Hyundai i20

Llega el relevo del Getz con un estilo más fresco, con un tamaño superior que permite más comodidad a sus ocupantes, con nuevos motores más eficientes en gasolina y Diesel y con un equipamiento mucho más completo e interesante. De momento sólo con carrocería de cinco puertas, aunque unos meses más tarde llegará la variante de tres.
-
Hyundai i20
Hyundai i20

Estéticamente presenta un aspecto agradable, moderno y fresco, muy en la línea del i30, con una parrilla cromada predominante, faros rasgados y líneas muy marcadas en los hombros que finalizan paralelas a los pasos de rueda posteriores. Tiene algunos detalles de modelos de mayor categoría, como los paragolpes y tiradores de puertas enrasados y pintados en el mismo color de la carrocería, antena montada en el techo o llantas de aleación en las versiones equipadas con rueda de 16 pulgadas (también habrá disponibles llantas de 14 ó 15 pulgadas para las mecánicas menos potentes), columna de dirección ajustable en altura y profundidad, etc.

De momento, asociados a la carrocería de cinco puertas, que será la primera en llegar al mercado a comienzos de la próxima primavera, se ofrecerán los acabados Classic, Comfort y Style (no se ofrecerá en España el más alto de gama, denominado President). Dependiendo del nivel de terminación, incluirán climatizador automático, equipo de sonido con radio CD, lector mp3, toma auxiliar USB y cuatro altavoces, volante multifunción, sistema de control de presión de los neumáticos, cinturón del conductor regulable en altura, cierre centralizado con mando a distancia y alarma, espejos retrovisores eléctricos o elevalunas eléctricos en las cuatro puertas. No se han comunicado aún los precios oficiales, pero los responsables de Hyundai en España aseguran que serán inferiores -entre un cinco y un diez por ciento- a los de sus rivales directos (Ford Fiesta, Peugeot 207, Toyota Yaris o Renault Clio).

En el plano mecánico cuenta con un bastidor puesto a punto en Europa teniendo en cuenta los requerimientos de los clientes del Viejo Continente. No comparte la plataforma con el Kia Soul, aunque sí utiliza algunos módulos similares. La amplia batalla que dispone, además de permitir una mayor cota de confort, también tiene una importante repercusión en el comportamiento dinámico.

Las suspensiones recurren al clásico sistema empleado en la mayoría de los modelos de este segmento, es decir, McPherson delante con muelle y amortiguador y eje semirrígido con amortiguadores y muelles, detrás.

Por su parte, la dirección es de cremallera asistida, con reglaje de la columna en altura y profundidad y recibe una recalibración específica respecto a la empleada anteriormente en el Getz. Con 2,8 vueltas de volante entre topes promete un diámetro de giro de 10,4 metros.

En materia de seguridad, el Hyundai i20 también presenta un salto cuantitativo respecto al Getz. Dispone de airbags frontales, laterales y de cortina, cinturones con pretensores y reposacabezas activos para conductor y acompañante. El ABS será de serie en todas las versiones, mientras que el ESP estará asociado a las más altas, en cuyo caso, los tambores traseros de las versiones menos motorizadas pasan a ser discos macizos.

Motores y comportamiento

Se ha retrasado un poco respecto a las fechas previstas inicialmente, pero finalmente ha llegado el esperado Hyundai i20. Se trata de un modelo urbano que pudimos ver por primera vez durante la pasada edición del Salón de París, que reemplaza al veterano Getz, del que toma algunos elementos mecánicos y que podremos ver en los concesionarios de la marca durante la próxima primavera.

Fabricado en la India y desarrollado en la planta alemana de Rüsselsheim específicamente para el mercado europeo, el i20 toma los rasgos identificativos de los productos más recientes de la marca surcoreana, es decir, de los modelos i10 e i30.

Sus dimensiones crecen respecto al modelo antecesor (115 mm de longitud y 15 mm de anchura), con una longitud total de 3,94 metros y una anchura de 1,71 m, mientras que la distancia entre ejes aumenta hasta 2.525 mm, lo que le ha permitido obtener una mayor holgura interior y sobre todo, un maletero de mejores dimensiones, 295 litros en configuración normal, si bien este espacio puede ser ampliado al plegar los asientos de las plazas posteriores, abatibles en proporción 60:40. No es que resulte especialmente grande, pero sí satisfactorio para el equipaje de cuatro ocupantes en cortos trayectos.

