Mercedes SLS AMG

Mercedes busca reeditar el mismo éxito que tuvo antaño con el mítico ‘alas de gaviota’. Para ello ha desplegado su mejor tecnología, recurriendo también a AMG para desarrollar uno de los deportivos más sugerentes del panorama actual.
-
Mercedes SLS AMG
Mercedes SLS AMG

La nueva edición del deportivo alemán se ha estrenado en California, donde hemos tenido ocasión de probarlo en el legendario circuito de Laguna Seca como parte del escenario. No es para menos tratándose de un coche de nada menos que 571 CV y capaz de superar los 300 km/h con sobrada facilidad.

Tras la desaparición del SLR-McLaren, Mercedes no ha querido perder comba en un segmento tan importante para la imagen como es el de los superdeportivos. Pero esta vez, anunciada ya la intención del fabricante británico de Fórmula 1 de lanzar su propio coche, independientemente de la marca de la estrella, el gigante germano ha querido volar solo, llevando a cabo a la vez una espectacular demostración de poderío tecnológico.

El resultado es este SLS, un biplaza con puertas tipo ‘ala de gaviota’ que viene para convertirse en un icono de Mercedes y AMG. Un coche tan potente como ligero, capaz de competir en todos los aspectos con lo mejor de la categoría, Ferrari inclusive.

El nuevo SLS hace gala de un diseño extraordinariamente atrevido y una mecánica de primer nivel, cuyos componentes estrena prácticamente en su totalidad. Mercedes ha querido hacer un deportivo extremo en potencial pero fácil de conducir y políticamente correcto en lo que a ecología respecta, algo muy importante en los tiempos que corren.

Para ello, ha diseñado y construido una carrocería muy ligera, realizada totalmente en aluminio, con el fin de obtener un peso lo más reducido y lograr las máximas prestaciones con el menor consumo y emisiones. El monocasco es así uno de los más ligeros del mercado, algo de lo que el nuevo motor V8 que lo anima también puede presumir.

El nuevo V8, que pesa sólo 205 kg, es prácticamente idéntico al estrenado en el flamante E63 AMG, aunque en este caso, dado el carácter del modelo en cuestión y su superior capacidad prestacional, cuenta con lubricación por cárter seco. Sus cifras lo dicen todo, ya que con 6,2 litros, alcanza los mencionados 571 CV, obteniendo a la vez nada menos que 65 mkg de par máximo con una curva extraordinariamente plana.

Todo es nuevo en su interior: bloque, culatas, distribución, árboles de levas huecos, sistema de escape, etc…, lo que no sólo le pone a la última sino que le otorga una eficiencia difícil de igualar. Siguiendo la doctrina de ‘un hombre, un motor’, un sólo especialista de AMG se encarga de fabricar cada unidad, lo que pone nombre y apellidos a cada unidad, con la responsabilidad que ello trae consigo.

Recurriendo a una configuración mecánica clásica, con motor delantero y propulsión trasera, el nuevo SLS incorpora sin embargo el cambio sobre el eje posterior, empleando el sistema Transaxle para equilibrar al máximo el peso entre ambos ejes. El árbol de transmisión, obviamente hueco para ahorrar peso, está realizado íntegramente en fibra de carbono, buscando el mismo objetivo. También es nueva la caja de cambios de siete marchas, que cuenta con cuatro modos de uso: ‘C’ de Control eficiente, ‘S’ de Sport, ‘S+’ (Sport plus) y ‘M’ (Manual). Rodando en M es completamente manual y el cambio bloquea, mientras que en ‘S+’ permite una utilización dual extremadamente deportiva, siendo la más aconsejable para disfrutar al fondo del coche. Toda la electrónica está interconectada, de manera que cuando se recurre a un modo de cambio, las ayudas a la conducción también varían sus leyes. No obstante, el ESP tiene un programa Sport que facilita las cosas mucho incluso cuando de rodar al límite se trata.

La velocidad máxima está autolimitada a 317 km/h porque equivale en millas al número de código interno del coche W197.

Ponen la guinda a tan apetitoso pastel unos frenos potentes y eficaces, así como unas suspensiones mecánicas muy bien adaptadas a los atributos y pretensiones del coche. Sellados ambos apartados por AMG, los frenos cuentan con pinzas de seis bombines delante y cuatro detrás, pudiendo recurrir a discos de material carbonocerámico en opción. Las suspensiones, por su parte ofrecen un fabuloso equilibrio entre confort, estabilidad y eficiencia, pero para quien quiera más, se dispone de la posibilidad de montar un kit Sport a sobreprecio.

Con fecha de comercialización fijada en marzo para España, el precio sin embargo, tanto del coche como de las 10 opciones que se ofrecerán en el mercado español de las 15 disponibles, aún no está fijado. No obstante, fuentes de la marca no han asegurado que rondará los 200.000 € y que ya se pueden hacer pedidos en los concesionarios de la marca. En 2010 se podrá contar en nuestro mercado con 25 unidades, que para 2011 se quedarán en 15.

Galería relacionada

Mercedes SLS AMG contacto

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...