Mazda MX-5 2019: prueba y precios del rey de los roadsters

El Mazda MX-5 de cuarta generación sigue siendo el roadster biplaza de referencia, un juguete para todos los sentidos. Con su última renovación llega el Miata más potente de su historia, con 184 CV. Lo probamos en la espectacular Transfãgãrãsan.
Adrián Lois -
Mazda MX-5 2019: prueba y precios del rey de los roadsters
Mazda MX-5 2019, a prueba: sigue siendo el rey

El Mazda MX-5, en cualquiera de sus cuatro generaciones, es uno de esos coches con el que es imposible no sonreír cuando lo conduces. Ponerse al volante del Miata, sea cual sea la carretera o el circuito donde se pruebe, significa disfrutar de unas sensaciones que pocos coches te pueden transmitir. Si ahora sumas el MX-5 de ultimísima generación, con la versión más potente, prestacional y dinámica de su historia 184 CV, con una de las mejores carreteras del mundo –la Transfãgãrãsan, en Rumanía–, sale un cóctel que te hace escribir estas líneas con la misma sonrisa que tenías mientras trazabas las míticas curvas de la carretera del Este europeo. Por algo es el roadster biplaza más vendido de la historia.

Publicidad

Mazda MX-5 2019, a prueba: sigue siendo el rey

La mítica Transfãgãrãsan fue el escenario de presentación deL renovado Mazda MX-5

Mazda MX-5 2019: ¿qué hay de nuevo?

Al Mazda MX-5 le ha llegado el turno de su pertinente renovación a mitad de generación, que salió al mercado en 2015. Sus cambios más importantes están en la parte mecánica, ahora con más potencia, par y adaptados a la normativa WLTP: el motor 1.5 Skyactiv-G desarrolla ahora 132 CV (+1 CV) a 7.000 rpm y 152 Nm (+2 Nm) a 4.500 rpm, con algunos detalles mecánicos nuevos del 2.0.

Precisamente es en este motor, el 2.0 Skyactiv-G (ambos de gasolina y atmosféricos, marca de la casa), que pasa a ser el motor más potente de la historia de los Mazda MX-5 de producción: 184 CV (+24 CV) a 7.000 rpm y 205 Nm (+5 Nm) a 4.000 rpm. Y casi más importante: el régimen máximo de giro asciende de 6.800 a 7.500 rpm, lo que le hace ganar en elasticidad y mayor aprovechamiento en conducción rápida en montaña. Las entrañas de este motor han sufrido numerosos cambios: admisión y escape (puertos, colector, mariposa y válvulas), por un lado, inyectores, bielas, pistones, cigüeñal y silenciador han sufrido cambios para ganar en ligereza y presión de combustión, reducir las fricciones internas y, en el caso de este último, lograr un sonido más destacable y maravilloso.

Mazda MX-5 2019, a prueba: sigue siendo el rey

A prueba, el renovado Mazda MX-5 2019 en su carrocería RF

Estéticamente no hay grandes cambios: nuevo acabado negro metálico para las llantas de 16 y 17 pulgadas y un nuevo color marrón Nappa para el acabado más exclusivo de la versión de techo de lona del Miata. Por dentro, la instrumentación de éste último copia un reloj de 4,6 pulgadas de la versión RF de techo duro retráctil, además de contar para toda la gama con –por fin– la regulación en profundidad del volante.

Tecnológicamente hablando, en España el Mazda MX-5 contará de serie con conectividad Apple Car Play y Android Auto, mientras que será el MX-5 RF el que incorpore un mayor arsenal de asistentes de conducción: el detector de fatiga, el reconocimiento de señales, la cámara de visión trasera y el sistema de frenado de emergencia en ciudad delante y trasero, con detección de peatones. En cuanto al equipamiento, el motor 1.5 estará ahora disponible con acabados más altos, permitiendo a los clientes que no quieran subir al 2.0 puedan llevarse a casa un Miata mucho más equipado.

