Kia Ceed Sporty Wagon: personalidad versátil

Los modelos familiares van ganando popularidad y modelos como el cee’d Sporty Wagon, con un atractivo diseño y una practicidad notable, son la mejor prueba de ello.
-
Kia Ceed Sporty Wagon: personalidad versátil
Kia Ceed Sporty Wagon: personalidad versátil

El maletero es uno de los aspectos más cuidados del Sporty Wagon, ya que, además de ser amplio y aprovechable gracias a sus regulares formas, presenta un práctico espacio compartimentado bajo el piso. Junto a éste hay un cofre posterior en el que caben los triángulos y otros objetos, y otros dos pequeños compartimentos laterales provistos de tapa para depositar bultos poco voluminosos. No faltan los enganches ni la red para sujetar los bultos. La capacidad es notable, pues varía entre 534 y 1.664 litros, en función de si están abatidos o no los asientos traseros. Los precios, que suponen un incremento de 700 euros respecto al 5 puertas, parten de 15.890 euros y llegan hasta los 21.990.

“La versión Diesel de 90 CV resulta suficiente para moverse con soltura. El acabado básico Concept también es satisfactorio y está bien equipado.”

* Precios de 15.890 a 21.990 euros, 700 más que el 5 puertas.

* Motores gasolina de 122 CV y Diesel de 90, 115 y 140 CV.

* Tres niveles de acabado, todos con un generoso maletero compartimentado.

La versión con carrocería familiar del Kia Cee’d se une a la gama del compacto coreano, que se completará totalmente con la próxima llegada del modelo Pro-cee’d de 3 puertas, previsto para el mes de diciembre y más enfocado a lograr un elevado dinamismo de conducción.

El ángulo de apertura del portón y de las puertas es muy amplio para facilitar el acceso.

En el caso del Sporty Wagon, a pesar de su “deportivo” nombre, la puesta a punto está más orientada a lograr un alto confort que a proporcionar eficacia pura. El coche se comporta muy bien y da mucha confianza, si bien, al menos la variante turbodiesel 1.6 CRDi de 90 CV y con equipamiento básico, no tiene una velocidad de paso por curva tan alta como otros Kia cee’d que hemos probado. Sus maneras, sin embargo, son nobles y a pesar de no contar con control electrónico de estabilidad —está reservado para las versiones algo más potentes y equipadas— reacciona de manera muy previsible frente cualquier imprevisto y el eje trasero no se inmuta ante posibles brusquedades con el volante. Este motor, que lleva turbo de geometría variable, resulta satisfactorio en el Sporty Wagon, aunque con este mismo bloque 1.6 CRDi hay otra variante más potente que brinda 115 CV. Hay otro turbodiesel de 140 CV para quien busque mayores prestaciones, así como un 1.6 de gasolina de 122 CV, pero según la marca serán los Diesel los modelos más vendidos.

El volante se regula en altura y profundidad y la postura de conducción es buena.

El maletero es uno de los aspectos más cuidados del Sporty Wagon, ya que, además de ser amplio y aprovechable gracias a sus regulares formas, presenta un práctico espacio compartimentado bajo el piso. Junto a éste hay un cofre posterior en el que caben los triángulos y otros objetos, y otros dos pequeños compartimentos laterales provistos de tapa para depositar bultos poco voluminosos. No faltan los enganches ni la red para sujetar los bultos. La capacidad es notable, pues varía entre 534 y 1.664 litros, en función de si están abatidos o no los asientos traseros. Los precios, que suponen un incremento de 700 euros respecto al 5 puertas, parten de 15.890 euros y llegan hasta los 21.990.

“La versión Diesel de 90 CV resulta suficiente para moverse con soltura. El acabado básico Concept también es satisfactorio y está bien equipado.”

* Precios de 15.890 a 21.990 euros, 700 más que el 5 puertas.

* Motores gasolina de 122 CV y Diesel de 90, 115 y 140 CV.

* Tres niveles de acabado, todos con un generoso maletero compartimentado.

La versión con carrocería familiar del Kia Cee’d se une a la gama del compacto coreano, que se completará totalmente con la próxima llegada del modelo Pro-cee’d de 3 puertas, previsto para el mes de diciembre y más enfocado a lograr un elevado dinamismo de conducción.

