Kia Stonic: ¡probamos la nueva estrella SUV de Kia!

Basado en la plataforma del Kia Rio, el Stonic es un atractivo SUV urbano plagado de cualidades prácticas, agradable de conducir y con un precio competitivo. Lo probamos.
Pablo Mallo.

Twitter: @p__mallo -

Kia Stonic: ¡probamos la nueva estrella SUV de Kia!
Kia Stonic: ¡probamos la nueva estrella SUV de Kia!

A juzgar por su gama actual, Kia está dando una gran importancia a los coches de tipo SUV y crossover, precisamente las categorías que mayor crecimiento están experimentando. A los ya existentes Kia Soul, Niro, Sorento y Sportage se suma ahora el Kia Stonic, enmarcado dentro del segmento B y de carácter urbano.

El Kia Stonic es un coche de 4,14 metros de longitud y con una altura libre al suelo de 18,3 centímetros, que estará disponible únicamente con tracción 4x2, ya que emplea la misma plataforma del Kia Rio convenientemente adaptada. Por ejemplo, se ha recalibrado la dirección, que es más rápida que en otros Kia (2,5 vueltas entre topes) y con un tacto más natural, se han modificado algunos elementos de la suspensión y equipa de serie frenos de disco traseros (tambores en el Rio) con sistema torque vectoring, una función que frena las ruedas interiores para lograr una entrada en curva más ágil y reducir el subviraje.Interior Kia Stonic

Diseño y mucha personalización

Uno de los rasgos más llamativos del Kia Stonic es su diseño, con algunos detalles innovadores inspirados en el concepto Kia Provo de 2013, sobre todo el pilar C 'flotante'. La personalización será otro de sus puntos fuertes, ya que se podrán elegir diferentes colores para la carrocería y para el techo (Negro, Verde, Rojo, Blanco o Naranja), dando lugar a una serie de combinaciones bitono. También se ofrecen paquetes de color para ciertos elementos decorativos en el interior, como las inserciones, costuras y tapicerías, así como un completo equipamiento en el que destacan los elementos de seguridad y conectividad.

No falta una generosa pantalla táctil de 7 pulgadas, con sistemas Android Auto y Apple CarPlay de serie, varios puertos USB, así como la posibilidad de añadir navegador con informaciones de tráfico en tiempo real, radares, avisos y meteorología (sin costes añadidos durante 7 años), equipo de sonido con 6 altavoces, llave inteligente, cámara trasera, o calefacción del volante y los asientos delanteros.

El interior del Kia Stonic

El interior del Kia Stonic resulta muy amplio para tratarse de un segmento B, casi a medio camino entre un B y un C (como un Audi Q2) y con buenos ajustes, aunque con más plásticos duros que un Sportage. Cuenta con menos botones y la disposición de los controles es intuitiva, además ofrecen un buen tacto de accionamiento. La postura al volante es perfecta, no han querido que sea especialmente elevada, sino de coche convencional, y la generosa cota de reglajes de la columna de la dirección (en altura y profundidad), así como del asiento, también regulable en altura, consiguen que rápidamente te encuentres cómodo a sus mandos independientemente de tus preferencias. También los reposacabezas están correctamente posicionados, a diferencia de otros Kia en los que están demasiado inclinados hacia delante.

Kia Stonic 2017El maletero, por su parte, cubica 352 litros, tiene una bandeja inferior que se puede colocar a dos alturas y en la posición superior deja un doble fondo grande y permite que la superficie de carga sea plana al abatir los asientos. Debajo hay un triple fondo bastante aprovechable que, en nuestro caso, alojaba un kit reparapinchazos, pero tiene espacio para una rueda de repuesto.

Los motores del Kia Stonic

Desde el momento de su lanzamiento el Kia Stonic estará disponible con el motor de gasolina 1.25 MPI (desde 12.919 € con financiación y oferta de lanzamiento), de 84 CV y con un consumo medio homologado de 5,2 l/100 km, el moderno tricilíndrico 1.0 T-GDi de 120 CV y 5 l/100 km de media, y el Diesel 1.6 CRDi, de 110 CV y 4,2 l/100 km. A mediados de 2018 llegará una variante del motor 1.0 T-GDi escalonada en 100 CV, así como una caja de cambios de doble embrague para el 1.0 T-GDi de 120 CV. También están trabajando en un híbrido, aunque no hay muchos detalles al respecto.

Una vez en marcha, el Kia Stonic proporciona muy buenas sensaciones, tanto con el motor 1.0 T-GDi de 120 CV, como con el 1.6 CRDi, los dos que hemos podido conducir. Es refinado y puede presumir de muy buen tacto general, gracias a una dirección precisa que da mucha confianza, un punto de fricción del embrague bien definido, un rápido accionamiento del cambio y buena dosificación de los frenos. Ambos motores se muestran muy progresivos e inmediatos en su respuesta, con fuerza desde muy pocas vueltas y prestaciones más que suficientes para un SUV de su categoría.

El coche se siente ligero, ágil y manejable, con una buena visibilidad hacia todas las direcciones que le permite desenvolverse sin problemas en ciudad, y una notable estabilidad, precisión de guiado y silencio de rodadura en autopista. Las suspensiones logran un gran equilibrio entre confort y eficacia. Es, sin duda, un producto recomendable y que, tal y como sucedió con el Kia Rio, nos ha dejado muy buen sabor de boca.

También te puede interesar:

A prueba el nuevo Kia Stonic, SUV rival de Renault Captur y Peugeot 2008

¿Muerte al monovolumen? Kia, la última de una larga lista

El calendario de coches y SUV nuevos de Hyundai y Kia en 2017

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...