Nuevo Ford Focus: cambios para 2008

Es el Ford que más se vende. Con la llegada del año 2008 llega el momento de que el compacto Focus reciba un importante lavado de cara para seguir siendo un superventas.
-
Nuevo Ford Focus: cambios para 2008
Nuevo Ford Focus: cambios para 2008

Ya hemos conducido el nuevo Ford Focus, un modelo que recibe importantes cambios estéticos para ganar en presencia deportiva, ya que dinámicamente el coche apenas ha recibido modificaciones: se mantienen la mayoría de los elementos técnicos que han permitido casi siempre calificar el comportamiento del Focus actual como notable.

Análisis en parado: nuevo e impresionante frontal para el Focus 2008. Se ha trabajado con las líneas maestras del diseño actual de Ford que arrancó con los monovolumen S-Max y Galaxy, siguió con el Mondeo y C-Max, y ahora llega al Focus, a la espera también en el año nuevo del todo-terreno Kuga y de la futura entrega del revolucionario Fiesta.

Parrilla que abruma en su transmisión de rotundidad y deportividad, faros rasgados, capó más potente con nervaduras que arrancan en la parrilla y finalizan en la trasera… Todo un acierto para captar a un público joven que en los últimos años parecía haberse echado un poco atrás frente al actual Ford Focus. En el lateral se mantiene el ADN de este compacto desde que arrancase su primera generación en 1998, con unos prominentes y marcados pasos de rueda. Un acierto los retrovisores exteriores más grandes con los intermitentes integrados en su parte inferior. Trasera musculosa, transmitiendo más anchura. Portón y cristal trasero con nuevas formas…

Tomamos asiento. Los responsables del nuevo Focus nos comentan los importantes cambios realizados en el interior que se traducen sobre todo en materiales de mayor calidad –apreciable en el granulado de la parte superior del salpicadero- y nuevo cuadro de instrumentos –según sus creadores, más legibles-. Quizás sea porque aprovecha elementos ya vistos en los últimos modelos incorporados a la gama, pero el caso es que no nos llama tanto la atención como el nuevo maquillaje exterior.

Nuestra toma de contacto se realiza con los motores 2.0 TDCi Diesel de 136 CV –colaboración entre Ford y PSA Peugeot-Citroën- y con el 2.0 Duratec gasolina de 145 CV, acoplados a las carrocerías de 3 y 5 puertas, y familiar. Diferentes tramos de la Costa Azul francesa por los que transcurre el Rallye de Montecarlo nos han permitido ratificar algo que ya intuíamos por pruebas anteriores del actual modelo: el comportamiento del Focus 2008 sigue como siempre, excelente. Ambas mecánicas tiran con garra del coche, en el primer caso acoplada a un cambio manual de seis relaciones y en el segundo caso, a un cambio de cinco marchas. El coche tiene una direccionabilidad excelente. No pierde la trayectoria: va allá donde le indicas con el volante, con gran agilidad, pese a encontrarnos en ratoneras carreteras de montaña con curvas de todo radio aunque con buen firme. Nunca pierde la compostura y pese a las bajas temperaturas y las zonas húmedas con amenazante hielo, el coche ni se inmuta. Buen tacto de freno, transmitiéndonos confianza en este escenario. Se nos comenta que en el Diesel han trabajado especialmente para rebajar la humorosidad interior, algo que tendrá que demostrar el nuevo Ford Focus cuando pase por nuestro Centro Técnico y midamos decibelios y calidades de sonido. A nosotros nos pareció muy suave de rumorosidad salvo el ronroneo típico cuando pisas el acelerador a bajas revoluciones.

En el capítulo de seguridad pasiva, ningún cambio con relación al Ford Focus que se vende en la actualidad: seguimos hablando de seis airbags, pretensores pirotécnicos en cinturones, pedales plegables en caso de choque, célula rígida de protección de ocupantes y zonas deformables de absorción de energía, anclajes ISOFIX para sillitas de niños... En seguridad pasiva, ahora luces más eficientes, detector de pérdida de presión en neumáticos y sobre todo ESP de serie en toda la gama.

Cuatro completos tipos de acabado –Business, Trend, Titanium y el exclusivo ST- que se pueden combinar con una casi interminable lista de paquetes de equipamiento adicional, permitirán encontrar nuestro Ford Focus idóneo. Nosotros hemos probado dos mecánicas pero la oferta para nuestro mercado será mayor: en gasolina hay cuatro opciones con 100, 115, 145 y 225 CV, mientras que en Diesel encontramos tres opciones con 90, 109 y 136 CV. También se sigue manteniendo la apuesta por las mecánicas mixtas que pueden funcionar con etanol o gasolina -125 CV-.

Ford Easyfuel que elimina el tapón de llenado del depósito y evita que nos confundamos de manguera a la hora de repostar.

Arranque por botón. Eso sí, sólo en los acabados superiores.

Detección de pérdida de aire de los neumáticos. Cuando el sistema detecta que una rueda tiene un diámetro distinto al resto, nos avisa.

