Primera prueba: Honda Civic Type R, radical y emocionante

Traje y alma de guerrero, el Honda Civic Type R es un torbellino de fuerza que destaca por su agilidad, toda una bestia de circuitos que se puede disfrutar a diario.
Texto: Peter Wolkenstein (Traducción: Jorge Serrano) -
Primera prueba: Honda Civic Type R, radical y emocionante
Primera prueba: Honda Civic Type R, radical y emocionante

Muchos nervios y expectación por ponernos al volante del nuevo Honda Civic Type R. Para poder disfrutarlo, nos desplazamos al circuito de Slovakia Ring, muy cerca de Bratislava, la capital de la República Eslovaca.

Lo habíamos visto en fotografías y su diseño ya nos parecía toda una invitación a la guerra. Pero más allá de su traje de samurai, el nuevo Civic Type R cambia radicalmente respecto a su antecesor en su corazón, ya que el anterior motor de gasolina 2.0 atmosférico de 201 CV se reemplaza por un nuevo 2.0 turboalimentado capaz de latir a 310 CV a 6.500 rpm. El corte de inyección está marcado en las 7.000 rpm, mientras que el par máximo alcanza los 400 Nm (40,8 mkg) a 2.500 rpm, gracias a la combinación del turbo de nueva generación y la distribución VTEC.

Honda Civic Type R interiorAgresivo por fuera y por dentro

Su alerón posterior de exorbitante tamaño, las numerosas entradas de aire de la carrocería y el gran difusor de aire trasero con cuatro salidas de escape son toda una declaración de intenciones. A primera vista, el Honda Civic Type R parece sacado del mismísimo Campeonato del Mundo de Turismos WTCC. Pero no, es un coche con el que puedes circular en tráfico abierto.

30 mm más cerca del suelo que el resto de versiones del Civic, nos adentramos en el interior del Type R. En el habitáculo, nos dan la bienvenida unos asientos deportivos de tipo bacquet. Nos ajustamos en nuestro asiento con nuestro cuerpo bien sujeto y llega lo más esperado: el comienzo de la batalla. Pulsamos el botón Start de encendido y el motor turbo se muestra inicialmente algo 'aburrido'... una sensación que enseguida desaparece cuando empezamos a acumular metros y empezamos a exprimirlo.

Honda Civic Type R exteriorComenzamos nuestra lucha y el motor de cuatro cilindros empuja de forma violenta -todo un placer llevarlo casi a las 7.000 rpm-, todo ello acompañado por un eficaz cambio manual de seis marchas con recorridos cortos. Ganamos velocidad con suma rapidez y facilidad -hasta 270 km/h de velocidad máxima autolimitada electrónicamente-, hasta el punto de que casi a final de recta nos percatamos de que rodamos a 215 km/h, momento en el que tenemos que ver cómo responde el sistema de frenado Brembo. Sus discos perforados delanteros de 350 mm de diámetro 'mordidos' por cuatro pistones 'clavan' el coche, con el objetivo de efectuar el giro a la velocidad adecuada. La dirección, toda una delicia, porque es muy directa y precisa.

Las curvas se suceden, lo mismo que las aceleraciones y las brutales frenadas. El Civic Type R responde como se espera de un coche de este calibre -Honda asegura que esta bomba deportiva ha batido récord absoluto en Nürburgring de coche de tracción delantera más rápido-, sin vacilación alguna y pidiendo guerra cada segundo que se disfruta al volante.

Dr. Jekyll y Mr. Hyde

Como suele ser habitual en este tipo de versiones deportivas, el Honda Civic Type R cuenta con varios modos de conducción, que proporcionan uno más cómodo y lógico para el día a día para los que quieran usar este coche como 'mero medio' de transporte, o un tipo de conducción radical y especialmente diseñado para exprimirse en circuito. Este modo de conducción 'especial' se denomina '+R' y al activarlo se varía el grado de entrega del par máximo, la respuesta del acelerador y el reglaje de la amortiguación, de tipo adaptativa y variable (de forma concreta, la entrega del motor se hace más inmediata y agresiva, se reduce la asistencia de la dirección y los amortiguadores aumentan su fuerza en un 30 por ciento). Tras activar este modo `+R', te podemos asegurar que las sensaciones vividas son las similares a un verdadero coche de carreras. Así es el Civic Type R, un auténtico lobo con piel de lobo si activamos esa tecla mágica '+R', si no lo haces puedes disfrutar de un perro salvaje que se empieza a domesticar y civilizar. Tú eliges qué Civic Type R quieres conducir, el políticamente correcto o el que se 'desmelena' a golpe de botón.

También te puede interesar

- Honda Civic Type R: fotos, datos y precios de la versión definitiva

- Honda Civic Type R prototipo, lo probamos

 

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...