV4, y la de los monovolúmenes por poner algún ejemplo.

Es cierto que no siempre este tipo de apuestas cuentan con el beneplácito del gran público, y también lo es que su duración comercial depende de sus ventas. Hay múltiples modelos exponentes del acierto de sus creadores y también estrepitosos fracasos.

Sin embargo, en esta ocasión la apuesta es bastante fuerte y viene de un fabricante que, en la última década, parece apostar decididamente por la innovación en el campo estético. El Clase A, primer Mercedes de tracción delantera, y la fuerte implicación de la marca en el Smart delatan su reciente afición por crear nuevas categorías. Decimos que la apuesta es fuerte porque innovar siempre es arriesgado, pero hacerlo en los segmentos superiores del mercado lo es aún más.

Con cinco metros de longitud, 224 CV de potencia, cuatro ruedas motrices y más de dos toneladas de peso, el nuevo Clase R es sin duda un vehículo impactante. Si a ello añadimos un precio que se acerca bastante a los 60.000 euros, podemos apreciar en toda su dimensión lo osado del envite.

No obstante, no carece de atractivo. Podemos definirlo de muchas maneras convencionales y ninguna se ajustaría a la realidad. Visto en foto, podría pasar por un station wagon, pero sus dimensiones al natural nos recuerdan más a un monovolumen.

Si tenemos en cuenta que, gracias al sistema 4Matic de tracción total y a una razonable altura sobre el suelo, es perfectamente capaz de emular a un todo-camino y que su refinamiento y acabado interiores tienen el cuidado de una berlina de lujo, el rompecabezas puede acabar mareándonos.

Lo cierto es que cumple en cierta medida con lo que cabe esperar de alguna de las cuatro categorías citadas, lo que ya en sí mismo tiene su mérito. Pero es que, además, en algunos extremos cumple y con nota.

<

p> Sólo el tiempo y el juez inexorable, que es la cifra de ventas, darán o quitarán razón a sus creadores, que, a pesar de todo, no han arriesgado tanto como podría parecer. Lo decimos porque el mercado americano tendrá, a buen seguro, una excelente respuesta. No en vano el coche se fabrica en la planta de DaimlerChrysler de Tuscaloosa, en Alabama, y su configuración está bastante adaptada a los estándares del gusto transatlántico.

<

p> ¿Y Europa? Pues también. Los usuarios del Viejo Continente verán reflejados sus gustos en el coche, sobre todo en aspectos como el confort, el tacto de suspensión, el manejo o la mecánica. Lo dicho, una incógnita. Pero, eso sí, con grandes posibilidades de éxito.

LO MEJOR
LO PEOR

* Comportamiento
* Confort de marcha
* Conjunto motor-cambio

* Rueda de repuesto de emergencia
* El maletero, cuando se utilizan seis plazas
* Consumo elevado

Galería relacionada

MB Clase R

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...