El ángulo de apertura del portón y de las puertas es muy amplio para facilitar el acceso.

En el caso del Sporty Wagon, a pesar de su “deportivo” nombre, la puesta a punto está más orientada a lograr un alto confort que a proporcionar eficacia pura. El coche se comporta muy bien y da mucha confianza, si bien, al menos la variante turbodiesel 1.6 CRDi de 90 CV y con equipamiento básico, no tiene una velocidad de paso por curva tan alta como otros Kia cee’d que hemos probado. Sus maneras, sin embargo, son nobles y a pesar de no contar con control electrónico de estabilidad —está reservado para las versiones algo más potentes y equipadas— reacciona de manera muy previsible frente cualquier imprevisto y el eje trasero no se inmuta ante posibles brusquedades con el volante. Este motor, que lleva turbo de geometría variable, resulta satisfactorio en el Sporty Wagon, aunque con este mismo bloque 1.6 CRDi hay otra variante más potente que brinda 115 CV. Hay otro turbodiesel de 140 CV para quien busque mayores prestaciones, así como un 1.6 de gasolina de 122 CV, pero según la marca serán los Diesel los modelos más vendidos.

El volante se regula en altura y profundidad y la postura de conducción es buena.

El maletero es uno de los aspectos más cuidados del Sporty Wagon, ya que, además de ser amplio y aprovechable gracias a sus regulares formas, presenta un práctico espacio compartimentado bajo el piso. Junto a éste hay un cofre posterior en el que caben los triángulos y otros objetos, y otros dos pequeños compartimentos laterales provistos de tapa para depositar bultos poco voluminosos. No faltan los enganches ni la red para sujetar los bultos. La capacidad es notable, pues varía entre 534 y 1.664 litros, en función de si están abatidos o no los asientos traseros. Los precios, que suponen un incremento de 700 euros respecto al 5 puertas, parten de 15.890 euros y llegan hasta los 21.990.

“La versión Diesel de 90 CV resulta suficiente para moverse con soltura. El acabado básico Concept también es satisfactorio y está bien equipado.”

* Precios de 15.890 a 21.990 euros, 700 más que el 5 puertas.

* Motores gasolina de 122 CV y Diesel de 90, 115 y 140 CV.

* Tres niveles de acabado, todos con un generoso maletero compartimentado.

La versión con carrocería familiar del Kia Cee’d se une a la gama del compacto coreano, que se completará totalmente con la próxima llegada del modelo Pro-cee’d de 3 puertas, previsto para el mes de diciembre y más enfocado a lograr un elevado dinamismo de conducción.

El ángulo de apertura del portón y de las puertas es muy amplio para facilitar el acceso.

En el caso del Sporty Wagon, a pesar de su “deportivo” nombre, la puesta a punto está más orientada a lograr un alto confort que a proporcionar eficacia pura. El coche se comporta muy bien y da mucha confianza, si bien, al menos la variante turbodiesel 1.6 CRDi de 90 CV y con equipamiento básico, no tiene una velocidad de paso por curva tan alta como otros Kia cee’d que hemos probado. Sus maneras, sin embargo, son nobles y a pesar de no contar con control electrónico de estabilidad —está reservado para las versiones algo más potentes y equipadas— reacciona de manera muy previsible frente cualquier imprevisto y el eje trasero no se inmuta ante posibles brusquedades con el volante. Este motor, que lleva turbo de geometría variable, resulta satisfactorio en el Sporty Wagon, aunque con este mismo bloque 1.6 CRDi hay otra variante más potente que brinda 115 CV. Hay otro turbodiesel de 140 CV para quien busque mayores prestaciones, así como un 1.6 de gasolina de 122 CV, pero según la marca serán los Diesel los modelos más vendidos.

El volante se regula en altura y profundidad y la postura de conducción es buena.

