Honda Accord

A partir del próximo mes de junio estará disponible la nueva generación del Accord, un modelo que llega con una imagen innovadora y deportiva, unas dimensiones más amplias, equipamientos mejorados y una gama de motores más eficientes en gasolina y Diesel. Como la anterior generación, se ofrecerá en carrocerías berlina y Tourer con precios comprendidos entre 26.200 y 40.400 euros.
-
Honda Accord
Honda Accord

Gracias a estas nuevas dimensiones, el coche transmite una impresión mucho más sólida, musculosa y deportiva que el modelo de la edición anterior. Ha ocurrido lo mismo que en las nuevas berlinas de la categoría, como en el C5, A4 o Mondeo, que la cota de anchura se ha llevado al máximo, no sólo para mejorar la imagen sino también para potenciar el comportamiento dinámico y la capacidad interior.

El equipamiento que ofrece de serie es muy completo desde la versión básica de la gama.

El nuevo Accord emplea un 75 por ciento de los elementos comunes para las dos carrocerías, se ha utilizado un bastidor más rígido con elementos fabricados en acero de alta resistencia (aproximadamente el 50 por ciento del bastidor) y se han incorporado refuerzos en el frontal, además de una barra de unión entre las torretas de la suspensión delantera. La marca asegura una rigidez superior en el Tourer en torno al 20 por ciento superior respecto al modelo de la anterior generación.

Las líneas del nuevo modelo no varían demasiado respecto a las del Accord precedente, si bien la parrilla delantera toma ahora mayor protagonismo, la carrocería se ha ensanchado y rebajado considerablemente y la trasera se ha potenciado con la incorporación de unos grupos ópticos modernos de mayores dimensiones. En las dos variantes de carrocería se han empleado unos aletines planos que resaltan el aspecto deportivo y líneas muy limpias que, en el caso del Tourer, potencian considerablemente la imagen. Si bien la carrocería sedán mantiene el mismo espíritu del modelo anterior, el Tourer apuesta por una imagen mucho más dinámica, moderna y atractiva.

El habitáculo del modelo también ha sido actualizado convenientemente con nuevos diseños de salpicadero y paneles, materiales de mayor calidad, ahora situado en una posición más baja. Destaca el espacio disponible para los ocupantes, en especial la anchura, que llega hasta los 145,5 cm. Atrás, la cota alcanza los 140 cm, si bien la distancia para las piernas no es muy generosa, con 71 cm disponibles para las piernas del pasajero en el lado derecho. Respecto a la altura en las plazas posteriores, en el caso de la berlina es de 90 cm, mientras que el Tourer gana dos centímetros adicionales.

El maletero cuenta con una capacidad razonable, (467 litros en el sedán y 395 en el Tourer) pero sus formas no son demasiado aprovechables. En la carrocería de cuatro puertas, que cuenta con una boca de carga amplia, el ancho se ve muy limitado por los pasos de rueda y los amortiguadores. Además, el suelo no es completamente plano, lo que no ayuda demasiado. En el caso del Tourer, que sí cuenta con suelo perfectamente plano y mejor terminado (está completamente enmoquetado y dispone de compartimentos adicionales para depositar pequeños objetos). Inicialmente no se dispone de rueda de repuesto (en su lugar existe un hueco adicional con un kit de reparación), aunque en España se ofrecerá una rueda de uso temporal, como opción de concesionario, que tendrá un coste adicional de unos 150 euros.

Se ha rediseñado el salpicadero manteniendo los parámetros de estilo del anterior, pero se han ubicado nuevos mandos más intuitivos. En una primera ojeada agobia un poco, pues hay muchos mandos concéntricos que agrupan diversas funciones, si bien su manejo resulta sencillo. También el cuadro de instrumentos cuenta con nuevos relojes con pantallas indicadoras más claras, en las que se han incorporado avisos de alerta importantes, como el de cambio involuntario de carril o posible colisión (si se cuenta con los dispositivos pertinenetes) o bien el indicador de intervalos de servicio, que ahora se realiza cada 20.000 km en todas las mecánicas. Otra de las novedades interesantes que incorpora esta nueva generación, es el indicador de marcha óptima. Una flecha ascendente o descendente recomienda subir o bajar de marcha para lograr la máxima eficiencia (Honda asegura que con este dispositivo se logra al menos un cinco por ciento de ahorro de combustible).

El equipamiento ha sido revisado por completo y se han incorporado nuevas funcionalidades relacionadas con la seguridad y el confort. Así, el nuevo Accord dispone de ocho airbags, control de estabilidad con ABS y EBD, asientos Isofix, llantas de aleación, climatizador dual, cruise control, retrovisor interior fotosensible, volante con mandos de audio y control de crucero tapizado en piel, faros antiniebla, sistema de comunicación manos libres Bluetooth para el teléfono, equipo de sonido con entrada auxiliar, toma de alimentación y USB, ordenador de viaje y espejos térmicos plegables eléctricos de serie en todas las versiones de la gama.

Motores y comportamiento

Honda pretende subir el listón de calidad de la marca y posicionarla en el segmento Premium, más cerca de los fabricantes de renombre alemanes. Precisamente uno de los modelos fundamentales para la marca, con el que quiere crecer y situarse en una posición más elitista, es con el nuevo Accord, un modelo que llega en su octava generación -sexta en España- que ahora mejora en casi todos los apartados respecto a la edición anterior.

Uno de los aspectos más importantes del nuevo Accord, que se ofrece en dos carrocerías diferentes, berlina y Tourer, es que el nuevo modelo emplea la misma plataforma para las dos carrocerías, con la misma batalla (en la generación anterior el Tourer contaba con una plataforma con la distancia entre ejes alargada respecto a la de la berlina). De esta forma, el Accord berlina es ahora más largo que el anterior (crece 35 mm), hasta alcanzar los 4,72 metros; 80 mm más ancho (1,84 m) y 5 mm más bajo (1,44 m), con una batalla de 2.705 mm. En el caso del Tourer, que tiene la misma distancia entre ejes, la longitud total se reduce en 15 mm y la altura en 30 mm, llegando a 1,47 m. También el ancho de vías ha crecido en 75 mm, siendo ahora de 1.590 mm.

