Hyundai Accent

Hoy conducimos lo último de Hyundai, la marca coreana que ya se ha convertido en el sexto fabricante mundial. El Accent es un buen ejemplo de evolución y mirada hacia el futuro: sale al mercado con carrocería de 3 y 4 puertas, motores Diesel y gasolina y, al menos hasta septiembre, un descuento de 1.500 euros en todas las versiones.
-
Hyundai Accent
Hyundai Accent
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=52841&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Hyundai Accent

Hyundai ya es una marca “adulta” en el mercado. Se ha afianzado en las bases de su historia y, sin renunciar a su identidad –sí, es una marca coreana-, demuestra que la evolución se ha completado y que el código genético de sus nuevos productos está a la altura de lo que hoy en día exigen los clientes. Eso sí, no renuncia a la batalla del precio y, con números ajustados, ha logrado situarse en el ránking de best-sellers ofreciendo, además, calidad. Así lo atestiguan sus cifras de fabricación (en diciembre de 2005 ya era el sexto fabricante mundial con 3,7 millones de unidades manufacturadas) y su imagen (en EEUU, la consultora JD Power sitúa sus productos en el tercer puesto en cuanto a fiabilidad y calidad –atención- tras Lexus y Porsche).

El Accent que la marca acaba de presentar al público español y que ya se puede ver y probar en los concesionarios es un producto de esa nueva Hyundai, liberada ya de los prejuicios antes unidos a su origen coreano. Este Accent no es ya el que nació en 1975 –el que con el nombre de Pony sirvió para lanzar a la marca fuera de sus fronteras domésticas-, aunque conserva el nombre. En realidad, es un modelo completamente nuevo.

La renovación se inicia ya en la base: su plataforma es nueva. Si comparamos medidas con su predecesor, es 2 cm más largo, 1,5 cm más ancho y 7,5 cm más alto; su batalla ha crecido 6 cm (transformados en espacio en el habitáculo, claro). Hijo de estos tiempos, el Accent se estira para alcanzar el segmento C, el de los compactos: mide 4,04 m en la versión de 3 puertas y 4,28 en la de 4. Nada que no hayan hecho también algunos de sus más directos rivales.

La carrocería, igualmente nueva, se presenta de momento en dos versiones, de 3 puertas, realmente bonita, y de 4 puertas, con un tercer volumen para alojar el maletero que no favorece tanto su silueta, aunque dota al Accent de mayor habitabilidad y capacidad de carga.

Por lo que respecta a mecánicas, el nuevo modelo se lanza con tres posibles motores, dos gasolina y un Diesel. Los gasolina son el 1.4, 16V, de 97 CV y 12,8 mkg de par y el 1.6, 16V, con 112 CV de potencia y un par máximo de 14,9 mkg. En el lado del gasóleo, un solo candidato: el 1.5 CRDi, con turbo, inyección directa y common rail, que entrega 110 CV de potencia y cuenta con un par máximo de 24 mkg entre 1.900 y 2.750 rpm. En todos los casos, la caja de cambios es manual de 5 velocidades, aunque el 1.6 gasolina contará como opción con un cambio automático de cuatro marchas.

La seguridad ha sido uno de los ejes de mejora frente a los Accent anteriores –resaltan en Hyundai- y, así, esta sexta generación cuenta con mayor rigidez estructural, pensada para mantener un mejor control del vehículo en recta y, sobre todo, en curvas y zonas de firme en mal estado, además de proteger a los ocupantes en caso de impacto.

El esquema de las suspensiones –McPherson delante y multibrazo con barra estabilizadora detrás-, los frenos (discos ventilados delante y macizos detrás) y algunos elementos como el ABS con EBD (repartidor de frenada entre los dos ejes en función del peso que soporte cada uno) completan el dibujo de la seguridad activa.

En protección para peatones, se han evitado las aristas en el diseño del frontal y se han creado zonas de amortiguación del impacto para minimizar la gravedad de las heridas en caso de atropello.

Existen dos niveles de acabado (GL y GLS) y una lista de precios –entre los 13.000 y los 16.700 euros- que puedes consultar haciendo clic en el enlace que te ofrecemos junto a estas líneas.

