Ford Focus ST

Dócil y manejable en la mayoría de las ocasiones, este Focus se convierte en un súper-deportivo cuando pisamos el acelerador y le buscamos las “cosquillas”. Un coche de uso diario capaz de transformarse a nuestro antojo: sus dos caras te encantarán.
Autopista -
Ford Focus ST
Ford Focus ST

El manejo del ST es tan sencillo (siempre se muestra dócil) y los resultados son tan efectivos que pronto nos creeremos un paso por delante de los demás conductores. Conviene recordar que no somos nosotros, es el coche, pero, para que nuestro ego no sufra, Ford ha incluido en el habitáculo varios elementos que casi nos harán sentir como un piloto.

En primer lugar, contamos con un volante específico para este modelo: es más grueso –el agarre es perfecto-, está forrado en cuero y tiene tres radios en aluminio. Este material también aparece en el pedalier, diseñado especialmente para facilitar maniobras como el punta-tacón. Además, tendremos unos asientos delanteros deportivos, firmados por Recaro, que nos atraparán firmemente y no dejarán que nuestro cuerpo se bambolee.

El detalle que más ha llamado nuestra atención se encuentra sobre la consola central. Allí aparecen tres relojes que complementan el cuadro de mandos y que miden la presión del aceite, su temperatura y la presión del turbo: muy “rácing”.

Los pasajeros de las plazas traseras se llevarán la peor parte en este Focus. El acceso en los modelos de tres puertas no es incómodo, pero el espacio para las piernas es, simplemente, correcto. Lo mismo podemos decir del maletero; con 320 litros de capacidad, según las mediciones de nuestro Centro Técnico, no está entre los mejores de su categoría, pero se defiende gracias al hueco “extra” de 30 litros que esconde un doble fondo.

Airbags frontales, laterales y de cortina, ABS, controles de estabilidad y de tracción… La seguridad no se deja de lado en el equipamiento básico del ST, lo que le ha hecho merecedor de la puntuación más alta en la materia: las cinco estrellas que concede la entidad EuroNCAP.

Hay muchos más elementos en la dotación de serie de este Focus, como el climatizador bizona, los faros y los limpiaparabrisas con encendido automático, las llantas de aleación… El equipamiento es muy completo: tan sólo los caprichosos querrán incrementar la factura del modelo (que llega a los 26.140 euros) con sistemas como el V2C -mediante el que puedes dar órdenes al coche directamente mediante la voz-, la tapicería de cuero –que, en las plazas traseras, implica perder el asiento central- o los faros de xenón. Os aseguramos que muchos de estos “extras” no son necesarios: el comportamiento del ST es suficiente para convencernos.

LO MEJOR
LO PEOR

* Prestaciones
* Comportamiento
* Dirección precisa

* Maletero algo pequeño
* Cuatro plazas asociadas a la tapicería de cuero
* Consumo elevado en conducción deportiva

Galería relacionada

Ford Focus ST 2006

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...