Lexus CT 200h

Los ingenieros de Lexus continúan poniendo a punto al primer compacto híbrido premium: el CT 200h. Se trata de una alternativa de bajas emisiones a los BMW Serie 1 y Audi A3. Lo veremos en configuración definitiva después del verano, antes de su arranque comercial en nuestro país a principios de 2011.
-
Lexus CT 200h
Lexus CT 200h

Nosotros ya hemos viajado en él. Eso sí, no era ni tan siquiera un modelo de preserie, era un Lexus CT 200h realizado artesanalmente en el centro de I+D que Lexus y Toyota tienen en Bruselas. Nos pudimos subir a bordo de dos versiones: una más lujosa con cuero, navegador y un atractivo manejo de los comandos a través de un voluminoso ratón central con manejo similar al de un ordenador convencional, mientras que la otra variante recurría a tapicerías textiles sin combinaciones bicolores ni aparición de madera de bambú en su frontal.

No se nos ha permitido conducir el Lexus CT 200h, pero hemos tenido la oportunidad de viajar de copilotos durante una hora larga al lado de dos de los principales ingenieros que han participado en su desarrollo: Hirokazu Koga y Bruno Reinke.


Motor combustión: 4 cilindros en línea, 1.798 cm3
Potencia: 98 CV a 5.200 rpm
Motor eléctrico: Síncrono de imán permanente
Potencia: 60 kW
Potencia combinada: 136 CV
Baterías: Níquel-metal hidruro
Tracción: Delantera
Tipo de Cambio: Variable continua CVT
Largoxanchoxalto: 4.320x1.765x1.430 mm
Batalla/vías: 2.600/1.525-1.525 mm
Llantas: 17 pulgadas
Maletero: 345 litros (700 con banqueta escamoteada)
Vueltas volante: 2,6

En cuanto al diseño del Lexus CT 200h, el coche es prácticamente idéntico al concept mostrado en el Salón del Automóvil de Ginebra. Su estética es algo diferente para lo que conocemos entre los compactos, con unos poderosos paragolpes que dan más personalidad a la zona frontal. En su silueta, llama la atención la escasa altura al suelo. Así, la posición de conducción es muy de carreras, muy tendida, aunque cómoda para alguien de poco más de metro ochenta de altura. El volante es grueso, de los que gusta coger, con zona especial para el agarre justo a las diez y diez. En cuanto al salpicadero, éste es muy horizontal con una imponente consola central. En los asientos posteriores, hay un buen espacio para las piernas.

Sabíamos que este Lexus CT 200h montaba el conocido sistema de propulsión, tanto térmico como híbrido, del Toyota Prius, igual que otros elementos como el equipo de frenos… Pero se nos había advertido que habían trabajado duro para darle al coche otro carácter. Isao Kanehara, el máximo responsable técnico de Lexus, nos guía en esta búsqueda de lo que el ojo no ve. Nos cuenta que el eje trasero es mucho más eficiente –así parece ser en las carreteras de curvas enlazadas de doble dirección que rodean la capital belga y donde el coche parece ir sobre raíles pese a circular rápido-. Kanehara nos presenta y explica otra doble innovación tecnológica que busca reducir al máximo las vibraciones internas: es una especie de amortiguador –juega con los fluidos viscosos y gaseosos- que bajo el nombre de ‘performance damper’ se ubica horizontalmente de lado a lado de la carrocería tanto en el frontal –justo detrás del motor y entre las columnas convencionales de la suspensión-, y otra alojada en la parte inferior del paragolpes trasero-.

También se nos destaca el trabajo en la rigidez sin encarecer el peso del conjunto. Preguntamos cuánto pesará. Lo mismo que un modelo Diesel de la competencia, nos dicen –poco más de 1,4 toneladas, admiten poco tiempo después-. Respecto al coeficiente aerodinámico, éste ha sido otro los aspectos en los que se ha trabajado de forma concienzuda, hasta lograr un 0,28.

Mismo botón de arranque sin llave que en el Prius. Mismo pedal de freno de pie en el Lexus CT 200h que en el Prius. Automáticamente nos encontramos en el modo normal. Pulsamos la tecla EV para comprobar cómo el modo eléctrico nos propulsa ‘entre dos y tres kilómetros según el tráfico y la orografía’, nos comenta el alemán Reinke –responsable del capítulo de Prestaciones dentro de Lexus-. Cuando las baterías –visibles tras el piso del maletero- se agotan, un aviso acústico nos indica que volvemos al modo normal con el correspondiente incremento acústico. A partir de aquí, en el voluminoso botón redondo de la consola central con toque hacia la izquierda elegimos el modo Eco, y hacia la derecha buscamos el Sport –en el cuadro de mandos desaparecen los indicadores de la eficiencia dando paso a un cuentavueltas, además de modificarse la gestión del control de estabilidad ESP y del control de tracción-.

En el capítulo de la seguridad, ocho airbags incluidos los de rodillas para conductor y acompañante, sistema anticolisión aunque en ningún momento intrusivo y sí avisando acústicamente al conductor del peligro y preparando cinturones y frenos para la situación más crítica son sus elementos más destacados.

El Lexus CT 200h es el primer modelo del grupo Toyota que incorpora un sistema de inhibición electrónica del pedal del acelerador ante el accionamiento del freno. Queremos conocer si el mayor fabricante del planeta ha sido capaz de romper con los fantasmas norteamericanos del pasado invierno que les llevaron a las primeras páginas de la actualidad automovilística. Bruno Reinke se encarga de hacernos la prueba por tres veces consecutivas. Pie a fondo en los dos pedales y el coche se clava instantáneamente, incluso sin el ruido de un motor revolucionado.

Galería relacionada

Lexus CT200 H

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...