Luces traseras tipo LED. Más eficaces en un 50 por ciento y con 150.000 kilómetros de duración.
Activación automática de luces de emergencia en caso de frenada muy brusca.

Motores 1.6 TDCI por debajo de los 120 gr/km de CO2, por lo que su tipo impositivo a partir de enero será del 0 por ciento.

Cambio PowerShift de doble embrague y seis velocidades a partir del segundo trimestre de 2008. El DSG de Volkswagen tiene un nuevo rival.
Nueva entrega del sistema V2C con control de voz para el equipo de sonido y calefacción.

No puede faltar el bluetooth manos libres y se añade la conectabilidad total gracias a puerto USB, un jack auxiliar y conexiones para iPod.
Toma de corriente trasera de 230 voltios. Puedes llevar conectado tu ordenador.
Nueva alternativa al navegador portátil. Con cinco pulgadas de pantalla, admitirá tarjetas SD con cartografía, archivos de música, imágenes… Su precio, entre 550 y 750 euros según acabado.

Ya puedes solicitar tu nuevo Focus en tu concesionario Ford pero no olvides dos cosas importantes: el modelo actual está de liquidación con unos ventajosos precios, y ten en cuenta que a partir del 1 de enero los precios que ilustran esta información se verán modificados por la entrada en vigor del nuevo Impuesto de Matriculación asociado a las emisiones de CO2 -0% para los que emitan hasta 120 gr/km; 4,75 % para la banda entre 121 y 160; 9,75 entre 161 y 200; y 14,75 % para los que emitan más de 200 gr/km-. Esto se debería traducir en una rebaja en prácticamente toda la gama Focus –todos salvo los ST-. Así al menos nos lo han contado los responsables de Ford.

Terminemos hablando de futuro. El nuevo Ford Focus arranca con las carrocerías de tres y cinco puertas y familiar. Si quieres un ST, tendrás que esperar a febrero, un poco

más tarde nos llegará el cambio secuencial casi a la par que la variante coupé-cabriolet y la cuatro puertas. Quedamos emplazados para contártelo.

PRECIOS DEL NUEVO FORD FOCUS
3 puertas
1.6 100 CV
16.370 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV 17.070 euros
2.0 145 CV
19.020 euros
2.5 225 CV
26.085 euros
1.6 TDCI 90 CV
18.075 euros
1.6 TDCI 109 CV
18.835 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.500 euros
5 puertas
1.4 80 CV
14.645 euros
1.6 100 CV
15.445 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
17.395 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
17.645 euros
2.0 145 CV
19.345 euros
2.5 225 CV
26.410 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.150 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.160 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.825 euros
4 puertas
1.6 100 CV
17.345 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
2.0 145 CV
21.535 euros
1.6 TDCI 90 CV
19.050 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 136 CV
21.475 euros
Familiar
1.6 100 CV 16.095 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
18.295 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.800 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 130 CV
21.475 euros

Cambio automático (motor gasolina 1.6 y 2.0): 1.190 euros
Navegador 5 pulgadas: 550 a 750 euros (según opciones)
V2C+bluetooth+USB+streaming: 300 euros
Sensor aparcamiento trasero: 300 euros
Arranque sin llave: 250 euros
Pintura metalizada: 300 euros
Techo solar: 750 euros
Faros direccionables+leds traseros: 350 euros
Rueda repuesto convencional: 50 euros
Detector presión neumáticos: 180 euros

Ya hemos conducido el nuevo Ford Focus, un modelo que recibe importantes cambios estéticos para ganar en presencia deportiva, ya que dinámicamente el coche apenas ha recibido modificaciones: se mantienen la mayoría de los elementos técnicos que han permitido casi siempre calificar el comportamiento del Focus actual como notable.

Análisis en parado: nuevo e impresionante frontal para el Focus 2008. Se ha trabajado con las líneas maestras del diseño actual de Ford que arrancó con los monovolumen S-Max y Galaxy, siguió con el Mondeo y C-Max, y ahora llega al Focus, a la espera también en el año nuevo del todo-terreno Kuga y de la futura entrega del revolucionario Fiesta.

Parrilla que abruma en su transmisión de rotundidad y deportividad, faros rasgados, capó más potente con nervaduras que arrancan en la parrilla y finalizan en la trasera… Todo un acierto para captar a un público joven que en los últimos años parecía haberse echado un poco atrás frente al actual Ford Focus. En el lateral se mantiene el ADN de este compacto desde que arrancase su primera generación en 1998, con unos prominentes y marcados pasos de rueda. Un acierto los retrovisores exteriores más grandes con los intermitentes integrados en su parte inferior. Trasera musculosa, transmitiendo más anchura. Portón y cristal trasero con nuevas formas…

Tomamos asiento. Los responsables del nuevo Focus nos comentan los importantes cambios realizados en el interior que se traducen sobre todo en materiales de mayor calidad –apreciable en el granulado de la parte superior del salpicadero- y nuevo cuadro de instrumentos –según sus creadores, más legibles-. Quizás sea porque aprovecha elementos ya vistos en los últimos modelos incorporados a la gama, pero el caso es que no nos llama tanto la atención como el nuevo maquillaje exterior.

