Kia Rio 1.5 CRDi

El Rio cambia su fisonomía para presentarse como un producto completamente nuevo, bien rematado y con un motor que le permite codearse sin complejos con los mejores del segmento.
Autopista -
Kia Rio 1.5 CRDi
Kia Rio 1.5 CRDi

Acabados correctos, una nueva imagen, un motor voluntarioso y un precio competitivo. Éstas son las armas que exhibe el Ford frente al Kia, aunque éste sigue siendo más espacioso y cuenta con un propulsor con más “gancho”.

Por 14.050 euros, podremos hacernos con este Getz, el más caro de la gama. Aunque su equipamiento no es tan completo como el del Rio (el ESP ni siquiera es una opción) y no ofrece las mismas prestaciones, lo cierto es que este Hyundai cumple su cometido sin problemas.

Para encontrar un Corsa con un propulsor Diesel que tenga una potencia similar a la del Rio que nos ocupa, debemos examinar la versión Sport, con tres puertas. Se trata de un modelo con el que nos divertiremos bastante en las carreteras reviradas, gracias a su comportamiento deportivo. Sin embargo, no ofrece tanto espacio para los pasajeros como el Kia.

Desde que recibió el motor 1.6 HDi, con 110 CV, el 206 está en las apuestas de todos los interesados en un compacto con un propulsor de gasóleo que sea potente. El del 206 (que también aparece ya en el Citroën C3) lo es y, además, el bastidor del vehículo nos permitirá disfrutar de un comportamiento intachable en cualquier circunstancia. Eso sí, es más caro que el Rio y su imagen está ya muy gastada.

Este recién llegado a los concesionarios acaba de pasar por nuestras manos y la impresión ha sido muy positiva. En el nuevo Clio hay espacio, materiales que transmiten calidad y un comportamiento de primera: es rápido, aplomado, poco exigente… Sin embargo, todo esto se paga. Este Renault es 2.000 euros más caro que el Kia y aún debemos añadir algunos extras, como el climatizador o el ESP.

Todo un clásico que cuenta con nuevos acabados y un precio muy competitivo. Su motor, potente y con una respuesta inmediata a nuestros requerimientos, le permite salir airoso de cualquier situación. Además, cuenta con un habitáculo aprovechable y con un maletero más espacioso que el del Kia. El Grupo Volkswagen también propone esta afinada mecánica en el Skoda Fabia y en el VW Polo, algo más pequeño que el Rio.

Vamos a encontrar muy pocos rivales más baratos que el Rio, y el Grande Punto no es una excepción. El Fiat ofrece mejores acabados que en la anterior generación, más espacio y un comportamiento sólido. Su conducción es muy agradable y, gracias a sus 120 CV, no echaremos de menos un poco de carácter cuando lo exijamos.

Acabados correctos, una nueva imagen, un motor voluntarioso y un precio competitivo. Éstas son las armas que exhibe el Ford frente al Kia, aunque éste sigue siendo más espacioso y cuenta con un propulsor con más “gancho”.

Por 14.050 euros, podremos hacernos con este Getz, el más caro de la gama. Aunque su equipamiento no es tan completo como el del Rio (el ESP ni siquiera es una opción) y no ofrece las mismas prestaciones, lo cierto es que este Hyundai cumple su cometido sin problemas.

Para encontrar un Corsa con un propulsor Diesel que tenga una potencia similar a la del Rio que nos ocupa, debemos examinar la versión Sport, con tres puertas. Se trata de un modelo con el que nos divertiremos bastante en las carreteras reviradas, gracias a su comportamiento deportivo. Sin embargo, no ofrece tanto espacio para los pasajeros como el Kia.

Desde que recibió el motor 1.6 HDi, con 110 CV, el 206 está en las apuestas de todos los interesados en un compacto con un propulsor de gasóleo que sea potente. El del 206 (que también aparece ya en el Citroën C3) lo es y, además, el bastidor del vehículo nos permitirá disfrutar de un comportamiento intachable en cualquier circunstancia. Eso sí, es más caro que el Rio y su imagen está ya muy gastada.

Este recién llegado a los concesionarios acaba de pasar por nuestras manos y la impresión ha sido muy positiva. En el nuevo Clio hay espacio, materiales que transmiten calidad y un comportamiento de primera: es rápido, aplomado, poco exigente… Sin embargo, todo esto se paga. Este Renault es 2.000 euros más caro que el Kia y aún debemos añadir algunos extras, como el climatizador o el ESP.

