Publicidad

Primera prueba: Mercedes C350e, llega el híbrido

La ofensiva híbrida de Mercedes se completará de aquí a 2017 con un total de 10 versiones, es decir, toda su gama de modelos tendrán una variante híbrida enchufable. Pinta bien. El segundo en llegar ha sido el Clase C híbrido, que además estrena la denominación "e" en la marca.
Daniel Cuadrado.

Twitter: @DanielCuadradoT -

Primera prueba: Mercedes C350e, llega el híbrido
Primera prueba: Mercedes C350e, llega el híbrido

Mercedes ha tardado en entrar en el mundo híbrido, hasta el punto que se ha saltado el paso de ofrecer los híbridos convencionales para directamente anunciar una gama híbrida plug-in o enchufable. Primero nos mostró el S 500 Plug-in Hybrid, y ahora hace lo mismo con el Clase C y su nueva versión C 350e, totalmente terminada y lista para ser comercializada en nuestro país a partir de mayo. Con el C 350e se estrena la nueva nomenclatura de los híbridos de la casa, que abandonan el apellido Hybrid Plug-in para añadir la "e" que distinguirá estas versiones.

El 350e está disponible con sus dos carrocerías habituales, la berlina de cuatro puertas y la familiar denominada Estate. Exteriormente, su acabado o el nivel de equipamiento no cambian con respecto al Clase C que ya conocemos. Las diferencias se establecen, además de la "e" en su nombre, en una nueva toma de corriente ubicada en la parte derecha del paragolpes trasero, que apenas se percibe. El maletero se reduce en  40 litros en el caso del Estate, ya que las baterías van bajo él y los asientos traseros. Hace su hibridación combinando un motor de gasolina de cuatro cilindros y 211 caballos con otro eléctrico de 60 kW, con los que consigue una potencia conjunta de 279 caballos y un consumo medio combinado, homologado, de 2,1 l/100 km/h. Anuncia unas emisiones contaminantes medias, también combinadas, de 48 g/km de CO2.

Contacto: Mercedes C350e

Estos datos de consumo son espectaculares, y más si tenemos en cuenta que es un coche con un paso de 0 a 100 km/h de 5,9 segundos y una velocidad máxima limitada a 250 km/h, pero todo en esta vida tiene una explicación. A estos datos de consumo, como en el resto de híbridos enchufables del mercado, se llega con la utilización de los 31 km de autonomía eléctrica Plug-in, con lo que los 2,1 l/100 km se consiguen en los primeros 100 km, para luego pasar a consumir lo que gaste el sistema híbrido en función de la utilización que se haga en cada momento. Así y todo, aún con la carga eléctrica agotada, el consumo final es inferior al del Clase C 250, al que también supera en prestaciones.

Emplea el mismo motor del C250 de gasolina de 211 caballos que ya conocemos, al que se le ha añadido entre él y la caja automática 7G-Tronic Plus otro embrague adicional y un motor eléctrico de 60 kW tras él. Tiene una batería de iones de litio, que alberga la carga del sistema híbrido y la de la parte enchufable. Con ella totalmente descargada tarda 3,1 horas en cargarse en un enchufe de la red común. El C 350e añade la posibilidad de recargar esa autonomía extra con el propio motor, de tal forma que admite que el conductor gestione cómo, cuándo y cuánta energía eléctrica utilizar, en función de el tipo de vía por el que transite.

Dispone así de cuatro modos de conducción general y otros cuatro del sistema híbrido. Los primeros se denominan Individual, Sport+, Confort y Economy, que actúan sobre la interacción de ambos motores, la carga del acelerador, la dirección y, si cuenta con la suspensión neumática, con la dureza y forma de trabajar de la amortiguación para hacer al coche más o menos dinámico, más o menos ahorrador.

Contacto: Mercedes C350e

Adicionalmente a esto añade las preselecciones del sistema híbrido denominadas Hybrid, E-Mode, E-Save y Charge. En el modo Hybrid el coche gestiona todos los sistemas automáticamente. Arranca con el motor eléctrico y trata de combinar los dos motores de la mejor forma posible en función del estilo de conducción, la velocidad o la orografía pudiendo, incluso aplicar la conducción a vela en llano o en una bajada en lugar de recargar con la energía cinética si así lo cree conveniente. Con el E-Mode se fuerza la utilización de la parte eléctrica, de tal modo que se gaste esta ecológica y silenciosa autonomía en el momento en el que el conductor lo desee.

El modo E-Save anula la autonomía eléctrica Plug-in, con el fin de guardarla. El coche aquí sigue siendo híbrido y se moverá con el motor eléctrico en el momento en el que el sistema híbrido lo solicite (al arrancar, llaneando, en bajadas o con poca carga de acelerador). Con el Charge el conductor puede recargar el 100 por 100 de la autonomía eléctrica sin necesidad de enchufar el coche a la corriente. En este modo se aumenta el consumo de gasolina pero permite que vayamos cargando la batería, incluso al ralentí, de tal forma que podamos acceder a zonas en las que el gasto sea mayor o que, como ocurre en Londres por ejemplo, sólo se tenga acceso a vehículos totalmente eléctricos.

Contacto: Mercedes C350e

Aumenta su peso con respecto a un 250 de gasolina en 185 kilos por culpa del sistema híbrido y la batería, que no es mucho aumento dado lo habitual en este tipo de coches. Durante los kilómetros que hice con él no aprecié diferencia de comportamiento con un Clase C convencional. Esta unidad llevaba la suspensión neumática, y eso ayuda a estabilizar la carrocería más que en una versión de muelle metálico, pero lo cierto es que el buen comportamiento que el C hace gala se mantiene en esta versión híbrida. Me gustó mucho la suavidad con la que hace las transiciones de motores y el refinamiento general. En el fondo es el mismo sistema que equipa el Clase S, pero con un motor de cuatro cilindros en lugar del V6. Puse a prueba todos los modos de conducción y tras rodar por ciudad y alrededores totalmente en eléctrico, unos 20 km, dejé el coche con un 30 por ciento de autonomía eléctrica disponible.

El resumen es positivo. Mercedes ha tardado pero llega con un buen coche, refinado, elegante y de bajo consumo y sin olvidar la deportividad y el confort. Su precio todavía no está definido, si bien nos han confirmado que aumentará unos 10.000 euros con respecto a un C 250. Se pone a la venta a partir de mayo.

Galería relacionada

Contacto: Mercedes C350e