Ford Mondeo 2.5i V6 5 Tronic 24V 4p

¿Qué justifica el precio de un vehículo? ¿Cuánto dinero merece la pena pagar por obtener un extra de potencia o un determinado acabado? Si ya te habías decidido a comprar una berlina, ahora tendrás que replanteártelo de nuevo: Ford ofrece en su Mondeo un nuevo cambio automático -el 5 Tronic-, con 11 leyes diferentes de funcionamiento. Es la conducción a la carta.
-
Ford Mondeo 2.5i V6 5 Tronic 24V 4p
Ford Mondeo 2.5i V6 5 Tronic 24V 4p

Audi fue la pionera en generalizar el uso de los cambios automáticos con posibilidad de manejo secuencial Tiptronic. De hecho, los demás fabricantes han ido incluyéndolo entre sus opciones posteriormente y pocos han conseguido alcanzar los niveles de perfección de éste.

El A4 dispone también de un motor de gasolina de 170 CV (en este caso, se trata del 2.4 V6), con el que obtiene similares cifras que su rival. La opción de cambio automático cuesta 2.100 euros.

BMW también cuenta con un motor de 170 CV para su Serie 3: el 320i. En este modelo, el cambio automático cuesta 2.254 euros y, aunque su habitáculo es bastante más pequeño (26 centímetros menos de largo), su realización y su comportamiento -más deportivo que el del Mondeo- son puntos a tener muy en cuenta.
La propulsión trasera del modelo alemán proporciona una conducción más deportiva y agradable.

Volkswagen sabe sacar mayor partido a su mecánica y, aunque ésta sólo tiene 2,3 litros de cilindrada, consigue mantener el tipo frente a los 2,5 litros del Mondeo. También el cambio automático del grupo Volkswagen -el Multitronic- está mejor resuelto.

Pero todo se paga. El Passat -con este acabado, el más alto- vale 28.000 euros, a los que hay que sumar 2.100 euros del cambio; la diferencia frente a su rival quedaría en 3.570 euros (más de medio millón de las antiguas pesetas).

Volvo ofrece el cambio automático como opción en todos sus modelos. Así, el S60 2.4 es un rival muy a tener en cuenta. Es cierto que es algo más pequeño -lo notarán sobre todo los ocupantes de las plazas traseras- y resulta un poco más caro (3.000 euros), pero el esfuerzo merece la pena.
Su acabado superior, su suprema dotación de seguridad y un cambio mejor realizado que el del Mondeo son sus puntos fuertes.

Audi fue la pionera en generalizar el uso de los cambios automáticos con posibilidad de manejo secuencial Tiptronic. De hecho, los demás fabricantes han ido incluyéndolo entre sus opciones posteriormente y pocos han conseguido alcanzar los niveles de perfección de éste.

El A4 dispone también de un motor de gasolina de 170 CV (en este caso, se trata del 2.4 V6), con el que obtiene similares cifras que su rival. La opción de cambio automático cuesta 2.100 euros.

BMW también cuenta con un motor de 170 CV para su Serie 3: el 320i. En este modelo, el cambio automático cuesta 2.254 euros y, aunque su habitáculo es bastante más pequeño (26 centímetros menos de largo), su realización y su comportamiento -más deportivo que el del Mondeo- son puntos a tener muy en cuenta.
La propulsión trasera del modelo alemán proporciona una conducción más deportiva y agradable.

Volkswagen sabe sacar mayor partido a su mecánica y, aunque ésta sólo tiene 2,3 litros de cilindrada, consigue mantener el tipo frente a los 2,5 litros del Mondeo. También el cambio automático del grupo Volkswagen -el Multitronic- está mejor resuelto.

Pero todo se paga. El Passat -con este acabado, el más alto- vale 28.000 euros, a los que hay que sumar 2.100 euros del cambio; la diferencia frente a su rival quedaría en 3.570 euros (más de medio millón de las antiguas pesetas).

