Mercedes GLE 2019: primera prueba del nuevo SUV

El desembarco en el mercado español del nuevo SUV de Mercedes va algo más lento de lo previsto inicialmente, pero ya hemos podido conducir el GLE 300 d 4Matic de 245 CV y saber algo más del rival de los BMW X5 y Audi Q7, entre otros.
Juan Carlos González -
Mercedes GLE 2019: primera prueba del nuevo SUV
Mercedes GLE 2019: primera prueba del nuevo SUV

Aunque los pedidos del nuevo Mercedes GLE se iniciaron a finales del año pasado y las primeras entregas de este SUV estaban previstas para el pasado mes de marzo, la demanda de algunos mercados y la cadencia de producción han ido retrasando el plan de lanzamiento en España. Desde hace unas cuantas semanas ya hay concesionarios que disponen de alguna unidad de este modelo en sus exposiciones, pero hasta el momento las entregas se han limitado a ciertos clientes preferenciales y se han hecho con «cuentagotas». Desde la marca nos han comentado que será a partir de octubre cuando el volumen de entregas del nuevo Mercedes GLE se normalice.

Publicidad

Primeros kilómetros con el Mercedes GLE 300 d 4Matic

La versión con la que hemos realizado un pequeño trayecto entre Madrid e Illescas (Toledo), incluyendo un breve recorrido por campo, es la que marca el escalón de acceso a la gama, con un precio de 67.000 euros. El Mercedes GLE 300 d 4Matic monta un motor diésel de 2,0 litros y cuatro cilindros, que desarrolla 245 CV (180 kW) de potencia a 4.200 rpm, con un par máximo de 500 Nm entre 1.600 y 2.400 rpm. Toda la gama de este SUV de 4,92 metros de longitud cuenta con el cambio automático 9G-Tronic de nueve marchas y dispone de tracción integral 4Matic.

Mercedes GLE 2019: primera prueba del nuevo SUV

Mercedes GLE 2019

El peso en vacío del Mercedes GLE 300 d 4Matic ya parte de una respetable cifra de 2.165 kg, pero su motor responde con suficiente carácter desde bajo régimen y permite a este SUV pasar de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos. Su puesto de conducción es muy confortable, apabullando la tecnología que presenta y el vanguardista aspecto que aporta la megapantalla —es la suma de dos de 12,3 pulgadas— que va desde la zona de la instrumentación hasta la parte central del salpicadero. Por las distintas vías rápidas que hemos recorrido ha demostrado una magnífica calidad de rodadura y una consistente estabilidad lineal, con mucha sensación de aplomo en las curvas de radio amplio a ritmo elevado —la velocidad máxima de esta versión es de 225 km/h—. Nos ha faltado comprobar la respuesta de su bastidor en alguna zona más serpenteante o en alguna carretera de montaña. Todo llegará.

Mercedes GLE 300 d 4Matic: con suspensión mecánica

En los alrededores de Illescas realizamos una pequeña incursión por campo conectando el programa Off-Road —para carretera podemos seleccionar Eco, Confort, Sport o uno más personalizado— y afrontando varias rampas pronunciadas. Cuando paramos a propósito al GLE 300d 4Matic a mitad de la subida, retoma la marcha con absoluta suavidad, mientras que su control de descensos también aporta gran seguridad en las bajadas de fuerte desnivel.

Mercedes GLE 2019: primera prueba del nuevo SUV

Mercedes GLE 2019: así es su interior

Sí hemos notado en alguna zona que la altura libre al suelo no es muy amplia o cierta firmeza al filtrar algún camino muy roto, por ello para quien piense en abandonar con cierta frecuencia el asfalto parece recomendable recurrir a la suspensión neumática Airmatic, capaz de tamizar mejor esas irregularidades que la suspensión mecánica convencional montada en nuestra unidad. Y mucho mejor si se opta por el tren de rodaje E-Active Body Control, que regula de forma independiente las fuerzas de amortiguación y de suspensión en cada rueda. No hemos podido probar esta suspensión activa, pero sí hemos visto en un vídeo el modo que tiene para liberar las ruedas en situaciones difíciles, en el que parece rebotar sobre sí mismo con un resultado increíble. En asfalto también trabaja con la función Curve de inclinación activa en curvas, para contener los movimientos de la carrocería preservando un alto nivel de confort.

La gama irá creciendo

El consumo medio anunciado en ciclo WLTP para el Mercedes GLE 300 d 4Matic parte de 7,2 l/100 km —este SUV cuenta con la menor resistencia aerodinámica del segmento con un Cx de 0,29—. Junto a esta versión, la primera fase de entregas incluye el GLE 450 4Matic de gasolina —79.600 euros—, con un motor de seis cilindros en línea de 367 CV y 500 Nm, que gracias a la tecnología de 48 voltios puede sumar brevemente otros 250 Nm de par y 22 CV con la función EQ Boost. Su consumo en ciclo mixto parte de 8,8 l/100 km y dispone de la etiqueta medioambiental Eco. Posteriormente se sumarán a la gama los GLE 350 d 4Matic de 272 CV —74.800 euros— y GLE 400 d 4Matic de 330 CV —84.800 euros—. También habrá más adelante una versión híbrida enchufable.

Publicidad

El nuevo Mercedes GLE puede montar en opción una tercera fila de asientos y también una segunda fila con ajuste eléctrico integral. La capacidad del maletero parte de 630 litros ampliables a 2.055. En anteriores informaciones, de las que te ofrecemos algún enlace, podrás encontrar todos los detalles sobre la tecnología que incorpora, los sistemas de ayuda a la conducción disponibles, el funcionamiento del asistente MBUX con inteligencia artificial y otros elementos de equipamiento destinados a optimizar el confort de los pasajeros.

Publicidad
También te puede interesar

El nuevo Mercedes GLE 450 4Matic incorporará la tecnología EQ Boost 48V, con la que el SUV alemán mejora su eficiencia y obtiene el distintivo ambiental ECO.

El nuevo Mercedes GLE estará en los concesionarios a principios de 2019 aprovechando las ventajas de la tecnología microhíbrida, con eficientes motores Diesel y una versión híbrida enchufable.