Publicidad

Jeep Cherokee

La nueva generación del Jeep Cherokee está diseñada para, sin perder ni un ápice de su talante y planteamiento de vehículo 4x4, hacer que su uso diario sea también tan placentero como cuando dejamos el asfalto y nos adentramos en los caminos de tierra.
-
Jeep Cherokee
Jeep Cherokee

Al igual que sucede con el Chrysler Grand Voyager, el nuevo Jeep Cherokee dispondrá de dos motores, un turbodiesel con conducto común, turbo de geometría variable, 2,8 litros de cilindrada y 177 CV de potencia, que será el que más se venda y un V6 gasolina de 3,7 litros y 205 CV de potencia que estará en la gama como complemento y como testimonio de que hay más de un motor en la gama.

El primero de ellos viene de serie acoplado a una caja de cambios manual de seis relaciones y, como opción, se puede pedir una automática de 5 marchas –que es la que pudimos conducir en nuestra toma de contacto-. Vaya por delante que desde siempre nos ha parecido mucho más atractiva la caja de cambios automática que la manual en un todo terreno, por muchas razones.

En el caso del Jeep Cherokee nos reafirmamos en nuestra elección. En carretera permite viajar con total comodidad, sin tener que preocuparnos más que del acelerador y el freno. Cuando abandonamos el asfalto supone un aliado más que estimable en rampas o descensos ya que podemos “jugar” con el freno y el acelerador y, además, en ningún caso el coche se nos irá para atrás si tenemos que parar en medio de una pendiente.

En nuestra toma de contacto pudimos conducir por zonas con mucha arena suelta, dunas y carreteras que nada tenían que ver con nuestras autovías/autopistas y, en todos los casos, nunca echamos en falta el disponer de un embrague y una palanca de cambios “manejable”.

El Jeep Cherokee dispone, por supuesto, del sistema de tracción total 4x4 denominado por la marca Selec-Trac II. Este sistema gestionado de forma completamente electrónica, dispone de tres posibilidades: 2WD –sólo propulsión a las ruedas traseras, ideal para circular por carretera-, 4WD Auto –tracción total para adentrarse en terrenos algo complicados fuera del asfalto- y 4WD Low –tracción total y reductora de la caja de cambios conectada con lo que las situaciones más complicadas de adherencia dejan de ser, en una mayoría de casos, un problema-.

A ello hay que sumar que cuando conectamos esta última opción, podemos conectar también el asistente para descensos pronunciados con lo que el sistema regula el freno y el acelerador para bajar pendientes y hace que el coche sea lo más estable posible en estas circunstancias.

Cherokee Limited 2.8 CRD Manual 6 vel. 37.395 euros
Cherokee Limited 2.8 CRD Automático 5 vel. 41.680 euros
OPCIONES    
Pintura metalizada   523 euros
Navegador MyGIG 2.8 CRD Automático 1.229 euros
Pack sonido 2.8 CRD Manual 1.059 euros
Techo solar Man y auto. 1.037 euros
Techo Sky Slider Man y auto. 1.569 euros

Al igual que sucede con el Chrysler Grand Voyager, el nuevo Jeep Cherokee dispondrá de dos motores, un turbodiesel con conducto común, turbo de geometría variable, 2,8 litros de cilindrada y 177 CV de potencia, que será el que más se venda y un V6 gasolina de 3,7 litros y 205 CV de potencia que estará en la gama como complemento y como testimonio de que hay más de un motor en la gama.

El primero de ellos viene de serie acoplado a una caja de cambios manual de seis relaciones y, como opción, se puede pedir una automática de 5 marchas –que es la que pudimos conducir en nuestra toma de contacto-. Vaya por delante que desde siempre nos ha parecido mucho más atractiva la caja de cambios automática que la manual en un todo terreno, por muchas razones.

En el caso del Jeep Cherokee nos reafirmamos en nuestra elección. En carretera permite viajar con total comodidad, sin tener que preocuparnos más que del acelerador y el freno. Cuando abandonamos el asfalto supone un aliado más que estimable en rampas o descensos ya que podemos “jugar” con el freno y el acelerador y, además, en ningún caso el coche se nos irá para atrás si tenemos que parar en medio de una pendiente.

En nuestra toma de contacto pudimos conducir por zonas con mucha arena suelta, dunas y carreteras que nada tenían que ver con nuestras autovías/autopistas y, en todos los casos, nunca echamos en falta el disponer de un embrague y una palanca de cambios “manejable”.

El Jeep Cherokee dispone, por supuesto, del sistema de tracción total 4x4 denominado por la marca Selec-Trac II. Este sistema gestionado de forma completamente electrónica, dispone de tres posibilidades: 2WD –sólo propulsión a las ruedas traseras, ideal para circular por carretera-, 4WD Auto –tracción total para adentrarse en terrenos algo complicados fuera del asfalto- y 4WD Low –tracción total y reductora de la caja de cambios conectada con lo que las situaciones más complicadas de adherencia dejan de ser, en una mayoría de casos, un problema-.

A ello hay que sumar que cuando conectamos esta última opción, podemos conectar también el asistente para descensos pronunciados con lo que el sistema regula el freno y el acelerador para bajar pendientes y hace que el coche sea lo más estable posible en estas circunstancias.