Nuestra toma de contacto se realiza con los motores 2.0 TDCi Diesel de 136 CV –colaboración entre Ford y PSA Peugeot-Citroën- y con el 2.0 Duratec gasolina de 145 CV, acoplados a las carrocerías de 3 y 5 puertas, y familiar. Diferentes tramos de la Costa Azul francesa por los que transcurre el Rallye de Montecarlo nos han permitido ratificar algo que ya intuíamos por pruebas anteriores del actual modelo: el comportamiento del Focus 2008 sigue como siempre, excelente. Ambas mecánicas tiran con garra del coche, en el primer caso acoplada a un cambio manual de seis relaciones y en el segundo caso, a un cambio de cinco marchas. El coche tiene una direccionabilidad excelente. No pierde la trayectoria: va allá donde le indicas con el volante, con gran agilidad, pese a encontrarnos en ratoneras carreteras de montaña con curvas de todo radio aunque con buen firme. Nunca pierde la compostura y pese a las bajas temperaturas y las zonas húmedas con amenazante hielo, el coche ni se inmuta. Buen tacto de freno, transmitiéndonos confianza en este escenario. Se nos comenta que en el Diesel han trabajado especialmente para rebajar la humorosidad interior, algo que tendrá que demostrar el nuevo Ford Focus cuando pase por nuestro Centro Técnico y midamos decibelios y calidades de sonido. A nosotros nos pareció muy suave de rumorosidad salvo el ronroneo típico cuando pisas el acelerador a bajas revoluciones.

En el capítulo de seguridad pasiva, ningún cambio con relación al Ford Focus que se vende en la actualidad: seguimos hablando de seis airbags, pretensores pirotécnicos en cinturones, pedales plegables en caso de choque, célula rígida de protección de ocupantes y zonas deformables de absorción de energía, anclajes ISOFIX para sillitas de niños... En seguridad pasiva, ahora luces más eficientes, detector de pérdida de presión en neumáticos y sobre todo ESP de serie en toda la gama.

Cuatro completos tipos de acabado –Business, Trend, Titanium y el exclusivo ST- que se pueden combinar con una casi interminable lista de paquetes de equipamiento adicional, permitirán encontrar nuestro Ford Focus idóneo. Nosotros hemos probado dos mecánicas pero la oferta para nuestro mercado será mayor: en gasolina hay cuatro opciones con 100, 115, 145 y 225 CV, mientras que en Diesel encontramos tres opciones con 90, 109 y 136 CV. También se sigue manteniendo la apuesta por las mecánicas mixtas que pueden funcionar con etanol o gasolina -125 CV-.

Ford Easyfuel que elimina el tapón de llenado del depósito y evita que nos confundamos de manguera a la hora de repostar.

Arranque por botón. Eso sí, sólo en los acabados superiores.

Detección de pérdida de aire de los neumáticos. Cuando el sistema detecta que una rueda tiene un diámetro distinto al resto, nos avisa.

Luces traseras tipo LED. Más eficaces en un 50 por ciento y con 150.000 kilómetros de duración.
Activación automática de luces de emergencia en caso de frenada muy brusca.

Motores 1.6 TDCI por debajo de los 120 gr/km de CO2, por lo que su tipo impositivo a partir de enero será del 0 por ciento.

Cambio PowerShift de doble embrague y seis velocidades a partir del segundo trimestre de 2008. El DSG de Volkswagen tiene un nuevo rival.
Nueva entrega del sistema V2C con control de voz para el equipo de sonido y calefacción.

No puede faltar el bluetooth manos libres y se añade la conectabilidad total gracias a puerto USB, un jack auxiliar y conexiones para iPod.
Toma de corriente trasera de 230 voltios. Puedes llevar conectado tu ordenador.
Nueva alternativa al navegador portátil. Con cinco pulgadas de pantalla, admitirá tarjetas SD con cartografía, archivos de música, imágenes… Su precio, entre 550 y 750 euros según acabado.

Ya puedes solicitar tu nuevo Focus en tu concesionario Ford pero no olvides dos cosas importantes: el modelo actual está de liquidación con unos ventajosos precios, y ten en cuenta que a partir del 1 de enero los precios que ilustran esta información se verán modificados por la entrada en vigor del nuevo Impuesto de Matriculación asociado a las emisiones de CO2 -0% para los que emitan hasta 120 gr/km; 4,75 % para la banda entre 121 y 160; 9,75 entre 161 y 200; y 14,75 % para los que emitan más de 200 gr/km-. Esto se debería traducir en una rebaja en prácticamente toda la gama Focus –todos salvo los ST-. Así al menos nos lo han contado los responsables de Ford.

