Primera prueba: Land Rover Discovery Sport, aventurero

Ahora SUV de altos vuelos, pero con ADN Land Rover. Garantizado no ya un mínimo de aptitudes fuera del asfalto, sino cualidades de referencia para un producto totalmente nuevo que pasa a destacar, también por polivalencia de uso, eficacia y sensaciones de conducción.
Raúl Roncero.

Twitter: @Rron0_autopista -

Primera prueba: Land Rover Discovery Sport, aventurero
Primera prueba: Land Rover Discovery Sport, aventurero

Land Rover coge a contramano a sus rivales: dos coches bajo una misma carrocería. Aquí no hay nada semejante con posibles configuraciones de 5 y 7 plazas,  salvo contadas excepciones de marcas generalistas o coches de tamaño claramente superior . Carrocería única para competir con Q5, X3 o GLC... Y prometen volver a morder mercado allí donde haya hueco. De momento, el Sport es primer eslabón de una gama que con el tiempo declinará en un Discovery "a secas" radicalmente diferente al ya icónico modelo actual con el que seguir cubriendo uno de sus tres pilares: ocio.

Y polivalencia. Es apenas 9 cm, mayor que el Freelander2 al que al final acabará sustituyendo, pero Land Rover se ha sacado de la manga una tercera fila de asientos... dicen que para niños de 13 años de media, pequeñas por tanto, pero ahí están. En parte, el elaboradísimo tren posterior ha sido el que ha permitido ese pequeño gran detalle que hace al Discovery Sport único en su especie. Evolución sobre la arquitectura Evoque, con torretas de suspensión posterior separadas 10 cm más, esconde brazos de aluminio huecos junto a un diseño súper compacto para poder esconder bajo el piso del maletero una rueda de repuesto de verdad o, en su defecto, los dos asientos adicionales —en ese caso, con rueda de repuesto bajo el piso—. Sus dos brazos inferiores no confluyen en el buje en una sólida articulación única, sino que están soportados por dos flejes de acero que permiten, de un lado, un mayor control de convergencia en apoyo y, de otro, un superior recorrido de suspensión toda vez que permite suprimir los habituales topes de goma.

5 ó 7 plazas

Land Rover Discovery SportEfectivamente, ya hemos podido comprobar que las plazas de la tercera fila no dan mucho de sí para adultos, para quienes pueden ser apoyos para cortas distancias, pero sí son totalmente válidas para niños de corta edad. Plegadas, quedan perfectamente integradas en el maletero y a la hora de guardarlas es tan sencillo como apretar un botón para que se "tumben" automáticamente. Todas las filas de asientos cuentan con salidas de ventilación y puertos USB y, desde la primera a la última, tienen una disposición tipo estadio: la segunda está 5 cm sobreelevada respecto a la primera, y la última otros 2 cm más. La segunda fila, con recorrido longitudinal y gran anchura, recibe de buen grado tres pasajeros adultos. Gracias a su modularidad, el volumen de maletero con cinco plazas oscila entre 479 y 689 litros.

El ambiente es impecable, con un estilo propio claramente definido, respira el diseño Evoque pero con un tratamiento más Range Rover aún, con calidades excelentes que se ven a la vista y se sienten no sólo al tacto. Echar a rodar en este Discovery Sport supone descubrir un gran avance en calidad de rodadura, aislamiento, filtrado y confort. No han sido para nada idílicas las condiciones en las que hemos podido probar el coche, equipados con rueda de contacto y clavo para poder desenvolverse en un país absolutamente nevado como Islandia, pero el Land Rover Discovery Sport apunta buenas maneras en este sentido. Hay cuatro niveles de equipamiento en el que la dotación va creciendo exponencialmente y, lo mejor es que todos son compatibles con todo: dos motores, dos posibles transmisiones y cinco o siete plazas. Sólo hay una excepción: el sistema más complejo de tracción total, el opcional denominado Active Driveline, no puede equiparse en las versiones de 7 plazas al añadir en el eje posterior un mayor número de órganos mecánicos.