La marca no ha comunicado los precios del nuevo modelo, pero asegura que serán más competitivos que los de sus principales rivales y que se encontrarán entre un 5 y un 10 por ciento por debajo

Estéticamente presenta un aspecto agradable, moderno y fresco, muy en la línea del i30, con una parrilla cromada predominante, faros rasgados y líneas muy marcadas en los hombros que finalizan paralelas a los pasos de rueda posteriores. Tiene algunos detalles de modelos de mayor categoría, como los paragolpes y tiradores de puertas enrasados y pintados en el mismo color de la carrocería, antena montada en el techo o llantas de aleación en las versiones equipadas con rueda de 16 pulgadas (también habrá disponibles llantas de 14 ó 15 pulgadas para las mecánicas menos potentes), columna de dirección ajustable en altura y profundidad, etc.

De momento, asociados a la carrocería de cinco puertas, que será la primera en llegar al mercado a comienzos de la próxima primavera, se ofrecerán los acabados Classic, Comfort y Style (no se ofrecerá en España el más alto de gama, denominado President). Dependiendo del nivel de terminación, incluirán climatizador automático, equipo de sonido con radio CD, lector mp3, toma auxiliar USB y cuatro altavoces, volante multifunción, sistema de control de presión de los neumáticos, cinturón del conductor regulable en altura, cierre centralizado con mando a distancia y alarma, espejos retrovisores eléctricos o elevalunas eléctricos en las cuatro puertas. No se han comunicado aún los precios oficiales, pero los responsables de Hyundai en España aseguran que serán inferiores -entre un cinco y un diez por ciento- a los de sus rivales directos (Ford Fiesta, Peugeot 207, Toyota Yaris o Renault Clio).

En el plano mecánico cuenta con un bastidor puesto a punto en Europa teniendo en cuenta los requerimientos de los clientes del Viejo Continente. No comparte la plataforma con el Kia Soul, aunque sí utiliza algunos módulos similares. La amplia batalla que dispone, además de permitir una mayor cota de confort, también tiene una importante repercusión en el comportamiento dinámico.

Las suspensiones recurren al clásico sistema empleado en la mayoría de los modelos de este segmento, es decir, McPherson delante con muelle y amortiguador y eje semirrígido con amortiguadores y muelles, detrás.

Por su parte, la dirección es de cremallera asistida, con reglaje de la columna en altura y profundidad y recibe una recalibración específica respecto a la empleada anteriormente en el Getz. Con 2,8 vueltas de volante entre topes promete un diámetro de giro de 10,4 metros.

En materia de seguridad, el Hyundai i20 también presenta un salto cuantitativo respecto al Getz. Dispone de airbags frontales, laterales y de cortina, cinturones con pretensores y reposacabezas activos para conductor y acompañante. El ABS será de serie en todas las versiones, mientras que el ESP estará asociado a las más altas, en cuyo caso, los tambores traseros de las versiones menos motorizadas pasan a ser discos macizos.

Motores y comportamiento

Se ha retrasado un poco respecto a las fechas previstas inicialmente, pero finalmente ha llegado el esperado Hyundai i20. Se trata de un modelo urbano que pudimos ver por primera vez durante la pasada edición del Salón de París, que reemplaza al veterano Getz, del que toma algunos elementos mecánicos y que podremos ver en los concesionarios de la marca durante la próxima primavera.

Fabricado en la India y desarrollado en la planta alemana de Rüsselsheim específicamente para el mercado europeo, el i20 toma los rasgos identificativos de los productos más recientes de la marca surcoreana, es decir, de los modelos i10 e i30.

Sus dimensiones crecen respecto al modelo antecesor (115 mm de longitud y 15 mm de anchura), con una longitud total de 3,94 metros y una anchura de 1,71 m, mientras que la distancia entre ejes aumenta hasta 2.525 mm, lo que le ha permitido obtener una mayor holgura interior y sobre todo, un maletero de mejores dimensiones, 295 litros en configuración normal, si bien este espacio puede ser ampliado al plegar los asientos de las plazas posteriores, abatibles en proporción 60:40. No es que resulte especialmente grande, pero sí satisfactorio para el equipaje de cuatro ocupantes en cortos trayectos.

