Prueba: Land Rover Discovery Sport 2.0 TD4/180 Aut. 4x4

Si buscas un SUV de lujo muy cómodo, con gran espacio hasta para 7 y, ante todo, eficaz como 4x4, este nuevo Land Rover Discovery Sport Diesel es, sin duda, tu coche.
Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp Fotos: Israel Gardyn. -

Prueba: Land Rover Discovery Sport 2.0 TD4/180 Aut. 4x4
Prueba: Land Rover Discovery Sport 2.0 TD4/180 Aut. 4x4

Claro que, si a cambio, necesitas un SUV para moverte sólo por asfalto y que ofrezca un bajo consumo, tanto un Audi Q5 como un BMW X3 serán mejores opciones. Y es que, en plena fiebre por el SUV 100% de asfalto, 4x2 y de gran eficiencia, este nuevo Land Rover Discovery Sport sobresale a cambio por ser el más versátil de su clase, el que mejor capacidad todo terreno ofrece y, también, el que nos obsequia con uno de los mejores espacios: un SUV familiar, por tanto, incomparable para grandes aventuras.

Tercer Land Rover Discovery Sport pues que probamos y tercera misma sensación. Ni siquiera el estreno hoy de una nueva familia de motores Diesel Ingenium, de menor cilindrada y más moderna ingeniería, cambia esta vez su orientación. Sí, con un nuevo turbodiésel 2.0 TD4 de 180 CV de potencia en lugar del anterior 2.2 SD4 de 190 CV, cierto que rebaja su consumo en ciudad 1 litro de media cada 100 km, que ya es; pero no sentirás luego mucho más avance en su rendimiento.

Personalidad de un Discovery Sport que viene a cambio marcada por su sello Land Rover y por su incuestionable gen aventurero: estamos, sin duda, ante el SUV más capaz de su clase. Y lo es porque nunca creerás en él estar en un SUV evolucionado a turismo… como percibes hoy a prácticamente todos sus rivales. Por su herencia 4x4, este Land Rover trabaja con mayores recorridos de suspensión, órganos más robustos, mayor altura tanto de carrocería como de cota libre al suelo e, incluso, con los mejores ángulos TT de su categoría y una capacidad de vadeo de hasta 1 metro, casi la de un Defender y visible incluso por pantalla con un sensor opcional en los retrovisores.

Valora tu coche gratisNo hay por tanto hoy casi superficie que se resista a este Land Rover Discovery Sport, y menos manejando a conciencia su sistema de programas de conducción Terrain Response, de serie y capaz de adaptar tanto su mecánica como su electrónica en 4 modos: General, Hierba/Grava/Nieve, Barro y Arena. Pero, obviamente, también por el contrario sentirás en este Discovery Sport un peso real de casi 2,1 toneladas, alrededor de 200 kg extra frente a todos sus rivales.

Olvida por tanto con este Land Rover Discovery Sport comparaciones cuerpo a cuerpo con un Audi Q5 o un BMW X3, por poner dos buenos ejemplos. Ni uno, ni otro, por supuesto llegarán a terrenos donde lo hacemos hoy con el Land Rover, ni tampoco ofrecen de momento su exclusiva variante de 7 plazas con 3 filas de asientos que medimos tan utilizables en este Discovery como las de un gran monovolumen actual. Ahí es donde este Land Rover se hace fuerte… a cambio, claro, de no alcanzar tampoco ni los consumos, ni las prestaciones reales de sus rivales. Ni siquiera con su nuevo motor Diesel Ingenium.

Land Rover Discovery SportLand Rover Discovery Sport 2.0 TD4: nuevo motor

Y es que esperábamos mucho de esta nueva generación de motores, todos de aluminio, 2,0 litros, turbo y con variantes de 150 CV de base, o los 180 CV superiores que ahora probamos. Lo cierto es que en marcha sobre este Land Rover Discovery Sport ofrece una gran suavidad, muy buen tacto subiendo de vueltas y, en general, una respuesta muy agradable siempre acompañada, como en el anterior motor 2.2 SD4, de un fantástico cambio automático ZF de 9 marchas que funciona muy bien, sin tirones, sin resbalamiento y con unas transiciones casi inapreciables.