Terminemos hablando de futuro. El nuevo Ford Focus arranca con las carrocerías de tres y cinco puertas y familiar. Si quieres un ST, tendrás que esperar a febrero, un poco

más tarde nos llegará el cambio secuencial casi a la par que la variante coupé-cabriolet y la cuatro puertas. Quedamos emplazados para contártelo.

PRECIOS DEL NUEVO FORD FOCUS
3 puertas
1.6 100 CV
16.370 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV 17.070 euros
2.0 145 CV
19.020 euros
2.5 225 CV
26.085 euros
1.6 TDCI 90 CV
18.075 euros
1.6 TDCI 109 CV
18.835 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.500 euros
5 puertas
1.4 80 CV
14.645 euros
1.6 100 CV
15.445 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
17.395 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
17.645 euros
2.0 145 CV
19.345 euros
2.5 225 CV
26.410 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.150 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.160 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.825 euros
4 puertas
1.6 100 CV
17.345 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
2.0 145 CV
21.535 euros
1.6 TDCI 90 CV
19.050 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 136 CV
21.475 euros
Familiar
1.6 100 CV 16.095 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
18.295 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.800 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 130 CV
21.475 euros

Cambio automático (motor gasolina 1.6 y 2.0): 1.190 euros
Navegador 5 pulgadas: 550 a 750 euros (según opciones)
V2C+bluetooth+USB+streaming: 300 euros
Sensor aparcamiento trasero: 300 euros
Arranque sin llave: 250 euros
Pintura metalizada: 300 euros
Techo solar: 750 euros
Faros direccionables+leds traseros: 350 euros
Rueda repuesto convencional: 50 euros
Detector presión neumáticos: 180 euros

Ya hemos conducido el nuevo Ford Focus, un modelo que recibe importantes cambios estéticos para ganar en presencia deportiva, ya que dinámicamente el coche apenas ha recibido modificaciones: se mantienen la mayoría de los elementos técnicos que han permitido casi siempre calificar el comportamiento del Focus actual como notable.

Análisis en parado: nuevo e impresionante frontal para el Focus 2008. Se ha trabajado con las líneas maestras del diseño actual de Ford que arrancó con los monovolumen S-Max y Galaxy, siguió con el Mondeo y C-Max, y ahora llega al Focus, a la espera también en el año nuevo del todo-terreno Kuga y de la futura entrega del revolucionario Fiesta.

Parrilla que abruma en su transmisión de rotundidad y deportividad, faros rasgados, capó más potente con nervaduras que arrancan en la parrilla y finalizan en la trasera… Todo un acierto para captar a un público joven que en los últimos años parecía haberse echado un poco atrás frente al actual Ford Focus. En el lateral se mantiene el ADN de este compacto desde que arrancase su primera generación en 1998, con unos prominentes y marcados pasos de rueda. Un acierto los retrovisores exteriores más grandes con los intermitentes integrados en su parte inferior. Trasera musculosa, transmitiendo más anchura. Portón y cristal trasero con nuevas formas…

Tomamos asiento. Los responsables del nuevo Focus nos comentan los importantes cambios realizados en el interior que se traducen sobre todo en materiales de mayor calidad –apreciable en el granulado de la parte superior del salpicadero- y nuevo cuadro de instrumentos –según sus creadores, más legibles-. Quizás sea porque aprovecha elementos ya vistos en los últimos modelos incorporados a la gama, pero el caso es que no nos llama tanto la atención como el nuevo maquillaje exterior.

Nuestra toma de contacto se realiza con los motores 2.0 TDCi Diesel de 136 CV –colaboración entre Ford y PSA Peugeot-Citroën- y con el 2.0 Duratec gasolina de 145 CV, acoplados a las carrocerías de 3 y 5 puertas, y familiar. Diferentes tramos de la Costa Azul francesa por los que transcurre el Rallye de Montecarlo nos han permitido ratificar algo que ya intuíamos por pruebas anteriores del actual modelo: el comportamiento del Focus 2008 sigue como siempre, excelente. Ambas mecánicas tiran con garra del coche, en el primer caso acoplada a un cambio manual de seis relaciones y en el segundo caso, a un cambio de cinco marchas. El coche tiene una direccionabilidad excelente. No pierde la trayectoria: va allá donde le indicas con el volante, con gran agilidad, pese a encontrarnos en ratoneras carreteras de montaña con curvas de todo radio aunque con buen firme. Nunca pierde la compostura y pese a las bajas temperaturas y las zonas húmedas con amenazante hielo, el coche ni se inmuta. Buen tacto de freno, transmitiéndonos confianza en este escenario. Se nos comenta que en el Diesel han trabajado especialmente para rebajar la humorosidad interior, algo que tendrá que demostrar el nuevo Ford Focus cuando pase por nuestro Centro Técnico y midamos decibelios y calidades de sonido. A nosotros nos pareció muy suave de rumorosidad salvo el ronroneo típico cuando pisas el acelerador a bajas revoluciones.