Todo un clásico que cuenta con nuevos acabados y un precio muy competitivo. Su motor, potente y con una respuesta inmediata a nuestros requerimientos, le permite salir airoso de cualquier situación. Además, cuenta con un habitáculo aprovechable y con un maletero más espacioso que el del Kia. El Grupo Volkswagen también propone esta afinada mecánica en el Skoda Fabia y en el VW Polo, algo más pequeño que el Rio.

Vamos a encontrar muy pocos rivales más baratos que el Rio, y el Grande Punto no es una excepción. El Fiat ofrece mejores acabados que en la anterior generación, más espacio y un comportamiento sólido. Su conducción es muy agradable y, gracias a sus 120 CV, no echaremos de menos un poco de carácter cuando lo exijamos.

Acabados correctos, una nueva imagen, un motor voluntarioso y un precio competitivo. Éstas son las armas que exhibe el Ford frente al Kia, aunque éste sigue siendo más espacioso y cuenta con un propulsor con más “gancho”.

Por 14.050 euros, podremos hacernos con este Getz, el más caro de la gama. Aunque su equipamiento no es tan completo como el del Rio (el ESP ni siquiera es una opción) y no ofrece las mismas prestaciones, lo cierto es que este Hyundai cumple su cometido sin problemas.

Para encontrar un Corsa con un propulsor Diesel que tenga una potencia similar a la del Rio que nos ocupa, debemos examinar la versión Sport, con tres puertas. Se trata de un modelo con el que nos divertiremos bastante en las carreteras reviradas, gracias a su comportamiento deportivo. Sin embargo, no ofrece tanto espacio para los pasajeros como el Kia.

Desde que recibió el motor 1.6 HDi, con 110 CV, el 206 está en las apuestas de todos los interesados en un compacto con un propulsor de gasóleo que sea potente. El del 206 (que también aparece ya en el Citroën C3) lo es y, además, el bastidor del vehículo nos permitirá disfrutar de un comportamiento intachable en cualquier circunstancia. Eso sí, es más caro que el Rio y su imagen está ya muy gastada.

Este recién llegado a los concesionarios acaba de pasar por nuestras manos y la impresión ha sido muy positiva. En el nuevo Clio hay espacio, materiales que transmiten calidad y un comportamiento de primera: es rápido, aplomado, poco exigente… Sin embargo, todo esto se paga. Este Renault es 2.000 euros más caro que el Kia y aún debemos añadir algunos extras, como el climatizador o el ESP.

Todo un clásico que cuenta con nuevos acabados y un precio muy competitivo. Su motor, potente y con una respuesta inmediata a nuestros requerimientos, le permite salir airoso de cualquier situación. Además, cuenta con un habitáculo aprovechable y con un maletero más espacioso que el del Kia. El Grupo Volkswagen también propone esta afinada mecánica en el Skoda Fabia y en el VW Polo, algo más pequeño que el Rio.

Vamos a encontrar muy pocos rivales más baratos que el Rio, y el Grande Punto no es una excepción. El Fiat ofrece mejores acabados que en la anterior generación, más espacio y un comportamiento sólido. Su conducción es muy agradable y, gracias a sus 120 CV, no echaremos de menos un poco de carácter cuando lo exijamos.

Acabados correctos, una nueva imagen, un motor voluntarioso y un precio competitivo. Éstas son las armas que exhibe el Ford frente al Kia, aunque éste sigue siendo más espacioso y cuenta con un propulsor con más “gancho”.

Por 14.050 euros, podremos hacernos con este Getz, el más caro de la gama. Aunque su equipamiento no es tan completo como el del Rio (el ESP ni siquiera es una opción) y no ofrece las mismas prestaciones, lo cierto es que este Hyundai cumple su cometido sin problemas.

Para encontrar un Corsa con un propulsor Diesel que tenga una potencia similar a la del Rio que nos ocupa, debemos examinar la versión Sport, con tres puertas. Se trata de un modelo con el que nos divertiremos bastante en las carreteras reviradas, gracias a su comportamiento deportivo. Sin embargo, no ofrece tanto espacio para los pasajeros como el Kia.

Desde que recibió el motor 1.6 HDi, con 110 CV, el 206 está en las apuestas de todos los interesados en un compacto con un propulsor de gasóleo que sea potente. El del 206 (que también aparece ya en el Citroën C3) lo es y, además, el bastidor del vehículo nos permitirá disfrutar de un comportamiento intachable en cualquier circunstancia. Eso sí, es más caro que el Rio y su imagen está ya muy gastada.

