Kia Picanto 1.1 CRDi

Talla reducida, comportamiento sorprendente y un motor que ofrece unas buenas prestaciones: qué mejor carta de presentación para el nuevo Kia Picanto, ahora, con motor Diesel.
Autopista -
Kia Picanto 1.1 CRDi
Kia Picanto 1.1 CRDi
Ver vídeoVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=45594&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Kia Picanto

Las ciudades demandan cada vez vehículos más pequeños, pero no por ello los utilitarios son más baratos que otros tipos de coches, más bien, al contrario.

<

p> Cuando probamos un utilitario, nos preguntamos cómo alguien puede comprarse un vehículo que cuesta casi 12.000 euros, para llevarseun coche de reducidas dimensiones –en muchas ocasiones de sólo cuatro plazas- y con un equipamiento más bien parco. ¡En el mercado hay compactos más completos por poco más de dos millones de las antiguas pesetas!

El Kia Picanto está dentro de estas "incomprensibles compras". Sin embargo, sólo lo encuadramos en este segmento mientras realizamos el trabajo de mesa y recogemos los datos objetivos. En el preciso instante en que abrimos la puerta, nos sentamos frente al volante y giramos la llave, cambiamos de parecer.

¿El motivo de este cambio de opinión? Sin lugar a dudas, se debe a tres factores: el motor, un comportamiento agradable y un interior confortable. Tiene sus puntos débiles, claro, como el espacio en las plazas traseras o el reducido, casi inexistente, maletero, pero las bazas positivas pesan más en la valoración del conjunto.

El propulsor que anima al Picanto CRDI es de gasóleo y tiene una de las cilindradas más reducidas del espectro comercial en España: 1,1 litros, con los cuales anuncia una potencia oficial de 75 CV a 4.000 rpm, una cifra que, después de pasar por nuestro banco de rodillos, comprobamos que es mayor. Nuestro Centro Técnico ha corroborado que, realmente, esta mecánica CRDI ofrece 82 CV a 3.900 vueltas y un par motor de 17,5 mkg a 1.990 giros. El motor más pequeño que ofrecía hasta ahora Kia era uno con mayor cilindrada -1,5 litros- y que "sólo" aportaba 88 CV.

Con esta carta de presentación, y teniendo en cuenta que se trata de un utilitario de reducidas dimensiones, (3,4 m de longitud, 1,5 de anchura y 1,4 de altura) y poco peso (1.064 kg, un poco más que las versiones de gasolina), obtenemos un producto de carácter vivo y muy agradable de conducir.

<

p> Pero lo más importante no es el dato concreto, sino cómo se transmiten todos los registros al conductor mediante brillantes aceleraciones, buenas recuperaciones y adelantamientos dignos de un motor más potente. Gracias a unos desarrollos cortos de la transmisión, podemos exprimir al máximo la mecánica y jugar con la caja de cambios casi como lo haríamos con un gasolina.

<

p> Eso sí, el ruido, cuando llevamos al coche algo revolucionado, se nota bastante. Las causas son, creemos, la insonorización del habitáculo y la arquitectura de tres cilindros de la mecánica, que siempre es más ruidosa que las de cuatro.

Nos ha sorprendido gratamente el comportamiento del Picanto, tanto en ciudad como fuera de ella. En la urbe, porque su tamaño y la alegría del motor nos llevan por atascos y calles estrechas, solucionándonos el problema de aparcamiento en "ese" pequeño hueco que hemos encontrado.

<

p> En carretera también nos gusta, ya que tiene un mayor peso que las versiones gasolina (el propulsor Diesel es más pesado) y porque los ingenieros de Kia se han encargado de reforzar las suspensiones para hacer frente a ese mayor peso. Y es que la barra estabilizadora trasera, por ejemplo, es un poco más gruesa. Las suspensiones son más firmes y la carrocería no se balancea mucho al tomar curvas a cierta velocidad- Hay que tener en cuenta, no obstante, que no se trata de un coche "para ir de carreras", ni mucho menos. Eso sí, se comporta de manera noble, avisándonos de su carácter subvirador si entramos en las curvas cerradas a más velocidad de la recomendable.

<

p> El consumo es contenido, sobre todo si tenemos en cuenta la potencia que ofrece. Según nuestros cálculos, consume 5,6 litros a los 100 km/h en media ponderada (que incluye un recorrido con un un 30 por ciento en ciudad; un 30 por ciento en carretera y un 40 por ciento en autopista). En ciudad, la media se sitúa ligeramente por encima, en 6 litros a los 100 km/h. En autovía, a una velocidad constante de 120 km/h, obtenemos unos satisfactorios 4,8 litros a los 100 km/h.

El Kia Picanto CRDI acelera de 0 a 100 km/h en 13,1 segundos y tarda en recorrer el primer kilómetro, partiendo desde parado, 35 segundos.

Para estar a la altura de la mecánica, en Kia han dotado al Picanto con un equipo de frenos que permiten al vehículo colocarse entre los utilitarios con mejor frenada del mercado. Comparándolo con las versiones similares en motorización del Citroën C1, del Fiat Panda y del Volkswagen Fox, el Picanto obtiene mejores resultados. Desde 120 km/h, el Picanto frena en 55,8 metros, mientras que el "homólogo" de Citroën lo hace en 67,7 metros; el VW Fox en 58,3 metros y el Panda en 61,5 metros.