Gracias a estas nuevas dimensiones, el coche transmite una impresión mucho más sólida, musculosa y deportiva que el modelo de la edición anterior. Ha ocurrido lo mismo que en las nuevas berlinas de la categoría, como en el C5, A4 o Mondeo, que la cota de anchura se ha llevado al máximo, no sólo para mejorar la imagen sino también para potenciar el comportamiento dinámico y la capacidad interior.

El equipamiento que ofrece de serie es muy completo desde la versión básica de la gama.

El nuevo Accord emplea un 75 por ciento de los elementos comunes para las dos carrocerías, se ha utilizado un bastidor más rígido con elementos fabricados en acero de alta resistencia (aproximadamente el 50 por ciento del bastidor) y se han incorporado refuerzos en el frontal, además de una barra de unión entre las torretas de la suspensión delantera. La marca asegura una rigidez superior en el Tourer en torno al 20 por ciento superior respecto al modelo de la anterior generación.

Las líneas del nuevo modelo no varían demasiado respecto a las del Accord precedente, si bien la parrilla delantera toma ahora mayor protagonismo, la carrocería se ha ensanchado y rebajado considerablemente y la trasera se ha potenciado con la incorporación de unos grupos ópticos modernos de mayores dimensiones. En las dos variantes de carrocería se han empleado unos aletines planos que resaltan el aspecto deportivo y líneas muy limpias que, en el caso del Tourer, potencian considerablemente la imagen. Si bien la carrocería sedán mantiene el mismo espíritu del modelo anterior, el Tourer apuesta por una imagen mucho más dinámica, moderna y atractiva.

El habitáculo del modelo también ha sido actualizado convenientemente con nuevos diseños de salpicadero y paneles, materiales de mayor calidad, ahora situado en una posición más baja. Destaca el espacio disponible para los ocupantes, en especial la anchura, que llega hasta los 145,5 cm. Atrás, la cota alcanza los 140 cm, si bien la distancia para las piernas no es muy generosa, con 71 cm disponibles para las piernas del pasajero en el lado derecho. Respecto a la altura en las plazas posteriores, en el caso de la berlina es de 90 cm, mientras que el Tourer gana dos centímetros adicionales.

El maletero cuenta con una capacidad razonable, (467 litros en el sedán y 395 en el Tourer) pero sus formas no son demasiado aprovechables. En la carrocería de cuatro puertas, que cuenta con una boca de carga amplia, el ancho se ve muy limitado por los pasos de rueda y los amortiguadores. Además, el suelo no es completamente plano, lo que no ayuda demasiado. En el caso del Tourer, que sí cuenta con suelo perfectamente plano y mejor terminado (está completamente enmoquetado y dispone de compartimentos adicionales para depositar pequeños objetos). Inicialmente no se dispone de rueda de repuesto (en su lugar existe un hueco adicional con un kit de reparación), aunque en España se ofrecerá una rueda de uso temporal, como opción de concesionario, que tendrá un coste adicional de unos 150 euros.

Se ha rediseñado el salpicadero manteniendo los parámetros de estilo del anterior, pero se han ubicado nuevos mandos más intuitivos. En una primera ojeada agobia un poco, pues hay muchos mandos concéntricos que agrupan diversas funciones, si bien su manejo resulta sencillo. También el cuadro de instrumentos cuenta con nuevos relojes con pantallas indicadoras más claras, en las que se han incorporado avisos de alerta importantes, como el de cambio involuntario de carril o posible colisión (si se cuenta con los dispositivos pertinenetes) o bien el indicador de intervalos de servicio, que ahora se realiza cada 20.000 km en todas las mecánicas. Otra de las novedades interesantes que incorpora esta nueva generación, es el indicador de marcha óptima. Una flecha ascendente o descendente recomienda subir o bajar de marcha para lograr la máxima eficiencia (Honda asegura que con este dispositivo se logra al menos un cinco por ciento de ahorro de combustible).

El equipamiento ha sido revisado por completo y se han incorporado nuevas funcionalidades relacionadas con la seguridad y el confort. Así, el nuevo Accord dispone de ocho airbags, control de estabilidad con ABS y EBD, asientos Isofix, llantas de aleación, climatizador dual, cruise control, retrovisor interior fotosensible, volante con mandos de audio y control de crucero tapizado en piel, faros antiniebla, sistema de comunicación manos libres Bluetooth para el teléfono, equipo de sonido con entrada auxiliar, toma de alimentación y USB, ordenador de viaje y espejos térmicos plegables eléctricos de serie en todas las versiones de la gama.

Motores y comportamiento

Honda pretende subir el listón de calidad de la marca y posicionarla en el segmento Premium, más cerca de los fabricantes de renombre alemanes. Precisamente uno de los modelos fundamentales para la marca, con el que quiere crecer y situarse en una posición más elitista, es con el nuevo Accord, un modelo que llega en su octava generación -sexta en España- que ahora mejora en casi todos los apartados respecto a la edición anterior.

Uno de los aspectos más importantes del nuevo Accord, que se ofrece en dos carrocerías diferentes, berlina y Tourer, es que el nuevo modelo emplea la misma plataforma para las dos carrocerías, con la misma batalla (en la generación anterior el Tourer contaba con una plataforma con la distancia entre ejes alargada respecto a la de la berlina). De esta forma, el Accord berlina es ahora más largo que el anterior (crece 35 mm), hasta alcanzar los 4,72 metros; 80 mm más ancho (1,84 m) y 5 mm más bajo (1,44 m), con una batalla de 2.705 mm. En el caso del Tourer, que tiene la misma distancia entre ejes, la longitud total se reduce en 15 mm y la altura en 30 mm, llegando a 1,47 m. También el ancho de vías ha crecido en 75 mm, siendo ahora de 1.590 mm.

