Ford Mondeo 2.0 TDCI Wagon Ghia 6v

En estos tiempos en que los monovolúmenes se hacen con más y más cuota de mercado, los fabricantes tienen que reforzar mucho sus gamas de familiares tradicionales. Es lo que ha hecho Ford con su Mondeo Wagon, que ahora recibe una caja de seis velocidades combinada con el motor 2.0 TDCI de 130 CV.
-
Ford Mondeo 2.0  TDCI Wagon Ghia 6v
Ford Mondeo 2.0 TDCI Wagon Ghia 6v

La réplica de Citroën al Mondeo Wagon es el C5 Break, un colosal familiar que, aunque es ligeramente más corto que el Ford, ofrece una capacidad de carga envidiable.

<

p> Su motor HDI, con más cilindrada, destaca por su suavidad en la entrega de potencia y, por cierto, nominalmente tiene unos caballos más que el Mondeo, 136 frente a 130. Sus prestaciones son parejas, quizá algo mejores las del C5, aunque le falta algo de carácter para moverse por ciudad.

<

p> Y por precio, aunque en tarifa es más caro el coche francés, con los descuentos típicos de Citroën se queda más barato, con lo que es una opción muy recomendable.

El Mazda es casi un clónico del Ford, con quien comparte bastidor, aunque la puesta a punto es algo más afinada y el resultado es un coche con más chispa, más vivo. En esto tiene que ver el motor CRTD, que es el mismo que lleva el Mondeo, pero con la particular visión de Mazda para afinar los motores. Sus 136 CV nominales son la diferencia que se logra gracias a ese punto de vista japonés.
Por precio, el Mazda es más caro, pero también aporta una estética plena de modernidd y belleza, especialmente en el interior, donde resulta mucho más atractivo que el Mondeo.

Decididamente, este Laguna es el rival más duro que tiene el Mondeo dentro de su categoría. Con un motor más pequeño y sólo 120 CV nominales, hace frente sin problemas a las prestaciones del Mondeo (el Laguna logra pasar de los 132 CV en el banco de pruebas). El motor dCi, que gasta muy menos que el TDCI, destaca por su buen primer tramo del cuentavueltas, zona donde mejor marca la diferencia.

<

p> Por estética, el Laguna es mucho más interesante que el Mondeo, un coche que, al lado de este modelo, parece viejo. Por dimensiones, andan a la par, excepto en el maletero, donde el Mondeo manda. El precio es más alto en el Laguna, pero el diseño se paga caro.

Mucho más caro que el Mondeo, el Passat no parece un rival difícil de batir. El motor TDI de 130 CV resulta mucho más brusco que el TDCI, lo que resta mucho agrado a la conducción. Además, aunque en prestaciones es algo mejor, el coche alemán se queda muy corto en espacio interior, sobre todo en maletero. Además, el Passat se ha quedado tan anticuado como el Mondeo en cuestiones de diseño y estética, con lo que tampoco puede jugar esa baza.

La réplica de Citroën al Mondeo Wagon es el C5 Break, un colosal familiar que, aunque es ligeramente más corto que el Ford, ofrece una capacidad de carga envidiable.

<

p> Su motor HDI, con más cilindrada, destaca por su suavidad en la entrega de potencia y, por cierto, nominalmente tiene unos caballos más que el Mondeo, 136 frente a 130. Sus prestaciones son parejas, quizá algo mejores las del C5, aunque le falta algo de carácter para moverse por ciudad.

<

p> Y por precio, aunque en tarifa es más caro el coche francés, con los descuentos típicos de Citroën se queda más barato, con lo que es una opción muy recomendable.

El Mazda es casi un clónico del Ford, con quien comparte bastidor, aunque la puesta a punto es algo más afinada y el resultado es un coche con más chispa, más vivo. En esto tiene que ver el motor CRTD, que es el mismo que lleva el Mondeo, pero con la particular visión de Mazda para afinar los motores. Sus 136 CV nominales son la diferencia que se logra gracias a ese punto de vista japonés.
Por precio, el Mazda es más caro, pero también aporta una estética plena de modernidd y belleza, especialmente en el interior, donde resulta mucho más atractivo que el Mondeo.

Decididamente, este Laguna es el rival más duro que tiene el Mondeo dentro de su categoría. Con un motor más pequeño y sólo 120 CV nominales, hace frente sin problemas a las prestaciones del Mondeo (el Laguna logra pasar de los 132 CV en el banco de pruebas). El motor dCi, que gasta muy menos que el TDCI, destaca por su buen primer tramo del cuentavueltas, zona donde mejor marca la diferencia.

<

p> Por estética, el Laguna es mucho más interesante que el Mondeo, un coche que, al lado de este modelo, parece viejo. Por dimensiones, andan a la par, excepto en el maletero, donde el Mondeo manda. El precio es más alto en el Laguna, pero el diseño se paga caro.

