Hyundai i20 Active CRDi vs Renault Captur dCi: ¿SUV o no SUV?

Con la fiebre SUV al alza, de la que el Renault Captur es buen representante, Hyundai lanza su apuesta ya en clave crossover: el i20 Active. Los comparamos en versión Diesel.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria Fotos: Israel Gardyn. -

Hyundai i20 Active CRDi vs Renault Captur dCi: ¿SUV o no SUV?
Hyundai i20 Active CRDi vs Renault Captur dCi: ¿SUV o no SUV?

El exotismo del Rover 25 Streetwise venía de que, si bien ya se venían comercializando carrocerías familiares que se adaptaban por aspecto y algunos elementos mecánicos específicos a lo esperable en un coche de campo (como los Subaru o Volvo Cross Country, paradigmáticos), ese peculiar coche británico aportaba otra cosa: una adaptación realizada sobre una carrocería de tipo hatchback, con dos volúmenes por tanto y portón de acceso al maletero, más dos o cuatro puertas laterales. Hoy, Hyundai reedita esa idea entre los utilitarios con el i20 Active algo que, tirando de memoria y en tiempos recientes, también han hecho con anterioridad modelos como el Volkswagen Cross Polo, el Citroën C3 XTR o, sin ir más lejos, el Dacia Sandero Stepway… que se mantiene en el mercado actualmente, y con éxito.

Hyundai i20 Active: condicionado fuera del asfalto

Como esos modelos anteriores e igual que aquel Rover, el nuevo Hyundai i20 Active no está muy dotado para moverse fuera del asfalto, mucho más allá de por una altura libre algo mayor respecto al suelo que un i20 “de asfalto”: 2 centímetros extras que ponen la zona más baja de su carrocería a 16 cm del suelo. Por lo demás, no hay ni ruedas específicas que le ayuden a ganar motricidad sobre superficies deslizantes (tampoco sus P7 son las cubiertas más eficaces en esta situación, como también ocurre cuando tienen que llevar al asfalto, en la fase inicial de una aceleración, toda la energía del motor), ni una tracción más sofisticada que la delantera de sus hermanos de gama. Lo que sí hay es algo que puede interesar a muchos de sus posibles compradores: un aspecto de coche de campo logrado gracias a las protecciones perimetrales de plástico que, para que resalten, no están pintadas; o la presencia de unas barras en el techo que no tiene ningún otro Hyundai i20 y dan por sí solas 6 cm más de altura a la carrocería. Este Active, por sus características, encuentra a sus rivales en los SUV más pequeños del mercado: los que ofrecen una longitud por debajo de unos 4,30 metros y de aparición relativamente reciente.

Este Hyundai i20 Active es de los menores coches de aspecto campero que se venden. Y, si no es el menor, es por el Ford EcoSport (4,02 metros totales). La lista de los parecidos a ellos, con plataformas compartidas con utilitarios en casi todos los casos, es larguísima: Suzuki Vitara, Peugeot 2008, Nissan Juke, Opel Mokka, Mazda CX-3, Honda HR-V, Fiat 500X, Jeep Renegade, Skoda Yeti, Ssangyong Tivoli, Dacia Duster… También el Citroën C4 Cactus, como este Hyundai i20 Active, el de mayor espíritu llamemos crossover del grupo.

Renault Captur vs Hyundai i20 ActiveRenault Captur: un mago de la practicidad

Por su parte, el Renault Captur, basado en la misma plataforma del Renault Clio, representa bien a estos nuevos SUV urbanos. Tiene una planta de dimensiones más clásicas que las del Hyundai i20 Active: la mejor demostración es su mayor altura de la carrocería, próxima a los 1,60 metros que representan la media. Skoda Yeti y Jeep Renegade, los más altos, rozan o alcanzan ya los 1,70 metros.

Este Renault Captur es uno de los SUV pequeños con más carga de diseño, incluso con detalles como esas tiras de goma tras los asientos delanteros, quizá no tan prácticas, que sustituyen a las bolsas de tipo canguro. También es de los que cuenta con mayores posibilidades de personalización (por la combinación de colores de carrocería y techo,  pegatinas, tapicerías…). Otro de los aspectos que lo hace distinto es su enorme carga funcional. Va más allá de las tapicerías desenfundables, que tan prácticas pueden parecer a quienes se ven necesitados de usar el coche con niños o mascotas como incómodas por esas cremalleras, pues alcanza a la banqueta trasera, con una regulación longitudinal sobre 15 centímetros que permite adaptar el espacio a pasajeros o carga, según más nos convenga. También a una guantera-cajón de enorme capacidad, si bien no fácil de abrir por completo si llevamos un copiloto; otro hueco en la zona superior del salpicadero, un espacio de carga móvil entre los asientos posteriores

Valora tu coche gratisHay prácticamente un empate en la habitabilidad de Renault Captur y Hyundai i20 Active, que sólo rompen el mayor espacio a lo largo del Renault Captur y la algo superior anchura posterior del Hyundai i20 Active. Ponderando, sirve de más lo primero que lo segundo: en los dos, tres personas atrás van tan apretadas como en cualquier coche de este segmento… e incluso de otros superiores.