Gracias a estas nuevas dimensiones, el coche transmite una impresión mucho más sólida, musculosa y deportiva que el modelo de la edición anterior. Ha ocurrido lo mismo que en las nuevas berlinas de la categoría, como en el C5, A4 o Mondeo, que la cota de anchura se ha llevado al máximo, no sólo para mejorar la imagen sino también para potenciar el comportamiento dinámico y la capacidad interior.

El equipamiento que ofrece de serie es muy completo desde la versión básica de la gama.

El nuevo Accord emplea un 75 por ciento de los elementos comunes para las dos carrocerías, se ha utilizado un bastidor más rígido con elementos fabricados en acero de alta resistencia (aproximadamente el 50 por ciento del bastidor) y se han incorporado refuerzos en el frontal, además de una barra de unión entre las torretas de la suspensión delantera. La marca asegura una rigidez superior en el Tourer en torno al 20 por ciento superior respecto al modelo de la anterior generación.

Las líneas del nuevo modelo no varían demasiado respecto a las del Accord precedente, si bien la parrilla delantera toma ahora mayor protagonismo, la carrocería se ha ensanchado y rebajado considerablemente y la trasera se ha potenciado con la incorporación de unos grupos ópticos modernos de mayores dimensiones. En las dos variantes de carrocería se han empleado unos aletines planos que resaltan el aspecto deportivo y líneas muy limpias que, en el caso del Tourer, potencian considerablemente la imagen. Si bien la carrocería sedán mantiene el mismo espíritu del modelo anterior, el Tourer apuesta por una imagen mucho más dinámica, moderna y atractiva.

El habitáculo del modelo también ha sido actualizado convenientemente con nuevos diseños de salpicadero y paneles, materiales de mayor calidad, ahora situado en una posición más baja. Destaca el espacio disponible para los ocupantes, en especial la anchura, que llega hasta los 145,5 cm. Atrás, la cota alcanza los 140 cm, si bien la distancia para las piernas no es muy generosa, con 71 cm disponibles para las piernas del pasajero en el lado derecho. Respecto a la altura en las plazas posteriores, en el caso de la berlina es de 90 cm, mientras que el Tourer gana dos centímetros adicionales.

El maletero cuenta con una capacidad razonable, (467 litros en el sedán y 395 en el Tourer) pero sus formas no son demasiado aprovechables. En la carrocería de cuatro puertas, que cuenta con una boca de carga amplia, el ancho se ve muy limitado por los pasos de rueda y los amortiguadores. Además, el suelo no es completamente plano, lo que no ayuda demasiado. En el caso del Tourer, que sí cuenta con suelo perfectamente plano y mejor terminado (está completamente enmoquetado y dispone de compartimentos adicionales para depositar pequeños objetos). Inicialmente no se dispone de rueda de repuesto (en su lugar existe un hueco adicional con un kit de reparación), aunque en España se ofrecerá una rueda de uso temporal, como opción de concesionario, que tendrá un coste adicional de unos 150 euros.

Se ha rediseñado el salpicadero manteniendo los parámetros de estilo del anterior, pero se han ubicado nuevos mandos más intuitivos. En una primera ojeada agobia un poco, pues hay muchos mandos concéntricos que agrupan diversas funciones, si bien su manejo resulta sencillo. También el cuadro de instrumentos cuenta con nuevos relojes con pantallas indicadoras más claras, en las que se han incorporado avisos de alerta importantes, como el de cambio involuntario de carril o posible colisión (si se cuenta con los dispositivos pertinenetes) o bien el indicador de intervalos de servicio, que ahora se realiza cada 20.000 km en todas las mecánicas. Otra de las novedades interesantes que incorpora esta nueva generación, es el indicador de marcha óptima. Una flecha ascendente o descendente recomienda subir o bajar de marcha para lograr la máxima eficiencia (Honda asegura que con este dispositivo se logra al menos un cinco por ciento de ahorro de combustible).

El equipamiento ha sido revisado por completo y se han incorporado nuevas funcionalidades relacionadas con la seguridad y el confort. Así, el nuevo Accord dispone de ocho airbags, control de estabilidad con ABS y EBD, asientos Isofix, llantas de aleación, climatizador dual, cruise control, retrovisor interior fotosensible, volante con mandos de audio y control de crucero tapizado en piel, faros antiniebla, sistema de comunicación manos libres Bluetooth para el teléfono, equipo de sonido con entrada auxiliar, toma de alimentación y USB, ordenador de viaje y espejos térmicos plegables eléctricos de serie en todas las versiones de la gama.

Motores y comportamiento

Honda pretende subir el listón de calidad de la marca y posicionarla en el segmento Premium, más cerca de los fabricantes de renombre alemanes. Precisamente uno de los modelos fundamentales para la marca, con el que quiere crecer y situarse en una posición más elitista, es con el nuevo Accord, un modelo que llega en su octava generación -sexta en España- que ahora mejora en casi todos los apartados respecto a la edición anterior.

Uno de los aspectos más importantes del nuevo Accord, que se ofrece en dos carrocerías diferentes, berlina y Tourer, es que el nuevo modelo emplea la misma plataforma para las dos carrocerías, con la misma batalla (en la generación anterior el Tourer contaba con una plataforma con la distancia entre ejes alargada respecto a la de la berlina). De esta forma, el Accord berlina es ahora más largo que el anterior (crece 35 mm), hasta alcanzar los 4,72 metros; 80 mm más ancho (1,84 m) y 5 mm más bajo (1,44 m), con una batalla de 2.705 mm. En el caso del Tourer, que tiene la misma distancia entre ejes, la longitud total se reduce en 15 mm y la altura en 30 mm, llegando a 1,47 m. También el ancho de vías ha crecido en 75 mm, siendo ahora de 1.590 mm.