La marca no ha comunicado los precios del nuevo modelo, pero asegura que serán más competitivos que los de sus principales rivales y que se encontrarán entre un 5 y un 10 por ciento por debajo

Estéticamente presenta un aspecto agradable, moderno y fresco, muy en la línea del i30, con una parrilla cromada predominante, faros rasgados y líneas muy marcadas en los hombros que finalizan paralelas a los pasos de rueda posteriores. Tiene algunos detalles de modelos de mayor categoría, como los paragolpes y tiradores de puertas enrasados y pintados en el mismo color de la carrocería, antena montada en el techo o llantas de aleación en las versiones equipadas con rueda de 16 pulgadas (también habrá disponibles llantas de 14 ó 15 pulgadas para las mecánicas menos potentes), columna de dirección ajustable en altura y profundidad, etc.

De momento, asociados a la carrocería de cinco puertas, que será la primera en llegar al mercado a comienzos de la próxima primavera, se ofrecerán los acabados Classic, Comfort y Style (no se ofrecerá en España el más alto de gama, denominado President). Dependiendo del nivel de terminación, incluirán climatizador automático, equipo de sonido con radio CD, lector mp3, toma auxiliar USB y cuatro altavoces, volante multifunción, sistema de control de presión de los neumáticos, cinturón del conductor regulable en altura, cierre centralizado con mando a distancia y alarma, espejos retrovisores eléctricos o elevalunas eléctricos en las cuatro puertas. No se han comunicado aún los precios oficiales, pero los responsables de Hyundai en España aseguran que serán inferiores -entre un cinco y un diez por ciento- a los de sus rivales directos (Ford Fiesta, Peugeot 207, Toyota Yaris o Renault Clio).

En el plano mecánico cuenta con un bastidor puesto a punto en Europa teniendo en cuenta los requerimientos de los clientes del Viejo Continente. No comparte la plataforma con el Kia Soul, aunque sí utiliza algunos módulos similares. La amplia batalla que dispone, además de permitir una mayor cota de confort, también tiene una importante repercusión en el comportamiento dinámico.

Las suspensiones recurren al clásico sistema empleado en la mayoría de los modelos de este segmento, es decir, McPherson delante con muelle y amortiguador y eje semirrígido con amortiguadores y muelles, detrás.

Por su parte, la dirección es de cremallera asistida, con reglaje de la columna en altura y profundidad y recibe una recalibración específica respecto a la empleada anteriormente en el Getz. Con 2,8 vueltas de volante entre topes promete un diámetro de giro de 10,4 metros.

En materia de seguridad, el Hyundai i20 también presenta un salto cuantitativo respecto al Getz. Dispone de airbags frontales, laterales y de cortina, cinturones con pretensores y reposacabezas activos para conductor y acompañante. El ABS será de serie en todas las versiones, mientras que el ESP estará asociado a las más altas, en cuyo caso, los tambores traseros de las versiones menos motorizadas pasan a ser discos macizos.

Motores y comportamiento

Se ha retrasado un poco respecto a las fechas previstas inicialmente, pero finalmente ha llegado el esperado Hyundai i20. Se trata de un modelo urbano que pudimos ver por primera vez durante la pasada edición del Salón de París, que reemplaza al veterano Getz, del que toma algunos elementos mecánicos y que podremos ver en los concesionarios de la marca durante la próxima primavera.

Fabricado en la India y desarrollado en la planta alemana de Rüsselsheim específicamente para el mercado europeo, el i20 toma los rasgos identificativos de los productos más recientes de la marca surcoreana, es decir, de los modelos i10 e i30.

Sus dimensiones crecen respecto al modelo antecesor (115 mm de longitud y 15 mm de anchura), con una longitud total de 3,94 metros y una anchura de 1,71 m, mientras que la distancia entre ejes aumenta hasta 2.525 mm, lo que le ha permitido obtener una mayor holgura interior y sobre todo, un maletero de mejores dimensiones, 295 litros en configuración normal, si bien este espacio puede ser ampliado al plegar los asientos de las plazas posteriores, abatibles en proporción 60:40. No es que resulte especialmente grande, pero sí satisfactorio para el equipaje de cuatro ocupantes en cortos trayectos.