Este recién llegado a los concesionarios acaba de pasar por nuestras manos y la impresión ha sido muy positiva. En el nuevo Clio hay espacio, materiales que transmiten calidad y un comportamiento de primera: es rápido, aplomado, poco exigente… Sin embargo, todo esto se paga. Este Renault es 2.000 euros más caro que el Kia y aún debemos añadir algunos extras, como el climatizador o el ESP.

Todo un clásico que cuenta con nuevos acabados y un precio muy competitivo. Su motor, potente y con una respuesta inmediata a nuestros requerimientos, le permite salir airoso de cualquier situación. Además, cuenta con un habitáculo aprovechable y con un maletero más espacioso que el del Kia. El Grupo Volkswagen también propone esta afinada mecánica en el Skoda Fabia y en el VW Polo, algo más pequeño que el Rio.

Vamos a encontrar muy pocos rivales más baratos que el Rio, y el Grande Punto no es una excepción. El Fiat ofrece mejores acabados que en la anterior generación, más espacio y un comportamiento sólido. Su conducción es muy agradable y, gracias a sus 120 CV, no echaremos de menos un poco de carácter cuando lo exijamos.

Acabados correctos, una nueva imagen, un motor voluntarioso y un precio competitivo. Éstas son las armas que exhibe el Ford frente al Kia, aunque éste sigue siendo más espacioso y cuenta con un propulsor con más “gancho”.

Por 14.050 euros, podremos hacernos con este Getz, el más caro de la gama. Aunque su equipamiento no es tan completo como el del Rio (el ESP ni siquiera es una opción) y no ofrece las mismas prestaciones, lo cierto es que este Hyundai cumple su cometido sin problemas.

Para encontrar un Corsa con un propulsor Diesel que tenga una potencia similar a la del Rio que nos ocupa, debemos examinar la versión Sport, con tres puertas. Se trata de un modelo con el que nos divertiremos bastante en las carreteras reviradas, gracias a su comportamiento deportivo. Sin embargo, no ofrece tanto espacio para los pasajeros como el Kia.

Desde que recibió el motor 1.6 HDi, con 110 CV, el 206 está en las apuestas de todos los interesados en un compacto con un propulsor de gasóleo que sea potente. El del 206 (que también aparece ya en el Citroën C3) lo es y, además, el bastidor del vehículo nos permitirá disfrutar de un comportamiento intachable en cualquier circunstancia. Eso sí, es más caro que el Rio y su imagen está ya muy gastada.

Este recién llegado a los concesionarios acaba de pasar por nuestras manos y la impresión ha sido muy positiva. En el nuevo Clio hay espacio, materiales que transmiten calidad y un comportamiento de primera: es rápido, aplomado, poco exigente… Sin embargo, todo esto se paga. Este Renault es 2.000 euros más caro que el Kia y aún debemos añadir algunos extras, como el climatizador o el ESP.

Todo un clásico que cuenta con nuevos acabados y un precio muy competitivo. Su motor, potente y con una respuesta inmediata a nuestros requerimientos, le permite salir airoso de cualquier situación. Además, cuenta con un habitáculo aprovechable y con un maletero más espacioso que el del Kia. El Grupo Volkswagen también propone esta afinada mecánica en el Skoda Fabia y en el VW Polo, algo más pequeño que el Rio.

Vamos a encontrar muy pocos rivales más baratos que el Rio, y el Grande Punto no es una excepción. El Fiat ofrece mejores acabados que en la anterior generación, más espacio y un comportamiento sólido. Su conducción es muy agradable y, gracias a sus 120 CV, no echaremos de menos un poco de carácter cuando lo exijamos.

Acabados correctos, una nueva imagen, un motor voluntarioso y un precio competitivo. Éstas son las armas que exhibe el Ford frente al Kia, aunque éste sigue siendo más espacioso y cuenta con un propulsor con más “gancho”.

Por 14.050 euros, podremos hacernos con este Getz, el más caro de la gama. Aunque su equipamiento no es tan completo como el del Rio (el ESP ni siquiera es una opción) y no ofrece las mismas prestaciones, lo cierto es que este Hyundai cumple su cometido sin problemas.