Gracias a estas nuevas dimensiones, el coche transmite una impresión mucho más sólida, musculosa y deportiva que el modelo de la edición anterior. Ha ocurrido lo mismo que en las nuevas berlinas de la categoría, como en el C5, A4 o Mondeo, que la cota de anchura se ha llevado al máximo, no sólo para mejorar la imagen sino también para potenciar el comportamiento dinámico y la capacidad interior.

El equipamiento que ofrece de serie es muy completo desde la versión básica de la gama.

El nuevo Accord emplea un 75 por ciento de los elementos comunes para las dos carrocerías, se ha utilizado un bastidor más rígido con elementos fabricados en acero de alta resistencia (aproximadamente el 50 por ciento del bastidor) y se han incorporado refuerzos en el frontal, además de una barra de unión entre las torretas de la suspensión delantera. La marca asegura una rigidez superior en el Tourer en torno al 20 por ciento superior respecto al modelo de la anterior generación.

Las líneas del nuevo modelo no varían demasiado respecto a las del Accord precedente, si bien la parrilla delantera toma ahora mayor protagonismo, la carrocería se ha ensanchado y rebajado considerablemente y la trasera se ha potenciado con la incorporación de unos grupos ópticos modernos de mayores dimensiones. En las dos variantes de carrocería se han empleado unos aletines planos que resaltan el aspecto deportivo y líneas muy limpias que, en el caso del Tourer, potencian considerablemente la imagen. Si bien la carrocería sedán mantiene el mismo espíritu del modelo anterior, el Tourer apuesta por una imagen mucho más dinámica, moderna y atractiva.

El habitáculo del modelo también ha sido actualizado convenientemente con nuevos diseños de salpicadero y paneles, materiales de mayor calidad, ahora situado en una posición más baja. Destaca el espacio disponible para los ocupantes, en especial la anchura, que llega hasta los 145,5 cm. Atrás, la cota alcanza los 140 cm, si bien la distancia para las piernas no es muy generosa, con 71 cm disponibles para las piernas del pasajero en el lado derecho. Respecto a la altura en las plazas posteriores, en el caso de la berlina es de 90 cm, mientras que el Tourer gana dos centímetros adicionales.

El maletero cuenta con una capacidad razonable, (467 litros en el sedán y 395 en el Tourer) pero sus formas no son demasiado aprovechables. En la carrocería de cuatro puertas, que cuenta con una boca de carga amplia, el ancho se ve muy limitado por los pasos de rueda y los amortiguadores. Además, el suelo no es completamente plano, lo que no ayuda demasiado. En el caso del Tourer, que sí cuenta con suelo perfectamente plano y mejor terminado (está completamente enmoquetado y dispone de compartimentos adicionales para depositar pequeños objetos). Inicialmente no se dispone de rueda de repuesto (en su lugar existe un hueco adicional con un kit de reparación), aunque en España se ofrecerá una rueda de uso temporal, como opción de concesionario, que tendrá un coste adicional de unos 150 euros.

Se ha rediseñado el salpicadero manteniendo los parámetros de estilo del anterior, pero se han ubicado nuevos mandos más intuitivos. En una primera ojeada agobia un poco, pues hay muchos mandos concéntricos que agrupan diversas funciones, si bien su manejo resulta sencillo. También el cuadro de instrumentos cuenta con nuevos relojes con pantallas indicadoras más claras, en las que se han incorporado avisos de alerta importantes, como el de cambio involuntario de carril o posible colisión (si se cuenta con los dispositivos pertinenetes) o bien el indicador de intervalos de servicio, que ahora se realiza cada 20.000 km en todas las mecánicas. Otra de las novedades interesantes que incorpora esta nueva generación, es el indicador de marcha óptima. Una flecha ascendente o descendente recomienda subir o bajar de marcha para lograr la máxima eficiencia (Honda asegura que con este dispositivo se logra al menos un cinco por ciento de ahorro de combustible).

El equipamiento ha sido revisado por completo y se han incorporado nuevas funcionalidades relacionadas con la seguridad y el confort. Así, el nuevo Accord dispone de ocho airbags, control de estabilidad con ABS y EBD, asientos Isofix, llantas de aleación, climatizador dual, cruise control, retrovisor interior fotosensible, volante con mandos de audio y control de crucero tapizado en piel, faros antiniebla, sistema de comunicación manos libres Bluetooth para el teléfono, equipo de sonido con entrada auxiliar, toma de alimentación y USB, ordenador de viaje y espejos térmicos plegables eléctricos de serie en todas las versiones de la gama.

Motores y comportamiento

Honda pretende subir el listón de calidad de la marca y posicionarla en el segmento Premium, más cerca de los fabricantes de renombre alemanes. Precisamente uno de los modelos fundamentales para la marca, con el que quiere crecer y situarse en una posición más elitista, es con el nuevo Accord, un modelo que llega en su octava generación -sexta en España- que ahora mejora en casi todos los apartados respecto a la edición anterior.

Uno de los aspectos más importantes del nuevo Accord, que se ofrece en dos carrocerías diferentes, berlina y Tourer, es que el nuevo modelo emplea la misma plataforma para las dos carrocerías, con la misma batalla (en la generación anterior el Tourer contaba con una plataforma con la distancia entre ejes alargada respecto a la de la berlina). De esta forma, el Accord berlina es ahora más largo que el anterior (crece 35 mm), hasta alcanzar los 4,72 metros; 80 mm más ancho (1,84 m) y 5 mm más bajo (1,44 m), con una batalla de 2.705 mm. En el caso del Tourer, que tiene la misma distancia entre ejes, la longitud total se reduce en 15 mm y la altura en 30 mm, llegando a 1,47 m. También el ancho de vías ha crecido en 75 mm, siendo ahora de 1.590 mm.