Volvo ofrece el cambio automático como opción en todos sus modelos. Así, el S60 2.4 es un rival muy a tener en cuenta. Es cierto que es algo más pequeño -lo notarán sobre todo los ocupantes de las plazas traseras- y resulta un poco más caro (3.000 euros), pero el esfuerzo merece la pena.
Su acabado superior, su suprema dotación de seguridad y un cambio mejor realizado que el del Mondeo son sus puntos fuertes.

Audi fue la pionera en generalizar el uso de los cambios automáticos con posibilidad de manejo secuencial Tiptronic. De hecho, los demás fabricantes han ido incluyéndolo entre sus opciones posteriormente y pocos han conseguido alcanzar los niveles de perfección de éste.

El A4 dispone también de un motor de gasolina de 170 CV (en este caso, se trata del 2.4 V6), con el que obtiene similares cifras que su rival. La opción de cambio automático cuesta 2.100 euros.

BMW también cuenta con un motor de 170 CV para su Serie 3: el 320i. En este modelo, el cambio automático cuesta 2.254 euros y, aunque su habitáculo es bastante más pequeño (26 centímetros menos de largo), su realización y su comportamiento -más deportivo que el del Mondeo- son puntos a tener muy en cuenta.
La propulsión trasera del modelo alemán proporciona una conducción más deportiva y agradable.

Volkswagen sabe sacar mayor partido a su mecánica y, aunque ésta sólo tiene 2,3 litros de cilindrada, consigue mantener el tipo frente a los 2,5 litros del Mondeo. También el cambio automático del grupo Volkswagen -el Multitronic- está mejor resuelto.

Pero todo se paga. El Passat -con este acabado, el más alto- vale 28.000 euros, a los que hay que sumar 2.100 euros del cambio; la diferencia frente a su rival quedaría en 3.570 euros (más de medio millón de las antiguas pesetas).

Volvo ofrece el cambio automático como opción en todos sus modelos. Así, el S60 2.4 es un rival muy a tener en cuenta. Es cierto que es algo más pequeño -lo notarán sobre todo los ocupantes de las plazas traseras- y resulta un poco más caro (3.000 euros), pero el esfuerzo merece la pena.
Su acabado superior, su suprema dotación de seguridad y un cambio mejor realizado que el del Mondeo son sus puntos fuertes.

Audi fue la pionera en generalizar el uso de los cambios automáticos con posibilidad de manejo secuencial Tiptronic. De hecho, los demás fabricantes han ido incluyéndolo entre sus opciones posteriormente y pocos han conseguido alcanzar los niveles de perfección de éste.

El A4 dispone también de un motor de gasolina de 170 CV (en este caso, se trata del 2.4 V6), con el que obtiene similares cifras que su rival. La opción de cambio automático cuesta 2.100 euros.

BMW también cuenta con un motor de 170 CV para su Serie 3: el 320i. En este modelo, el cambio automático cuesta 2.254 euros y, aunque su habitáculo es bastante más pequeño (26 centímetros menos de largo), su realización y su comportamiento -más deportivo que el del Mondeo- son puntos a tener muy en cuenta.
La propulsión trasera del modelo alemán proporciona una conducción más deportiva y agradable.

Volkswagen sabe sacar mayor partido a su mecánica y, aunque ésta sólo tiene 2,3 litros de cilindrada, consigue mantener el tipo frente a los 2,5 litros del Mondeo. También el cambio automático del grupo Volkswagen -el Multitronic- está mejor resuelto.

Pero todo se paga. El Passat -con este acabado, el más alto- vale 28.000 euros, a los que hay que sumar 2.100 euros del cambio; la diferencia frente a su rival quedaría en 3.570 euros (más de medio millón de las antiguas pesetas).

Volvo ofrece el cambio automático como opción en todos sus modelos. Así, el S60 2.4 es un rival muy a tener en cuenta. Es cierto que es algo más pequeño -lo notarán sobre todo los ocupantes de las plazas traseras- y resulta un poco más caro (3.000 euros), pero el esfuerzo merece la pena.
Su acabado superior, su suprema dotación de seguridad y un cambio mejor realizado que el del Mondeo son sus puntos fuertes.

Galería relacionada

Ford Mondeo 2.5i V6 5 Tronic

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...