Cherokee Limited 2.8 CRD Manual 6 vel. 37.395 euros
Cherokee Limited 2.8 CRD Automático 5 vel. 41.680 euros
OPCIONES    
Pintura metalizada   523 euros
Navegador MyGIG 2.8 CRD Automático 1.229 euros
Pack sonido 2.8 CRD Manual 1.059 euros
Techo solar Man y auto. 1.037 euros
Techo Sky Slider Man y auto. 1.569 euros

Al igual que sucede con el Chrysler Grand Voyager, el nuevo Jeep Cherokee dispondrá de dos motores, un turbodiesel con conducto común, turbo de geometría variable, 2,8 litros de cilindrada y 177 CV de potencia, que será el que más se venda y un V6 gasolina de 3,7 litros y 205 CV de potencia que estará en la gama como complemento y como testimonio de que hay más de un motor en la gama.

El primero de ellos viene de serie acoplado a una caja de cambios manual de seis relaciones y, como opción, se puede pedir una automática de 5 marchas –que es la que pudimos conducir en nuestra toma de contacto-. Vaya por delante que desde siempre nos ha parecido mucho más atractiva la caja de cambios automática que la manual en un todo terreno, por muchas razones.

En el caso del Jeep Cherokee nos reafirmamos en nuestra elección. En carretera permite viajar con total comodidad, sin tener que preocuparnos más que del acelerador y el freno. Cuando abandonamos el asfalto supone un aliado más que estimable en rampas o descensos ya que podemos “jugar” con el freno y el acelerador y, además, en ningún caso el coche se nos irá para atrás si tenemos que parar en medio de una pendiente.

En nuestra toma de contacto pudimos conducir por zonas con mucha arena suelta, dunas y carreteras que nada tenían que ver con nuestras autovías/autopistas y, en todos los casos, nunca echamos en falta el disponer de un embrague y una palanca de cambios “manejable”.

El Jeep Cherokee dispone, por supuesto, del sistema de tracción total 4x4 denominado por la marca Selec-Trac II. Este sistema gestionado de forma completamente electrónica, dispone de tres posibilidades: 2WD –sólo propulsión a las ruedas traseras, ideal para circular por carretera-, 4WD Auto –tracción total para adentrarse en terrenos algo complicados fuera del asfalto- y 4WD Low –tracción total y reductora de la caja de cambios conectada con lo que las situaciones más complicadas de adherencia dejan de ser, en una mayoría de casos, un problema-.

A ello hay que sumar que cuando conectamos esta última opción, podemos conectar también el asistente para descensos pronunciados con lo que el sistema regula el freno y el acelerador para bajar pendientes y hace que el coche sea lo más estable posible en estas circunstancias.

Cherokee Limited 2.8 CRD Manual 6 vel. 37.395 euros
Cherokee Limited 2.8 CRD Automático 5 vel. 41.680 euros
OPCIONES    
Pintura metalizada   523 euros
Navegador MyGIG 2.8 CRD Automático 1.229 euros
Pack sonido 2.8 CRD Manual 1.059 euros
Techo solar Man y auto. 1.037 euros
Techo Sky Slider Man y auto. 1.569 euros

Al igual que sucede con el Chrysler Grand Voyager, el nuevo Jeep Cherokee dispondrá de dos motores, un turbodiesel con conducto común, turbo de geometría variable, 2,8 litros de cilindrada y 177 CV de potencia, que será el que más se venda y un V6 gasolina de 3,7 litros y 205 CV de potencia que estará en la gama como complemento y como testimonio de que hay más de un motor en la gama.

El primero de ellos viene de serie acoplado a una caja de cambios manual de seis relaciones y, como opción, se puede pedir una automática de 5 marchas –que es la que pudimos conducir en nuestra toma de contacto-. Vaya por delante que desde siempre nos ha parecido mucho más atractiva la caja de cambios automática que la manual en un todo terreno, por muchas razones.

En el caso del Jeep Cherokee nos reafirmamos en nuestra elección. En carretera permite viajar con total comodidad, sin tener que preocuparnos más que del acelerador y el freno. Cuando abandonamos el asfalto supone un aliado más que estimable en rampas o descensos ya que podemos “jugar” con el freno y el acelerador y, además, en ningún caso el coche se nos irá para atrás si tenemos que parar en medio de una pendiente.

En nuestra toma de contacto pudimos conducir por zonas con mucha arena suelta, dunas y carreteras que nada tenían que ver con nuestras autovías/autopistas y, en todos los casos, nunca echamos en falta el disponer de un embrague y una palanca de cambios “manejable”.

El Jeep Cherokee dispone, por supuesto, del sistema de tracción total 4x4 denominado por la marca Selec-Trac II. Este sistema gestionado de forma completamente electrónica, dispone de tres posibilidades: 2WD –sólo propulsión a las ruedas traseras, ideal para circular por carretera-, 4WD Auto –tracción total para adentrarse en terrenos algo complicados fuera del asfalto- y 4WD Low –tracción total y reductora de la caja de cambios conectada con lo que las situaciones más complicadas de adherencia dejan de ser, en una mayoría de casos, un problema-.

A ello hay que sumar que cuando conectamos esta última opción, podemos conectar también el asistente para descensos pronunciados con lo que el sistema regula el freno y el acelerador para bajar pendientes y hace que el coche sea lo más estable posible en estas circunstancias.

Cherokee Limited 2.8 CRD Manual 6 vel. 37.395 euros
Cherokee Limited 2.8 CRD Automático 5 vel. 41.680 euros
OPCIONES    
Pintura metalizada   523 euros
Navegador MyGIG 2.8 CRD Automático 1.229 euros
Pack sonido 2.8 CRD Manual 1.059 euros
Techo solar Man y auto. 1.037 euros
Techo Sky Slider Man y auto. 1.569 euros

Galería relacionada

jeepcherokee