En el capítulo de seguridad pasiva, ningún cambio con relación al Ford Focus que se vende en la actualidad: seguimos hablando de seis airbags, pretensores pirotécnicos en cinturones, pedales plegables en caso de choque, célula rígida de protección de ocupantes y zonas deformables de absorción de energía, anclajes ISOFIX para sillitas de niños... En seguridad pasiva, ahora luces más eficientes, detector de pérdida de presión en neumáticos y sobre todo ESP de serie en toda la gama.

Cuatro completos tipos de acabado –Business, Trend, Titanium y el exclusivo ST- que se pueden combinar con una casi interminable lista de paquetes de equipamiento adicional, permitirán encontrar nuestro Ford Focus idóneo. Nosotros hemos probado dos mecánicas pero la oferta para nuestro mercado será mayor: en gasolina hay cuatro opciones con 100, 115, 145 y 225 CV, mientras que en Diesel encontramos tres opciones con 90, 109 y 136 CV. También se sigue manteniendo la apuesta por las mecánicas mixtas que pueden funcionar con etanol o gasolina -125 CV-.

Ford Easyfuel que elimina el tapón de llenado del depósito y evita que nos confundamos de manguera a la hora de repostar.

Arranque por botón. Eso sí, sólo en los acabados superiores.

Detección de pérdida de aire de los neumáticos. Cuando el sistema detecta que una rueda tiene un diámetro distinto al resto, nos avisa.

Luces traseras tipo LED. Más eficaces en un 50 por ciento y con 150.000 kilómetros de duración.
Activación automática de luces de emergencia en caso de frenada muy brusca.

Motores 1.6 TDCI por debajo de los 120 gr/km de CO2, por lo que su tipo impositivo a partir de enero será del 0 por ciento.

Cambio PowerShift de doble embrague y seis velocidades a partir del segundo trimestre de 2008. El DSG de Volkswagen tiene un nuevo rival.
Nueva entrega del sistema V2C con control de voz para el equipo de sonido y calefacción.

No puede faltar el bluetooth manos libres y se añade la conectabilidad total gracias a puerto USB, un jack auxiliar y conexiones para iPod.
Toma de corriente trasera de 230 voltios. Puedes llevar conectado tu ordenador.
Nueva alternativa al navegador portátil. Con cinco pulgadas de pantalla, admitirá tarjetas SD con cartografía, archivos de música, imágenes… Su precio, entre 550 y 750 euros según acabado.

Ya puedes solicitar tu nuevo Focus en tu concesionario Ford pero no olvides dos cosas importantes: el modelo actual está de liquidación con unos ventajosos precios, y ten en cuenta que a partir del 1 de enero los precios que ilustran esta información se verán modificados por la entrada en vigor del nuevo Impuesto de Matriculación asociado a las emisiones de CO2 -0% para los que emitan hasta 120 gr/km; 4,75 % para la banda entre 121 y 160; 9,75 entre 161 y 200; y 14,75 % para los que emitan más de 200 gr/km-. Esto se debería traducir en una rebaja en prácticamente toda la gama Focus –todos salvo los ST-. Así al menos nos lo han contado los responsables de Ford.

Terminemos hablando de futuro. El nuevo Ford Focus arranca con las carrocerías de tres y cinco puertas y familiar. Si quieres un ST, tendrás que esperar a febrero, un poco

más tarde nos llegará el cambio secuencial casi a la par que la variante coupé-cabriolet y la cuatro puertas. Quedamos emplazados para contártelo.

PRECIOS DEL NUEVO FORD FOCUS
3 puertas
1.6 100 CV
16.370 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV 17.070 euros
2.0 145 CV
19.020 euros
2.5 225 CV
26.085 euros
1.6 TDCI 90 CV
18.075 euros
1.6 TDCI 109 CV
18.835 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.500 euros
5 puertas
1.4 80 CV
14.645 euros
1.6 100 CV
15.445 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
17.395 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
17.645 euros
2.0 145 CV
19.345 euros
2.5 225 CV
26.410 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.150 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.160 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.825 euros
4 puertas
1.6 100 CV
17.345 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
2.0 145 CV
21.535 euros
1.6 TDCI 90 CV
19.050 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 136 CV
21.475 euros
Familiar
1.6 100 CV 16.095 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
18.295 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.800 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 130 CV
21.475 euros

Cambio automático (motor gasolina 1.6 y 2.0): 1.190 euros
Navegador 5 pulgadas: 550 a 750 euros (según opciones)
V2C+bluetooth+USB+streaming: 300 euros
Sensor aparcamiento trasero: 300 euros
Arranque sin llave: 250 euros
Pintura metalizada: 300 euros
Techo solar: 750 euros
Faros direccionables+leds traseros: 350 euros
Rueda repuesto convencional: 50 euros
Detector presión neumáticos: 180 euros

Ya hemos conducido el nuevo Ford Focus, un modelo que recibe importantes cambios estéticos para ganar en presencia deportiva, ya que dinámicamente el coche apenas ha recibido modificaciones: se mantienen la mayoría de los elementos técnicos que han permitido casi siempre calificar el comportamiento del Focus actual como notable.