Pero también es un hecho que, probado también antes sobre los Jaguar XE y XF, este motor no termina de destacar tampoco en el Land Rover Discovery Sport, ni ante más completos motores Diesel de 2,0 litros rivales como el 20d de BMW, ni aquí en concreto frente a su predecesor el 2.2 SD4. Su peso, ante el BMW X3, es sin duda un lastre, y lo paga con aceleraciones y adelantamientos hasta 2 segundos más lentos y con consumos en carretera casi 1,5 l/100 km más altos. Pero el anterior Land Rover Discovery Sport 2.2 SD4 pesaba lo mismo, y también era más de medio segundo más rápido en todas sus mediciones, con consumos en carretera idénticos… y altos: 7,3 l/100 km reales. Cuestión de mayor cilindrada y algo más de pegada, con un 2.0 TD4 hoy con una respuesta más débil hasta 1.500 rpm.

Land Rover Discovery Sport: confort y uso 4x4

No es el rendimiento así el punto fuerte de este Land Rover Discovery Sport 2.0 TD4 180 CV que, a cambio, saca pecho si hablamos de comodidad. Aunque algo más rumoroso y con más vibraciones al ralentí, ya en marcha el aislamiento con el que rueda y el confort que aporta su amortiguación (a pesar de no ser blanda en compresión, muestra luego una flexibilidad y una capacidad de absorción muy buenas) le otorgan una comodidad incluso superior a los BMW X3 y Audi Q5, eso sí, a cambio más ágiles y precisos en sus movimientos. Porque en este Land Rover Discovery Sport sentirás siempre buenos y firmes apoyos en curva, con el gran guiado que aporta además una dirección de radio variable muy eficaz, pero también con inercias y un balanceo de carrocería siempre también más acusados. Nuevamente, peso y altura irrumpen en escena.

Land Rover Discovery Sport 2.0 TD4/180Como también irrumpe, según sales de asfalto o pasas por firmes de baja adherencia, una tracción total con un anticipativo 4x4 por Haldex de 5ª generación, un eficaz control de descenso, neumáticos mixtos y hasta una 1ª marcha cortísima que puedes forzar en situaciones extremas casi a modo de reductora: ten en cuenta que, por lo general, este Land Rover Discovery Sport arrancará siempre en una 2ª marcha que, además, sólo sirve de impulso. Es lo que tiene contar con tantas velocidades: que Land Rover adapta las 9 a las distintas necesidades.

Para lo que no necesitarás tampoco demasiada adaptación en este Land Rover Discovery Sport será para disfrutar del espacio y la calidad interior de realización que propone siempre este modelo. A un diseño atractivo con mucho rasgo del Range Rover Evoque (del que toma también elementos estructurales y mecánicos) y un equipamiento de lo más completo en entretenimiento y seguridad, este SUV suma un espacio para 7 plazas comparable al del mejor monovolumen medio, incluso superior a Renault Grand Scénic o Ford Grand C-Max. Mucho hueco, una gran anchura, un piso plano y un gran maletero que, con 5 plazas, cubica mínimo 500 litros de capacidad, pero que puede llegar a superar incluso los 625 litros desplazando la banqueta de la 2ª fila, coronan a un SUV familiar y versátil donde, como dijimos en su día, sólo unos duros y no muy elaborados reposacabezas de la 3ª fila, y la ausencia de un compartimento donde guardar la bandeja si elevas esos dos bien enrasados últimos asientos, son detalles mejorables. Porque incluso el alto precio que verás de esta versión HSE Luxury ultra equipada (60.720 euros), podrás rebajarlo en más de 15.000 € si apuestas al acabado Pure de acceso ya bien equipado. Eso sí, cuesta ya también 44.650 euros.

También te puede interesar:

Consumos reales de Land Rover

Los Land Rover de 2016

El nuevo Land Rover Defender, listo en 2018

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...