En 1994 se lanzó el Accent en España, comenzando una andadura en la que se comercializaron 6 modelos diferentes –hasta 2002, sólo con motor de gasolina- y llegaron a venderse cerca de 100.000 unidades en nuestro país, una cifra especialmente significativa si se tiene en cuenta que el segmento en el que se sitúa está dominado por las motorizaciones Diesel y que, como hemos dicho, el Accent no contó con motor de gasóleo hasta hace cuatro años. La que ahora se presenta es la quinta generación.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=52841&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Hyundai Accent

Hyundai ya es una marca “adulta” en el mercado. Se ha afianzado en las bases de su historia y, sin renunciar a su identidad –sí, es una marca coreana-, demuestra que la evolución se ha completado y que el código genético de sus nuevos productos está a la altura de lo que hoy en día exigen los clientes. Eso sí, no renuncia a la batalla del precio y, con números ajustados, ha logrado situarse en el ránking de best-sellers ofreciendo, además, calidad. Así lo atestiguan sus cifras de fabricación (en diciembre de 2005 ya era el sexto fabricante mundial con 3,7 millones de unidades manufacturadas) y su imagen (en EEUU, la consultora JD Power sitúa sus productos en el tercer puesto en cuanto a fiabilidad y calidad –atención- tras Lexus y Porsche).

El Accent que la marca acaba de presentar al público español y que ya se puede ver y probar en los concesionarios es un producto de esa nueva Hyundai, liberada ya de los prejuicios antes unidos a su origen coreano. Este Accent no es ya el que nació en 1975 –el que con el nombre de Pony sirvió para lanzar a la marca fuera de sus fronteras domésticas-, aunque conserva el nombre. En realidad, es un modelo completamente nuevo.

La renovación se inicia ya en la base: su plataforma es nueva. Si comparamos medidas con su predecesor, es 2 cm más largo, 1,5 cm más ancho y 7,5 cm más alto; su batalla ha crecido 6 cm (transformados en espacio en el habitáculo, claro). Hijo de estos tiempos, el Accent se estira para alcanzar el segmento C, el de los compactos: mide 4,04 m en la versión de 3 puertas y 4,28 en la de 4. Nada que no hayan hecho también algunos de sus más directos rivales.

La carrocería, igualmente nueva, se presenta de momento en dos versiones, de 3 puertas, realmente bonita, y de 4 puertas, con un tercer volumen para alojar el maletero que no favorece tanto su silueta, aunque dota al Accent de mayor habitabilidad y capacidad de carga.

Por lo que respecta a mecánicas, el nuevo modelo se lanza con tres posibles motores, dos gasolina y un Diesel. Los gasolina son el 1.4, 16V, de 97 CV y 12,8 mkg de par y el 1.6, 16V, con 112 CV de potencia y un par máximo de 14,9 mkg. En el lado del gasóleo, un solo candidato: el 1.5 CRDi, con turbo, inyección directa y common rail, que entrega 110 CV de potencia y cuenta con un par máximo de 24 mkg entre 1.900 y 2.750 rpm. En todos los casos, la caja de cambios es manual de 5 velocidades, aunque el 1.6 gasolina contará como opción con un cambio automático de cuatro marchas.

La seguridad ha sido uno de los ejes de mejora frente a los Accent anteriores –resaltan en Hyundai- y, así, esta sexta generación cuenta con mayor rigidez estructural, pensada para mantener un mejor control del vehículo en recta y, sobre todo, en curvas y zonas de firme en mal estado, además de proteger a los ocupantes en caso de impacto.

El esquema de las suspensiones –McPherson delante y multibrazo con barra estabilizadora detrás-, los frenos (discos ventilados delante y macizos detrás) y algunos elementos como el ABS con EBD (repartidor de frenada entre los dos ejes en función del peso que soporte cada uno) completan el dibujo de la seguridad activa.

En protección para peatones, se han evitado las aristas en el diseño del frontal y se han creado zonas de amortiguación del impacto para minimizar la gravedad de las heridas en caso de atropello.

Existen dos niveles de acabado (GL y GLS) y una lista de precios –entre los 13.000 y los 16.700 euros- que puedes consultar haciendo clic en el enlace que te ofrecemos junto a estas líneas.

