Contacto: Mercedes E 63 AMG 4Matic, estrella total

La todopoderosa versión AMG de la renovada Clase E de Mercedes resulta más eficaz y equilibrada que nunca gracias a la inédita incorporación del sistema de tracción total 4Matic. Para los más osados, se mantiene la versión de tracción trasera.
Lorenzo Alcocer -
Contacto: Mercedes E 63 AMG 4Matic, estrella total
Contacto: Mercedes E 63 AMG 4Matic, estrella total

Que finalmente Mercedes haya optado por incluir la tracción integral en su exuberante E 63 AMG de hasta casi 600 CV de potencia es, en cierto modo, un reconocimiento a la competencia, a ese equilibrio propuesto desde siempre por los Audi RS... y una llamada al sentido común. Aunque mantiene la tradicional versión de propulsión, definitivamente te adelanto que alternar el mismo día y por las mismas carreteras una y otra versión me ha hecho preguntarme qué lleva a Mercedes a mantener la versión de 2 ruedas motrices. Ni los 70 kilos que pesa de más, los 4.800 euros de sobre coste o el medio litro de consumo extra me parecen un demérito del 4Matic, que de inicio desvía un 33 por ciento del par al eje delantero (puede recibir hasta un 70 por ciento) para equilibrar una dinámica de ensueño.

 

Mercedes E 63 AMGEn condiciones normales y con grandes márgenes de seguridad, cualquiera de las versiones son excepcionales, por su altísima calidad de rodadura, su precisión de marcha y sus prestaciones. Pero sólo hace falta ir un poquito más allá, sólo un poquito, para descubrir una zaga en la versión de propulsión que continuamente te advierte y alerta, rompiendo su motricidad a poco que utilicemos su motor a medio régimen.

 

La conducta de la versión de propulsión está muy supeditada a la calidad del asfalto, el radio de las curvas, el estado de los neumáticos y la intensidad con que aceleramos... y ni en el mejor de los escenarios el E 63 AMG te da un segundo de respiro. En esas zonas de curvas, su tendencia a insinuar el sobreviraje, a derrapar de atrás, está muy presente y la electrónica no siempre es un seguro. El E 63 AMG es un coche muy estimulante, con técnica y pericia muy eficaz, pero de trato muy exigente fuera de las autopistas. Particularmente, me cuesta llevarlo con fluidez entre curvas por la enorme tensión que supone sentir un sobreviraje que a veces es un simple y eficaz amago que te ayuda a girar, pero otras muchas veces una violenta reacción.

 

No le niego cierta emoción y diversión, pero me quedo con la emoción y diversión de salir catapultado en el 4Matic de cualquier tipo de curva por donde indica la dirección. Te despreocupas de pisar sin compasión el acelerador apenas tocas el vértice, aunque no puedes descuidar la frenada (frenos cerámicos en opción), por la velocidad que es capaz de alcanzar con muy poco metros de "carrerilla". En cualquier caso, te deja creer que dominas y controlas la bestialidad que supone disponer bajo tu pie derecho de hasta casi 600 CV de potencia... incapaces de quebrantar la capacidad de tracción del 4Matic. De hecho, la versión 4Matic homologa mejores registros de aceleración, que dicho sea de paso, son también mejores que los del Audi RS6 quattro y BMW M5, ambos con 560 CV.

 

En el nuevo 63 AMG 4Motion, puedes elegir entre una configuración de motor de 557 CV o de 585 (S Model), ésta siempre con tracción integral y autoblocante trasero. La versión de tracción trasera sólo se ofrece con 557 CV y carrocería berlina. Los Estate, son siempre 4 Motion y puedes elegir entre los 557 o los 585 CV. Semejante arsenal proviene de un 5.5 V8 sobrealimentado producido por la propia AMG y que firma el ingeniero responsable de su montaje. Un turbo por bancada, inyección directa, distribución variable, dispositivo Stop-Start... el resultado es absolutamente demoledor por la inmensa respuesta que ofrece en todo su rango de giro, como por la suavidad con que gira. Suena, además, a mecánica muy especial. Sólo ponerlo en marcha te pone los pelos de punta y te avisa de la caballería que dispones, de los top de la industria del automóvil. Una caja de 7 velocidades Speedshift de uso automático o manual secuencial mediante levas en el volante pone el broche a una mecánica y a un coche que es pura orfebrería y arte automovilístico... y accesible a todos los conductores, no sólo por su sistema 4Matic, también porque puedes elegir entre diferentes leyes de amortiguación, cambio y electrónica para tenerlo todo bajo control.

 
"Que haya que catalogarlo primeramente como súper deportivo, no quita para que como berlina de lujo el E 63 AMG sea igualmente inmenso en cualquiera de sus variantes. En todas las áreas dispone del equipamiento más avanzado de la industria automovilística y en aspectos como la seguridad activa y pasiva, supone una referencia al disponer de los mismos sistemas que recientemente ha estrenado la renovada Clase E."

 

Mercedes E63 AMG 4Matic. Datos técnicos

*

E 63 AMG

E 63 AMG 4MATIC

E 63 AMG S 4MATIC

MOTOR

V8 de 5,5 litros

V8 de 5,5 litros

V8 de 5,5 litros

POTENCIA

557 CV a 5.500 rpm

557 CV a 5.500 rpm

585 CV a 5.500 rpm

PAR

73,5 mkg entre 1.750 y 5.250 rpm

73,5 mkg entre 1.750 y 5.250 rpm

81,6 mkg entre 1.750 y 5.500 rpm

CAMBIO

Automático/Secuencial de 7 velocidades. Tracción trasera

Automático/Secuencial de 7 velocidades. Tracción integral

Automático/Secuencial de 7 velocidades. Tracción integral

PESO

1.845 kg

1.920 kg

1.940 kg

ACEL. 0 A 100 KM/H

4,2 s

3,7 s

3,6 s

CONSUMO MEDIO

9,8 l/100 km

10,3 l/100 km

10,3 l/100 km

PRECIO

121.200 €

126.000 €

139.000 €

* datos de la berlina

 

 

 

Galería relacionada

Mercedes E 63 AMG 4Matic

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...