Hyundai i800

En su nueva generación, el anteriormente denominado H1, cambia su nombre por el de i800 siguiendo los pasos que la marca inició con el i30 de nominar a sus modelos con una “i” seguida de un número que delata su segmento. Esta nueva edición del monovolumen de tamaño grande de Hyundai se presenta con un una sola versión con ocho grandes y cómodas plazas y un solo motor 2.5 CRDI de 170 CV de potencia.
-
Hyundai i800
Hyundai i800

El nuevo Hyundai i800 en esta nueva generación sólo se puede pedir con una carrocería –el H1 tenía versión “corta y larga”- que cuenta con ocho plazas –justo el término medio de las 7 ó 9 del H1- y una única posibilidad mecánica, el motor 2.5 CRDI de 170 CV –frente a los 150 CV del H1-. Es decir, ha perdido algo de capacidad para hacer un vehículo adaptable a las necesidades de cada uno, pero también hay que reconocer que ha ganado en muchos aspectos.

Vaya por delante que la marca tiene muy claro que su nuevo Hyundai i800 ha dejado de ser un rival de los vehículos monovolumen de gran tamaño –Kia Carnival, Renault Grand Espace, etc…- y ahora su encuadre más lógico es juntarlo con las furgonetas destinadas al pasaje –léase, Mercedes Vito, Nissan Primastar, Opel Vivaro, Renault Trafic y VW Transporter, por citar las cinco más vendidas de este segmento-.

Por ello, la gama del i800 se divide en dos vertientes claramente diferenciadas: pasaje y carga. Mientras que la primera recibe en nuestro mercado –en el resto de Europa excepto Reino Unido, se seguirá denominando H1- esa nueva denominación de i800, la segunda mantiene la de H-1 VAN que se diferencia –aparte del equipamiento- por la presencia de una puerta trasera con apertura de libro –es decir, dos puertas- las llantas de menor tamaño y de chapa en lugar de aleación y la disposición interior para tres o seis pasajeros.

El nuevo Hyundai i800 recibe múltiples novedades con respecto al anterior Hyundai H-1, Para empezar su nueva imagen exterior es mucho más moderna, con un frontal con clara presencia de la nueva imagen de la marca que va implantando en todos sus modelos. Los faros, la calandra, todo tiene un aire Hyundai.

Como novedad incluye la presencia de dos puertas corredizas en la parte trasera –anteriormente sólo contaba con la de la derecha- que tienen, como novedad, ventanillas practicables –algo que tampoco es muy habitual en este tipo de puertas ya que resulta algo complicado- con accionamiento manual y un ingenioso sistema que hace que cuando están cerradas estén completamente enrasadas con el resto del cristal.

La disposición interior es de tres filas con dos asientos individuales en la primera y dos banquetas corridas en las dos siguientes. La fila intermedia se puede desplazar longitudinalmente para dar acceso a la última fila y para modular la habitabilidad. La tercera fila es fija –uno de los pocos “peros” que tiene este modelo- y sólo se pueden plegar los respaldos sobre la banqueta. Aún así, lo cierto es que la capacidad del maletero es bastante grande y permite llevar un buen número de bultos y equipaje incluso con toda la capacidad de pasaje al completo.

El motor de 2.5 litros y 170 CV resulta un excelente aliado a la hora de mover con cierta soltura los más de 2.200 kg que pesa este modelo. Tiene una buena respuesta a bajo régimen, sube de vueltas con facilidad y sus consumos son bastante ajustados. La presencia de una caja de cambios de sólo cinco marchas penaliza en parte la sonoridad y su consumo.

Su equipamiento de serie es bastante completo e incluye elementos que entre sus rivales o forman parte de la lista de opciones o, simplemente, no están disponibles, como puede ser el aire acondicionado independiente para plazas delanteras y traseras, el control de estabilidad, el ABS o el sistema de aviso de distancia en aparcamiento.

El precio del Hyundai i800 es de 29.900 euros mientras que el del H1 Van es de 25.500 euros para la versión de tres plazas y 26.500 euros para la de seis.

El nuevo Hyundai i800 en esta nueva generación sólo se puede pedir con una carrocería –el H1 tenía versión “corta y larga”- que cuenta con ocho plazas –justo el término medio de las 7 ó 9 del H1- y una única posibilidad mecánica, el motor 2.5 CRDI de 170 CV –frente a los 150 CV del H1-. Es decir, ha perdido algo de capacidad para hacer un vehículo adaptable a las necesidades de cada uno, pero también hay que reconocer que ha ganado en muchos aspectos.

Vaya por delante que la marca tiene muy claro que su nuevo Hyundai i800 ha dejado de ser un rival de los vehículos monovolumen de gran tamaño –Kia Carnival, Renault Grand Espace, etc…- y ahora su encuadre más lógico es juntarlo con las furgonetas destinadas al pasaje –léase, Mercedes Vito, Nissan Primastar, Opel Vivaro, Renault Trafic y VW Transporter, por citar las cinco más vendidas de este segmento-.

Por ello, la gama del i800 se divide en dos vertientes claramente diferenciadas: pasaje y carga. Mientras que la primera recibe en nuestro mercado –en el resto de Europa excepto Reino Unido, se seguirá denominando H1- esa nueva denominación de i800, la segunda mantiene la de H-1 VAN que se diferencia –aparte del equipamiento- por la presencia de una puerta trasera con apertura de libro –es decir, dos puertas- las llantas de menor tamaño y de chapa en lugar de aleación y la disposición interior para tres o seis pasajeros.

El nuevo Hyundai i800 recibe múltiples novedades con respecto al anterior Hyundai H-1, Para empezar su nueva imagen exterior es mucho más moderna, con un frontal con clara presencia de la nueva imagen de la marca que va implantando en todos sus modelos. Los faros, la calandra, todo tiene un aire Hyundai.

Como novedad incluye la presencia de dos puertas corredizas en la parte trasera –anteriormente sólo contaba con la de la derecha- que tienen, como novedad, ventanillas practicables –algo que tampoco es muy habitual en este tipo de puertas ya que resulta algo complicado- con accionamiento manual y un ingenioso sistema que hace que cuando están cerradas estén completamente enrasadas con el resto del cristal.

La disposición interior es de tres filas con dos asientos individuales en la primera y dos banquetas corridas en las dos siguientes. La fila intermedia se puede desplazar longitudinalmente para dar acceso a la última fila y para modular la habitabilidad. La tercera fila es fija –uno de los pocos “peros” que tiene este modelo- y sólo se pueden plegar los respaldos sobre la banqueta. Aún así, lo cierto es que la capacidad del maletero es bastante grande y permite llevar un buen número de bultos y equipaje incluso con toda la capacidad de pasaje al completo.

El motor de 2.5 litros y 170 CV resulta un excelente aliado a la hora de mover con cierta soltura los más de 2.200 kg que pesa este modelo. Tiene una buena respuesta a bajo régimen, sube de vueltas con facilidad y sus consumos son bastante ajustados. La presencia de una caja de cambios de sólo cinco marchas penaliza en parte la sonoridad y su consumo.

Su equipamiento de serie es bastante completo e incluye elementos que entre sus rivales o forman parte de la lista de opciones o, simplemente, no están disponibles, como puede ser el aire acondicionado independiente para plazas delanteras y traseras, el control de estabilidad, el ABS o el sistema de aviso de distancia en aparcamiento.

El precio del Hyundai i800 es de 29.900 euros mientras que el del H1 Van es de 25.500 euros para la versión de tres plazas y 26.500 euros para la de seis.

Galería relacionada

Hyundai i800 detalles

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...