Mazda6 1.8 4p

Con la deportividad como bandera, el nuevo Mazda6 se presenta mucho más grande y habitable, mejor equipado, con un maletero casi de récord y un diseño muy emocional. Probamos la versión básica de gasolina y el resultado augura un futuro prometedor.
-
Mazda6 1.8 4p
Mazda6 1.8 4p

Como primera prueba, y en espera de las versiones Diesel que han de suponer el mayor porcentaje de sus ventas y se presentan oficialmente la próxima semana, hemos tenido acceso a la versión inicial de gasolina 1.8 de 120 CV. Es un motor agradable y que cumple a la perfección dada su potencia y cilindrada. Se basa en el mismo motor de la anterior generación, aunque ahora va asociado a unos desarrollos más largos. Sin embargo, a pesar del aumento de tamaño y de los desarrollos, el coche mejora todas las cifras de prestaciones y consumos con respecto al mismo motor de la generación anterior; la explicación la encontramos tanto en la mejorada aerodinámica como en el peso, puesto que siendo más grande y con mayor equipamiento, el nuevo Mazda6 sólo pesa 55 kg más que el anterior.

Con todo sigue siendo un motor que no ofrece unas prestaciones muy radicales. Acelera bien y estira desde abajo, pero a la hora de adelantar o en pronunciadas cuestas, exige al conductor que baje entre dos y tres marchas; en el fondo son 120 CV con un par máximo de 16,7 mkg, cifras que cualquier motor Diesel supera con creces. También mejoran las distancias de frenado -lleva discos y neumáticos más grandes- y la resistencia a la fatiga. Los consumos entran dentro de lo esperado para este tipo de motores. La sonoridad es buena en lo que respecta al ruido mecánico o aerodinámico, pero en las plazas traseras se aprecia, sobre todo en lluvia, poca insonorización de los pasos de rueda traseros.

La oferta de terminaciones que Mazda destina a este modelo se limita al acabado Active. Ya hemos dicho que es un acabado que está muy bien equipado, pero carece de posibilidades de personalización; así, se limita a ofrecer la pintura metalizada o los sensores de aparcamiento como accesorio. Para mejorar equipamiento es obligado cambiar la mecánica. En los otros acabados disponibles para los motores superiores, se permiten extras como el techo solar o el navegador, que en el Active no están presentes. El precio final de este modelo es de 22.500 euros, con independencia de si se opta por la carrocería de cuatro o cinco puertas. Nos parece muy competitivo teniendo en cuenta su dotación de serie y el generoso tamaño que ahora tiene. Como referencia, un Ford Mondeo con motor 1.6 de 125 caballos tiene un precio de partida de 23.315 euros. Por encima quedan los motores de gasolina de 147 y 170 CV, aunque como versión más interesante será la 2.0 CRTD de 140 caballos que conoceremos la semana próxima; esté atento.

— Tacto deportivo
— Habitabilidad y maletero
— Equipamiento básico completo

— Pocas posibilidades de personalización
— Sin rueda de repuesto
— Plaza central trasera

De los más grandes
Comportamiento deportivo

Galería relacionada

Mazda6 1.8 4 puertas

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...