En 1994 se lanzó el Accent en España, comenzando una andadura en la que se comercializaron 6 modelos diferentes –hasta 2002, sólo con motor de gasolina- y llegaron a venderse cerca de 100.000 unidades en nuestro país, una cifra especialmente significativa si se tiene en cuenta que el segmento en el que se sitúa está dominado por las motorizaciones Diesel y que, como hemos dicho, el Accent no contó con motor de gasóleo hasta hace cuatro años. La que ahora se presenta es la quinta generación.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=52841&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Hyundai Accent

Hyundai ya es una marca “adulta” en el mercado. Se ha afianzado en las bases de su historia y, sin renunciar a su identidad –sí, es una marca coreana-, demuestra que la evolución se ha completado y que el código genético de sus nuevos productos está a la altura de lo que hoy en día exigen los clientes. Eso sí, no renuncia a la batalla del precio y, con números ajustados, ha logrado situarse en el ránking de best-sellers ofreciendo, además, calidad. Así lo atestiguan sus cifras de fabricación (en diciembre de 2005 ya era el sexto fabricante mundial con 3,7 millones de unidades manufacturadas) y su imagen (en EEUU, la consultora JD Power sitúa sus productos en el tercer puesto en cuanto a fiabilidad y calidad –atención- tras Lexus y Porsche).

El Accent que la marca acaba de presentar al público español y que ya se puede ver y probar en los concesionarios es un producto de esa nueva Hyundai, liberada ya de los prejuicios antes unidos a su origen coreano. Este Accent no es ya el que nació en 1975 –el que con el nombre de Pony sirvió para lanzar a la marca fuera de sus fronteras domésticas-, aunque conserva el nombre. En realidad, es un modelo completamente nuevo.

La renovación se inicia ya en la base: su plataforma es nueva. Si comparamos medidas con su predecesor, es 2 cm más largo, 1,5 cm más ancho y 7,5 cm más alto; su batalla ha crecido 6 cm (transformados en espacio en el habitáculo, claro). Hijo de estos tiempos, el Accent se estira para alcanzar el segmento C, el de los compactos: mide 4,04 m en la versión de 3 puertas y 4,28 en la de 4. Nada que no hayan hecho también algunos de sus más directos rivales.

La carrocería, igualmente nueva, se presenta de momento en dos versiones, de 3 puertas, realmente bonita, y de 4 puertas, con un tercer volumen para alojar el maletero que no favorece tanto su silueta, aunque dota al Accent de mayor habitabilidad y capacidad de carga.

Por lo que respecta a mecánicas, el nuevo modelo se lanza con tres posibles motores, dos gasolina y un Diesel. Los gasolina son el 1.4, 16V, de 97 CV y 12,8 mkg de par y el 1.6, 16V, con 112 CV de potencia y un par máximo de 14,9 mkg. En el lado del gasóleo, un solo candidato: el 1.5 CRDi, con turbo, inyección directa y common rail, que entrega 110 CV de potencia y cuenta con un par máximo de 24 mkg entre 1.900 y 2.750 rpm. En todos los casos, la caja de cambios es manual de 5 velocidades, aunque el 1.6 gasolina contará como opción con un cambio automático de cuatro marchas.

La seguridad ha sido uno de los ejes de mejora frente a los Accent anteriores –resaltan en Hyundai- y, así, esta sexta generación cuenta con mayor rigidez estructural, pensada para mantener un mejor control del vehículo en recta y, sobre todo, en curvas y zonas de firme en mal estado, además de proteger a los ocupantes en caso de impacto.

El esquema de las suspensiones –McPherson delante y multibrazo con barra estabilizadora detrás-, los frenos (discos ventilados delante y macizos detrás) y algunos elementos como el ABS con EBD (repartidor de frenada entre los dos ejes en función del peso que soporte cada uno) completan el dibujo de la seguridad activa.

En protección para peatones, se han evitado las aristas en el diseño del frontal y se han creado zonas de amortiguación del impacto para minimizar la gravedad de las heridas en caso de atropello.

Existen dos niveles de acabado (GL y GLS) y una lista de precios –entre los 13.000 y los 16.700 euros- que puedes consultar haciendo clic en el enlace que te ofrecemos junto a estas líneas.

