Lexus IS 220d Premium

Probar un Lexus siempre es una experiencia interesante. Sofisticados, elegantes, refinados... Estos coches proponen una visión muy diferente de la automoción. El nuevo IS 220, una impecable berlina Diesel, es buen ejemplo de lo que queremos decir. Lástima que su motor no sea un poco más brillante...
-
Lexus IS 220d Premium
Lexus IS 220d Premium

Si el Lexus está bien hecho y transmite esa sensación es, en nuestra opinión, gracias a su excelente chasis. Con nueve centímetros más de longitud, el IS alcanza ya los 4,57 metros, logrando de paso una batalla de 2,73 metros, con una anchura total de 1,53 metros y una altura de 1,44. Esta plataforma, sólida y compleja, combina una base de rodadura amplia con unas suspensiones muy elaboradas, con triángulos superpuestos en el eje delantero y multibrazo en el trasero.

La combinación da un resultado magnífico: estabilidad, confianza, aplomo. Justo lo que hace falta para conducir un coche de propulsión trasera sin que haya que temer desmanes de ningún tipo.

<

p> Los ingenieros de Lexus han debido de pasar un mal rato a la hora de ajustar los tarados de este chasis. Y no porque sea malo o tenga problemas, sino porque han debido de realizar un duro ejercicio de autocontrol para no dejarse llevar por sus impulsos y hacer un coche deportivo. Con estos mimbres, habrían disfrutado como niños ajustando muelles y amortiguadores para hacer una tabla de carreras. En lugar de eso, se han refrenado y han construido un coche que, sin dejar de ser eficaz, es muy confortable.

El Lexus IS disfruta de un equilibrio exquisito. Es capaz de ir muy rápido, demostrando firmeza y solidez. Y, al tiempo, es un coche cómodo para viajar, una berlina aplomada y de rodar elegante. La amortiguación sujeta la carrocería con energía y neutraliza cualquier impacto que llegue del suelo por muy roto que esté el asfalto, filtrando las irregularidades y aislando el habitáculo con la calidad de un coche de gama alta.
Al tiempo, muelles y brazos de la suspensión hacen que el coche trace las curvas bien apegado al suelo, obedeciendo siempre a la perfecta y rápida dirección eléctrica. No hay apenas querencias, y eso que estamos ante un propulsión trasera. Pero, gracias al buen trabajo de la suspensión y a unos superlativos neumáticos 205/55 R16, el coche acomete los giros sin dejarse llevar, muy seguro y, sin ser una tabla, bastante firme.

Para encontrar alguna mala reacción hay que forzar mucho la máquina, por ejemplo acelerando con ímpetu a la salida de una curva. Pero, incluso en esas circunstancias, el coche se deja dominar con facilidad y, si algo se va de las manos, ahí está un atento control de estabilidad que, con ciertas brusquedades, aparece para poner orden. Los frenos muestran gran mordiente, si bien, después, no son muy dosificables. Aun así, sujetan con bastante fuerza al coche.

<

p> Como se puede ver, el conjunto es magnífico. Suave y cómodo para viajar, lo suficientemente enérgico y estable como para divertirse un poco al volante. Es evidente que podría ser mucho más confortable y también mucho más deportivo, pero, fiel al espíritu de Lexus, el chasis apuesta por una mezcla exacta de ambas cualidades.

Un bastidor tan eficaz requiere un motor de primera línea para extraer todo el jugo que puede dar. Y en Lexus-Toyota tienen grandes motores Diesel, como este 2.2 D4-D de 177 CV, una máquina que ya conocemos de coches como el Avensis o el Corolla Verso.

Es un motor moderno y enérgico, con un poderoso par máximo de 42,2 mkg a 2.165 rpm y una aceptable capacidad para estirarse. Sin embargo, se echa en falta presencia de ánimo por debajo de las 2.000 vueltas. En la primera parte del cuentavueltas falta pegada, lo que obliga a mover mucho el cambio para no perder entrega. Después, el motor exhibe su elasticidad y mantiene el empuje hasta llegar a las 4.000 vueltas. Luego ya queda poca energía, pero supera las 5.000.

En nuestra opinión, es una pena que el motor tenga tan pocos bajos, porque se limita la diversión al volante, ya que el Lexus se para mucho a la salida de las curvas lentas. Hay que estar atentos al cambio para que no falte fuerza en la salida y, la verdad, el cambio no es de lo mejor. Correcto, pero ni deportivo, ni muy rápido, ni de gran tacto y, lo que es peor, con una segunda muy corta que se acaba en nada y un salto demasiado largo hasta la tercera. Esas características impiden aprovechar bien lo que el motor tiene por debajo de las 2.000 vueltas y, además, se conjugan con una sexta larguísima que, aunque mejora el consumo, apacigua el carácter del coche.

Por cierto, el consumo se queda en 7,5 litros cada 100 km de media, un dato que no resulta espectacular, pero que tampoco es para dejar de lado.

Este motor 2.2. D4-4 es uno de los motores turbodiésel más interesantes del mercado. Fue el primero en aportar una potencia de este nivel, 177 CV nominales que, en nuestro banco de rodillos se han quedado en sólo 170 CV. Está construido sobre un bloque de cuatro cilindros, con inyección directa por conducto común de tercera generación, turboalimentación e intercooler.
Este complejo equipo de inyección introduce el gasóleo con una presión de 1.800 bares a través de inyectores piezoeléctricos de 10 orificios cada uno. El resultado es un control exhaustivo del proceso, con un total de cinco inyecciones por ciclo. Ruidos, vibraciones y emisiones contaminantes se han reducido al mínimo, tanto, que el coche cumple sin problemas los requisitos de la Euro IV. Para ello, cuenta también con un sistema catalítico de reducción de óxidos nitrosos y de partículas contaminantes, con lo que puede alardear con motivo de ser uno de los Diesel más respetuosos con el medio ambiente.

LO MEJOR
LO PEOR

* Refinamiento de marcha
* Acabados y materiales
* Aislamiento del interior

* Falta fuerza a bajas revoluciones
* Asientos traseros escasos
* Maletero justo

Galería relacionada

Lexus IS 220d

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...