La marca no ha comunicado los precios del nuevo modelo, pero asegura que serán más competitivos que los de sus principales rivales y que se encontrarán entre un 5 y un 10 por ciento por debajo

Estéticamente presenta un aspecto agradable, moderno y fresco, muy en la línea del i30, con una parrilla cromada predominante, faros rasgados y líneas muy marcadas en los hombros que finalizan paralelas a los pasos de rueda posteriores. Tiene algunos detalles de modelos de mayor categoría, como los paragolpes y tiradores de puertas enrasados y pintados en el mismo color de la carrocería, antena montada en el techo o llantas de aleación en las versiones equipadas con rueda de 16 pulgadas (también habrá disponibles llantas de 14 ó 15 pulgadas para las mecánicas menos potentes), columna de dirección ajustable en altura y profundidad, etc.

De momento, asociados a la carrocería de cinco puertas, que será la primera en llegar al mercado a comienzos de la próxima primavera, se ofrecerán los acabados Classic, Comfort y Style (no se ofrecerá en España el más alto de gama, denominado President). Dependiendo del nivel de terminación, incluirán climatizador automático, equipo de sonido con radio CD, lector mp3, toma auxiliar USB y cuatro altavoces, volante multifunción, sistema de control de presión de los neumáticos, cinturón del conductor regulable en altura, cierre centralizado con mando a distancia y alarma, espejos retrovisores eléctricos o elevalunas eléctricos en las cuatro puertas. No se han comunicado aún los precios oficiales, pero los responsables de Hyundai en España aseguran que serán inferiores -entre un cinco y un diez por ciento- a los de sus rivales directos (Ford Fiesta, Peugeot 207, Toyota Yaris o Renault Clio).

En el plano mecánico cuenta con un bastidor puesto a punto en Europa teniendo en cuenta los requerimientos de los clientes del Viejo Continente. No comparte la plataforma con el Kia Soul, aunque sí utiliza algunos módulos similares. La amplia batalla que dispone, además de permitir una mayor cota de confort, también tiene una importante repercusión en el comportamiento dinámico.

Las suspensiones recurren al clásico sistema empleado en la mayoría de los modelos de este segmento, es decir, McPherson delante con muelle y amortiguador y eje semirrígido con amortiguadores y muelles, detrás.

Por su parte, la dirección es de cremallera asistida, con reglaje de la columna en altura y profundidad y recibe una recalibración específica respecto a la empleada anteriormente en el Getz. Con 2,8 vueltas de volante entre topes promete un diámetro de giro de 10,4 metros.

En materia de seguridad, el Hyundai i20 también presenta un salto cuantitativo respecto al Getz. Dispone de airbags frontales, laterales y de cortina, cinturones con pretensores y reposacabezas activos para conductor y acompañante. El ABS será de serie en todas las versiones, mientras que el ESP estará asociado a las más altas, en cuyo caso, los tambores traseros de las versiones menos motorizadas pasan a ser discos macizos.

Motores y comportamiento

Se ha retrasado un poco respecto a las fechas previstas inicialmente, pero finalmente ha llegado el esperado Hyundai i20. Se trata de un modelo urbano que pudimos ver por primera vez durante la pasada edición del Salón de París, que reemplaza al veterano Getz, del que toma algunos elementos mecánicos y que podremos ver en los concesionarios de la marca durante la próxima primavera.

Fabricado en la India y desarrollado en la planta alemana de Rüsselsheim específicamente para el mercado europeo, el i20 toma los rasgos identificativos de los productos más recientes de la marca surcoreana, es decir, de los modelos i10 e i30.

Sus dimensiones crecen respecto al modelo antecesor (115 mm de longitud y 15 mm de anchura), con una longitud total de 3,94 metros y una anchura de 1,71 m, mientras que la distancia entre ejes aumenta hasta 2.525 mm, lo que le ha permitido obtener una mayor holgura interior y sobre todo, un maletero de mejores dimensiones, 295 litros en configuración normal, si bien este espacio puede ser ampliado al plegar los asientos de las plazas posteriores, abatibles en proporción 60:40. No es que resulte especialmente grande, pero sí satisfactorio para el equipaje de cuatro ocupantes en cortos trayectos.

