Mazda3 1.6 CRTD Sportive

Grandes dimensiones, calidad interior y equipamiento completo son los tres principales atributos que mantiene el recién actualizado Mazda3. Sobre el motor Diesel la marca no ha realizado ninguna modificación, pero hemos podido comprobar que aumenta su entrega de par a bajas revoluciones. A ello se añade un mayor dinamismo y confort de marcha, gracias a las mejoras en las suspensiones y en el aislamiento del habitáculo.
-
Mazda3 1.6 CRTD Sportive
Mazda3 1.6 CRTD Sportive

Aunque va siendo hora de una actualización, el Alfa 147 esgrime una serie de virtudes que le hacen aún muy atractivo como son diseño, estabilidad y dinamismo. La versión que rivaliza directamente con el Mazda3 ofrece 10 CV de más que le proporcionan una pequeña ventaja en el apartado de prestaciones, sin que su motor de mayor cilindrada gaste mucho más que el Mazda3. A igualdad de acabados cuesta 600 euros más, convirtiéndose en una buena alternativa a aquellos que busquen la imagen deportiva, la dotación Premium y el espíritu juvenil del Mazda3.

Ha sido de los últimos en llegar al mercado de los compactos y ello le ha supuesto una ventaja significativa en términos de conocimiento de las demandas de los gustos del público. Con una completa dotación, sus prestaciones y habitabilidad están en consonancia con el resto del segmento. Sin llegar a los niveles de terminación del Alfa 147, Mazda3 o Volkswagen Golf supone una interesante opción para quienes deseen sacrificar exclusividad en aras de un precio más económico. No ofrece climatizador de serie en ninguno de sus acabados, por lo que a la tarifa base hay que añadirle 1.000 euros más.

Fruto de la misma plataforma, el modelo de Ford se ha convertido ya en un clásico del segmento. Buena habitabilidad, un motor al uso de lo que se lleva en el mercado de los compactos y un precio competitivo son sus argumentos. Además, en su acabado más elevado, el Ghia cuesta 700 euros menos. Apto para quienes decidan sacrificar un poco de la sofisticación que otorga el Mazda3. Otro de los del grupo que no ofrece ESP de serie. 650 euros más por esta opción.

Es el que mejores prestaciones proporciona con su motor de 105 CV, el mismo que lleva el Golf. Goza de un bastidor muy eficaz en la carretera, y cuenta con un precio muy interesante, amén de una dotación muy mejorada con la nueva generación -en su terminación más exclusiva, la Stylance, ofrece, incluso, ESP de serie. Un duro rival para las realizaciones más “elitistas” del segmento. Frente a estas últimas, puede que no llegue a la sofisticación y terminación interna. Aun así, es una estupenda opción para quienes ese apartado no figure como prioritario.

Golf y León comparten chasis y motor, por lo que no hay grandes diferencias entre ambos en lo que respecta a comportamiento y respuesta de la mecánica. Quizás, el Golf se muestra algo más noble, menos deportivo.

<

p> El planteamiento del modelo es similar al del Mazda3, en el sentido de que ambos son realizaciones premium dentro de los compactos, con una completa dotación de serie y un tacto de materiales del habitáculo de categoría superior. Respecto al Mazda3, el Golf presenta 7 cm de batalla menos que su rival, pero la habitabilidad interna no se ve perjudicada por este hecho, incluso, en algunas cotas, como la capacidad de maletero, es bastante superior. Eso sí, es el compacto más caro de los enfrentados con el Mazda3, aunque lo suple con un motor frugal, el que menos gasta de los modelos aquí mencionados.

Aunque va siendo hora de una actualización, el Alfa 147 esgrime una serie de virtudes que le hacen aún muy atractivo como son diseño, estabilidad y dinamismo. La versión que rivaliza directamente con el Mazda3 ofrece 10 CV de más que le proporcionan una pequeña ventaja en el apartado de prestaciones, sin que su motor de mayor cilindrada gaste mucho más que el Mazda3. A igualdad de acabados cuesta 600 euros más, convirtiéndose en una buena alternativa a aquellos que busquen la imagen deportiva, la dotación Premium y el espíritu juvenil del Mazda3.

Ha sido de los últimos en llegar al mercado de los compactos y ello le ha supuesto una ventaja significativa en términos de conocimiento de las demandas de los gustos del público. Con una completa dotación, sus prestaciones y habitabilidad están en consonancia con el resto del segmento. Sin llegar a los niveles de terminación del Alfa 147, Mazda3 o Volkswagen Golf supone una interesante opción para quienes deseen sacrificar exclusividad en aras de un precio más económico. No ofrece climatizador de serie en ninguno de sus acabados, por lo que a la tarifa base hay que añadirle 1.000 euros más.