Análisis en parado: nuevo e impresionante frontal para el Focus 2008. Se ha trabajado con las líneas maestras del diseño actual de Ford que arrancó con los monovolumen S-Max y Galaxy, siguió con el Mondeo y C-Max, y ahora llega al Focus, a la espera también en el año nuevo del todo-terreno Kuga y de la futura entrega del revolucionario Fiesta.

Parrilla que abruma en su transmisión de rotundidad y deportividad, faros rasgados, capó más potente con nervaduras que arrancan en la parrilla y finalizan en la trasera… Todo un acierto para captar a un público joven que en los últimos años parecía haberse echado un poco atrás frente al actual Ford Focus. En el lateral se mantiene el ADN de este compacto desde que arrancase su primera generación en 1998, con unos prominentes y marcados pasos de rueda. Un acierto los retrovisores exteriores más grandes con los intermitentes integrados en su parte inferior. Trasera musculosa, transmitiendo más anchura. Portón y cristal trasero con nuevas formas…

Tomamos asiento. Los responsables del nuevo Focus nos comentan los importantes cambios realizados en el interior que se traducen sobre todo en materiales de mayor calidad –apreciable en el granulado de la parte superior del salpicadero- y nuevo cuadro de instrumentos –según sus creadores, más legibles-. Quizás sea porque aprovecha elementos ya vistos en los últimos modelos incorporados a la gama, pero el caso es que no nos llama tanto la atención como el nuevo maquillaje exterior.

Nuestra toma de contacto se realiza con los motores 2.0 TDCi Diesel de 136 CV –colaboración entre Ford y PSA Peugeot-Citroën- y con el 2.0 Duratec gasolina de 145 CV, acoplados a las carrocerías de 3 y 5 puertas, y familiar. Diferentes tramos de la Costa Azul francesa por los que transcurre el Rallye de Montecarlo nos han permitido ratificar algo que ya intuíamos por pruebas anteriores del actual modelo: el comportamiento del Focus 2008 sigue como siempre, excelente. Ambas mecánicas tiran con garra del coche, en el primer caso acoplada a un cambio manual de seis relaciones y en el segundo caso, a un cambio de cinco marchas. El coche tiene una direccionabilidad excelente. No pierde la trayectoria: va allá donde le indicas con el volante, con gran agilidad, pese a encontrarnos en ratoneras carreteras de montaña con curvas de todo radio aunque con buen firme. Nunca pierde la compostura y pese a las bajas temperaturas y las zonas húmedas con amenazante hielo, el coche ni se inmuta. Buen tacto de freno, transmitiéndonos confianza en este escenario. Se nos comenta que en el Diesel han trabajado especialmente para rebajar la humorosidad interior, algo que tendrá que demostrar el nuevo Ford Focus cuando pase por nuestro Centro Técnico y midamos decibelios y calidades de sonido. A nosotros nos pareció muy suave de rumorosidad salvo el ronroneo típico cuando pisas el acelerador a bajas revoluciones.

En el capítulo de seguridad pasiva, ningún cambio con relación al Ford Focus que se vende en la actualidad: seguimos hablando de seis airbags, pretensores pirotécnicos en cinturones, pedales plegables en caso de choque, célula rígida de protección de ocupantes y zonas deformables de absorción de energía, anclajes ISOFIX para sillitas de niños... En seguridad pasiva, ahora luces más eficientes, detector de pérdida de presión en neumáticos y sobre todo ESP de serie en toda la gama.

Cuatro completos tipos de acabado –Business, Trend, Titanium y el exclusivo ST- que se pueden combinar con una casi interminable lista de paquetes de equipamiento adicional, permitirán encontrar nuestro Ford Focus idóneo. Nosotros hemos probado dos mecánicas pero la oferta para nuestro mercado será mayor: en gasolina hay cuatro opciones con 100, 115, 145 y 225 CV, mientras que en Diesel encontramos tres opciones con 90, 109 y 136 CV. También se sigue manteniendo la apuesta por las mecánicas mixtas que pueden funcionar con etanol o gasolina -125 CV-.

Ford Easyfuel que elimina el tapón de llenado del depósito y evita que nos confundamos de manguera a la hora de repostar.

Arranque por botón. Eso sí, sólo en los acabados superiores.

Detección de pérdida de aire de los neumáticos. Cuando el sistema detecta que una rueda tiene un diámetro distinto al resto, nos avisa.

Luces traseras tipo LED. Más eficaces en un 50 por ciento y con 150.000 kilómetros de duración.
Activación automática de luces de emergencia en caso de frenada muy brusca.

Motores 1.6 TDCI por debajo de los 120 gr/km de CO2, por lo que su tipo impositivo a partir de enero será del 0 por ciento.

