Mercedes Clase E cabrio

A finales de mes se pone a la venta la nueva Clase E Cabrio, un modelo que innova con una estudiada aerodinámica que le permite un mayor rango de utilización a cielo abierto. Comparte mecánicas y demás tecnología con el E Coupé.
-
Mercedes Clase E cabrio
Mercedes Clase E cabrio

El nuevo Mercedes Clase E Cabrio, heredero natural del CLK Cabrio, se anuncia desde la propia casa como el descapotable “cuatro estaciones”. Sus innovaciones en el mundo de los convertibles le permiten circular con el techo abierto en más ocasiones de lo habitual, ya sea con frío o calor extremos. Las casualidades de la vida han permitido que, lo que a priori iba a ser una plácida presentación internacional en la isla de Mallorca con un descapotable al sol de marzo, se convirtiese en la mejor prueba para las innovaciones de este modelo –los alemanes no daban crédito-. Bajo unas condiciones de frío, nieve y lluvia, pudimos asegurar que el concepto “cuatro estaciones” de Mercedes es posible con este coche. En momentos de lluvia o nieve hay que ir con el techo cerrado, no cabe otra; cuenta con un techo de lona, con tres capas de serie –Audi ofrece este techo sólo en opción en el A5-.

 

A los argumentos de mayor encanto y tradición de la lona, se suma los de la fiabilidad, el comportamiento y la estética. Según Mercedes, a partir de un determinado tamaño de coche, necesario para albergar cuatro plazas de verdad, como es el caso de este E Cabrio, un techo metálico escamoteable ha de ser mucho más grande, obligando a un desproporcionado maletero que rompa la agradable estética del coupé. Además, al ser grande, hay una mayor descompensación con el peso, ya que varía mucho el comportamiento con el techo abierto o guardado, complicando la puesta a punto del bastidor. El tercer argumento se basa en la fiabilidad, puesto que resulta más complicado conseguir el ajuste a largo plazo.

 

El techo se abre o cierra en 20 segundos -también se puede accionar a distancia desde el mando de la llave-, pudiendo accionarlo hasta los 40 km/h sin problemas. Una vez abierto, se siente la habitual desprotección ante el viento que muestran sus cabrios rivales; el pelo se va a la cara y, con los 4ºC que había durante la prueba, se echan de menos orejeras, un buen gorro y mucho más abrigo. Hasta aquí, como siempre. Las diferencias surgen cuando empezamos a “tocar” botones. En este coche se dispone de un cortavientos trasero escamoteable de serie integrado en los reposacabezas traseros, que no hay que montar, sólo accionarlo desde las plazas delanteras -además existe en opción el habitual derivabrisas desmontable, que anula las plazas traseras-. A esto se suma el nuevo AIRCAP, un recomendable deflector opcional ubicado en el montante superior -759 euros más impuestos- que desvía el aire, contribuyendo a crear un microclima dentro del habitáculo del coche; es una opción muy cara, pero se nota mucho, y hace que el climatizador sea más eficaz, tanto con el frío como con el calor.

Otra de las opciones interesantes del Mercedes E Cabrio está en el AIRSCARF, un sistema -506 euros más impuestos- ya visto en SL y SLK, que crea una «bufanda» de aire caliente alrededor del cuello de los ocupantes delanteros; junto con la calefacción de los asientos no se pasa frío. Por lo demás, este modelo no se diferencia del E coupé que ya conocíamos. Su comportamiento está a la altura de las potencias que ofrece con confort y sin renuncia de dinamismo. Pesa de media unos 115 kg más -por el techo y los importantes refuerzos estructurales que lleva-, las plazas traseras han perdido algo de espacio para las piernas con respecto al E coupé, pero siguen entrando dos adultos, con la salvedad que ahora, gracias al deflector trasero, irán más cómodos con el techo abierto. El fantástico Cx de 0,24 se aumenta hasta 0,28 y hay la lógica pérdida de capacidad de maletero.

 

Estará a la venta en España el 25 de marzo con los Diesel 220, 250 y 350 y los gasolina 200, 250 350 y 500, con potencias que van de los 170 a los 388 CV y cajas de cambio manuales o automáticas 7G-Tronic. No habrá versión AMG de momento pero sí un pack AMG -con la opción Agility Control (dirección paramétrica deportiva y suspensiones más rígidas)- y, más adelante, las versiones 4Matic. A partir de junio estrenará el 200 CGI con Start/Stop, 184 CV y un consumo medio de 7,4 l/100 km.

Su gama cuenta con la posibilidad de tres colores de capota, 7 airbag -dos de ellos de cortina que salen de las puertas- y dos conceptos de acabado denominados, el clásico Elegance o el dinámico Avantgarde. Para las versiones con navegador dispone de una antena sobre el portón trasero que rompe un poco la estética del modelo, siendo un elemento que en Mercedes tienen previsto modificar. Los precios van desde los 46.10 euros a los 60.500 euros, a los que sin duda habrá que añadir los AIRSCARF y AIRCAP que deberían haber llevado de serie.

Con la combinación de los dos sistemas, AIRCAP y AIRSCARF, se consigue un habitáculo bien climatizado con el techo abierto. No llega al control de la temperatura que se obtiene con el techo cerrado pero se acerca bastante. El aire caliente que sale de los reposacabezas, que se puede graduar en temperatura, intensidad o dirección, logra mantener el cuello caliente en todo momento. El AIRCAP es un dispositivo que va ubicado en el montante delantero. Cuando está guardado no se aprecia su existencia. Se despliega a voluntad y, en combinación con el deflector trasero, evita que se formen turbulencias en el interior del habitáculo. Esta condición permite que se pueda mantener una conversación en el interior alta velocidad -incluso por encima de lo permitido- sin que haya que elevar la voz o bajar la música. En verano, este mismo sistema contribuye a que el climatizador sea más efectivo a la hora de enfriar y haga trabajar menos al compresor para generar el frío que se demanda.

Galería relacionada

Mercedes E Cabrio

Te recomendamos

Estrella Galicia apuesta por este ingrediente para su última creación...

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...