Nuevo Kia cee’d Sportswagon

La familia cee’d de Kia está de moda. Ya está en los concesionarios desde 16.053 euros el segundo en discordia, la variante familiar del compacto surcoreano: el cee’d Sportswagon. Estilo, confort y mayor habitabilidad son sus bazas.
-
Nuevo Kia cee’d Sportswagon
Nuevo Kia cee’d Sportswagon

Kia no deja de sorprendernos. Su avance es imparable y cada vez gana más adeptos gracias no sólo a lo que se ve a simple vista, sino por lo que sentimos al volante. El nuevo ADN de la marca engancha por sus líneas dinámicas, elegantes y deportivas, interiores de calidad y con alta carga tecnológica y motores que con el paso del tiempo suben peldaños en el apartado de eficiencia. Y los siete años de garantía, claro.

Así se resume a grandes rasgos el segundo miembro de la familia cee’d, la versión familiar llamada Sportswagon, pero tiene mucho más. Principalmente en cuanto a habitabilidad, donde evidentemente gana frente al cee’d cinco puertas y al modelo familiar de la anterior generación. Gana en longitud (+195 mm) y en altura (+15 mm) respecto al cee’d normal, para quedarse en 4,505 metros de largo, 1,780 metros de ancho y 1,485 metros de alto.

Eso sí, misma distancia entre ejes que el cinco puertas (2,650 metros), por lo que el aumento de capacidad viene de un mayor voladizo trasero. De esta manera, bajo el portón trasero nos encontramos con 528 litros (380 litros en el cee’d) y 1.642 litros de capacidad con los asientos plegados. En el habitáculo, se mantienen las cotas de espacio para los pasajeros, a excepción del espacio para la cabeza, que pasa de 1.018 a 1.024 mm delante y de 976 a 996 mm detrás.

Este aumento de espacio viene favorecido también de las propias líneas de la carrocería familiar, sobre todo en su parte más trasera gracias al nuevo techo y al nuevo portón. Si lo comparamos con el cee’d familiar de primera generación, los cambios visuales son considerables: diseño más estilizado, presidido desde el frontal por la ya familiar ‘nariz de tigre’ de Kia, grupos ópticos más afilados con la tira de LED en forma de ‘L’ y un lateral más dinámico de líneas ascendentes. Entra por los ojos, sin duda, como toda la gama cee’d.

Dos opciones mecánicas para España: un 1.6 GDi de gasolina y 135 CV, disponible con cambio manual o automático de doble embrague de seis velocidades; y un Diesel 1.6 CRDI en potencias de 110 y 125 CV, con cambio manual o automático de seis velocidades. En nuestra primera toma de contacto pudimos probar las variantes más potentes con sendas transmisiones automáticas, con levas incorporadas tras el volante que aportan un toque más deportivo.

Tanto en autopista como en carreteras sinuosas pudimos comprobar la agilidad y dinamismo de la que ya presumía su hermano de cinco puertas. El Kia cee’d SW es un coche honesto y, aunque sus prestaciones sean ligeramente peores –por el mayor peso de la carrocería familiar–, su valor añadido reside en la mayor habitabilidad de la que hablábamos antes.

Si se opta por el motor de gasolina, el cambio automático de doble embrague de seis velocidades es una buena opción: los cambios son rápidos y permiten mayor dinamismo al volante, si bien las reducciones resultan algo bruscas. Aunque en los datos de aceleración desde parado son peores que con cambio manual, en el 80-120 km/h y en el 120-140 km/h las diferencias son más que claras: 8,3 segundos frente a los 15,6 segundos, y 6,5 frente a 12,1 segundos con cambio manual, respectivamente.

Lo mismo sucede con el cambio automático en el 1.6 CRDI de 125 CV que pudimos probar, aunque con diferencias no tan grandes, incluso en las sensaciones. Las transiciones son más lentas y en general invita a una conducción más tranquila que con el gasolina de doble embrague.