Cambio PowerShift de doble embrague y seis velocidades a partir del segundo trimestre de 2008. El DSG de Volkswagen tiene un nuevo rival.
Nueva entrega del sistema V2C con control de voz para el equipo de sonido y calefacción.

No puede faltar el bluetooth manos libres y se añade la conectabilidad total gracias a puerto USB, un jack auxiliar y conexiones para iPod.
Toma de corriente trasera de 230 voltios. Puedes llevar conectado tu ordenador.
Nueva alternativa al navegador portátil. Con cinco pulgadas de pantalla, admitirá tarjetas SD con cartografía, archivos de música, imágenes… Su precio, entre 550 y 750 euros según acabado.

Ya puedes solicitar tu nuevo Focus en tu concesionario Ford pero no olvides dos cosas importantes: el modelo actual está de liquidación con unos ventajosos precios, y ten en cuenta que a partir del 1 de enero los precios que ilustran esta información se verán modificados por la entrada en vigor del nuevo Impuesto de Matriculación asociado a las emisiones de CO2 -0% para los que emitan hasta 120 gr/km; 4,75 % para la banda entre 121 y 160; 9,75 entre 161 y 200; y 14,75 % para los que emitan más de 200 gr/km-. Esto se debería traducir en una rebaja en prácticamente toda la gama Focus –todos salvo los ST-. Así al menos nos lo han contado los responsables de Ford.

Terminemos hablando de futuro. El nuevo Ford Focus arranca con las carrocerías de tres y cinco puertas y familiar. Si quieres un ST, tendrás que esperar a febrero, un poco

más tarde nos llegará el cambio secuencial casi a la par que la variante coupé-cabriolet y la cuatro puertas. Quedamos emplazados para contártelo.

PRECIOS DEL NUEVO FORD FOCUS
3 puertas
1.6 100 CV
16.370 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV 17.070 euros
2.0 145 CV
19.020 euros
2.5 225 CV
26.085 euros
1.6 TDCI 90 CV
18.075 euros
1.6 TDCI 109 CV
18.835 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.500 euros
5 puertas
1.4 80 CV
14.645 euros
1.6 100 CV
15.445 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
17.395 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
17.645 euros
2.0 145 CV
19.345 euros
2.5 225 CV
26.410 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.150 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.160 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.825 euros
4 puertas
1.6 100 CV
17.345 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
2.0 145 CV
21.535 euros
1.6 TDCI 90 CV
19.050 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 136 CV
21.475 euros
Familiar
1.6 100 CV 16.095 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
18.295 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.800 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 130 CV
21.475 euros

Cambio automático (motor gasolina 1.6 y 2.0): 1.190 euros
Navegador 5 pulgadas: 550 a 750 euros (según opciones)
V2C+bluetooth+USB+streaming: 300 euros
Sensor aparcamiento trasero: 300 euros
Arranque sin llave: 250 euros
Pintura metalizada: 300 euros
Techo solar: 750 euros
Faros direccionables+leds traseros: 350 euros
Rueda repuesto convencional: 50 euros
Detector presión neumáticos: 180 euros

Ya hemos conducido el nuevo Ford Focus, un modelo que recibe importantes cambios estéticos para ganar en presencia deportiva, ya que dinámicamente el coche apenas ha recibido modificaciones: se mantienen la mayoría de los elementos técnicos que han permitido casi siempre calificar el comportamiento del Focus actual como notable.

Análisis en parado: nuevo e impresionante frontal para el Focus 2008. Se ha trabajado con las líneas maestras del diseño actual de Ford que arrancó con los monovolumen S-Max y Galaxy, siguió con el Mondeo y C-Max, y ahora llega al Focus, a la espera también en el año nuevo del todo-terreno Kuga y de la futura entrega del revolucionario Fiesta.

Parrilla que abruma en su transmisión de rotundidad y deportividad, faros rasgados, capó más potente con nervaduras que arrancan en la parrilla y finalizan en la trasera… Todo un acierto para captar a un público joven que en los últimos años parecía haberse echado un poco atrás frente al actual Ford Focus. En el lateral se mantiene el ADN de este compacto desde que arrancase su primera generación en 1998, con unos prominentes y marcados pasos de rueda. Un acierto los retrovisores exteriores más grandes con los intermitentes integrados en su parte inferior. Trasera musculosa, transmitiendo más anchura. Portón y cristal trasero con nuevas formas…

Tomamos asiento. Los responsables del nuevo Focus nos comentan los importantes cambios realizados en el interior que se traducen sobre todo en materiales de mayor calidad –apreciable en el granulado de la parte superior del salpicadero- y nuevo cuadro de instrumentos –según sus creadores, más legibles-. Quizás sea porque aprovecha elementos ya vistos en los últimos modelos incorporados a la gama, pero el caso es que no nos llama tanto la atención como el nuevo maquillaje exterior.