La marca no ha comunicado los precios del nuevo modelo, pero asegura que serán más competitivos que los de sus principales rivales y que se encontrarán entre un 5 y un 10 por ciento por debajo

Estéticamente presenta un aspecto agradable, moderno y fresco, muy en la línea del i30, con una parrilla cromada predominante, faros rasgados y líneas muy marcadas en los hombros que finalizan paralelas a los pasos de rueda posteriores. Tiene algunos detalles de modelos de mayor categoría, como los paragolpes y tiradores de puertas enrasados y pintados en el mismo color de la carrocería, antena montada en el techo o llantas de aleación en las versiones equipadas con rueda de 16 pulgadas (también habrá disponibles llantas de 14 ó 15 pulgadas para las mecánicas menos potentes), columna de dirección ajustable en altura y profundidad, etc.

De momento, asociados a la carrocería de cinco puertas, que será la primera en llegar al mercado a comienzos de la próxima primavera, se ofrecerán los acabados Classic, Comfort y Style (no se ofrecerá en España el más alto de gama, denominado President). Dependiendo del nivel de terminación, incluirán climatizador automático, equipo de sonido con radio CD, lector mp3, toma auxiliar USB y cuatro altavoces, volante multifunción, sistema de control de presión de los neumáticos, cinturón del conductor regulable en altura, cierre centralizado con mando a distancia y alarma, espejos retrovisores eléctricos o elevalunas eléctricos en las cuatro puertas. No se han comunicado aún los precios oficiales, pero los responsables de Hyundai en España aseguran que serán inferiores -entre un cinco y un diez por ciento- a los de sus rivales directos (Ford Fiesta, Peugeot 207, Toyota Yaris o Renault Clio).

En el plano mecánico cuenta con un bastidor puesto a punto en Europa teniendo en cuenta los requerimientos de los clientes del Viejo Continente. No comparte la plataforma con el Kia Soul, aunque sí utiliza algunos módulos similares. La amplia batalla que dispone, además de permitir una mayor cota de confort, también tiene una importante repercusión en el comportamiento dinámico.

Las suspensiones recurren al clásico sistema empleado en la mayoría de los modelos de este segmento, es decir, McPherson delante con muelle y amortiguador y eje semirrígido con amortiguadores y muelles, detrás.

Por su parte, la dirección es de cremallera asistida, con reglaje de la columna en altura y profundidad y recibe una recalibración específica respecto a la empleada anteriormente en el Getz. Con 2,8 vueltas de volante entre topes promete un diámetro de giro de 10,4 metros.

En materia de seguridad, el Hyundai i20 también presenta un salto cuantitativo respecto al Getz. Dispone de airbags frontales, laterales y de cortina, cinturones con pretensores y reposacabezas activos para conductor y acompañante. El ABS será de serie en todas las versiones, mientras que el ESP estará asociado a las más altas, en cuyo caso, los tambores traseros de las versiones menos motorizadas pasan a ser discos macizos.

Motores y comportamiento

Se ha retrasado un poco respecto a las fechas previstas inicialmente, pero finalmente ha llegado el esperado Hyundai i20. Se trata de un modelo urbano que pudimos ver por primera vez durante la pasada edición del Salón de París, que reemplaza al veterano Getz, del que toma algunos elementos mecánicos y que podremos ver en los concesionarios de la marca durante la próxima primavera.

Fabricado en la India y desarrollado en la planta alemana de Rüsselsheim específicamente para el mercado europeo, el i20 toma los rasgos identificativos de los productos más recientes de la marca surcoreana, es decir, de los modelos i10 e i30.

Sus dimensiones crecen respecto al modelo antecesor (115 mm de longitud y 15 mm de anchura), con una longitud total de 3,94 metros y una anchura de 1,71 m, mientras que la distancia entre ejes aumenta hasta 2.525 mm, lo que le ha permitido obtener una mayor holgura interior y sobre todo, un maletero de mejores dimensiones, 295 litros en configuración normal, si bien este espacio puede ser ampliado al plegar los asientos de las plazas posteriores, abatibles en proporción 60:40. No es que resulte especialmente grande, pero sí satisfactorio para el equipaje de cuatro ocupantes en cortos trayectos.