Con nivel en el campo

Land Rover Discovery SportNi tiene reductora ni intención de tenerla, pero llamarse Discovery exige nivel fuera del asfalto. Son esas nuevas suspensiones, con sus más de 30 cm de recorrido vertical, las que van a intentar buscar apoyo a toda costa para poder traccionar en condiciones extremas. Ayuda a la que hay que sumar peso de SUV, no de todoterreno o una caja de cambios automática de 9 marchas con una primera ultra-corta para ascensiones o arranques a plena carga que la gestión del cambio sólo utiliza si la demanda el conductor. Y la guinda, nuevos sistemas de tracción total, denominados Efficient Driveline y Active Driveline, este último con arranque y circulación en 4x4 variable hasta 35 km/h, para dejar en modo latente, sin arrastre alguno, el tren posterior, con capacidad para volver a estar transmitiendo par en cuestión de 350 milisegundos.  Como colofón, Terrain Response con cuatro modos más un quinto denominado Dynamic en caso de montar suspensión Adaptativa mediante amortiguador magnetorreológico, con gestión que analiza los movimientos de la carrocería a razón de 500 veces por segundo. 21 cm de altura al suelo, 25 y 31 grados para sus ángulos de ataque y salida, respectivamente, y 60 cm de capacidad de vadeo –con detector de profundidad mediante sensores en los retrovisores– son los complementos para que, como afirman sus responsables, el cliente ni tan siquiera sepa qué rueda es la que realmente está haciendo avanzar al coche. 

Land Rover Discovery SportComo te decía, Islandia ha sido el escenario donde poder conducir por primera vez el Land Rover Discovery Sport. Allí es cierto que pequeños y grandes coches se mueven con absoluta natural gracias a específicos neumáticos de inviernos, aunque hacerle en Discovery Sport bajo la mayor tormenta que había aterrizado en el país en los últimos años en una garantía. Tuvimos que abortar pasos de ríos por estar literalmente congelados y buena parte de las rutas off-road fueron igualmente canceladas debido que era imposible adivinar el trazado, pero en sobre carreteras en las que tan sólo divisas los límites de anchura, se desenvolvía como pez en el agua. Su capacidad de tracción, elástico motor y la suavidad de la caja automática que probamos permite ir progresando despacio, sin necesidad de abordar pasos a excesiva velocidad para evitarquedarse atascados. Las  ayudas y asistentes a la conducción aportan no sólo seguridad, sino también gran facilidad de uso y conducción fuera del asfalto.

Al volante 

Poco hemos conducir en condiciones estándar, pero Discovery Sport pretende también explorar otra nueva cara en la marca en la que ya se han dado paso de gigantes con el Evoque. Prometen no sólo gran prestación dinámica, algo que no falta en la actual generación de productos de la marca, si no los mejores estímulos y sensaciones al volante. Habrá que esperar hasta poder rodar sobre negro asfalto para poder comprobarlo, pero lo sí está claro es que no faltan medios para conseguirlo.  

 

Precios

Gama y precios  (en euros)

5 plazas manual

5 plazas Automático

7 plazas manual

7 plazas automático

2.2L TD4 Diesel 150CV 4x4 S              

36.350

38.850

38.140

42.256

2.2L TD4 Diesel 150CV 4x4 SE   

41.000

43.500

42.370

46.654

2.2L TD4 Diesel 150CV 4x4 HSE        

46.700

49.200

48.070

52.581

2.2L TD4 Diesel 150CV 4x4 HSE Luxury        

52.850

55.350

54.220

58.975

2.2L SD4 Diesel 190CV 4x4 S            

38.700

42.800

42.100

44.661

2.2L SD4 Diesel 190CV 4x4 SE

43.350

47.650

46.498

49.074

2.2L SD4 Diesel 190CV 4x4 HSE     

49.050

53.550

52.425

54.974

2.2L SD4 Diesel 190CV 4x4 HSE Luxury

55.200

59.950

58.819

61.374

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...