Kia Carnival 2.9 CRDI EX I

La segunda generación del Carnival da un salto cualitativo importante, con unos mejores acabados, mayor equipamiento, un motor más ambicioso y un dinamismo superior. Lo que no hay es salto cuantitativo, porque ahora es más pequeño, para hacerlo más manejable, y su precio no ha variado en exceso.
Autopista -
Kia Carnival 2.9 CRDI EX I
Kia Carnival 2.9 CRDI EX I

El principal atractivo del Carnival es su excelente relación calidad-precio-equipamiento. La nueva generación, estando más equipada y siendo más moderna y capaz, cuesta 1.400 euros más que el Carnival antiguo. Exactamente, el acabado EX I, al que hemos sometido a análisis, tiene un precio de 30.495, por debajo del de sus principales rivales, Chrysler Voyager (entre 31.700 y 39.300 euros los Diesel de 150 CV) y Renault Grand Espace (entre 41.350 y 47.350 los Diesel de 175 CV). El monovolumen coreano es más caro, no obstante, que el Mitsubishi Grandis, otro posible rival, cuyo precio varía entre los 27.000 y los 35.000 euros, aunque con un motor turbodiésel de apenas 136 CV.

El equipamiento de serie de esta versión EX I, el acabado más básico de la gama, resulta bastante completo. Incluye climatizador bizona delante y común en las plazas traseras, control de parking –casi obligatorio ante las dimensiones del Carnival-, barras portaequipajes, control de estabilidad y tracción, radio CD, llantas de aleación y airbags de conductor, acompañante, de cortina delanteros y traseros y laterales delanteros. Las únicas opciones disponibles son la pintura metalizada (395 euros) y el sistema de navegación (1.975 euros), para optar por otros equipamientos, tales como regulación eléctrica de los asientos, puerta corredera eléctrica o el sistema VRS (que reduce el ángulo máximo de la rueda para facilitar la operación de poner las cadenas y aumenta el radio de giro), hay que elegir terminaciones superiores, como la EX II y la EX III.

Como conclusión, podemos decir que este Carnival quizá este aún por debajo del Renault Grand Espace, la referencia del segmento por acabados, espacio y motorizaciones, pero sigue siendo la mejor elección calidad-precio del segmento. Si hasta el momento esto le había aupado a los primeros puestos de las listas de ventas, esta segunda generación mejorada tiene todos los visos de repetir buenos resultados.

LO MEJOR
LO PEOR

* Puerta corredera.
* Relación calidad-precio.
* Espacio interior.

* Sólo cinco marchas.
* Prestaciones justas.
* Distancias de frenado

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=51767&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Kia Carnival

El nuevo Carnival, aunque más pequeño en tamaño, es mucho más ambicioso en cuanto a motores y potencia. Al conocido 2.9 CRDI, presente en la anterior generación, se le ha incorporado un turbocompresor de geometría variable controlado electrónicamente y una nueva inyección directa por conducto común de segunda generación que sopla a 1.600 bares de presión.

Si la potencia ha aumentado de manera importante, más de 40 CV hasta alcanzar los 185 CV, las prestaciones no reflejan una mejora tan evidente, pues son, segundo arriba, segundo abajo, muy similares a las que ofrecía la anterior generación. Esto responde a que el actual Carnival es más pesado que su antecesor y a que los desarrollos del cambio son más largos.

A pesar de ello, el motor mueve con suficiente alegría el conjunto y permite que en el uso diario sea bastante agradable. No, no es un coche rápido, pero sí es capaz de alcanzar velocidades de crucero muy por encima de lo legal y logra mantenerlas sin apenas dificultades. El principal problema estriba en que es algo perezoso en las arrancadas, pues hasta 1.750 rpm el propulsor no empieza a empujar con la solvencia necesaria para desplazar las más de 2,2 toneladas del conjunto. Aparte, no entendemos por qué no se ha incorporado una caja de cambios de seis relaciones, que podría reducir el consumo y el ruido de la mecánica, que nos ha parecido algo elevada.

En definitiva, un motor capaz y suficiente si tenemos en cuenta el enfoque netamente familiar de este monovolumen grande. Respecto a la competencia, las prestaciones son muy parecidas, aunque este 2.9 CRDI sea el motor Diesel de cuatro cilindros más poderoso del segmento. El que mejor prestaciones ofrece es el 2.0 dCi de 175 CV del Grand Espace, mientras que el que menor consumo declara es el 2.0 Di-D de 136 CV del Mitsubishi Grandis, dos litros menos que el resto de media cada 100 km.

La suspensión trasera ha sido modificada en la nueva generación del Carnival y se ha incorporado un sistema multibrazo que sustituye al anterior eje rígido. En cuanto al comportamiento, más o menos lo esperado: las grandes dimensiones y el peso del Carnival lo penalizan en el apartado dinámico, aunque menos de lo que cabría esperar. No es muy ágil, pero se defiende bien en las zonas de curvas,-su dirección ahora es más directa-, eso sí, a un ritmo no demasiado elevado. Cuando lo forzamos, el balanceo de la carrocería y el subviraje son más notables. El vehículo coreano apuesta por una amortiguación suave, que intenta filtrar lo máximo posible las irregularidades del terreno, aunque esto, en ocasiones, nos priva de suficiente información acerca de lo que acontece bajo las ruedas.