En 1994 se lanzó el Accent en España, comenzando una andadura en la que se comercializaron 6 modelos diferentes –hasta 2002, sólo con motor de gasolina- y llegaron a venderse cerca de 100.000 unidades en nuestro país, una cifra especialmente significativa si se tiene en cuenta que el segmento en el que se sitúa está dominado por las motorizaciones Diesel y que, como hemos dicho, el Accent no contó con motor de gasóleo hasta hace cuatro años. La que ahora se presenta es la quinta generación.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=52841&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Hyundai Accent

Hyundai ya es una marca “adulta” en el mercado. Se ha afianzado en las bases de su historia y, sin renunciar a su identidad –sí, es una marca coreana-, demuestra que la evolución se ha completado y que el código genético de sus nuevos productos está a la altura de lo que hoy en día exigen los clientes. Eso sí, no renuncia a la batalla del precio y, con números ajustados, ha logrado situarse en el ránking de best-sellers ofreciendo, además, calidad. Así lo atestiguan sus cifras de fabricación (en diciembre de 2005 ya era el sexto fabricante mundial con 3,7 millones de unidades manufacturadas) y su imagen (en EEUU, la consultora JD Power sitúa sus productos en el tercer puesto en cuanto a fiabilidad y calidad –atención- tras Lexus y Porsche).

El Accent que la marca acaba de presentar al público español y que ya se puede ver y probar en los concesionarios es un producto de esa nueva Hyundai, liberada ya de los prejuicios antes unidos a su origen coreano. Este Accent no es ya el que nació en 1975 –el que con el nombre de Pony sirvió para lanzar a la marca fuera de sus fronteras domésticas-, aunque conserva el nombre. En realidad, es un modelo completamente nuevo.

La renovación se inicia ya en la base: su plataforma es nueva. Si comparamos medidas con su predecesor, es 2 cm más largo, 1,5 cm más ancho y 7,5 cm más alto; su batalla ha crecido 6 cm (transformados en espacio en el habitáculo, claro). Hijo de estos tiempos, el Accent se estira para alcanzar el segmento C, el de los compactos: mide 4,04 m en la versión de 3 puertas y 4,28 en la de 4. Nada que no hayan hecho también algunos de sus más directos rivales.

La carrocería, igualmente nueva, se presenta de momento en dos versiones, de 3 puertas, realmente bonita, y de 4 puertas, con un tercer volumen para alojar el maletero que no favorece tanto su silueta, aunque dota al Accent de mayor habitabilidad y capacidad de carga.

Por lo que respecta a mecánicas, el nuevo modelo se lanza con tres posibles motores, dos gasolina y un Diesel. Los gasolina son el 1.4, 16V, de 97 CV y 12,8 mkg de par y el 1.6, 16V, con 112 CV de potencia y un par máximo de 14,9 mkg. En el lado del gasóleo, un solo candidato: el 1.5 CRDi, con turbo, inyección directa y common rail, que entrega 110 CV de potencia y cuenta con un par máximo de 24 mkg entre 1.900 y 2.750 rpm. En todos los casos, la caja de cambios es manual de 5 velocidades, aunque el 1.6 gasolina contará como opción con un cambio automático de cuatro marchas.

La seguridad ha sido uno de los ejes de mejora frente a los Accent anteriores –resaltan en Hyundai- y, así, esta sexta generación cuenta con mayor rigidez estructural, pensada para mantener un mejor control del vehículo en recta y, sobre todo, en curvas y zonas de firme en mal estado, además de proteger a los ocupantes en caso de impacto.

El esquema de las suspensiones –McPherson delante y multibrazo con barra estabilizadora detrás-, los frenos (discos ventilados delante y macizos detrás) y algunos elementos como el ABS con EBD (repartidor de frenada entre los dos ejes en función del peso que soporte cada uno) completan el dibujo de la seguridad activa.

En protección para peatones, se han evitado las aristas en el diseño del frontal y se han creado zonas de amortiguación del impacto para minimizar la gravedad de las heridas en caso de atropello.

Existen dos niveles de acabado (GL y GLS) y una lista de precios –entre los 13.000 y los 16.700 euros- que puedes consultar haciendo clic en el enlace que te ofrecemos junto a estas líneas.

