Mercedes-AMG GT C Roadster: probamos un descapotable brutal

Nos ponemos a los mandos del nuevo Mercedes-AMG GT C Roadster, uno de los coches descapotables y deportivos más esperados de los últimos tiempos.
Texto: Juan Collín -
Mercedes-AMG GT C Roadster: probamos un descapotable brutal
Mercedes-AMG GT C Roadster: probamos un descapotable brutal

Los Mercedes-AMG GT y GT C Roadster son puro espectáculo visual. Lo primero que llama la atención del nuevo descapotable deportivo de AMG es que emplea la parrilla Panamericana que se estrenaba en el GTR. Esta impone un cierto aire retro y cuenta con la particularidad de que las lamas verticales se abren o cierran automáticamente para mantener constante la temperatura del motor y mejorar la aerodinámica. 

La capota construida con lona de tres capas se puede escoger en tres colores -beige, negro y rojo-, empleando once segundos en la maniobra de apertura y cierre, operación que además se puede realizar en marcha, siempre que no se superen los 50 km/h. 

El Roadster de Mercedes-AMG se ofrece en versiones GT y GT C. El motor 4.0 V8 sobrealimentado con dos turbocompresores desarrolla 476 CV en el GT, mientras que en el GT C el rendimiento aumenta hasta 557 CV. Pero el GT C Roadster no sólo es más potente, también aporta algunas ventajas a nivel de bastidor. Del GTR hereda el tren trasero de ruedas directrices y unas vías ligeramente más anchas. Gracias a ello las ruedas posteriores giran en sentido contrario a las delanteras hasta 100 km/h y una vez que se supera esta velocidad lo hacen en el mismo sentido que las delanteras. El eje trasero direccional obliga a montar aletas ensanchadas 57 mm, de ahí que el aspecto exterior resulte más imponente y "musculado" en la versión GT C. Esta última también monta el diferencial autoblocante electrónico, mientras el GT Roadster se conforma con uno mecánico. 

Mercedes-AMG GT C RoadsterPor otro lado, el Mercedes-AMG GT C Roadster emplea llantas más anchas en el tren trasero, concretamente de 12”x20” en lugar de las de 11”x19” que calza el GT. Lo mismo ocurre con los discos de freno delanteros que son de 390 mm en el GT C, conformándose el GT con los de 360 mm; en ambas versiones se ofrece el equipo de discos carbo-cerámicos en opción.  

A nivel técnico, destacamos el sistema dinámico de conducción del Mercedes-AMG GT Roadster, que dispone de tres modos de funcionamiento: Confort, Sport y Sport Plus, mientras que el GT C añade el programa Race, ideal para rodar en pista. En función del programa escogido varía la respuesta del motor, del cambio de marchas, el funcionamiento de la dirección de desmultiplicación variable, las ayudas a la conducción y en el GT C también cambia el sonido del motor, dado que esta versión monta de serie los escapes AMG Performance. 

Mercedes-AMG GT y GT C Roadster: emoción al aire libre 

Las prestaciones anunciadas por Mercedes-AMG para estos dos súper descapotables son las propias de extraterrestres del asfalto. En el GT Roadster se anuncian 3,7 segundos de 0 a 100 km/h y 302 km/h de velocidad máxima, mientras que en el GT C se declaran 3,4 segundos y 316 km/h

Mercedes-AMG GT C RoadsterEn la presentación  a la prensa únicamente se pudo conducir el GT C Roadster. El motor V8 de 557 CV ofrece un rendimiento impresionante; es muy poderoso y consistente en su respuesta a cualquier régimen, casi brutal cuando se pisa a fondo el pedal del gas hasta el corte y por si esto fuera poco, suena de maravilla, sobre todo si se pulsa la tecla de los escapes AMG Performance

A nivel dinámico, en el Mercedes-AMG GT C Roadster también se deja sentir especialmente el funcionamiento del eje trasero direccional. La agilidad en los tramos de carretera más virados resulta sorprendente, mientras que en los giros más veloces se gana mucho aplomo y confianza. El tren trasero manda mucho en la conducción, pero para que cobre especial protagonismo hay que escoger los programas más deportivos. Afortunadamente incluso en el modo Race, es difícil que la situación se complique en exceso, ya que las ayudas a la conducción actúan de forma muy eficaz, sin ser demasiado intrusivas. 

Mercedes-AMG GT y GT C Roadster: precios para dos joyas

Los AMG GT y GT C Roadster se encuentran ya disponibles en los concesionarios de la marca, con un incremento de precio con respecto a la versión cerrada que se sitúa en torno los 12.000. El AMG GTC Roadster cuesta 190.750 €, es decir, 31.550 € más que el GT, pero esto no será un freno para que la mayoría de las ventas de este descapotable sean de la versión más cara. 

También te puede interesar

- Mercedes-AMG GT Concept: ¡816 CV y a por el Porsche Panamera!

- Mercedes Clase E Cabriolet en el Salón de Ginebra, todos los datos y fotos

- Los 20 coches más caros del mundo

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...