Publicidad

Mazda MX-5 2019, a prueba: sigue siendo el rey

Los cambios en el habitáculo están escondidos, en su tecnología

Mazda MX-5 2019: probamos la versión más vendida

De toda la gama Mazda MX-5 en España, es el motor 2.0 Skyactiv-G con cambio manual el más vendido (un 70 por ciento) y la carrocería RF la preferida (65 por ciento). El MX-5 RF monta un techo duro retráctil en tres secciones, que se abre y cierra a golpe de botón en unos 13 segundos, siendo el más rápido del mercado. En el caso de las versiones con el motor más potente, y en comparación con el pequeño 1.5, montan el sistema de parada y arranque del motor en las detenciones “i-Stop”, el freno regenerativo “i-ELOPP”, un diferencial autoblocante en el eje trasero, que recibe ahora los 184 CV a través de una caja de cambios manual de seis marchas (automática opcional), la llanta de 17 pulgadas y, en los acabados más altos, la suspensión deportiva Bilstein y la barra antitorsión.

Si este motor de 2,0 litros nos dejó encantados con la llegada de la cuarta generación del Mazda MX-5, la marca japonesa se ha superado con esta última actualización. Poder llevar la aguja del cuentarrevoluciones más arriba, hasta las mismas 7.500 rpm que ya desarrollaba el 1.5, da mucho más juego. Ya se sentía un motor muy lleno a cualquier régimen, y más ahora que se puede llevar más lejos, aunque el par no haya variado mucho. Como no podía ser de otra forma, el nuevo MX-5 sigue siendo un auténtico disfrute para todos los sentidos: escuchar el sonido de su motor a cielo abierto sigue siendo una delicia, sentir los recorridos cortos y directos de su palanca de cambios sigue generando una adicción que, ahora, será más contenida, ya que en el pasar de las curvas podrás negociarlas sin tanta necesidad de subir o bajar de marcha.

Probar un deportivo así en una carretera como la Transfãgãrãsan es todo un reto por la enorme variedad de curvas, de trampas, de inclemencias meteorológicas, pero a su vez un regalo para los que amamos la conducción y más aún el Miata. El test definitivo de un coche que se sigue mostrando rápido (más de lo que parece), ágil, con un comportamiento noble incluso cuando crees que llegas apurado a una curva, y que permite sacar el máximo provecho a su diferencial autoblocante y de la suspensión Bilstein, que hizo que los baches de la Transfãgãrãsan se quedasen –o diese esa sensación– en un mito inventado. Doble disfrute.

Publicidad

Mazda MX-5 2019, a prueba: sigue siendo el rey

El nuevo Mazda MX-5 RF, disponible desde los 29.420 euros

Mazda MX-5 2019: gama y precios

El Mazda MX-5 ya está a la venta en los concesionarios de la marca japonesa en España, con un intervalo de precios que va desde los 25.320 a los 30.320 euros para el MX-5 de techo de lona, y desde los 29.420 a los 32.820 euros para el MX-5 RF. Contando las ayudas de la campaña base (-2.000 euros) y con los descuentos si lo financias, la versión de entrada se queda en los 21.729 euros y el Miata más equipado en los 30.129 euros.

Seguirá habiendo tres acabados principales: “Origin”, que ya incluye faros Full LED, control de crucero y pantalla de 7 pulgadas con el sistema “MZD Connect”, entre otros elementos; “Evolution”, con climatizador, asientos calefactados, sensor de lluvia y luces y alerta de cambio involuntario de carril; y “Zenith”, con navegador, alerta de tráfico trasero, sistema de sonido Bose con 9 altavoces, ledes adaptativos y sistema de alerta de ángulo muertos. Este último puede equipar cuatro paquetes diferentes: “Sport”, con asientos Recaro en el habitáculo; “Nappa”, “Nappa Safety” y “Nappa Edition” con detalles en color marrón Nappa, este último con dicho color en la capota del MX-5 normal.

Mazda MX-5 2019, a prueba: sigue siendo el rey

La Transfãgãrãsan ha sido el test perfecto para el Mazda MX-5 2019
Publicidad
También te puede interesar

En 2019, Mazda podría volver a comercializar un deportivo con motor rotativo que se denominaría Mazda RX-9 y que montaría un revolucionario propulsor Skyactiv-R. Aquí tienes los últimos detalles.

El Mazda6 2018 se actualiza en materia de calidad, seguridad, equipamiento y dinamismo, potenciando sus principales atractivos y codeándose con el segmento premium.

Sobre el Círculo Polar Artículo se sitúan las Islas Lofoten (Noruega), un lugar accidentado, recóndito y de belleza casi inigualable catalogado como paraíso por los vikingos de antaño. Lo recorremos a los mandos del Mazda CX-3 Diesel 1.5 Skyactiv-D.