En 1994 se lanzó el Accent en España, comenzando una andadura en la que se comercializaron 6 modelos diferentes –hasta 2002, sólo con motor de gasolina- y llegaron a venderse cerca de 100.000 unidades en nuestro país, una cifra especialmente significativa si se tiene en cuenta que el segmento en el que se sitúa está dominado por las motorizaciones Diesel y que, como hemos dicho, el Accent no contó con motor de gasóleo hasta hace cuatro años. La que ahora se presenta es la quinta generación.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=52841&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Hyundai Accent

Hyundai ya es una marca “adulta” en el mercado. Se ha afianzado en las bases de su historia y, sin renunciar a su identidad –sí, es una marca coreana-, demuestra que la evolución se ha completado y que el código genético de sus nuevos productos está a la altura de lo que hoy en día exigen los clientes. Eso sí, no renuncia a la batalla del precio y, con números ajustados, ha logrado situarse en el ránking de best-sellers ofreciendo, además, calidad. Así lo atestiguan sus cifras de fabricación (en diciembre de 2005 ya era el sexto fabricante mundial con 3,7 millones de unidades manufacturadas) y su imagen (en EEUU, la consultora JD Power sitúa sus productos en el tercer puesto en cuanto a fiabilidad y calidad –atención- tras Lexus y Porsche).

El Accent que la marca acaba de presentar al público español y que ya se puede ver y probar en los concesionarios es un producto de esa nueva Hyundai, liberada ya de los prejuicios antes unidos a su origen coreano. Este Accent no es ya el que nació en 1975 –el que con el nombre de Pony sirvió para lanzar a la marca fuera de sus fronteras domésticas-, aunque conserva el nombre. En realidad, es un modelo completamente nuevo.

La renovación se inicia ya en la base: su plataforma es nueva. Si comparamos medidas con su predecesor, es 2 cm más largo, 1,5 cm más ancho y 7,5 cm más alto; su batalla ha crecido 6 cm (transformados en espacio en el habitáculo, claro). Hijo de estos tiempos, el Accent se estira para alcanzar el segmento C, el de los compactos: mide 4,04 m en la versión de 3 puertas y 4,28 en la de 4. Nada que no hayan hecho también algunos de sus más directos rivales.

La carrocería, igualmente nueva, se presenta de momento en dos versiones, de 3 puertas, realmente bonita, y de 4 puertas, con un tercer volumen para alojar el maletero que no favorece tanto su silueta, aunque dota al Accent de mayor habitabilidad y capacidad de carga.

Por lo que respecta a mecánicas, el nuevo modelo se lanza con tres posibles motores, dos gasolina y un Diesel. Los gasolina son el 1.4, 16V, de 97 CV y 12,8 mkg de par y el 1.6, 16V, con 112 CV de potencia y un par máximo de 14,9 mkg. En el lado del gasóleo, un solo candidato: el 1.5 CRDi, con turbo, inyección directa y common rail, que entrega 110 CV de potencia y cuenta con un par máximo de 24 mkg entre 1.900 y 2.750 rpm. En todos los casos, la caja de cambios es manual de 5 velocidades, aunque el 1.6 gasolina contará como opción con un cambio automático de cuatro marchas.

La seguridad ha sido uno de los ejes de mejora frente a los Accent anteriores –resaltan en Hyundai- y, así, esta sexta generación cuenta con mayor rigidez estructural, pensada para mantener un mejor control del vehículo en recta y, sobre todo, en curvas y zonas de firme en mal estado, además de proteger a los ocupantes en caso de impacto.

El esquema de las suspensiones –McPherson delante y multibrazo con barra estabilizadora detrás-, los frenos (discos ventilados delante y macizos detrás) y algunos elementos como el ABS con EBD (repartidor de frenada entre los dos ejes en función del peso que soporte cada uno) completan el dibujo de la seguridad activa.

En protección para peatones, se han evitado las aristas en el diseño del frontal y se han creado zonas de amortiguación del impacto para minimizar la gravedad de las heridas en caso de atropello.

Existen dos niveles de acabado (GL y GLS) y una lista de precios –entre los 13.000 y los 16.700 euros- que puedes consultar haciendo clic en el enlace que te ofrecemos junto a estas líneas.