LO MEJOR
LO PEOR

* Mecánica
* Comportamiento

* Precio elevado
* Maletero reducido

Ver vídeoVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=45594&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Kia Picanto

Las ciudades demandan cada vez vehículos más pequeños, pero no por ello los utilitarios son más baratos que otros tipos de coches, más bien, al contrario.

<

p> Cuando probamos un utilitario, nos preguntamos cómo alguien puede comprarse un vehículo que cuesta casi 12.000 euros, para llevarseun coche de reducidas dimensiones –en muchas ocasiones de sólo cuatro plazas- y con un equipamiento más bien parco. ¡En el mercado hay compactos más completos por poco más de dos millones de las antiguas pesetas!

El Kia Picanto está dentro de estas "incomprensibles compras". Sin embargo, sólo lo encuadramos en este segmento mientras realizamos el trabajo de mesa y recogemos los datos objetivos. En el preciso instante en que abrimos la puerta, nos sentamos frente al volante y giramos la llave, cambiamos de parecer.

¿El motivo de este cambio de opinión? Sin lugar a dudas, se debe a tres factores: el motor, un comportamiento agradable y un interior confortable. Tiene sus puntos débiles, claro, como el espacio en las plazas traseras o el reducido, casi inexistente, maletero, pero las bazas positivas pesan más en la valoración del conjunto.

El propulsor que anima al Picanto CRDI es de gasóleo y tiene una de las cilindradas más reducidas del espectro comercial en España: 1,1 litros, con los cuales anuncia una potencia oficial de 75 CV a 4.000 rpm, una cifra que, después de pasar por nuestro banco de rodillos, comprobamos que es mayor. Nuestro Centro Técnico ha corroborado que, realmente, esta mecánica CRDI ofrece 82 CV a 3.900 vueltas y un par motor de 17,5 mkg a 1.990 giros. El motor más pequeño que ofrecía hasta ahora Kia era uno con mayor cilindrada -1,5 litros- y que "sólo" aportaba 88 CV.

Con esta carta de presentación, y teniendo en cuenta que se trata de un utilitario de reducidas dimensiones, (3,4 m de longitud, 1,5 de anchura y 1,4 de altura) y poco peso (1.064 kg, un poco más que las versiones de gasolina), obtenemos un producto de carácter vivo y muy agradable de conducir.

<

p> Pero lo más importante no es el dato concreto, sino cómo se transmiten todos los registros al conductor mediante brillantes aceleraciones, buenas recuperaciones y adelantamientos dignos de un motor más potente. Gracias a unos desarrollos cortos de la transmisión, podemos exprimir al máximo la mecánica y jugar con la caja de cambios casi como lo haríamos con un gasolina.

<

p> Eso sí, el ruido, cuando llevamos al coche algo revolucionado, se nota bastante. Las causas son, creemos, la insonorización del habitáculo y la arquitectura de tres cilindros de la mecánica, que siempre es más ruidosa que las de cuatro.

Nos ha sorprendido gratamente el comportamiento del Picanto, tanto en ciudad como fuera de ella. En la urbe, porque su tamaño y la alegría del motor nos llevan por atascos y calles estrechas, solucionándonos el problema de aparcamiento en "ese" pequeño hueco que hemos encontrado.

<

p> En carretera también nos gusta, ya que tiene un mayor peso que las versiones gasolina (el propulsor Diesel es más pesado) y porque los ingenieros de Kia se han encargado de reforzar las suspensiones para hacer frente a ese mayor peso. Y es que la barra estabilizadora trasera, por ejemplo, es un poco más gruesa. Las suspensiones son más firmes y la carrocería no se balancea mucho al tomar curvas a cierta velocidad- Hay que tener en cuenta, no obstante, que no se trata de un coche "para ir de carreras", ni mucho menos. Eso sí, se comporta de manera noble, avisándonos de su carácter subvirador si entramos en las curvas cerradas a más velocidad de la recomendable.

<

p> El consumo es contenido, sobre todo si tenemos en cuenta la potencia que ofrece. Según nuestros cálculos, consume 5,6 litros a los 100 km/h en media ponderada (que incluye un recorrido con un un 30 por ciento en ciudad; un 30 por ciento en carretera y un 40 por ciento en autopista). En ciudad, la media se sitúa ligeramente por encima, en 6 litros a los 100 km/h. En autovía, a una velocidad constante de 120 km/h, obtenemos unos satisfactorios 4,8 litros a los 100 km/h.

El Kia Picanto CRDI acelera de 0 a 100 km/h en 13,1 segundos y tarda en recorrer el primer kilómetro, partiendo desde parado, 35 segundos.

Para estar a la altura de la mecánica, en Kia han dotado al Picanto con un equipo de frenos que permiten al vehículo colocarse entre los utilitarios con mejor frenada del mercado. Comparándolo con las versiones similares en motorización del Citroën C1, del Fiat Panda y del Volkswagen Fox, el Picanto obtiene mejores resultados. Desde 120 km/h, el Picanto frena en 55,8 metros, mientras que el "homólogo" de Citroën lo hace en 67,7 metros; el VW Fox en 58,3 metros y el Panda en 61,5 metros.

LO MEJOR
LO PEOR

* Mecánica
* Comportamiento

* Precio elevado
* Maletero reducido

Galería relacionada

Kia Picanto CRDI exterior

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...