La marca no ha comunicado los precios del nuevo modelo, pero asegura que serán más competitivos que los de sus principales rivales y que se encontrarán entre un 5 y un 10 por ciento por debajo

Estéticamente presenta un aspecto agradable, moderno y fresco, muy en la línea del i30, con una parrilla cromada predominante, faros rasgados y líneas muy marcadas en los hombros que finalizan paralelas a los pasos de rueda posteriores. Tiene algunos detalles de modelos de mayor categoría, como los paragolpes y tiradores de puertas enrasados y pintados en el mismo color de la carrocería, antena montada en el techo o llantas de aleación en las versiones equipadas con rueda de 16 pulgadas (también habrá disponibles llantas de 14 ó 15 pulgadas para las mecánicas menos potentes), columna de dirección ajustable en altura y profundidad, etc.

De momento, asociados a la carrocería de cinco puertas, que será la primera en llegar al mercado a comienzos de la próxima primavera, se ofrecerán los acabados Classic, Comfort y Style (no se ofrecerá en España el más alto de gama, denominado President). Dependiendo del nivel de terminación, incluirán climatizador automático, equipo de sonido con radio CD, lector mp3, toma auxiliar USB y cuatro altavoces, volante multifunción, sistema de control de presión de los neumáticos, cinturón del conductor regulable en altura, cierre centralizado con mando a distancia y alarma, espejos retrovisores eléctricos o elevalunas eléctricos en las cuatro puertas. No se han comunicado aún los precios oficiales, pero los responsables de Hyundai en España aseguran que serán inferiores -entre un cinco y un diez por ciento- a los de sus rivales directos (Ford Fiesta, Peugeot 207, Toyota Yaris o Renault Clio).

En el plano mecánico cuenta con un bastidor puesto a punto en Europa teniendo en cuenta los requerimientos de los clientes del Viejo Continente. No comparte la plataforma con el Kia Soul, aunque sí utiliza algunos módulos similares. La amplia batalla que dispone, además de permitir una mayor cota de confort, también tiene una importante repercusión en el comportamiento dinámico.

Las suspensiones recurren al clásico sistema empleado en la mayoría de los modelos de este segmento, es decir, McPherson delante con muelle y amortiguador y eje semirrígido con amortiguadores y muelles, detrás.

Por su parte, la dirección es de cremallera asistida, con reglaje de la columna en altura y profundidad y recibe una recalibración específica respecto a la empleada anteriormente en el Getz. Con 2,8 vueltas de volante entre topes promete un diámetro de giro de 10,4 metros.

En materia de seguridad, el Hyundai i20 también presenta un salto cuantitativo respecto al Getz. Dispone de airbags frontales, laterales y de cortina, cinturones con pretensores y reposacabezas activos para conductor y acompañante. El ABS será de serie en todas las versiones, mientras que el ESP estará asociado a las más altas, en cuyo caso, los tambores traseros de las versiones menos motorizadas pasan a ser discos macizos.

Motores y comportamiento

Se ha retrasado un poco respecto a las fechas previstas inicialmente, pero finalmente ha llegado el esperado Hyundai i20. Se trata de un modelo urbano que pudimos ver por primera vez durante la pasada edición del Salón de París, que reemplaza al veterano Getz, del que toma algunos elementos mecánicos y que podremos ver en los concesionarios de la marca durante la próxima primavera.

Fabricado en la India y desarrollado en la planta alemana de Rüsselsheim específicamente para el mercado europeo, el i20 toma los rasgos identificativos de los productos más recientes de la marca surcoreana, es decir, de los modelos i10 e i30.

Sus dimensiones crecen respecto al modelo antecesor (115 mm de longitud y 15 mm de anchura), con una longitud total de 3,94 metros y una anchura de 1,71 m, mientras que la distancia entre ejes aumenta hasta 2.525 mm, lo que le ha permitido obtener una mayor holgura interior y sobre todo, un maletero de mejores dimensiones, 295 litros en configuración normal, si bien este espacio puede ser ampliado al plegar los asientos de las plazas posteriores, abatibles en proporción 60:40. No es que resulte especialmente grande, pero sí satisfactorio para el equipaje de cuatro ocupantes en cortos trayectos.