En 1994 se lanzó el Accent en España, comenzando una andadura en la que se comercializaron 6 modelos diferentes –hasta 2002, sólo con motor de gasolina- y llegaron a venderse cerca de 100.000 unidades en nuestro país, una cifra especialmente significativa si se tiene en cuenta que el segmento en el que se sitúa está dominado por las motorizaciones Diesel y que, como hemos dicho, el Accent no contó con motor de gasóleo hasta hace cuatro años. La que ahora se presenta es la quinta generación.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=52841&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Hyundai Accent

Hyundai ya es una marca “adulta” en el mercado. Se ha afianzado en las bases de su historia y, sin renunciar a su identidad –sí, es una marca coreana-, demuestra que la evolución se ha completado y que el código genético de sus nuevos productos está a la altura de lo que hoy en día exigen los clientes. Eso sí, no renuncia a la batalla del precio y, con números ajustados, ha logrado situarse en el ránking de best-sellers ofreciendo, además, calidad. Así lo atestiguan sus cifras de fabricación (en diciembre de 2005 ya era el sexto fabricante mundial con 3,7 millones de unidades manufacturadas) y su imagen (en EEUU, la consultora JD Power sitúa sus productos en el tercer puesto en cuanto a fiabilidad y calidad –atención- tras Lexus y Porsche).

El Accent que la marca acaba de presentar al público español y que ya se puede ver y probar en los concesionarios es un producto de esa nueva Hyundai, liberada ya de los prejuicios antes unidos a su origen coreano. Este Accent no es ya el que nació en 1975 –el que con el nombre de Pony sirvió para lanzar a la marca fuera de sus fronteras domésticas-, aunque conserva el nombre. En realidad, es un modelo completamente nuevo.

La renovación se inicia ya en la base: su plataforma es nueva. Si comparamos medidas con su predecesor, es 2 cm más largo, 1,5 cm más ancho y 7,5 cm más alto; su batalla ha crecido 6 cm (transformados en espacio en el habitáculo, claro). Hijo de estos tiempos, el Accent se estira para alcanzar el segmento C, el de los compactos: mide 4,04 m en la versión de 3 puertas y 4,28 en la de 4. Nada que no hayan hecho también algunos de sus más directos rivales.

La carrocería, igualmente nueva, se presenta de momento en dos versiones, de 3 puertas, realmente bonita, y de 4 puertas, con un tercer volumen para alojar el maletero que no favorece tanto su silueta, aunque dota al Accent de mayor habitabilidad y capacidad de carga.

Por lo que respecta a mecánicas, el nuevo modelo se lanza con tres posibles motores, dos gasolina y un Diesel. Los gasolina son el 1.4, 16V, de 97 CV y 12,8 mkg de par y el 1.6, 16V, con 112 CV de potencia y un par máximo de 14,9 mkg. En el lado del gasóleo, un solo candidato: el 1.5 CRDi, con turbo, inyección directa y common rail, que entrega 110 CV de potencia y cuenta con un par máximo de 24 mkg entre 1.900 y 2.750 rpm. En todos los casos, la caja de cambios es manual de 5 velocidades, aunque el 1.6 gasolina contará como opción con un cambio automático de cuatro marchas.

La seguridad ha sido uno de los ejes de mejora frente a los Accent anteriores –resaltan en Hyundai- y, así, esta sexta generación cuenta con mayor rigidez estructural, pensada para mantener un mejor control del vehículo en recta y, sobre todo, en curvas y zonas de firme en mal estado, además de proteger a los ocupantes en caso de impacto.

El esquema de las suspensiones –McPherson delante y multibrazo con barra estabilizadora detrás-, los frenos (discos ventilados delante y macizos detrás) y algunos elementos como el ABS con EBD (repartidor de frenada entre los dos ejes en función del peso que soporte cada uno) completan el dibujo de la seguridad activa.

En protección para peatones, se han evitado las aristas en el diseño del frontal y se han creado zonas de amortiguación del impacto para minimizar la gravedad de las heridas en caso de atropello.

Existen dos niveles de acabado (GL y GLS) y una lista de precios –entre los 13.000 y los 16.700 euros- que puedes consultar haciendo clic en el enlace que te ofrecemos junto a estas líneas.

