Publicidad

Hyosung RX 125 D

Con los argumentos típicos de Hyosung en cuanto a sencillez y economía, la firma coreana nos muestra con esta RX 125 cómo conseguir una trail polivalente.
-
Hyosung RX 125 D
Hyosung RX 125 D

He de reconocer que cuando vi aparcada por primera vez la Hyosung RX 125 D en el garaje de la redacción, pensé que se trataba de una especie de «remake» de aquellas trail con las que soñé cuando era un joven estudiante, ¡Mecachis! Tampoco hace tanto tiempo. Me refiero a aquellas Honda CRM o Yamaha DT con las que mis compañeros más pudientes venían a clase. Por aquel entonces se utilizaban humeantes motores de 2T, cuyas prestaciones resultaban más que suficientes.

Ahora, con la generalización de motores de 4T, la problemática medioambiental y las restricciones que todo ello conlleva, parece increíble que un pequeño monocilíndrico de tan sólo 125 cc pueda obtener prestaciones similares.

Como ya he comentado, la estética de la Hyosung RX 125 D nos recuerda cómo eran las motos trail de hace unos años, si bien sólo se queda en la estética, ya que su motor es un moderno monocilíndrico con refrigeración mixta aire/aceite de fabricación propia, alimentado por un carburador y que supera la restrictiva norma Euro-3 en cuanto a emisiones contaminantes se refiere.

Como ya he comentado, la estética de la Hyosung RX 125 D nos recuerda cómo eran las motos trail de hace unos años, si bien sólo se queda en la estética, ya que su motor es un moderno monocilíndrico con refrigeración mixta aire/aceite de fabricación propia, alimentado por un carburador y que supera la restrictiva norma Euro-3 en cuanto a emisiones contaminantes se refiere.

Como es de suponer, la Hyosung RX 125 D no sorprende por ser una maravilla, ahora bien, cumple sobradamente y sin despeinarse en todo momento. Su motor vibra a altas revoluciones, aunque si preferimos circular tranquilamente nos moverá sin vibración alguna. En definitiva, tiene doble carácter, hasta la mitad –carece de cuentarrevoluciones– es tranquilo y permite movernos con cierta soltura, mientras que en la zona alta empuja con mucha más energía y brío.

Las suspensiones tienen un reglaje blandísimo, tanto delante como detrás, lo que penaliza en carretera con leves movimientos, en cambio cuando entramos en el campo su comportamiento mejora, ya que se lo tragan absolutamente todo, debido también a su largo recorrido.

A la hora de detenernos tendremos que apretar con fuerza la maneta de la Hyosung RX 125 D para obtener el resultado apetecido, lo cual no es lo ideal en cuanto al tacto se refiere. Sin embargo, una vez acostumbrados, no tendremos el más mínimo problema. El tambor trasero cumple sin más, mientras no le demos mucha caña, ya que desfallece en un uso intensivo.

A la hora de detenernos tendremos que apretar con fuerza la maneta de la Hyosung RX 125 D para obtener el resultado apetecido, lo cual no es lo ideal en cuanto al tacto se refiere. Sin embargo, una vez acostumbrados, no tendremos el más mínimo problema. El tambor trasero cumple sin más, mientras no le demos mucha caña, ya que desfallece en un uso intensivo.

Está claro que existen otras trail en el mercado con mejores acabados y prestaciones, pero cuestan el doble que esta pequeña Hyosung RX 125 D, por lo que si lo que buscas es una moto polivalente que te permita moverte con soltura entre el caos circulatorio, así como divertirte los fines de semana por un puerto de montaña o, si lo prefieres, alguna salidita campestre, esta Hyosung RX 125 D es tu moto y por solo 2.100 €, ¿quién puede dar más por menos?