La marca no ha comunicado los precios del nuevo modelo, pero asegura que serán más competitivos que los de sus principales rivales y que se encontrarán entre un 5 y un 10 por ciento por debajo

Estéticamente presenta un aspecto agradable, moderno y fresco, muy en la línea del i30, con una parrilla cromada predominante, faros rasgados y líneas muy marcadas en los hombros que finalizan paralelas a los pasos de rueda posteriores. Tiene algunos detalles de modelos de mayor categoría, como los paragolpes y tiradores de puertas enrasados y pintados en el mismo color de la carrocería, antena montada en el techo o llantas de aleación en las versiones equipadas con rueda de 16 pulgadas (también habrá disponibles llantas de 14 ó 15 pulgadas para las mecánicas menos potentes), columna de dirección ajustable en altura y profundidad, etc.

De momento, asociados a la carrocería de cinco puertas, que será la primera en llegar al mercado a comienzos de la próxima primavera, se ofrecerán los acabados Classic, Comfort y Style (no se ofrecerá en España el más alto de gama, denominado President). Dependiendo del nivel de terminación, incluirán climatizador automático, equipo de sonido con radio CD, lector mp3, toma auxiliar USB y cuatro altavoces, volante multifunción, sistema de control de presión de los neumáticos, cinturón del conductor regulable en altura, cierre centralizado con mando a distancia y alarma, espejos retrovisores eléctricos o elevalunas eléctricos en las cuatro puertas. No se han comunicado aún los precios oficiales, pero los responsables de Hyundai en España aseguran que serán inferiores -entre un cinco y un diez por ciento- a los de sus rivales directos (Ford Fiesta, Peugeot 207, Toyota Yaris o Renault Clio).

En el plano mecánico cuenta con un bastidor puesto a punto en Europa teniendo en cuenta los requerimientos de los clientes del Viejo Continente. No comparte la plataforma con el Kia Soul, aunque sí utiliza algunos módulos similares. La amplia batalla que dispone, además de permitir una mayor cota de confort, también tiene una importante repercusión en el comportamiento dinámico.

Las suspensiones recurren al clásico sistema empleado en la mayoría de los modelos de este segmento, es decir, McPherson delante con muelle y amortiguador y eje semirrígido con amortiguadores y muelles, detrás.

Por su parte, la dirección es de cremallera asistida, con reglaje de la columna en altura y profundidad y recibe una recalibración específica respecto a la empleada anteriormente en el Getz. Con 2,8 vueltas de volante entre topes promete un diámetro de giro de 10,4 metros.

En materia de seguridad, el Hyundai i20 también presenta un salto cuantitativo respecto al Getz. Dispone de airbags frontales, laterales y de cortina, cinturones con pretensores y reposacabezas activos para conductor y acompañante. El ABS será de serie en todas las versiones, mientras que el ESP estará asociado a las más altas, en cuyo caso, los tambores traseros de las versiones menos motorizadas pasan a ser discos macizos.

Motores y comportamiento

Se ha retrasado un poco respecto a las fechas previstas inicialmente, pero finalmente ha llegado el esperado Hyundai i20. Se trata de un modelo urbano que pudimos ver por primera vez durante la pasada edición del Salón de París, que reemplaza al veterano Getz, del que toma algunos elementos mecánicos y que podremos ver en los concesionarios de la marca durante la próxima primavera.

Fabricado en la India y desarrollado en la planta alemana de Rüsselsheim específicamente para el mercado europeo, el i20 toma los rasgos identificativos de los productos más recientes de la marca surcoreana, es decir, de los modelos i10 e i30.

Sus dimensiones crecen respecto al modelo antecesor (115 mm de longitud y 15 mm de anchura), con una longitud total de 3,94 metros y una anchura de 1,71 m, mientras que la distancia entre ejes aumenta hasta 2.525 mm, lo que le ha permitido obtener una mayor holgura interior y sobre todo, un maletero de mejores dimensiones, 295 litros en configuración normal, si bien este espacio puede ser ampliado al plegar los asientos de las plazas posteriores, abatibles en proporción 60:40. No es que resulte especialmente grande, pero sí satisfactorio para el equipaje de cuatro ocupantes en cortos trayectos.

