Hyundai iX20

Kia lanzó la primera piedra y ahora Hyundai llega redondeando un producto con mucho que decir entre los monovolúmenes del segmento B. Venga e iX20, respectivamente, encierran en apenas 4,10 m de longitud la capacidad interior que podría ofrecer un excelente compacto, modularidad incluida. Diseño y matices de puesta a punto, a mejor, distinguen al clon de Kia, el nuevo Hyundai iX20.
-
Hyundai iX20
Hyundai iX20

Llega a uno de los pocos segmentos en auge en los últimos meses, el de los monovolúmenes del segmento B. En parte, tiene lógica que sea una categoría que crece en número de adeptos cada vez más. Lo entendemos cuando nos subimos a ellos. En nuestra revista ‘de papel’ pueden encontrar la Supercomprativa de la categoría —Autopista números 2.671 y 2.672, analizando Citroën C3 Picasso, Kia Venga, Opel Meriva, Renault Grand Modus y Toyota Urban Cruiser— en la que todos ellos demuestran estar excepcionalmente dotados en la dinámica —poco o nada que envidiar a un buen segmento C— al tiempo de ofrecer en un tamaño bastante reducido —con excepciones, como el Meriva que se ‘estira’ casi hasta los 4,4 metros— la versatilidad de uso de coches sensiblemente mayores.

Y el iX20 de Hyundai —como el Venga de Kia—, es excepcionalmente ingenioso de puertas adentro. Lo primero, sus dimensiones: 4,10 m de largo —5 cm más que un Seat Ibiza, como ejemplo—, 1,75 m de ancho y 1,60 m de alto acotan una carrocería de atractivas líneas que se expresa según el nuevo lenguaje de diseño de la marca. Bajo ella, una nueva plataforma también con cotas fuera de lo común: larga batalla que prácticamente deja al iX20 sin voladizos y anchas vías. Amplia base de sustentación. Es positivo para la dinámica de un coche alto y sobre todo, para la amplitud interior, donde el iX20 ‘se sale’.

Vayamos directamente atrás. Piso plano —no es muy habitual, y les aseguramos que es la clave para que, independientemente de la anchura, pueda viajar cómodamente el pasajero de la plaza central—, banquetas divisibles en secciones 40/60, mucha anchura y una magnífica cota vertical. Resultado: tres adultos caben más cómodamente en el Hyundai iX20 que en cualquiera de los compactos de mejor habitabilidad. Pero hay más, además de divisibles, los asientos del Hyundai iX20 tienen reglaje longitudinal con lo que, por un lado, permite solapar las dos secciones de banqueta para que en caso de viajar con tres pasajeros atrás, dos de ellos estén a diferente altura y no rocen con los hombros; y por otro, para variar el volumen de maletero en funciones de las necesidades del momento. Y el iX20 vuelve a estar aquí muy bien servido: oscila entre los 440 litros en la posición que da preferencia a los pasajeros hasta los 570 litros cuando se prioriza la capacidad de carga. Impresionante, inalcanzable para un segmento C no siendo en carrocería familiar. Como pega, la rueda de repuesto, siempre de emergencia pero, al menos, protegida bajo el piso del maletero.

Delante, mucho diseño, como el exterior, una magnífica ergonomía, ajustes bastante bien cuidados y materiales, eso sí, muy normalitos. Aquí es donde se nota que el iX20 es un segmento B, dada la abundancia de plásticos rígidos. Los asientos delanteros no son demasiado anchos y sus pétalos laterales se nos antojan demasiado blandos —falta sujeción lateral—, pero al menos son cómodos y se logra fácilmente una postura adecuada de conducción gracias a que el volante tiene reglaje en profundidad y altura —el pestillo para liberarlo está muy duro y el volante cuesta moverlo en su desplazamiento longitudinal—. El pilar A no resta demasiada visibilidad en diagonal y los espejos exteriores son gigantes. Debido a ellos, el iX20 no es especialmente silencioso a partir de 100/110 km/h: hay un continuo silbido de aire a la altura de ellos. Los motores también se dejan oír, aunque ese ruido es menos molesto que el anterior. Pedales, mandos y cambio gozan de un accionamiento suave y están bien ubicados. El volante, además, es bastante grueso y muy agradable e incluye mandos —dependiendo de la versión— desde los que se puede controlar la radio, el ordenador de viaje o incluso poner a cero los parciales del cuentakilómetros.


Hyundai iX20 1.4i Classic. 14.990 euros
Hyundai iX20 1.4 CRDi/77 Classic: 15.590 euros
Hyundai iX20 1.4 Comfort: 16.490 euros
Hyundai iX20 1.4 CRDi/77 Comfort: 17.490 euros
Hyundai iX20 1.4 CRDi/90 Sport: 18.290 euros
Hyundai iX20 1.4 CRDi/90 Style: 19.490 euros
*Descuento promocional de 1.500 euros adicionales

<

blockquote>

Motores y datos técnicos

Galería relacionada

Al volante del Hyundai iX20

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...