En 1994 se lanzó el Accent en España, comenzando una andadura en la que se comercializaron 6 modelos diferentes –hasta 2002, sólo con motor de gasolina- y llegaron a venderse cerca de 100.000 unidades en nuestro país, una cifra especialmente significativa si se tiene en cuenta que el segmento en el que se sitúa está dominado por las motorizaciones Diesel y que, como hemos dicho, el Accent no contó con motor de gasóleo hasta hace cuatro años. La que ahora se presenta es la quinta generación.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=52841&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Hyundai Accent

Hyundai ya es una marca “adulta” en el mercado. Se ha afianzado en las bases de su historia y, sin renunciar a su identidad –sí, es una marca coreana-, demuestra que la evolución se ha completado y que el código genético de sus nuevos productos está a la altura de lo que hoy en día exigen los clientes. Eso sí, no renuncia a la batalla del precio y, con números ajustados, ha logrado situarse en el ránking de best-sellers ofreciendo, además, calidad. Así lo atestiguan sus cifras de fabricación (en diciembre de 2005 ya era el sexto fabricante mundial con 3,7 millones de unidades manufacturadas) y su imagen (en EEUU, la consultora JD Power sitúa sus productos en el tercer puesto en cuanto a fiabilidad y calidad –atención- tras Lexus y Porsche).

El Accent que la marca acaba de presentar al público español y que ya se puede ver y probar en los concesionarios es un producto de esa nueva Hyundai, liberada ya de los prejuicios antes unidos a su origen coreano. Este Accent no es ya el que nació en 1975 –el que con el nombre de Pony sirvió para lanzar a la marca fuera de sus fronteras domésticas-, aunque conserva el nombre. En realidad, es un modelo completamente nuevo.

La renovación se inicia ya en la base: su plataforma es nueva. Si comparamos medidas con su predecesor, es 2 cm más largo, 1,5 cm más ancho y 7,5 cm más alto; su batalla ha crecido 6 cm (transformados en espacio en el habitáculo, claro). Hijo de estos tiempos, el Accent se estira para alcanzar el segmento C, el de los compactos: mide 4,04 m en la versión de 3 puertas y 4,28 en la de 4. Nada que no hayan hecho también algunos de sus más directos rivales.

La carrocería, igualmente nueva, se presenta de momento en dos versiones, de 3 puertas, realmente bonita, y de 4 puertas, con un tercer volumen para alojar el maletero que no favorece tanto su silueta, aunque dota al Accent de mayor habitabilidad y capacidad de carga.

Por lo que respecta a mecánicas, el nuevo modelo se lanza con tres posibles motores, dos gasolina y un Diesel. Los gasolina son el 1.4, 16V, de 97 CV y 12,8 mkg de par y el 1.6, 16V, con 112 CV de potencia y un par máximo de 14,9 mkg. En el lado del gasóleo, un solo candidato: el 1.5 CRDi, con turbo, inyección directa y common rail, que entrega 110 CV de potencia y cuenta con un par máximo de 24 mkg entre 1.900 y 2.750 rpm. En todos los casos, la caja de cambios es manual de 5 velocidades, aunque el 1.6 gasolina contará como opción con un cambio automático de cuatro marchas.

La seguridad ha sido uno de los ejes de mejora frente a los Accent anteriores –resaltan en Hyundai- y, así, esta sexta generación cuenta con mayor rigidez estructural, pensada para mantener un mejor control del vehículo en recta y, sobre todo, en curvas y zonas de firme en mal estado, además de proteger a los ocupantes en caso de impacto.

El esquema de las suspensiones –McPherson delante y multibrazo con barra estabilizadora detrás-, los frenos (discos ventilados delante y macizos detrás) y algunos elementos como el ABS con EBD (repartidor de frenada entre los dos ejes en función del peso que soporte cada uno) completan el dibujo de la seguridad activa.

En protección para peatones, se han evitado las aristas en el diseño del frontal y se han creado zonas de amortiguación del impacto para minimizar la gravedad de las heridas en caso de atropello.

Existen dos niveles de acabado (GL y GLS) y una lista de precios –entre los 13.000 y los 16.700 euros- que puedes consultar haciendo clic en el enlace que te ofrecemos junto a estas líneas.