Mucho más caro que el Mondeo, el Passat no parece un rival difícil de batir. El motor TDI de 130 CV resulta mucho más brusco que el TDCI, lo que resta mucho agrado a la conducción. Además, aunque en prestaciones es algo mejor, el coche alemán se queda muy corto en espacio interior, sobre todo en maletero. Además, el Passat se ha quedado tan anticuado como el Mondeo en cuestiones de diseño y estética, con lo que tampoco puede jugar esa baza.

La réplica de Citroën al Mondeo Wagon es el C5 Break, un colosal familiar que, aunque es ligeramente más corto que el Ford, ofrece una capacidad de carga envidiable.

<

p> Su motor HDI, con más cilindrada, destaca por su suavidad en la entrega de potencia y, por cierto, nominalmente tiene unos caballos más que el Mondeo, 136 frente a 130. Sus prestaciones son parejas, quizá algo mejores las del C5, aunque le falta algo de carácter para moverse por ciudad.

<

p> Y por precio, aunque en tarifa es más caro el coche francés, con los descuentos típicos de Citroën se queda más barato, con lo que es una opción muy recomendable.

El Mazda es casi un clónico del Ford, con quien comparte bastidor, aunque la puesta a punto es algo más afinada y el resultado es un coche con más chispa, más vivo. En esto tiene que ver el motor CRTD, que es el mismo que lleva el Mondeo, pero con la particular visión de Mazda para afinar los motores. Sus 136 CV nominales son la diferencia que se logra gracias a ese punto de vista japonés.
Por precio, el Mazda es más caro, pero también aporta una estética plena de modernidd y belleza, especialmente en el interior, donde resulta mucho más atractivo que el Mondeo.

Decididamente, este Laguna es el rival más duro que tiene el Mondeo dentro de su categoría. Con un motor más pequeño y sólo 120 CV nominales, hace frente sin problemas a las prestaciones del Mondeo (el Laguna logra pasar de los 132 CV en el banco de pruebas). El motor dCi, que gasta muy menos que el TDCI, destaca por su buen primer tramo del cuentavueltas, zona donde mejor marca la diferencia.

<

p> Por estética, el Laguna es mucho más interesante que el Mondeo, un coche que, al lado de este modelo, parece viejo. Por dimensiones, andan a la par, excepto en el maletero, donde el Mondeo manda. El precio es más alto en el Laguna, pero el diseño se paga caro.

Mucho más caro que el Mondeo, el Passat no parece un rival difícil de batir. El motor TDI de 130 CV resulta mucho más brusco que el TDCI, lo que resta mucho agrado a la conducción. Además, aunque en prestaciones es algo mejor, el coche alemán se queda muy corto en espacio interior, sobre todo en maletero. Además, el Passat se ha quedado tan anticuado como el Mondeo en cuestiones de diseño y estética, con lo que tampoco puede jugar esa baza.

La réplica de Citroën al Mondeo Wagon es el C5 Break, un colosal familiar que, aunque es ligeramente más corto que el Ford, ofrece una capacidad de carga envidiable.

<

p> Su motor HDI, con más cilindrada, destaca por su suavidad en la entrega de potencia y, por cierto, nominalmente tiene unos caballos más que el Mondeo, 136 frente a 130. Sus prestaciones son parejas, quizá algo mejores las del C5, aunque le falta algo de carácter para moverse por ciudad.

<

p> Y por precio, aunque en tarifa es más caro el coche francés, con los descuentos típicos de Citroën se queda más barato, con lo que es una opción muy recomendable.

El Mazda es casi un clónico del Ford, con quien comparte bastidor, aunque la puesta a punto es algo más afinada y el resultado es un coche con más chispa, más vivo. En esto tiene que ver el motor CRTD, que es el mismo que lleva el Mondeo, pero con la particular visión de Mazda para afinar los motores. Sus 136 CV nominales son la diferencia que se logra gracias a ese punto de vista japonés.
Por precio, el Mazda es más caro, pero también aporta una estética plena de modernidd y belleza, especialmente en el interior, donde resulta mucho más atractivo que el Mondeo.

Decididamente, este Laguna es el rival más duro que tiene el Mondeo dentro de su categoría. Con un motor más pequeño y sólo 120 CV nominales, hace frente sin problemas a las prestaciones del Mondeo (el Laguna logra pasar de los 132 CV en el banco de pruebas). El motor dCi, que gasta muy menos que el TDCI, destaca por su buen primer tramo del cuentavueltas, zona donde mejor marca la diferencia.

<

p> Por estética, el Laguna es mucho más interesante que el Mondeo, un coche que, al lado de este modelo, parece viejo. Por dimensiones, andan a la par, excepto en el maletero, donde el Mondeo manda. El precio es más alto en el Laguna, pero el diseño se paga caro.

Mucho más caro que el Mondeo, el Passat no parece un rival difícil de batir. El motor TDI de 130 CV resulta mucho más brusco que el TDCI, lo que resta mucho agrado a la conducción. Además, aunque en prestaciones es algo mejor, el coche alemán se queda muy corto en espacio interior, sobre todo en maletero. Además, el Passat se ha quedado tan anticuado como el Mondeo en cuestiones de diseño y estética, con lo que tampoco puede jugar esa baza.

Galería relacionada

Ford Mondeo 2.0 TDCI Wagon

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...