Publicidad

Prototipo Honda "steer-by-wire": conducimos un volante como un joystick

Hemos podido conducir un Honda Accord muy especial. Incluso demasiado especial. Un prototipo de Honda Accord "steer-by-wire", con un volante, pero perfectamente podía llevar solo un joystick.
Miguel García Puente.

Twitter: @Miguelgpuente -

Prototipo Honda "steer-by-wire": conducimos un volante como un joystick
Prototipo Honda "steer-by-wire": conducimos un volante como un joystick

Honda prepara la respuesta a Infiniti y a esa dirección sin conexión mecánica que incorporará el Infiniti Q50. La dirección "by-wire", por hilos, sin necesidad de barra de dirección, con motores eléctricos para orientar las ruedas viene para imponerse en los coches más refinados. Honda quiere estar en la jugada y nos lo ha querido demostrar con unos reglajes extremos (cosas del software que eligieron) en un Accord prototipo en sus pistas de I+D en Tochigi.

 

Impresiona la agilidad y rapidez de la respuesta al giro brusco de volante, por los reglajes que han elegido. La potencia de los motores puede interpretar no solo el ángulo que giramos el volante, sino también la velocidad con que hacemos la maniobra. Y vaya si reacciona. Tanto, que después de la primera impresión, al volver a enderezar el volante a la salida de la curva lo haces con más parsimonia de lo que debes. Exactamente eso es lo que puede hacer una dirección no-mecánica, como no hay conexión, giro de volante y de las ruedas es totalmente programable y ajustable. Eso sí, a diferencia de los videojuegos, esos ajustes solo lo podrá hacer el fabricante, para no comprometer la seguridad.

 

Seguro que en el futuro veremos que se dejará al conductor seleccionar entre distintos programas, con reacciones suaves o más rápidas de la dirección, al igual que hace ahora con las amortiguaciones, la respuesta al acelerador o el grado de asistencia al volante. Una ventaja adicional que pudimos comprobar es la capacidad de hacer una curva llena de baches incluso en aceleración, sin que al volante lleguen sacudidas y se mantiene la trayectoria con fidelidad.

 

 

Nuestra opinión

Los ingenieros se frotan las manos ante las posibilidades de regulación con la dirección "by-wire". Ahora los sistemas ESP detectan con el volante hacia dónde quiere ir el conductor y actúan en consecuencia para conseguir que el coche se oriente hacia allí. Pero como las ruedas van unidas al volante, a veces esa orientación no es la adecuada. Girar más el volante cuando el coche ya patina en firme muy deslizante no ayuda a entrar en la curva, sino todo lo contrario. En esas circunstancias quitar un poco de volante, girar menos, puede ayudar a que el coche recupere antes la adherencia y ganar centímetros vitales antes de salirse de la carretera. Y eso lo puede hacer un sistema en el que las ruedas no estén unidas directamente al volante y éste a unos brazos agarrotados por el susto. De esta manera la participación de la dirección bajo el control del ESP podría aumentar aún más la seguridad del coche.

Galería relacionada

Honda Accord Steer by Wire