Mahindra Goa 2.6 GLX CRD 4x4

El mundo de los coches es un mundo muy peculiar. Se fomentan valores como el refinamiento, el desarrollo tecnológico extremo, el confort, la velocidad, la apariencia, la estética... Y, a veces, sucede que coches que reúnen todos estos atributos y virtudes no son capaces de satisfacer las necesidades más básicas de sus usuarios. Y es entonces cuando llega el turno de coches mucho más humildes, más sufridos y anónimos. El Mahindra Goa, un todo terreno salido de un viaje en el tiempo, es el ejemplo: duro, poco agraciado, tosco... pero qué eficaz y qué útil.
Autopista -
Mahindra Goa 2.6 GLX CRD 4x4
Mahindra Goa 2.6 GLX CRD 4x4

Quien considere que el Mahindra es un coche demasiado anticuado, puede optar por esta versión del Montero. Se trata de la variante anterior a la actual, con lo que tampoco estamos hablando de tecnología punta, pero sí de un coche más moderno que el Goa.
El Montero Sahel es un todo terreno muy capaz, de buen comportamiento en carretera y contrastada capacidad off-road. Es verdad que está mejor acabado y equipado que el Mahindra, pero, claro, también resulta bastante más caro.

Quien necesite un coche realmente duro, una herramienta de trabajo indestructible y a un precio asequible, puede recurrir también al Santana Aníbal. El todo terreno español es un poco más caro que el Mahindra, pero, a cambio, ofrece un extra de dureza, 10 caballos más y mejores cualidades off-road.
En su contra hay que citar su excesiva rusticidad. Si el Mahindra nos parece espartano y tosco, el Santana nos remite a un tiempo en que la automoción estaba casi arrancando. Pero en los trabajos más duros esto es justamente lo que hace falta: fortaleza y fiabilidad.

Seguramente, el gran rival del Mahindra sea el Tata Grand Safari, un coche que, como nuestro protagonista, viene de la emergente industria india.
El Tata tiene más motor, aunque no ofrece más caballos, lo que nos lleva a pensar en una cierta ventaja mecánica para el Goa. En cualidades off-road están más o menos igualados, pero el Tata tiene un as en la manga: siete plazas. Mahindra no las ofrece en España, con lo que este rival es la solución para quien necesite más capacidad de transporte de personas.
Por precio están igualados, y eso que el Tata es un poco más actual en apariencia y acabados.

Quien considere que el Mahindra es un coche demasiado anticuado, puede optar por esta versión del Montero. Se trata de la variante anterior a la actual, con lo que tampoco estamos hablando de tecnología punta, pero sí de un coche más moderno que el Goa.
El Montero Sahel es un todo terreno muy capaz, de buen comportamiento en carretera y contrastada capacidad off-road. Es verdad que está mejor acabado y equipado que el Mahindra, pero, claro, también resulta bastante más caro.

Quien necesite un coche realmente duro, una herramienta de trabajo indestructible y a un precio asequible, puede recurrir también al Santana Aníbal. El todo terreno español es un poco más caro que el Mahindra, pero, a cambio, ofrece un extra de dureza, 10 caballos más y mejores cualidades off-road.
En su contra hay que citar su excesiva rusticidad. Si el Mahindra nos parece espartano y tosco, el Santana nos remite a un tiempo en que la automoción estaba casi arrancando. Pero en los trabajos más duros esto es justamente lo que hace falta: fortaleza y fiabilidad.

Seguramente, el gran rival del Mahindra sea el Tata Grand Safari, un coche que, como nuestro protagonista, viene de la emergente industria india.
El Tata tiene más motor, aunque no ofrece más caballos, lo que nos lleva a pensar en una cierta ventaja mecánica para el Goa. En cualidades off-road están más o menos igualados, pero el Tata tiene un as en la manga: siete plazas. Mahindra no las ofrece en España, con lo que este rival es la solución para quien necesite más capacidad de transporte de personas.
Por precio están igualados, y eso que el Tata es un poco más actual en apariencia y acabados.

Quien considere que el Mahindra es un coche demasiado anticuado, puede optar por esta versión del Montero. Se trata de la variante anterior a la actual, con lo que tampoco estamos hablando de tecnología punta, pero sí de un coche más moderno que el Goa.
El Montero Sahel es un todo terreno muy capaz, de buen comportamiento en carretera y contrastada capacidad off-road. Es verdad que está mejor acabado y equipado que el Mahindra, pero, claro, también resulta bastante más caro.

Quien necesite un coche realmente duro, una herramienta de trabajo indestructible y a un precio asequible, puede recurrir también al Santana Aníbal. El todo terreno español es un poco más caro que el Mahindra, pero, a cambio, ofrece un extra de dureza, 10 caballos más y mejores cualidades off-road.
En su contra hay que citar su excesiva rusticidad. Si el Mahindra nos parece espartano y tosco, el Santana nos remite a un tiempo en que la automoción estaba casi arrancando. Pero en los trabajos más duros esto es justamente lo que hace falta: fortaleza y fiabilidad.

Seguramente, el gran rival del Mahindra sea el Tata Grand Safari, un coche que, como nuestro protagonista, viene de la emergente industria india.
El Tata tiene más motor, aunque no ofrece más caballos, lo que nos lleva a pensar en una cierta ventaja mecánica para el Goa. En cualidades off-road están más o menos igualados, pero el Tata tiene un as en la manga: siete plazas. Mahindra no las ofrece en España, con lo que este rival es la solución para quien necesite más capacidad de transporte de personas.
Por precio están igualados, y eso que el Tata es un poco más actual en apariencia y acabados.

Quien considere que el Mahindra es un coche demasiado anticuado, puede optar por esta versión del Montero. Se trata de la variante anterior a la actual, con lo que tampoco estamos hablando de tecnología punta, pero sí de un coche más moderno que el Goa.
El Montero Sahel es un todo terreno muy capaz, de buen comportamiento en carretera y contrastada capacidad off-road. Es verdad que está mejor acabado y equipado que el Mahindra, pero, claro, también resulta bastante más caro.

Quien necesite un coche realmente duro, una herramienta de trabajo indestructible y a un precio asequible, puede recurrir también al Santana Aníbal. El todo terreno español es un poco más caro que el Mahindra, pero, a cambio, ofrece un extra de dureza, 10 caballos más y mejores cualidades off-road.
En su contra hay que citar su excesiva rusticidad. Si el Mahindra nos parece espartano y tosco, el Santana nos remite a un tiempo en que la automoción estaba casi arrancando. Pero en los trabajos más duros esto es justamente lo que hace falta: fortaleza y fiabilidad.

Seguramente, el gran rival del Mahindra sea el Tata Grand Safari, un coche que, como nuestro protagonista, viene de la emergente industria india.
El Tata tiene más motor, aunque no ofrece más caballos, lo que nos lleva a pensar en una cierta ventaja mecánica para el Goa. En cualidades off-road están más o menos igualados, pero el Tata tiene un as en la manga: siete plazas. Mahindra no las ofrece en España, con lo que este rival es la solución para quien necesite más capacidad de transporte de personas.
Por precio están igualados, y eso que el Tata es un poco más actual en apariencia y acabados.

Galería relacionada

Mahindra Goa.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...