Mazda CX-7

Mazda ofrecerá a principios de agosto un nuevo SUV de moderno diseño, completo equipamiento y precio atractivo, equipado con motor de gasolina de cuatro cilindros turbo y 260 CV de potencia, conocido de los Mazda3 y Mazda6 MPS. Su precio, 37.000 euros con todo incluido de serie.
-
Mazda CX-7
Mazda CX-7
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=70572&mapnivel1=MOT','','width=765,height=470') ">Mazda CX-7

Las versiones para Europa presentan bastantes modificaciones respecto a las comercializadas en el mercado americano. Para empezar, aquí sólo se venderá, al menos inicialmente, con caja de cambios manual de seis velocidades asociada a un sistema de tracción total con reparto activo del par, variable de 100/0 a 50/50 entre ambos ejes. También se han modificado los tarados de la suspensión incorporando muelles y amortiguadores —separados— de mayor firmeza, refuerzos en el bastidor, una dirección más rápida y detalles estéticos poco relevantes, como paragolpes, retrovisores o faros antiniebla específicos.

El CX-7 monta el motor del MPS de cuatro cilindros en línea con sistema de inyección directa, turbo e intercooler, aunque en este caso la potencia aumenta hasta los 260 CV y el par máximo a 38,7 mkg a 3.000 rpm, unos valores espectaculares para un todo-camino que se muestra bastante ligero, con 1.695 kg. En marcha proporciona unas sensaciones de auténtico deportivo, con unas aceleraciones y unas recuperaciones brillantes.

La palanca del cambio, algo retrasada sobre la consola central, permite un manejo rápido y preciso e invita a jugar con ella para lograr unas mejores prestaciones más vivas. Una dirección sensible al giro facilita la inscripción del CX-7 en las curvas, que se muestra muy ágil en trazados sinuosos gracias a las efectivas recuperaciones de su motor turbo.

En lo referente a la dotación de serie, en las versiones para el mercado español habrá un único acabado, denominado Sportive, en el que se incluye tapicería de piel con asientos eléctricos calefactados, llantas de aleación de 18 pulgadas, sensores de lluvia y luz, faros de xenón, techo solar practicable, equipo de sonido Bose de 240 watios de potencia, sistema de arranque sin llave y hasta la pintura metalizada, por 37.000 euros.

<

div align="left">La incorporación del motor turbo de cuatro cilindros y 260 CV de las versiones MPS proporciona una agilidad sorprendente al nuevo CX-7. Desde bajos regímenes está disponible una gran cantidad de par que le permite salir airoso en maniobras de adelantamiento, aunque si se exige mucho al propulsor los consumos resultan bastante elevados, con cifras cercanas a los 14 litros a los 100 kilómetros.

<

p> El interior destaca tanto por su amplitud como por su sencillo y deportivo diseño. No sólo las plazas posteriores gozan de una anchura excepcional sino también por la distancia para las piernas, mientras que el maletero, de formas muy aprovechables, puede ser ampliado de forma muy fácil mediante unos tiradores laterales que abaten automáticamente los respaldos posteriores.

<

p> Resulta muy agradable y placentero de conducir, ya que la respuesta al acelerador es instantánea y el comportamiento, mucho más ágil que el que proporcionan la mayoría de sus rivales equipados con motor de seis cilindros. Otro de los aspectos positivos es su precio, claramente inferior al que ofrecen los modelos conocidos, incluso de menor potencia y capacidad.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=70572&mapnivel1=MOT','','width=765,height=470') ">Mazda CX-7

Las versiones para Europa presentan bastantes modificaciones respecto a las comercializadas en el mercado americano. Para empezar, aquí sólo se venderá, al menos inicialmente, con caja de cambios manual de seis velocidades asociada a un sistema de tracción total con reparto activo del par, variable de 100/0 a 50/50 entre ambos ejes. También se han modificado los tarados de la suspensión incorporando muelles y amortiguadores —separados— de mayor firmeza, refuerzos en el bastidor, una dirección más rápida y detalles estéticos poco relevantes, como paragolpes, retrovisores o faros antiniebla específicos.

El CX-7 monta el motor del MPS de cuatro cilindros en línea con sistema de inyección directa, turbo e intercooler, aunque en este caso la potencia aumenta hasta los 260 CV y el par máximo a 38,7 mkg a 3.000 rpm, unos valores espectaculares para un todo-camino que se muestra bastante ligero, con 1.695 kg. En marcha proporciona unas sensaciones de auténtico deportivo, con unas aceleraciones y unas recuperaciones brillantes.

La palanca del cambio, algo retrasada sobre la consola central, permite un manejo rápido y preciso e invita a jugar con ella para lograr unas mejores prestaciones más vivas. Una dirección sensible al giro facilita la inscripción del CX-7 en las curvas, que se muestra muy ágil en trazados sinuosos gracias a las efectivas recuperaciones de su motor turbo.

En lo referente a la dotación de serie, en las versiones para el mercado español habrá un único acabado, denominado Sportive, en el que se incluye tapicería de piel con asientos eléctricos calefactados, llantas de aleación de 18 pulgadas, sensores de lluvia y luz, faros de xenón, techo solar practicable, equipo de sonido Bose de 240 watios de potencia, sistema de arranque sin llave y hasta la pintura metalizada, por 37.000 euros.

<

div align="left">La incorporación del motor turbo de cuatro cilindros y 260 CV de las versiones MPS proporciona una agilidad sorprendente al nuevo CX-7. Desde bajos regímenes está disponible una gran cantidad de par que le permite salir airoso en maniobras de adelantamiento, aunque si se exige mucho al propulsor los consumos resultan bastante elevados, con cifras cercanas a los 14 litros a los 100 kilómetros.

<

p> El interior destaca tanto por su amplitud como por su sencillo y deportivo diseño. No sólo las plazas posteriores gozan de una anchura excepcional sino también por la distancia para las piernas, mientras que el maletero, de formas muy aprovechables, puede ser ampliado de forma muy fácil mediante unos tiradores laterales que abaten automáticamente los respaldos posteriores.

<

p> Resulta muy agradable y placentero de conducir, ya que la respuesta al acelerador es instantánea y el comportamiento, mucho más ágil que el que proporcionan la mayoría de sus rivales equipados con motor de seis cilindros. Otro de los aspectos positivos es su precio, claramente inferior al que ofrecen los modelos conocidos, incluso de menor potencia y capacidad.

Galería relacionada

Mazda CX7 extend

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...