El maletero es uno de los aspectos más cuidados del Sporty Wagon, ya que, además de ser amplio y aprovechable gracias a sus regulares formas, presenta un práctico espacio compartimentado bajo el piso. Junto a éste hay un cofre posterior en el que caben los triángulos y otros objetos, y otros dos pequeños compartimentos laterales provistos de tapa para depositar bultos poco voluminosos. No faltan los enganches ni la red para sujetar los bultos. La capacidad es notable, pues varía entre 534 y 1.664 litros, en función de si están abatidos o no los asientos traseros. Los precios, que suponen un incremento de 700 euros respecto al 5 puertas, parten de 15.890 euros y llegan hasta los 21.990.

“La versión Diesel de 90 CV resulta suficiente para moverse con soltura. El acabado básico Concept también es satisfactorio y está bien equipado.”

* Precios de 15.890 a 21.990 euros, 700 más que el 5 puertas.

* Motores gasolina de 122 CV y Diesel de 90, 115 y 140 CV.

* Tres niveles de acabado, todos con un generoso maletero compartimentado.

La versión con carrocería familiar del Kia Cee’d se une a la gama del compacto coreano, que se completará totalmente con la próxima llegada del modelo Pro-cee’d de 3 puertas, previsto para el mes de diciembre y más enfocado a lograr un elevado dinamismo de conducción.

El ángulo de apertura del portón y de las puertas es muy amplio para facilitar el acceso.

En el caso del Sporty Wagon, a pesar de su “deportivo” nombre, la puesta a punto está más orientada a lograr un alto confort que a proporcionar eficacia pura. El coche se comporta muy bien y da mucha confianza, si bien, al menos la variante turbodiesel 1.6 CRDi de 90 CV y con equipamiento básico, no tiene una velocidad de paso por curva tan alta como otros Kia cee’d que hemos probado. Sus maneras, sin embargo, son nobles y a pesar de no contar con control electrónico de estabilidad —está reservado para las versiones algo más potentes y equipadas— reacciona de manera muy previsible frente cualquier imprevisto y el eje trasero no se inmuta ante posibles brusquedades con el volante. Este motor, que lleva turbo de geometría variable, resulta satisfactorio en el Sporty Wagon, aunque con este mismo bloque 1.6 CRDi hay otra variante más potente que brinda 115 CV. Hay otro turbodiesel de 140 CV para quien busque mayores prestaciones, así como un 1.6 de gasolina de 122 CV, pero según la marca serán los Diesel los modelos más vendidos.

El volante se regula en altura y profundidad y la postura de conducción es buena.

El maletero es uno de los aspectos más cuidados del Sporty Wagon, ya que, además de ser amplio y aprovechable gracias a sus regulares formas, presenta un práctico espacio compartimentado bajo el piso. Junto a éste hay un cofre posterior en el que caben los triángulos y otros objetos, y otros dos pequeños compartimentos laterales provistos de tapa para depositar bultos poco voluminosos. No faltan los enganches ni la red para sujetar los bultos. La capacidad es notable, pues varía entre 534 y 1.664 litros, en función de si están abatidos o no los asientos traseros. Los precios, que suponen un incremento de 700 euros respecto al 5 puertas, parten de 15.890 euros y llegan hasta los 21.990.

“La versión Diesel de 90 CV resulta suficiente para moverse con soltura. El acabado básico Concept también es satisfactorio y está bien equipado.”

* Precios de 15.890 a 21.990 euros, 700 más que el 5 puertas.

* Motores gasolina de 122 CV y Diesel de 90, 115 y 140 CV.

* Tres niveles de acabado, todos con un generoso maletero compartimentado.

La versión con carrocería familiar del Kia Cee’d se une a la gama del compacto coreano, que se completará totalmente con la próxima llegada del modelo Pro-cee’d de 3 puertas, previsto para el mes de diciembre y más enfocado a lograr un elevado dinamismo de conducción.

El ángulo de apertura del portón y de las puertas es muy amplio para facilitar el acceso.