Gracias a estas nuevas dimensiones, el coche transmite una impresión mucho más sólida, musculosa y deportiva que el modelo de la edición anterior. Ha ocurrido lo mismo que en las nuevas berlinas de la categoría, como en el C5, A4 o Mondeo, que la cota de anchura se ha llevado al máximo, no sólo para mejorar la imagen sino también para potenciar el comportamiento dinámico y la capacidad interior.

El equipamiento que ofrece de serie es muy completo desde la versión básica de la gama.

El nuevo Accord emplea un 75 por ciento de los elementos comunes para las dos carrocerías, se ha utilizado un bastidor más rígido con elementos fabricados en acero de alta resistencia (aproximadamente el 50 por ciento del bastidor) y se han incorporado refuerzos en el frontal, además de una barra de unión entre las torretas de la suspensión delantera. La marca asegura una rigidez superior en el Tourer en torno al 20 por ciento superior respecto al modelo de la anterior generación.

Las líneas del nuevo modelo no varían demasiado respecto a las del Accord precedente, si bien la parrilla delantera toma ahora mayor protagonismo, la carrocería se ha ensanchado y rebajado considerablemente y la trasera se ha potenciado con la incorporación de unos grupos ópticos modernos de mayores dimensiones. En las dos variantes de carrocería se han empleado unos aletines planos que resaltan el aspecto deportivo y líneas muy limpias que, en el caso del Tourer, potencian considerablemente la imagen. Si bien la carrocería sedán mantiene el mismo espíritu del modelo anterior, el Tourer apuesta por una imagen mucho más dinámica, moderna y atractiva.

El habitáculo del modelo también ha sido actualizado convenientemente con nuevos diseños de salpicadero y paneles, materiales de mayor calidad, ahora situado en una posición más baja. Destaca el espacio disponible para los ocupantes, en especial la anchura, que llega hasta los 145,5 cm. Atrás, la cota alcanza los 140 cm, si bien la distancia para las piernas no es muy generosa, con 71 cm disponibles para las piernas del pasajero en el lado derecho. Respecto a la altura en las plazas posteriores, en el caso de la berlina es de 90 cm, mientras que el Tourer gana dos centímetros adicionales.

El maletero cuenta con una capacidad razonable, (467 litros en el sedán y 395 en el Tourer) pero sus formas no son demasiado aprovechables. En la carrocería de cuatro puertas, que cuenta con una boca de carga amplia, el ancho se ve muy limitado por los pasos de rueda y los amortiguadores. Además, el suelo no es completamente plano, lo que no ayuda demasiado. En el caso del Tourer, que sí cuenta con suelo perfectamente plano y mejor terminado (está completamente enmoquetado y dispone de compartimentos adicionales para depositar pequeños objetos). Inicialmente no se dispone de rueda de repuesto (en su lugar existe un hueco adicional con un kit de reparación), aunque en España se ofrecerá una rueda de uso temporal, como opción de concesionario, que tendrá un coste adicional de unos 150 euros.

Se ha rediseñado el salpicadero manteniendo los parámetros de estilo del anterior, pero se han ubicado nuevos mandos más intuitivos. En una primera ojeada agobia un poco, pues hay muchos mandos concéntricos que agrupan diversas funciones, si bien su manejo resulta sencillo. También el cuadro de instrumentos cuenta con nuevos relojes con pantallas indicadoras más claras, en las que se han incorporado avisos de alerta importantes, como el de cambio involuntario de carril o posible colisión (si se cuenta con los dispositivos pertinenetes) o bien el indicador de intervalos de servicio, que ahora se realiza cada 20.000 km en todas las mecánicas. Otra de las novedades interesantes que incorpora esta nueva generación, es el indicador de marcha óptima. Una flecha ascendente o descendente recomienda subir o bajar de marcha para lograr la máxima eficiencia (Honda asegura que con este dispositivo se logra al menos un cinco por ciento de ahorro de combustible).

El equipamiento ha sido revisado por completo y se han incorporado nuevas funcionalidades relacionadas con la seguridad y el confort. Así, el nuevo Accord dispone de ocho airbags, control de estabilidad con ABS y EBD, asientos Isofix, llantas de aleación, climatizador dual, cruise control, retrovisor interior fotosensible, volante con mandos de audio y control de crucero tapizado en piel, faros antiniebla, sistema de comunicación manos libres Bluetooth para el teléfono, equipo de sonido con entrada auxiliar, toma de alimentación y USB, ordenador de viaje y espejos térmicos plegables eléctricos de serie en todas las versiones de la gama.

Motores y comportamiento

Honda pretende subir el listón de calidad de la marca y posicionarla en el segmento Premium, más cerca de los fabricantes de renombre alemanes. Precisamente uno de los modelos fundamentales para la marca, con el que quiere crecer y situarse en una posición más elitista, es con el nuevo Accord, un modelo que llega en su octava generación -sexta en España- que ahora mejora en casi todos los apartados respecto a la edición anterior.

Uno de los aspectos más importantes del nuevo Accord, que se ofrece en dos carrocerías diferentes, berlina y Tourer, es que el nuevo modelo emplea la misma plataforma para las dos carrocerías, con la misma batalla (en la generación anterior el Tourer contaba con una plataforma con la distancia entre ejes alargada respecto a la de la berlina). De esta forma, el Accord berlina es ahora más largo que el anterior (crece 35 mm), hasta alcanzar los 4,72 metros; 80 mm más ancho (1,84 m) y 5 mm más bajo (1,44 m), con una batalla de 2.705 mm. En el caso del Tourer, que tiene la misma distancia entre ejes, la longitud total se reduce en 15 mm y la altura en 30 mm, llegando a 1,47 m. También el ancho de vías ha crecido en 75 mm, siendo ahora de 1.590 mm.