Fruto de la misma plataforma, el modelo de Ford se ha convertido ya en un clásico del segmento. Buena habitabilidad, un motor al uso de lo que se lleva en el mercado de los compactos y un precio competitivo son sus argumentos. Además, en su acabado más elevado, el Ghia cuesta 700 euros menos. Apto para quienes decidan sacrificar un poco de la sofisticación que otorga el Mazda3. Otro de los del grupo que no ofrece ESP de serie. 650 euros más por esta opción.

Es el que mejores prestaciones proporciona con su motor de 105 CV, el mismo que lleva el Golf. Goza de un bastidor muy eficaz en la carretera, y cuenta con un precio muy interesante, amén de una dotación muy mejorada con la nueva generación -en su terminación más exclusiva, la Stylance, ofrece, incluso, ESP de serie. Un duro rival para las realizaciones más “elitistas” del segmento. Frente a estas últimas, puede que no llegue a la sofisticación y terminación interna. Aun así, es una estupenda opción para quienes ese apartado no figure como prioritario.

Golf y León comparten chasis y motor, por lo que no hay grandes diferencias entre ambos en lo que respecta a comportamiento y respuesta de la mecánica. Quizás, el Golf se muestra algo más noble, menos deportivo.

<

p> El planteamiento del modelo es similar al del Mazda3, en el sentido de que ambos son realizaciones premium dentro de los compactos, con una completa dotación de serie y un tacto de materiales del habitáculo de categoría superior. Respecto al Mazda3, el Golf presenta 7 cm de batalla menos que su rival, pero la habitabilidad interna no se ve perjudicada por este hecho, incluso, en algunas cotas, como la capacidad de maletero, es bastante superior. Eso sí, es el compacto más caro de los enfrentados con el Mazda3, aunque lo suple con un motor frugal, el que menos gasta de los modelos aquí mencionados.

Aunque va siendo hora de una actualización, el Alfa 147 esgrime una serie de virtudes que le hacen aún muy atractivo como son diseño, estabilidad y dinamismo. La versión que rivaliza directamente con el Mazda3 ofrece 10 CV de más que le proporcionan una pequeña ventaja en el apartado de prestaciones, sin que su motor de mayor cilindrada gaste mucho más que el Mazda3. A igualdad de acabados cuesta 600 euros más, convirtiéndose en una buena alternativa a aquellos que busquen la imagen deportiva, la dotación Premium y el espíritu juvenil del Mazda3.

Ha sido de los últimos en llegar al mercado de los compactos y ello le ha supuesto una ventaja significativa en términos de conocimiento de las demandas de los gustos del público. Con una completa dotación, sus prestaciones y habitabilidad están en consonancia con el resto del segmento. Sin llegar a los niveles de terminación del Alfa 147, Mazda3 o Volkswagen Golf supone una interesante opción para quienes deseen sacrificar exclusividad en aras de un precio más económico. No ofrece climatizador de serie en ninguno de sus acabados, por lo que a la tarifa base hay que añadirle 1.000 euros más.

Fruto de la misma plataforma, el modelo de Ford se ha convertido ya en un clásico del segmento. Buena habitabilidad, un motor al uso de lo que se lleva en el mercado de los compactos y un precio competitivo son sus argumentos. Además, en su acabado más elevado, el Ghia cuesta 700 euros menos. Apto para quienes decidan sacrificar un poco de la sofisticación que otorga el Mazda3. Otro de los del grupo que no ofrece ESP de serie. 650 euros más por esta opción.

Es el que mejores prestaciones proporciona con su motor de 105 CV, el mismo que lleva el Golf. Goza de un bastidor muy eficaz en la carretera, y cuenta con un precio muy interesante, amén de una dotación muy mejorada con la nueva generación -en su terminación más exclusiva, la Stylance, ofrece, incluso, ESP de serie. Un duro rival para las realizaciones más “elitistas” del segmento. Frente a estas últimas, puede que no llegue a la sofisticación y terminación interna. Aun así, es una estupenda opción para quienes ese apartado no figure como prioritario.

Golf y León comparten chasis y motor, por lo que no hay grandes diferencias entre ambos en lo que respecta a comportamiento y respuesta de la mecánica. Quizás, el Golf se muestra algo más noble, menos deportivo.

<

p> El planteamiento del modelo es similar al del Mazda3, en el sentido de que ambos son realizaciones premium dentro de los compactos, con una completa dotación de serie y un tacto de materiales del habitáculo de categoría superior. Respecto al Mazda3, el Golf presenta 7 cm de batalla menos que su rival, pero la habitabilidad interna no se ve perjudicada por este hecho, incluso, en algunas cotas, como la capacidad de maletero, es bastante superior. Eso sí, es el compacto más caro de los enfrentados con el Mazda3, aunque lo suple con un motor frugal, el que menos gasta de los modelos aquí mencionados.

