Mazda MX-5 Cup, ¡probamos un divertido juguete de carreras!

El Mazda MX-5 Cup es la versión de carreras de la última generación del MX-5. Diversión y sensaciones multiplicadas al volante de este juguete japonés.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

Mazda MX-5 Cup, ¡probamos un divertido juguete de carreras!
Mazda MX-5 Cup, ¡probamos un divertido juguete de carreras!

La cuarta generación del descapotable más vendido de la historia, el Mazda MX-5, ya tiene su nueva variante para las carreras monomarca que los japoneses organicen por todo el mundo. En el caso de este último MX-5 ND, y a diferencia de la anterior generación (vendido como pack instalable en el roadster japonés), se venderá directamente preparado para salir al circuito, a un precio de 53.000 euros en los Estados Unidos (unos 46.500 euros). No van incluidos los impuestos ni lo que supondría su transporte a Europa.

El Mazda MX-5 Cup se ensamblará en las instalaciones de Long Road Racing, compañía especializada en la fabricación de MX-5 de competiciones, en el norte de California. En la presentación del coche en el marco del programa ‘Friends of MX-5’, se nos reconoció que el 65 por ciento de los coches de carreras vendidos a particulares son MX-5, lo que da una idea del por qué el Global Cup se fabrica allí.

De todas formas, este aligerado coche de carreras, potenciado y con una puesta a punto específica para los circuitos, participará en las copas nacionales monomarca que se celebren en Europa, además de ir en paralelo al campeonato de resistencia norteamericano (IMSA). También se usará en los eventos de Mazda ‘Friends of MX-5’, en cuyo estreno AUTOPISTA estuvo presente y en el que pudimos dar dos vueltas al volante de este MX-5 carne de circuitos.

Mazda MX-5 Cup

Mazda MX-5 Cup: sus entrañas

En comparación con el Mazda MX-5 de carretera, verás muchas diferencias en su interior, como es de esperar, y no tantas como te puedas imaginar en su carrocería. Además de la jaula de seguridad, que cumple los requisitos para correr en cualquier parte del mundo, tiene un volante, asiento y arneses de competición, redes de protección para las ventanillas, sistema de datos, panel de interruptores y de corte de tensión principal.

Buscando una igualdad máxima entre todos los coches, motor, transmisión, diferencial autoblocante y ECU están sellados. A nivel mecánico, tomando la mecánica de gasolina atmosférica 2.0 Skyactiv-G, tan sólo se ha incrementado la potencia (unos 15-20 CV sobre los 160 CV de serie) a partir de ligeros retoques en la centralita del coche y un sistema de escape específico, que deja para los oídos un sonido brutal.

Entre los pocos parámetros que el piloto del Mazda MX-5 Cup puede tocar están las retocadas suspensiones (3 reglajes específicos según dureza), los amortiguadores (en dos vías) y la estabilizadora delantera. La altura del coche al suelo también se ha modificado, estando 15 mm más cerca del suelo, mientras que los frenos delanteros Brembo refuerzan la potencia de frenada del coche y los neumáticos son BFGoodrich slicks específicos en medida 215/60 R17.

Mazda MX-5 Cup

Mazda MX-5 Cup: conducción y copilotaje con un exF1

Tener la oportunidad de conducir un coche así es una experiencia única. Y si luego además puedes darte una vuelta de copiloto al lado de un ex piloto de Fórmula 1 y ganador de las 24 Horas de Le Mans, Johnny Herbert, uno se puede dar por satisfecho para conocer hasta qué límites llega el coche.

Las dos vueltas al circuito de Castellolí transcurrieron muy rápido, pero menos de lo que hubiésemos deseado al ir detrás de un improvisado ‘Safety Car’ que frenaba nuestros impulsos y con el control de estabilidad intrínsecamente activado Y preparado para funcionar a la salida de las curvas (poco intrusivo, aun así). Si el Mazda MX-5 ya lo consideraba uno de los coches más divertidos de conducir, con un excelente comportamiento en curva y transmitiendo sensaciones únicas, multiplica todo ello por tres en el MX-5 Cup. La dirección es de carreras, específica, más directa todavía que el MX-5 de calle, muy informativa… la frenada es potente y detiene el coche con una facilidad pasmosa… y el tacto del cambio muy similar a su hermano ‘normal’, con recorridos cortos, duros y directos… en definitiva, una auténtica delicia para todos los sentidos, sobre todo el auditivo al oír la brillante orquesta que salía del escape.

Nos bajamos del Mazda MX-5 Cup y nos volvemos a subir a otro igual, pero al asiento del copiloto y con un simpatiquísimo Johnny Herbert al volante. Aquí el nivel subió desde la misma salida de boxes. Apuradas de frenada al límite en el siempre divertido circuito de Castellolí, una seguridad pasmosa en manos de un piloto de esta categoría y apurando la pista todo lo que daban los pianos. Al final, en lo que coincidimos con Johnny Herbert fue en la facilidad de conducción del coche, la potencia de frenada y lo altamente informativo que es al volante, lo que garantiza unas sensaciones de conducción únicas y divertidas.

Mazda MX-5 Cup

También te puede interesar

Vídeo: así funciona la capota del nuevo Mazda MX-5

Mazda MX-5 RF, ahora también con techo duro retráctil

Mazda MX-5, el descapotable de las mil y una historias (vídeo)

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...