La mayor habitabilidad se destaca sobre todo en el maletero que, con los asientos plegados, nos permite un gran espacio siempre en línea con el suelo del maletero. Además, debajo de éste disponemos de diversos espacios individuales, útiles para objetos más pequeños, y del espacio para una rueda de repuesto temporal. En el habitáculo, se nota el mayor espacio para la cabeza gracias al nuevo techo, a mayor altura.

Tres niveles de equipamiento para el nuevo Kia cee’d Sportswagon: ‘Concept’, sólo para el 1.6 CRDI de 110 CV; ‘Drive’, para el 1.6 GDi y 1.6 CRDI de 128 CV, con el pack opcional ‘Confort’ para el primero, de serie con el cambio automático; y ‘Emotion’, únicamente para el Diesel más potente, con un pack opcional ‘Luxury’ que incluye faros de xenón, tapicería en piel y sistema de asistencia al aparcamiento y mantenimiento de carril, de serie con el cambio automático.

El interior del Kia cee’d Sportswagon es idéntico al modelo de cinco puertas, lo que significa que hereda todas las buenas impresiones que ya nos habíamos llevado: gran calidad percibida, salpicadero con plásticos blandos agradables al tacto, buenos acabados, cuentakilómetros digital de grandes dimensiones en formato analógico, volante regulable en altura y profundidad de serie y techo solar panorámico (disponible según acabado).

Tanto el conductor del cee’d SW como los pasajeros pueden disfrutar del confort que dan todas estas opciones, cada vez más comunes en los modelos del Segmento C. La tecnología ya no es coto privado de los coches más grandes y en el compacto familiar surcoreano la experiencia del cinco puertas ya nos dejaba ver de lo que era capaz.

De esta forma, nos encontramos de serie ya desde el primer acabado –‘Concept’–, radio CD con MP3 y tomas USB, iPod y Auxiliar, ordenador de a bordo y retrovisores exteriores eléctricos y calefactables, así como todos los elementos de seguridad disponible como ESP, ABS, sistema de ayuda de arranque en pendiente, seis airbags y activación de parpadeo de luces de freno en frenadas de emergencia.

*Motorizaciones:

  Potencia Par Vel max Acel 0-100 km/h Consumo medio Emisiones CO2
1.6 CRDI 110 CV 26,5 mkg entre 1.900 y 2.750 rpm 185 11.8 4,3 113
1.6 CRDI 128 CV 26,5 mkg entre 1.900 y 2.750 rpm 193 11.2 4,4 116
1.6 CRDI Aut 128 CV 26,5 mkg entre 1.900 y 2.750 rpm 185 12,1 5,6 149
1.6 GDi 135 CV 16,8 mkg a 4.850 rpm 192 10,5 6,5 146
1.6 GDi Aut 135 CV 16,8 mkg a 4.850 rpm 192 11,1 6,4 144

- Dimensiones (largo/ancho/alto/batalla): 4,505 x 1,780 x 2,650 x 2,650
- Maletero: 528 litros / 1.642 litros (asientos traseros plegados). - Dirección asistida eléctrica
- Suspensiones (del/tra): MacPherson / Multibrazo
- Frenos (del/tra): Discos de 15” o 16” / Discos de 14”
- Acabados: ‘Concept (1.6 CRDI 110); ‘Drive’ (1.6 GDi y 1.6 CRDI 128); ‘Emotion’ (1.6 CRDI 128)

- PRECIOS:
• 1.6 GDi Drive: 17.025 euros
• 1.6 GDi Drive DCT (Pack Confort): 19.585 euros
• 1.6 CRDI VGT Concept: 16.053 euros
• 1.6 CRDI VGT Drive: 18.433 euros
• 1.6 CRDI VGT Emotion Eco-Dynamics: 21.508 euros
• 1.6 CRDI VGT EMOTION Aut (Pack Luxury): 24.910 euros
*Precios de promoción incluidos.

Galería relacionada

Nuevo Kia cee’d Sportswagon

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...