Aunque va siendo hora de una actualización, el Alfa 147 esgrime una serie de virtudes que le hacen aún muy atractivo como son diseño, estabilidad y dinamismo. La versión que rivaliza directamente con el Mazda3 ofrece 10 CV de más que le proporcionan una pequeña ventaja en el apartado de prestaciones, sin que su motor de mayor cilindrada gaste mucho más que el Mazda3. A igualdad de acabados cuesta 600 euros más, convirtiéndose en una buena alternativa a aquellos que busquen la imagen deportiva, la dotación Premium y el espíritu juvenil del Mazda3.

Ha sido de los últimos en llegar al mercado de los compactos y ello le ha supuesto una ventaja significativa en términos de conocimiento de las demandas de los gustos del público. Con una completa dotación, sus prestaciones y habitabilidad están en consonancia con el resto del segmento. Sin llegar a los niveles de terminación del Alfa 147, Mazda3 o Volkswagen Golf supone una interesante opción para quienes deseen sacrificar exclusividad en aras de un precio más económico. No ofrece climatizador de serie en ninguno de sus acabados, por lo que a la tarifa base hay que añadirle 1.000 euros más.

Fruto de la misma plataforma, el modelo de Ford se ha convertido ya en un clásico del segmento. Buena habitabilidad, un motor al uso de lo que se lleva en el mercado de los compactos y un precio competitivo son sus argumentos. Además, en su acabado más elevado, el Ghia cuesta 700 euros menos. Apto para quienes decidan sacrificar un poco de la sofisticación que otorga el Mazda3. Otro de los del grupo que no ofrece ESP de serie. 650 euros más por esta opción.

Es el que mejores prestaciones proporciona con su motor de 105 CV, el mismo que lleva el Golf. Goza de un bastidor muy eficaz en la carretera, y cuenta con un precio muy interesante, amén de una dotación muy mejorada con la nueva generación -en su terminación más exclusiva, la Stylance, ofrece, incluso, ESP de serie. Un duro rival para las realizaciones más “elitistas” del segmento. Frente a estas últimas, puede que no llegue a la sofisticación y terminación interna. Aun así, es una estupenda opción para quienes ese apartado no figure como prioritario.

Golf y León comparten chasis y motor, por lo que no hay grandes diferencias entre ambos en lo que respecta a comportamiento y respuesta de la mecánica. Quizás, el Golf se muestra algo más noble, menos deportivo.

<

p> El planteamiento del modelo es similar al del Mazda3, en el sentido de que ambos son realizaciones premium dentro de los compactos, con una completa dotación de serie y un tacto de materiales del habitáculo de categoría superior. Respecto al Mazda3, el Golf presenta 7 cm de batalla menos que su rival, pero la habitabilidad interna no se ve perjudicada por este hecho, incluso, en algunas cotas, como la capacidad de maletero, es bastante superior. Eso sí, es el compacto más caro de los enfrentados con el Mazda3, aunque lo suple con un motor frugal, el que menos gasta de los modelos aquí mencionados.

Aunque va siendo hora de una actualización, el Alfa 147 esgrime una serie de virtudes que le hacen aún muy atractivo como son diseño, estabilidad y dinamismo. La versión que rivaliza directamente con el Mazda3 ofrece 10 CV de más que le proporcionan una pequeña ventaja en el apartado de prestaciones, sin que su motor de mayor cilindrada gaste mucho más que el Mazda3. A igualdad de acabados cuesta 600 euros más, convirtiéndose en una buena alternativa a aquellos que busquen la imagen deportiva, la dotación Premium y el espíritu juvenil del Mazda3.

Ha sido de los últimos en llegar al mercado de los compactos y ello le ha supuesto una ventaja significativa en términos de conocimiento de las demandas de los gustos del público. Con una completa dotación, sus prestaciones y habitabilidad están en consonancia con el resto del segmento. Sin llegar a los niveles de terminación del Alfa 147, Mazda3 o Volkswagen Golf supone una interesante opción para quienes deseen sacrificar exclusividad en aras de un precio más económico. No ofrece climatizador de serie en ninguno de sus acabados, por lo que a la tarifa base hay que añadirle 1.000 euros más.

Fruto de la misma plataforma, el modelo de Ford se ha convertido ya en un clásico del segmento. Buena habitabilidad, un motor al uso de lo que se lleva en el mercado de los compactos y un precio competitivo son sus argumentos. Además, en su acabado más elevado, el Ghia cuesta 700 euros menos. Apto para quienes decidan sacrificar un poco de la sofisticación que otorga el Mazda3. Otro de los del grupo que no ofrece ESP de serie. 650 euros más por esta opción.