La marca no ha comunicado los precios del nuevo modelo, pero asegura que serán más competitivos que los de sus principales rivales y que se encontrarán entre un 5 y un 10 por ciento por debajo

Estéticamente presenta un aspecto agradable, moderno y fresco, muy en la línea del i30, con una parrilla cromada predominante, faros rasgados y líneas muy marcadas en los hombros que finalizan paralelas a los pasos de rueda posteriores. Tiene algunos detalles de modelos de mayor categoría, como los paragolpes y tiradores de puertas enrasados y pintados en el mismo color de la carrocería, antena montada en el techo o llantas de aleación en las versiones equipadas con rueda de 16 pulgadas (también habrá disponibles llantas de 14 ó 15 pulgadas para las mecánicas menos potentes), columna de dirección ajustable en altura y profundidad, etc.

De momento, asociados a la carrocería de cinco puertas, que será la primera en llegar al mercado a comienzos de la próxima primavera, se ofrecerán los acabados Classic, Comfort y Style (no se ofrecerá en España el más alto de gama, denominado President). Dependiendo del nivel de terminación, incluirán climatizador automático, equipo de sonido con radio CD, lector mp3, toma auxiliar USB y cuatro altavoces, volante multifunción, sistema de control de presión de los neumáticos, cinturón del conductor regulable en altura, cierre centralizado con mando a distancia y alarma, espejos retrovisores eléctricos o elevalunas eléctricos en las cuatro puertas. No se han comunicado aún los precios oficiales, pero los responsables de Hyundai en España aseguran que serán inferiores -entre un cinco y un diez por ciento- a los de sus rivales directos (Ford Fiesta, Peugeot 207, Toyota Yaris o Renault Clio).

En el plano mecánico cuenta con un bastidor puesto a punto en Europa teniendo en cuenta los requerimientos de los clientes del Viejo Continente. No comparte la plataforma con el Kia Soul, aunque sí utiliza algunos módulos similares. La amplia batalla que dispone, además de permitir una mayor cota de confort, también tiene una importante repercusión en el comportamiento dinámico.

Las suspensiones recurren al clásico sistema empleado en la mayoría de los modelos de este segmento, es decir, McPherson delante con muelle y amortiguador y eje semirrígido con amortiguadores y muelles, detrás.

Por su parte, la dirección es de cremallera asistida, con reglaje de la columna en altura y profundidad y recibe una recalibración específica respecto a la empleada anteriormente en el Getz. Con 2,8 vueltas de volante entre topes promete un diámetro de giro de 10,4 metros.

En materia de seguridad, el Hyundai i20 también presenta un salto cuantitativo respecto al Getz. Dispone de airbags frontales, laterales y de cortina, cinturones con pretensores y reposacabezas activos para conductor y acompañante. El ABS será de serie en todas las versiones, mientras que el ESP estará asociado a las más altas, en cuyo caso, los tambores traseros de las versiones menos motorizadas pasan a ser discos macizos.

Motores y comportamiento

Se ha retrasado un poco respecto a las fechas previstas inicialmente, pero finalmente ha llegado el esperado Hyundai i20. Se trata de un modelo urbano que pudimos ver por primera vez durante la pasada edición del Salón de París, que reemplaza al veterano Getz, del que toma algunos elementos mecánicos y que podremos ver en los concesionarios de la marca durante la próxima primavera.

Fabricado en la India y desarrollado en la planta alemana de Rüsselsheim específicamente para el mercado europeo, el i20 toma los rasgos identificativos de los productos más recientes de la marca surcoreana, es decir, de los modelos i10 e i30.

Sus dimensiones crecen respecto al modelo antecesor (115 mm de longitud y 15 mm de anchura), con una longitud total de 3,94 metros y una anchura de 1,71 m, mientras que la distancia entre ejes aumenta hasta 2.525 mm, lo que le ha permitido obtener una mayor holgura interior y sobre todo, un maletero de mejores dimensiones, 295 litros en configuración normal, si bien este espacio puede ser ampliado al plegar los asientos de las plazas posteriores, abatibles en proporción 60:40. No es que resulte especialmente grande, pero sí satisfactorio para el equipaje de cuatro ocupantes en cortos trayectos.

La marca no ha comunicado los precios del nuevo modelo, pero asegura que serán más competitivos que los de sus principales rivales y que se encontrarán entre un 5 y un 10 por ciento por debajo

Galería relacionada

Hyundai i20 al detalle

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...