Para encontrar un Corsa con un propulsor Diesel que tenga una potencia similar a la del Rio que nos ocupa, debemos examinar la versión Sport, con tres puertas. Se trata de un modelo con el que nos divertiremos bastante en las carreteras reviradas, gracias a su comportamiento deportivo. Sin embargo, no ofrece tanto espacio para los pasajeros como el Kia.

Desde que recibió el motor 1.6 HDi, con 110 CV, el 206 está en las apuestas de todos los interesados en un compacto con un propulsor de gasóleo que sea potente. El del 206 (que también aparece ya en el Citroën C3) lo es y, además, el bastidor del vehículo nos permitirá disfrutar de un comportamiento intachable en cualquier circunstancia. Eso sí, es más caro que el Rio y su imagen está ya muy gastada.

Este recién llegado a los concesionarios acaba de pasar por nuestras manos y la impresión ha sido muy positiva. En el nuevo Clio hay espacio, materiales que transmiten calidad y un comportamiento de primera: es rápido, aplomado, poco exigente… Sin embargo, todo esto se paga. Este Renault es 2.000 euros más caro que el Kia y aún debemos añadir algunos extras, como el climatizador o el ESP.

Todo un clásico que cuenta con nuevos acabados y un precio muy competitivo. Su motor, potente y con una respuesta inmediata a nuestros requerimientos, le permite salir airoso de cualquier situación. Además, cuenta con un habitáculo aprovechable y con un maletero más espacioso que el del Kia. El Grupo Volkswagen también propone esta afinada mecánica en el Skoda Fabia y en el VW Polo, algo más pequeño que el Rio.

Vamos a encontrar muy pocos rivales más baratos que el Rio, y el Grande Punto no es una excepción. El Fiat ofrece mejores acabados que en la anterior generación, más espacio y un comportamiento sólido. Su conducción es muy agradable y, gracias a sus 120 CV, no echaremos de menos un poco de carácter cuando lo exijamos.

Acabados correctos, una nueva imagen, un motor voluntarioso y un precio competitivo. Éstas son las armas que exhibe el Ford frente al Kia, aunque éste sigue siendo más espacioso y cuenta con un propulsor con más “gancho”.

Por 14.050 euros, podremos hacernos con este Getz, el más caro de la gama. Aunque su equipamiento no es tan completo como el del Rio (el ESP ni siquiera es una opción) y no ofrece las mismas prestaciones, lo cierto es que este Hyundai cumple su cometido sin problemas.

Para encontrar un Corsa con un propulsor Diesel que tenga una potencia similar a la del Rio que nos ocupa, debemos examinar la versión Sport, con tres puertas. Se trata de un modelo con el que nos divertiremos bastante en las carreteras reviradas, gracias a su comportamiento deportivo. Sin embargo, no ofrece tanto espacio para los pasajeros como el Kia.

Desde que recibió el motor 1.6 HDi, con 110 CV, el 206 está en las apuestas de todos los interesados en un compacto con un propulsor de gasóleo que sea potente. El del 206 (que también aparece ya en el Citroën C3) lo es y, además, el bastidor del vehículo nos permitirá disfrutar de un comportamiento intachable en cualquier circunstancia. Eso sí, es más caro que el Rio y su imagen está ya muy gastada.

Este recién llegado a los concesionarios acaba de pasar por nuestras manos y la impresión ha sido muy positiva. En el nuevo Clio hay espacio, materiales que transmiten calidad y un comportamiento de primera: es rápido, aplomado, poco exigente… Sin embargo, todo esto se paga. Este Renault es 2.000 euros más caro que el Kia y aún debemos añadir algunos extras, como el climatizador o el ESP.

Todo un clásico que cuenta con nuevos acabados y un precio muy competitivo. Su motor, potente y con una respuesta inmediata a nuestros requerimientos, le permite salir airoso de cualquier situación. Además, cuenta con un habitáculo aprovechable y con un maletero más espacioso que el del Kia. El Grupo Volkswagen también propone esta afinada mecánica en el Skoda Fabia y en el VW Polo, algo más pequeño que el Rio.

Vamos a encontrar muy pocos rivales más baratos que el Rio, y el Grande Punto no es una excepción. El Fiat ofrece mejores acabados que en la anterior generación, más espacio y un comportamiento sólido. Su conducción es muy agradable y, gracias a sus 120 CV, no echaremos de menos un poco de carácter cuando lo exijamos.

Galería relacionada

Kia Rio CRDI

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...