En 1994 se lanzó el Accent en España, comenzando una andadura en la que se comercializaron 6 modelos diferentes –hasta 2002, sólo con motor de gasolina- y llegaron a venderse cerca de 100.000 unidades en nuestro país, una cifra especialmente significativa si se tiene en cuenta que el segmento en el que se sitúa está dominado por las motorizaciones Diesel y que, como hemos dicho, el Accent no contó con motor de gasóleo hasta hace cuatro años. La que ahora se presenta es la quinta generación.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=52841&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Hyundai Accent

Hyundai ya es una marca “adulta” en el mercado. Se ha afianzado en las bases de su historia y, sin renunciar a su identidad –sí, es una marca coreana-, demuestra que la evolución se ha completado y que el código genético de sus nuevos productos está a la altura de lo que hoy en día exigen los clientes. Eso sí, no renuncia a la batalla del precio y, con números ajustados, ha logrado situarse en el ránking de best-sellers ofreciendo, además, calidad. Así lo atestiguan sus cifras de fabricación (en diciembre de 2005 ya era el sexto fabricante mundial con 3,7 millones de unidades manufacturadas) y su imagen (en EEUU, la consultora JD Power sitúa sus productos en el tercer puesto en cuanto a fiabilidad y calidad –atención- tras Lexus y Porsche).

El Accent que la marca acaba de presentar al público español y que ya se puede ver y probar en los concesionarios es un producto de esa nueva Hyundai, liberada ya de los prejuicios antes unidos a su origen coreano. Este Accent no es ya el que nació en 1975 –el que con el nombre de Pony sirvió para lanzar a la marca fuera de sus fronteras domésticas-, aunque conserva el nombre. En realidad, es un modelo completamente nuevo.

La renovación se inicia ya en la base: su plataforma es nueva. Si comparamos medidas con su predecesor, es 2 cm más largo, 1,5 cm más ancho y 7,5 cm más alto; su batalla ha crecido 6 cm (transformados en espacio en el habitáculo, claro). Hijo de estos tiempos, el Accent se estira para alcanzar el segmento C, el de los compactos: mide 4,04 m en la versión de 3 puertas y 4,28 en la de 4. Nada que no hayan hecho también algunos de sus más directos rivales.

La carrocería, igualmente nueva, se presenta de momento en dos versiones, de 3 puertas, realmente bonita, y de 4 puertas, con un tercer volumen para alojar el maletero que no favorece tanto su silueta, aunque dota al Accent de mayor habitabilidad y capacidad de carga.

Por lo que respecta a mecánicas, el nuevo modelo se lanza con tres posibles motores, dos gasolina y un Diesel. Los gasolina son el 1.4, 16V, de 97 CV y 12,8 mkg de par y el 1.6, 16V, con 112 CV de potencia y un par máximo de 14,9 mkg. En el lado del gasóleo, un solo candidato: el 1.5 CRDi, con turbo, inyección directa y common rail, que entrega 110 CV de potencia y cuenta con un par máximo de 24 mkg entre 1.900 y 2.750 rpm. En todos los casos, la caja de cambios es manual de 5 velocidades, aunque el 1.6 gasolina contará como opción con un cambio automático de cuatro marchas.

La seguridad ha sido uno de los ejes de mejora frente a los Accent anteriores –resaltan en Hyundai- y, así, esta sexta generación cuenta con mayor rigidez estructural, pensada para mantener un mejor control del vehículo en recta y, sobre todo, en curvas y zonas de firme en mal estado, además de proteger a los ocupantes en caso de impacto.

El esquema de las suspensiones –McPherson delante y multibrazo con barra estabilizadora detrás-, los frenos (discos ventilados delante y macizos detrás) y algunos elementos como el ABS con EBD (repartidor de frenada entre los dos ejes en función del peso que soporte cada uno) completan el dibujo de la seguridad activa.

En protección para peatones, se han evitado las aristas en el diseño del frontal y se han creado zonas de amortiguación del impacto para minimizar la gravedad de las heridas en caso de atropello.

Existen dos niveles de acabado (GL y GLS) y una lista de precios –entre los 13.000 y los 16.700 euros- que puedes consultar haciendo clic en el enlace que te ofrecemos junto a estas líneas.

En 1994 se lanzó el Accent en España, comenzando una andadura en la que se comercializaron 6 modelos diferentes –hasta 2002, sólo con motor de gasolina- y llegaron a venderse cerca de 100.000 unidades en nuestro país, una cifra especialmente significativa si se tiene en cuenta que el segmento en el que se sitúa está dominado por las motorizaciones Diesel y que, como hemos dicho, el Accent no contó con motor de gasóleo hasta hace cuatro años. La que ahora se presenta es la quinta generación.

Galería relacionada

Hyundai Accent2006 II

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...