En el caso del Sporty Wagon, a pesar de su “deportivo” nombre, la puesta a punto está más orientada a lograr un alto confort que a proporcionar eficacia pura. El coche se comporta muy bien y da mucha confianza, si bien, al menos la variante turbodiesel 1.6 CRDi de 90 CV y con equipamiento básico, no tiene una velocidad de paso por curva tan alta como otros Kia cee’d que hemos probado. Sus maneras, sin embargo, son nobles y a pesar de no contar con control electrónico de estabilidad —está reservado para las versiones algo más potentes y equipadas— reacciona de manera muy previsible frente cualquier imprevisto y el eje trasero no se inmuta ante posibles brusquedades con el volante. Este motor, que lleva turbo de geometría variable, resulta satisfactorio en el Sporty Wagon, aunque con este mismo bloque 1.6 CRDi hay otra variante más potente que brinda 115 CV. Hay otro turbodiesel de 140 CV para quien busque mayores prestaciones, así como un 1.6 de gasolina de 122 CV, pero según la marca serán los Diesel los modelos más vendidos.

El volante se regula en altura y profundidad y la postura de conducción es buena.

El maletero es uno de los aspectos más cuidados del Sporty Wagon, ya que, además de ser amplio y aprovechable gracias a sus regulares formas, presenta un práctico espacio compartimentado bajo el piso. Junto a éste hay un cofre posterior en el que caben los triángulos y otros objetos, y otros dos pequeños compartimentos laterales provistos de tapa para depositar bultos poco voluminosos. No faltan los enganches ni la red para sujetar los bultos. La capacidad es notable, pues varía entre 534 y 1.664 litros, en función de si están abatidos o no los asientos traseros. Los precios, que suponen un incremento de 700 euros respecto al 5 puertas, parten de 15.890 euros y llegan hasta los 21.990.

“La versión Diesel de 90 CV resulta suficiente para moverse con soltura. El acabado básico Concept también es satisfactorio y está bien equipado.”

* Precios de 15.890 a 21.990 euros, 700 más que el 5 puertas.

* Motores gasolina de 122 CV y Diesel de 90, 115 y 140 CV.

* Tres niveles de acabado, todos con un generoso maletero compartimentado.

La versión con carrocería familiar del Kia Cee’d se une a la gama del compacto coreano, que se completará totalmente con la próxima llegada del modelo Pro-cee’d de 3 puertas, previsto para el mes de diciembre y más enfocado a lograr un elevado dinamismo de conducción.

El ángulo de apertura del portón y de las puertas es muy amplio para facilitar el acceso.

En el caso del Sporty Wagon, a pesar de su “deportivo” nombre, la puesta a punto está más orientada a lograr un alto confort que a proporcionar eficacia pura. El coche se comporta muy bien y da mucha confianza, si bien, al menos la variante turbodiesel 1.6 CRDi de 90 CV y con equipamiento básico, no tiene una velocidad de paso por curva tan alta como otros Kia cee’d que hemos probado. Sus maneras, sin embargo, son nobles y a pesar de no contar con control electrónico de estabilidad —está reservado para las versiones algo más potentes y equipadas— reacciona de manera muy previsible frente cualquier imprevisto y el eje trasero no se inmuta ante posibles brusquedades con el volante. Este motor, que lleva turbo de geometría variable, resulta satisfactorio en el Sporty Wagon, aunque con este mismo bloque 1.6 CRDi hay otra variante más potente que brinda 115 CV. Hay otro turbodiesel de 140 CV para quien busque mayores prestaciones, así como un 1.6 de gasolina de 122 CV, pero según la marca serán los Diesel los modelos más vendidos.

El volante se regula en altura y profundidad y la postura de conducción es buena.

El maletero es uno de los aspectos más cuidados del Sporty Wagon, ya que, además de ser amplio y aprovechable gracias a sus regulares formas, presenta un práctico espacio compartimentado bajo el piso. Junto a éste hay un cofre posterior en el que caben los triángulos y otros objetos, y otros dos pequeños compartimentos laterales provistos de tapa para depositar bultos poco voluminosos. No faltan los enganches ni la red para sujetar los bultos. La capacidad es notable, pues varía entre 534 y 1.664 litros, en función de si están abatidos o no los asientos traseros. Los precios, que suponen un incremento de 700 euros respecto al 5 puertas, parten de 15.890 euros y llegan hasta los 21.990.

“La versión Diesel de 90 CV resulta suficiente para moverse con soltura. El acabado básico Concept también es satisfactorio y está bien equipado.”

* Precios de 15.890 a 21.990 euros, 700 más que el 5 puertas.

* Motores gasolina de 122 CV y Diesel de 90, 115 y 140 CV.