Es el que mejores prestaciones proporciona con su motor de 105 CV, el mismo que lleva el Golf. Goza de un bastidor muy eficaz en la carretera, y cuenta con un precio muy interesante, amén de una dotación muy mejorada con la nueva generación -en su terminación más exclusiva, la Stylance, ofrece, incluso, ESP de serie. Un duro rival para las realizaciones más “elitistas” del segmento. Frente a estas últimas, puede que no llegue a la sofisticación y terminación interna. Aun así, es una estupenda opción para quienes ese apartado no figure como prioritario.

Golf y León comparten chasis y motor, por lo que no hay grandes diferencias entre ambos en lo que respecta a comportamiento y respuesta de la mecánica. Quizás, el Golf se muestra algo más noble, menos deportivo.

<

p> El planteamiento del modelo es similar al del Mazda3, en el sentido de que ambos son realizaciones premium dentro de los compactos, con una completa dotación de serie y un tacto de materiales del habitáculo de categoría superior. Respecto al Mazda3, el Golf presenta 7 cm de batalla menos que su rival, pero la habitabilidad interna no se ve perjudicada por este hecho, incluso, en algunas cotas, como la capacidad de maletero, es bastante superior. Eso sí, es el compacto más caro de los enfrentados con el Mazda3, aunque lo suple con un motor frugal, el que menos gasta de los modelos aquí mencionados.

Aunque va siendo hora de una actualización, el Alfa 147 esgrime una serie de virtudes que le hacen aún muy atractivo como son diseño, estabilidad y dinamismo. La versión que rivaliza directamente con el Mazda3 ofrece 10 CV de más que le proporcionan una pequeña ventaja en el apartado de prestaciones, sin que su motor de mayor cilindrada gaste mucho más que el Mazda3. A igualdad de acabados cuesta 600 euros más, convirtiéndose en una buena alternativa a aquellos que busquen la imagen deportiva, la dotación Premium y el espíritu juvenil del Mazda3.

Ha sido de los últimos en llegar al mercado de los compactos y ello le ha supuesto una ventaja significativa en términos de conocimiento de las demandas de los gustos del público. Con una completa dotación, sus prestaciones y habitabilidad están en consonancia con el resto del segmento. Sin llegar a los niveles de terminación del Alfa 147, Mazda3 o Volkswagen Golf supone una interesante opción para quienes deseen sacrificar exclusividad en aras de un precio más económico. No ofrece climatizador de serie en ninguno de sus acabados, por lo que a la tarifa base hay que añadirle 1.000 euros más.

Fruto de la misma plataforma, el modelo de Ford se ha convertido ya en un clásico del segmento. Buena habitabilidad, un motor al uso de lo que se lleva en el mercado de los compactos y un precio competitivo son sus argumentos. Además, en su acabado más elevado, el Ghia cuesta 700 euros menos. Apto para quienes decidan sacrificar un poco de la sofisticación que otorga el Mazda3. Otro de los del grupo que no ofrece ESP de serie. 650 euros más por esta opción.

Es el que mejores prestaciones proporciona con su motor de 105 CV, el mismo que lleva el Golf. Goza de un bastidor muy eficaz en la carretera, y cuenta con un precio muy interesante, amén de una dotación muy mejorada con la nueva generación -en su terminación más exclusiva, la Stylance, ofrece, incluso, ESP de serie. Un duro rival para las realizaciones más “elitistas” del segmento. Frente a estas últimas, puede que no llegue a la sofisticación y terminación interna. Aun así, es una estupenda opción para quienes ese apartado no figure como prioritario.

Golf y León comparten chasis y motor, por lo que no hay grandes diferencias entre ambos en lo que respecta a comportamiento y respuesta de la mecánica. Quizás, el Golf se muestra algo más noble, menos deportivo.

<

p> El planteamiento del modelo es similar al del Mazda3, en el sentido de que ambos son realizaciones premium dentro de los compactos, con una completa dotación de serie y un tacto de materiales del habitáculo de categoría superior. Respecto al Mazda3, el Golf presenta 7 cm de batalla menos que su rival, pero la habitabilidad interna no se ve perjudicada por este hecho, incluso, en algunas cotas, como la capacidad de maletero, es bastante superior. Eso sí, es el compacto más caro de los enfrentados con el Mazda3, aunque lo suple con un motor frugal, el que menos gasta de los modelos aquí mencionados.

Galería relacionada

Mazda3_1.6_crtd

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...