Gracias a estas nuevas dimensiones, el coche transmite una impresión mucho más sólida, musculosa y deportiva que el modelo de la edición anterior. Ha ocurrido lo mismo que en las nuevas berlinas de la categoría, como en el C5, A4 o Mondeo, que la cota de anchura se ha llevado al máximo, no sólo para mejorar la imagen sino también para potenciar el comportamiento dinámico y la capacidad interior.

El equipamiento que ofrece de serie es muy completo desde la versión básica de la gama.

El nuevo Accord emplea un 75 por ciento de los elementos comunes para las dos carrocerías, se ha utilizado un bastidor más rígido con elementos fabricados en acero de alta resistencia (aproximadamente el 50 por ciento del bastidor) y se han incorporado refuerzos en el frontal, además de una barra de unión entre las torretas de la suspensión delantera. La marca asegura una rigidez superior en el Tourer en torno al 20 por ciento superior respecto al modelo de la anterior generación.

Las líneas del nuevo modelo no varían demasiado respecto a las del Accord precedente, si bien la parrilla delantera toma ahora mayor protagonismo, la carrocería se ha ensanchado y rebajado considerablemente y la trasera se ha potenciado con la incorporación de unos grupos ópticos modernos de mayores dimensiones. En las dos variantes de carrocería se han empleado unos aletines planos que resaltan el aspecto deportivo y líneas muy limpias que, en el caso del Tourer, potencian considerablemente la imagen. Si bien la carrocería sedán mantiene el mismo espíritu del modelo anterior, el Tourer apuesta por una imagen mucho más dinámica, moderna y atractiva.

El habitáculo del modelo también ha sido actualizado convenientemente con nuevos diseños de salpicadero y paneles, materiales de mayor calidad, ahora situado en una posición más baja. Destaca el espacio disponible para los ocupantes, en especial la anchura, que llega hasta los 145,5 cm. Atrás, la cota alcanza los 140 cm, si bien la distancia para las piernas no es muy generosa, con 71 cm disponibles para las piernas del pasajero en el lado derecho. Respecto a la altura en las plazas posteriores, en el caso de la berlina es de 90 cm, mientras que el Tourer gana dos centímetros adicionales.

El maletero cuenta con una capacidad razonable, (467 litros en el sedán y 395 en el Tourer) pero sus formas no son demasiado aprovechables. En la carrocería de cuatro puertas, que cuenta con una boca de carga amplia, el ancho se ve muy limitado por los pasos de rueda y los amortiguadores. Además, el suelo no es completamente plano, lo que no ayuda demasiado. En el caso del Tourer, que sí cuenta con suelo perfectamente plano y mejor terminado (está completamente enmoquetado y dispone de compartimentos adicionales para depositar pequeños objetos). Inicialmente no se dispone de rueda de repuesto (en su lugar existe un hueco adicional con un kit de reparación), aunque en España se ofrecerá una rueda de uso temporal, como opción de concesionario, que tendrá un coste adicional de unos 150 euros.

Se ha rediseñado el salpicadero manteniendo los parámetros de estilo del anterior, pero se han ubicado nuevos mandos más intuitivos. En una primera ojeada agobia un poco, pues hay muchos mandos concéntricos que agrupan diversas funciones, si bien su manejo resulta sencillo. También el cuadro de instrumentos cuenta con nuevos relojes con pantallas indicadoras más claras, en las que se han incorporado avisos de alerta importantes, como el de cambio involuntario de carril o posible colisión (si se cuenta con los dispositivos pertinenetes) o bien el indicador de intervalos de servicio, que ahora se realiza cada 20.000 km en todas las mecánicas. Otra de las novedades interesantes que incorpora esta nueva generación, es el indicador de marcha óptima. Una flecha ascendente o descendente recomienda subir o bajar de marcha para lograr la máxima eficiencia (Honda asegura que con este dispositivo se logra al menos un cinco por ciento de ahorro de combustible).

El equipamiento ha sido revisado por completo y se han incorporado nuevas funcionalidades relacionadas con la seguridad y el confort. Así, el nuevo Accord dispone de ocho airbags, control de estabilidad con ABS y EBD, asientos Isofix, llantas de aleación, climatizador dual, cruise control, retrovisor interior fotosensible, volante con mandos de audio y control de crucero tapizado en piel, faros antiniebla, sistema de comunicación manos libres Bluetooth para el teléfono, equipo de sonido con entrada auxiliar, toma de alimentación y USB, ordenador de viaje y espejos térmicos plegables eléctricos de serie en todas las versiones de la gama.

Motores y comportamiento

Honda pretende subir el listón de calidad de la marca y posicionarla en el segmento Premium, más cerca de los fabricantes de renombre alemanes. Precisamente uno de los modelos fundamentales para la marca, con el que quiere crecer y situarse en una posición más elitista, es con el nuevo Accord, un modelo que llega en su octava generación -sexta en España- que ahora mejora en casi todos los apartados respecto a la edición anterior.

Uno de los aspectos más importantes del nuevo Accord, que se ofrece en dos carrocerías diferentes, berlina y Tourer, es que el nuevo modelo emplea la misma plataforma para las dos carrocerías, con la misma batalla (en la generación anterior el Tourer contaba con una plataforma con la distancia entre ejes alargada respecto a la de la berlina). De esta forma, el Accord berlina es ahora más largo que el anterior (crece 35 mm), hasta alcanzar los 4,72 metros; 80 mm más ancho (1,84 m) y 5 mm más bajo (1,44 m), con una batalla de 2.705 mm. En el caso del Tourer, que tiene la misma distancia entre ejes, la longitud total se reduce en 15 mm y la altura en 30 mm, llegando a 1,47 m. También el ancho de vías ha crecido en 75 mm, siendo ahora de 1.590 mm.