* Tres niveles de acabado, todos con un generoso maletero compartimentado.

La versión con carrocería familiar del Kia Cee’d se une a la gama del compacto coreano, que se completará totalmente con la próxima llegada del modelo Pro-cee’d de 3 puertas, previsto para el mes de diciembre y más enfocado a lograr un elevado dinamismo de conducción.

El ángulo de apertura del portón y de las puertas es muy amplio para facilitar el acceso.

En el caso del Sporty Wagon, a pesar de su “deportivo” nombre, la puesta a punto está más orientada a lograr un alto confort que a proporcionar eficacia pura. El coche se comporta muy bien y da mucha confianza, si bien, al menos la variante turbodiesel 1.6 CRDi de 90 CV y con equipamiento básico, no tiene una velocidad de paso por curva tan alta como otros Kia cee’d que hemos probado. Sus maneras, sin embargo, son nobles y a pesar de no contar con control electrónico de estabilidad —está reservado para las versiones algo más potentes y equipadas— reacciona de manera muy previsible frente cualquier imprevisto y el eje trasero no se inmuta ante posibles brusquedades con el volante. Este motor, que lleva turbo de geometría variable, resulta satisfactorio en el Sporty Wagon, aunque con este mismo bloque 1.6 CRDi hay otra variante más potente que brinda 115 CV. Hay otro turbodiesel de 140 CV para quien busque mayores prestaciones, así como un 1.6 de gasolina de 122 CV, pero según la marca serán los Diesel los modelos más vendidos.

El volante se regula en altura y profundidad y la postura de conducción es buena.

El maletero es uno de los aspectos más cuidados del Sporty Wagon, ya que, además de ser amplio y aprovechable gracias a sus regulares formas, presenta un práctico espacio compartimentado bajo el piso. Junto a éste hay un cofre posterior en el que caben los triángulos y otros objetos, y otros dos pequeños compartimentos laterales provistos de tapa para depositar bultos poco voluminosos. No faltan los enganches ni la red para sujetar los bultos. La capacidad es notable, pues varía entre 534 y 1.664 litros, en función de si están abatidos o no los asientos traseros. Los precios, que suponen un incremento de 700 euros respecto al 5 puertas, parten de 15.890 euros y llegan hasta los 21.990.

“La versión Diesel de 90 CV resulta suficiente para moverse con soltura. El acabado básico Concept también es satisfactorio y está bien equipado.”

* Precios de 15.890 a 21.990 euros, 700 más que el 5 puertas.

* Motores gasolina de 122 CV y Diesel de 90, 115 y 140 CV.

* Tres niveles de acabado, todos con un generoso maletero compartimentado.

La versión con carrocería familiar del Kia Cee’d se une a la gama del compacto coreano, que se completará totalmente con la próxima llegada del modelo Pro-cee’d de 3 puertas, previsto para el mes de diciembre y más enfocado a lograr un elevado dinamismo de conducción.

El ángulo de apertura del portón y de las puertas es muy amplio para facilitar el acceso.

En el caso del Sporty Wagon, a pesar de su “deportivo” nombre, la puesta a punto está más orientada a lograr un alto confort que a proporcionar eficacia pura. El coche se comporta muy bien y da mucha confianza, si bien, al menos la variante turbodiesel 1.6 CRDi de 90 CV y con equipamiento básico, no tiene una velocidad de paso por curva tan alta como otros Kia cee’d que hemos probado. Sus maneras, sin embargo, son nobles y a pesar de no contar con control electrónico de estabilidad —está reservado para las versiones algo más potentes y equipadas— reacciona de manera muy previsible frente cualquier imprevisto y el eje trasero no se inmuta ante posibles brusquedades con el volante. Este motor, que lleva turbo de geometría variable, resulta satisfactorio en el Sporty Wagon, aunque con este mismo bloque 1.6 CRDi hay otra variante más potente que brinda 115 CV. Hay otro turbodiesel de 140 CV para quien busque mayores prestaciones, así como un 1.6 de gasolina de 122 CV, pero según la marca serán los Diesel los modelos más vendidos.

El volante se regula en altura y profundidad y la postura de conducción es buena.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...