Hyundai i20 Active: viajando más abajo

Entrando ya en la conducción, el volante se regula en altura o profundidad, con gran amplitud  en este segundo caso en ambos. Las butacas, tanto delanteras como traseras, quedan a semejante altura del suelo del coche también en los dos, y si quizá pueda parecer que no se elevan tanto en el Hyundai i20 Active es porque, efectivamente, está más cerca del asfalto: su carrocería queda un par de centímetros más cerca. Las dimensiones de los asientos son mayores en el Hyundai i20 Active que en su rival, frente al que también tienen mayor apoyo lateral. Por su lado, el Renault Captur tiene asientos más mullidos. También una mejor accesibilidad a cualquiera de ellos por esa altura extra a la que está la carrocería.

Hyundai i20 ActiveEs de alabar en el Hyundai i20 Active la abundancia y el funcionamiento de las ayudas a la conducción. Como la cámara de marcha atrás (muy luminosa), que se combina con los sensores de aparcamiento traseros, además de los delanteros. O la advertencia de cambio de carril involuntario que funciona por encima de los 60 km/h. En el Renault Captur la imagen de la cámara de marcha atrás es algo menor: no aprovecha toda la pantalla.

La suspensiones del Hyundai i20 Active tienen un recorrido semejante al de otros Hyundai i20. Mantienen la carrocería con menos movimientos verticales o laterales que en el Renault Captur, pero éste trabaja mejor sobre baches o suelos irregulares en cuanto a mantenimiento de la trayectoria. También tiene el Renault Captur una dirección de mejor tacto que la algo errática del Hyundai, sobre todo a velocidades bajas o medias. El coreano frena de maravilla por tacto, con mucha mordiente y mejores detenciones de emergencia que el Renault Captur, si bien éste no desmerece aún con esos tambores que sí se sienten al tacto del pedal.

Renault Captur: un Diesel de nivel

Con sus Diesel de 90 CV (los dos tienen versiones tricilíndricas de gasolina interesantes) cumplen los dos, aunque no hay que caer en la tentación de verlos como rápidos. El 1.6 CRDi del Hyundai i20 Active suena e, incluso, vibra más que el 1.5 dCi del Renault Captur. Sin embargo, se le siente con algo más de empuje a pocas vueltas. También porque el cambio de desarrollos más cortos ayuda. Se desquita el Renault Captur con más potencia a medida que subimos vueltas, aunque eso no evita que se sienta cierto salto entre marchas al contar sólo con cinco velocidades, y con la última de desarrollo más largo que en el i20. Aquí hay seis, con un selector un poco más rápido y preciso. Son relaciones más apretadas entre sí y más cortas que, incluso, las del Hyundai i20 a secas con el mismo motor.

Renault CapturEstos desarrollos del cambio hacen que el Hyundai i20 Active pueda aventajar al Renault Captur en las recuperaciones: hay 4,4 segundos entre ambos en la última marcha. En el resto de prestaciones, empate. Por ejemplo, en la aceleración larga, de 0 a 1.000 metros, sólo una décima les separa: 33,7 segundos para el Hyundai i20 Active por 33,6 segundos para el Renault Captur.

Eso sí, tanto sonoridad como consumo son territorio ya de Renault Captur. Por ejemplo, a 120 km/h, el Renault Captur 1.5 dCi se queda en sólo 69,6 dB frente a los 71,2 dB del Hyundai i20 Active CRDi. En tanto que el gasto real del Renault Captur es de 4,5 y 5,6 l/100 km, respectivamente en carretera y ciudad. El del Hyundai i20 Active sube ligeramente hasta 5,2 y 6,0 l/100 km, respectivamente.

También te puede interesar:

Comparativa: Renault Captur vs Peugeot 2008 vs Fiat 500X

Mazda CX-3, Renault Captur y Suzuki Vitara

Ford Ecosport, Nissan Juke y Renault Captur

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...