Gracias a estas nuevas dimensiones, el coche transmite una impresión mucho más sólida, musculosa y deportiva que el modelo de la edición anterior. Ha ocurrido lo mismo que en las nuevas berlinas de la categoría, como en el C5, A4 o Mondeo, que la cota de anchura se ha llevado al máximo, no sólo para mejorar la imagen sino también para potenciar el comportamiento dinámico y la capacidad interior.

El equipamiento que ofrece de serie es muy completo desde la versión básica de la gama.

El nuevo Accord emplea un 75 por ciento de los elementos comunes para las dos carrocerías, se ha utilizado un bastidor más rígido con elementos fabricados en acero de alta resistencia (aproximadamente el 50 por ciento del bastidor) y se han incorporado refuerzos en el frontal, además de una barra de unión entre las torretas de la suspensión delantera. La marca asegura una rigidez superior en el Tourer en torno al 20 por ciento superior respecto al modelo de la anterior generación.

Las líneas del nuevo modelo no varían demasiado respecto a las del Accord precedente, si bien la parrilla delantera toma ahora mayor protagonismo, la carrocería se ha ensanchado y rebajado considerablemente y la trasera se ha potenciado con la incorporación de unos grupos ópticos modernos de mayores dimensiones. En las dos variantes de carrocería se han empleado unos aletines planos que resaltan el aspecto deportivo y líneas muy limpias que, en el caso del Tourer, potencian considerablemente la imagen. Si bien la carrocería sedán mantiene el mismo espíritu del modelo anterior, el Tourer apuesta por una imagen mucho más dinámica, moderna y atractiva.

El habitáculo del modelo también ha sido actualizado convenientemente con nuevos diseños de salpicadero y paneles, materiales de mayor calidad, ahora situado en una posición más baja. Destaca el espacio disponible para los ocupantes, en especial la anchura, que llega hasta los 145,5 cm. Atrás, la cota alcanza los 140 cm, si bien la distancia para las piernas no es muy generosa, con 71 cm disponibles para las piernas del pasajero en el lado derecho. Respecto a la altura en las plazas posteriores, en el caso de la berlina es de 90 cm, mientras que el Tourer gana dos centímetros adicionales.

El maletero cuenta con una capacidad razonable, (467 litros en el sedán y 395 en el Tourer) pero sus formas no son demasiado aprovechables. En la carrocería de cuatro puertas, que cuenta con una boca de carga amplia, el ancho se ve muy limitado por los pasos de rueda y los amortiguadores. Además, el suelo no es completamente plano, lo que no ayuda demasiado. En el caso del Tourer, que sí cuenta con suelo perfectamente plano y mejor terminado (está completamente enmoquetado y dispone de compartimentos adicionales para depositar pequeños objetos). Inicialmente no se dispone de rueda de repuesto (en su lugar existe un hueco adicional con un kit de reparación), aunque en España se ofrecerá una rueda de uso temporal, como opción de concesionario, que tendrá un coste adicional de unos 150 euros.

Se ha rediseñado el salpicadero manteniendo los parámetros de estilo del anterior, pero se han ubicado nuevos mandos más intuitivos. En una primera ojeada agobia un poco, pues hay muchos mandos concéntricos que agrupan diversas funciones, si bien su manejo resulta sencillo. También el cuadro de instrumentos cuenta con nuevos relojes con pantallas indicadoras más claras, en las que se han incorporado avisos de alerta importantes, como el de cambio involuntario de carril o posible colisión (si se cuenta con los dispositivos pertinenetes) o bien el indicador de intervalos de servicio, que ahora se realiza cada 20.000 km en todas las mecánicas. Otra de las novedades interesantes que incorpora esta nueva generación, es el indicador de marcha óptima. Una flecha ascendente o descendente recomienda subir o bajar de marcha para lograr la máxima eficiencia (Honda asegura que con este dispositivo se logra al menos un cinco por ciento de ahorro de combustible).

El equipamiento ha sido revisado por completo y se han incorporado nuevas funcionalidades relacionadas con la seguridad y el confort. Así, el nuevo Accord dispone de ocho airbags, control de estabilidad con ABS y EBD, asientos Isofix, llantas de aleación, climatizador dual, cruise control, retrovisor interior fotosensible, volante con mandos de audio y control de crucero tapizado en piel, faros antiniebla, sistema de comunicación manos libres Bluetooth para el teléfono, equipo de sonido con entrada auxiliar, toma de alimentación y USB, ordenador de viaje y espejos térmicos plegables eléctricos de serie en todas las versiones de la gama.

Motores y comportamiento

Honda pretende subir el listón de calidad de la marca y posicionarla en el segmento Premium, más cerca de los fabricantes de renombre alemanes. Precisamente uno de los modelos fundamentales para la marca, con el que quiere crecer y situarse en una posición más elitista, es con el nuevo Accord, un modelo que llega en su octava generación -sexta en España- que ahora mejora en casi todos los apartados respecto a la edición anterior.

Uno de los aspectos más importantes del nuevo Accord, que se ofrece en dos carrocerías diferentes, berlina y Tourer, es que el nuevo modelo emplea la misma plataforma para las dos carrocerías, con la misma batalla (en la generación anterior el Tourer contaba con una plataforma con la distancia entre ejes alargada respecto a la de la berlina). De esta forma, el Accord berlina es ahora más largo que el anterior (crece 35 mm), hasta alcanzar los 4,72 metros; 80 mm más ancho (1,84 m) y 5 mm más bajo (1,44 m), con una batalla de 2.705 mm. En el caso del Tourer, que tiene la misma distancia entre ejes, la longitud total se reduce en 15 mm y la altura en 30 mm, llegando a 1,47 m. También el ancho de vías ha crecido en 75 mm, siendo ahora de 1.590 mm.