Los frenos son uno de los apartados que peor sabor de boca nos han dejado en esta nueva generación del Carnival. Es cierto que se ha incrementado el tamaño de los mismos respecto a su antecesor y se han incorporado discos detrás, pero las distancias de frenado son similares (y las más elevadas del segmento: 81,8 metros desde 140 km/h) y la resistencia es escasa, sobre todo si los sometemos a un uso intenso.

El principal atractivo del Carnival es su excelente relación calidad-precio-equipamiento. La nueva generación, estando más equipada y siendo más moderna y capaz, cuesta 1.400 euros más que el Carnival antiguo. Exactamente, el acabado EX I, al que hemos sometido a análisis, tiene un precio de 30.495, por debajo del de sus principales rivales, Chrysler Voyager (entre 31.700 y 39.300 euros los Diesel de 150 CV) y Renault Grand Espace (entre 41.350 y 47.350 los Diesel de 175 CV). El monovolumen coreano es más caro, no obstante, que el Mitsubishi Grandis, otro posible rival, cuyo precio varía entre los 27.000 y los 35.000 euros, aunque con un motor turbodiésel de apenas 136 CV.

El equipamiento de serie de esta versión EX I, el acabado más básico de la gama, resulta bastante completo. Incluye climatizador bizona delante y común en las plazas traseras, control de parking –casi obligatorio ante las dimensiones del Carnival-, barras portaequipajes, control de estabilidad y tracción, radio CD, llantas de aleación y airbags de conductor, acompañante, de cortina delanteros y traseros y laterales delanteros. Las únicas opciones disponibles son la pintura metalizada (395 euros) y el sistema de navegación (1.975 euros), para optar por otros equipamientos, tales como regulación eléctrica de los asientos, puerta corredera eléctrica o el sistema VRS (que reduce el ángulo máximo de la rueda para facilitar la operación de poner las cadenas y aumenta el radio de giro), hay que elegir terminaciones superiores, como la EX II y la EX III.

Como conclusión, podemos decir que este Carnival quizá este aún por debajo del Renault Grand Espace, la referencia del segmento por acabados, espacio y motorizaciones, pero sigue siendo la mejor elección calidad-precio del segmento. Si hasta el momento esto le había aupado a los primeros puestos de las listas de ventas, esta segunda generación mejorada tiene todos los visos de repetir buenos resultados.

LO MEJOR
LO PEOR

* Puerta corredera.
* Relación calidad-precio.
* Espacio interior.

* Sólo cinco marchas.
* Prestaciones justas.
* Distancias de frenado

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=51767&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Kia Carnival

El nuevo Carnival, aunque más pequeño en tamaño, es mucho más ambicioso en cuanto a motores y potencia. Al conocido 2.9 CRDI, presente en la anterior generación, se le ha incorporado un turbocompresor de geometría variable controlado electrónicamente y una nueva inyección directa por conducto común de segunda generación que sopla a 1.600 bares de presión.

Si la potencia ha aumentado de manera importante, más de 40 CV hasta alcanzar los 185 CV, las prestaciones no reflejan una mejora tan evidente, pues son, segundo arriba, segundo abajo, muy similares a las que ofrecía la anterior generación. Esto responde a que el actual Carnival es más pesado que su antecesor y a que los desarrollos del cambio son más largos.

A pesar de ello, el motor mueve con suficiente alegría el conjunto y permite que en el uso diario sea bastante agradable. No, no es un coche rápido, pero sí es capaz de alcanzar velocidades de crucero muy por encima de lo legal y logra mantenerlas sin apenas dificultades. El principal problema estriba en que es algo perezoso en las arrancadas, pues hasta 1.750 rpm el propulsor no empieza a empujar con la solvencia necesaria para desplazar las más de 2,2 toneladas del conjunto. Aparte, no entendemos por qué no se ha incorporado una caja de cambios de seis relaciones, que podría reducir el consumo y el ruido de la mecánica, que nos ha parecido algo elevada.

En definitiva, un motor capaz y suficiente si tenemos en cuenta el enfoque netamente familiar de este monovolumen grande. Respecto a la competencia, las prestaciones son muy parecidas, aunque este 2.9 CRDI sea el motor Diesel de cuatro cilindros más poderoso del segmento. El que mejor prestaciones ofrece es el 2.0 dCi de 175 CV del Grand Espace, mientras que el que menor consumo declara es el 2.0 Di-D de 136 CV del Mitsubishi Grandis, dos litros menos que el resto de media cada 100 km.

La suspensión trasera ha sido modificada en la nueva generación del Carnival y se ha incorporado un sistema multibrazo que sustituye al anterior eje rígido. En cuanto al comportamiento, más o menos lo esperado: las grandes dimensiones y el peso del Carnival lo penalizan en el apartado dinámico, aunque menos de lo que cabría esperar. No es muy ágil, pero se defiende bien en las zonas de curvas,-su dirección ahora es más directa-, eso sí, a un ritmo no demasiado elevado. Cuando lo forzamos, el balanceo de la carrocería y el subviraje son más notables. El vehículo coreano apuesta por una amortiguación suave, que intenta filtrar lo máximo posible las irregularidades del terreno, aunque esto, en ocasiones, nos priva de suficiente información acerca de lo que acontece bajo las ruedas.

Los frenos son uno de los apartados que peor sabor de boca nos han dejado en esta nueva generación del Carnival. Es cierto que se ha incrementado el tamaño de los mismos respecto a su antecesor y se han incorporado discos detrás, pero las distancias de frenado son similares (y las más elevadas del segmento: 81,8 metros desde 140 km/h) y la resistencia es escasa, sobre todo si los sometemos a un uso intenso.

Galería relacionada

Kia Carnival EX

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...