Gracias a estas nuevas dimensiones, el coche transmite una impresión mucho más sólida, musculosa y deportiva que el modelo de la edición anterior. Ha ocurrido lo mismo que en las nuevas berlinas de la categoría, como en el C5, A4 o Mondeo, que la cota de anchura se ha llevado al máximo, no sólo para mejorar la imagen sino también para potenciar el comportamiento dinámico y la capacidad interior.

El equipamiento que ofrece de serie es muy completo desde la versión básica de la gama.

El nuevo Accord emplea un 75 por ciento de los elementos comunes para las dos carrocerías, se ha utilizado un bastidor más rígido con elementos fabricados en acero de alta resistencia (aproximadamente el 50 por ciento del bastidor) y se han incorporado refuerzos en el frontal, además de una barra de unión entre las torretas de la suspensión delantera. La marca asegura una rigidez superior en el Tourer en torno al 20 por ciento superior respecto al modelo de la anterior generación.

Las líneas del nuevo modelo no varían demasiado respecto a las del Accord precedente, si bien la parrilla delantera toma ahora mayor protagonismo, la carrocería se ha ensanchado y rebajado considerablemente y la trasera se ha potenciado con la incorporación de unos grupos ópticos modernos de mayores dimensiones. En las dos variantes de carrocería se han empleado unos aletines planos que resaltan el aspecto deportivo y líneas muy limpias que, en el caso del Tourer, potencian considerablemente la imagen. Si bien la carrocería sedán mantiene el mismo espíritu del modelo anterior, el Tourer apuesta por una imagen mucho más dinámica, moderna y atractiva.

El habitáculo del modelo también ha sido actualizado convenientemente con nuevos diseños de salpicadero y paneles, materiales de mayor calidad, ahora situado en una posición más baja. Destaca el espacio disponible para los ocupantes, en especial la anchura, que llega hasta los 145,5 cm. Atrás, la cota alcanza los 140 cm, si bien la distancia para las piernas no es muy generosa, con 71 cm disponibles para las piernas del pasajero en el lado derecho. Respecto a la altura en las plazas posteriores, en el caso de la berlina es de 90 cm, mientras que el Tourer gana dos centímetros adicionales.

El maletero cuenta con una capacidad razonable, (467 litros en el sedán y 395 en el Tourer) pero sus formas no son demasiado aprovechables. En la carrocería de cuatro puertas, que cuenta con una boca de carga amplia, el ancho se ve muy limitado por los pasos de rueda y los amortiguadores. Además, el suelo no es completamente plano, lo que no ayuda demasiado. En el caso del Tourer, que sí cuenta con suelo perfectamente plano y mejor terminado (está completamente enmoquetado y dispone de compartimentos adicionales para depositar pequeños objetos). Inicialmente no se dispone de rueda de repuesto (en su lugar existe un hueco adicional con un kit de reparación), aunque en España se ofrecerá una rueda de uso temporal, como opción de concesionario, que tendrá un coste adicional de unos 150 euros.

Se ha rediseñado el salpicadero manteniendo los parámetros de estilo del anterior, pero se han ubicado nuevos mandos más intuitivos. En una primera ojeada agobia un poco, pues hay muchos mandos concéntricos que agrupan diversas funciones, si bien su manejo resulta sencillo. También el cuadro de instrumentos cuenta con nuevos relojes con pantallas indicadoras más claras, en las que se han incorporado avisos de alerta importantes, como el de cambio involuntario de carril o posible colisión (si se cuenta con los dispositivos pertinenetes) o bien el indicador de intervalos de servicio, que ahora se realiza cada 20.000 km en todas las mecánicas. Otra de las novedades interesantes que incorpora esta nueva generación, es el indicador de marcha óptima. Una flecha ascendente o descendente recomienda subir o bajar de marcha para lograr la máxima eficiencia (Honda asegura que con este dispositivo se logra al menos un cinco por ciento de ahorro de combustible).

El equipamiento ha sido revisado por completo y se han incorporado nuevas funcionalidades relacionadas con la seguridad y el confort. Así, el nuevo Accord dispone de ocho airbags, control de estabilidad con ABS y EBD, asientos Isofix, llantas de aleación, climatizador dual, cruise control, retrovisor interior fotosensible, volante con mandos de audio y control de crucero tapizado en piel, faros antiniebla, sistema de comunicación manos libres Bluetooth para el teléfono, equipo de sonido con entrada auxiliar, toma de alimentación y USB, ordenador de viaje y espejos térmicos plegables eléctricos de serie en todas las versiones de la gama.

Motores y comportamiento

Honda pretende subir el listón de calidad de la marca y posicionarla en el segmento Premium, más cerca de los fabricantes de renombre alemanes. Precisamente uno de los modelos fundamentales para la marca, con el que quiere crecer y situarse en una posición más elitista, es con el nuevo Accord, un modelo que llega en su octava generación -sexta en España- que ahora mejora en casi todos los apartados respecto a la edición anterior.

Uno de los aspectos más importantes del nuevo Accord, que se ofrece en dos carrocerías diferentes, berlina y Tourer, es que el nuevo modelo emplea la misma plataforma para las dos carrocerías, con la misma batalla (en la generación anterior el Tourer contaba con una plataforma con la distancia entre ejes alargada respecto a la de la berlina). De esta forma, el Accord berlina es ahora más largo que el anterior (crece 35 mm), hasta alcanzar los 4,72 metros; 80 mm más ancho (1,84 m) y 5 mm más bajo (1,44 m), con una batalla de 2.705 mm. En el caso del Tourer, que tiene la misma distancia entre ejes, la longitud total se reduce en 15 mm y la altura en 30 mm, llegando a 1,47 m. También el ancho de vías ha crecido en 75 mm, siendo ahora de 1.590 mm.

Galería relacionada

Nuevo Honda Accord Tourer

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...