Nuestra toma de contacto se realiza con los motores 2.0 TDCi Diesel de 136 CV –colaboración entre Ford y PSA Peugeot-Citroën- y con el 2.0 Duratec gasolina de 145 CV, acoplados a las carrocerías de 3 y 5 puertas, y familiar. Diferentes tramos de la Costa Azul francesa por los que transcurre el Rallye de Montecarlo nos han permitido ratificar algo que ya intuíamos por pruebas anteriores del actual modelo: el comportamiento del Focus 2008 sigue como siempre, excelente. Ambas mecánicas tiran con garra del coche, en el primer caso acoplada a un cambio manual de seis relaciones y en el segundo caso, a un cambio de cinco marchas. El coche tiene una direccionabilidad excelente. No pierde la trayectoria: va allá donde le indicas con el volante, con gran agilidad, pese a encontrarnos en ratoneras carreteras de montaña con curvas de todo radio aunque con buen firme. Nunca pierde la compostura y pese a las bajas temperaturas y las zonas húmedas con amenazante hielo, el coche ni se inmuta. Buen tacto de freno, transmitiéndonos confianza en este escenario. Se nos comenta que en el Diesel han trabajado especialmente para rebajar la humorosidad interior, algo que tendrá que demostrar el nuevo Ford Focus cuando pase por nuestro Centro Técnico y midamos decibelios y calidades de sonido. A nosotros nos pareció muy suave de rumorosidad salvo el ronroneo típico cuando pisas el acelerador a bajas revoluciones.

En el capítulo de seguridad pasiva, ningún cambio con relación al Ford Focus que se vende en la actualidad: seguimos hablando de seis airbags, pretensores pirotécnicos en cinturones, pedales plegables en caso de choque, célula rígida de protección de ocupantes y zonas deformables de absorción de energía, anclajes ISOFIX para sillitas de niños... En seguridad pasiva, ahora luces más eficientes, detector de pérdida de presión en neumáticos y sobre todo ESP de serie en toda la gama.

Cuatro completos tipos de acabado –Business, Trend, Titanium y el exclusivo ST- que se pueden combinar con una casi interminable lista de paquetes de equipamiento adicional, permitirán encontrar nuestro Ford Focus idóneo. Nosotros hemos probado dos mecánicas pero la oferta para nuestro mercado será mayor: en gasolina hay cuatro opciones con 100, 115, 145 y 225 CV, mientras que en Diesel encontramos tres opciones con 90, 109 y 136 CV. También se sigue manteniendo la apuesta por las mecánicas mixtas que pueden funcionar con etanol o gasolina -125 CV-.

Ford Easyfuel que elimina el tapón de llenado del depósito y evita que nos confundamos de manguera a la hora de repostar.

Arranque por botón. Eso sí, sólo en los acabados superiores.

Detección de pérdida de aire de los neumáticos. Cuando el sistema detecta que una rueda tiene un diámetro distinto al resto, nos avisa.

Luces traseras tipo LED. Más eficaces en un 50 por ciento y con 150.000 kilómetros de duración.
Activación automática de luces de emergencia en caso de frenada muy brusca.

Motores 1.6 TDCI por debajo de los 120 gr/km de CO2, por lo que su tipo impositivo a partir de enero será del 0 por ciento.

Cambio PowerShift de doble embrague y seis velocidades a partir del segundo trimestre de 2008. El DSG de Volkswagen tiene un nuevo rival.
Nueva entrega del sistema V2C con control de voz para el equipo de sonido y calefacción.

No puede faltar el bluetooth manos libres y se añade la conectabilidad total gracias a puerto USB, un jack auxiliar y conexiones para iPod.
Toma de corriente trasera de 230 voltios. Puedes llevar conectado tu ordenador.
Nueva alternativa al navegador portátil. Con cinco pulgadas de pantalla, admitirá tarjetas SD con cartografía, archivos de música, imágenes… Su precio, entre 550 y 750 euros según acabado.

Ya puedes solicitar tu nuevo Focus en tu concesionario Ford pero no olvides dos cosas importantes: el modelo actual está de liquidación con unos ventajosos precios, y ten en cuenta que a partir del 1 de enero los precios que ilustran esta información se verán modificados por la entrada en vigor del nuevo Impuesto de Matriculación asociado a las emisiones de CO2 -0% para los que emitan hasta 120 gr/km; 4,75 % para la banda entre 121 y 160; 9,75 entre 161 y 200; y 14,75 % para los que emitan más de 200 gr/km-. Esto se debería traducir en una rebaja en prácticamente toda la gama Focus –todos salvo los ST-. Así al menos nos lo han contado los responsables de Ford.

Terminemos hablando de futuro. El nuevo Ford Focus arranca con las carrocerías de tres y cinco puertas y familiar. Si quieres un ST, tendrás que esperar a febrero, un poco

más tarde nos llegará el cambio secuencial casi a la par que la variante coupé-cabriolet y la cuatro puertas. Quedamos emplazados para contártelo.

PRECIOS DEL NUEVO FORD FOCUS
3 puertas
1.6 100 CV
16.370 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV 17.070 euros
2.0 145 CV
19.020 euros
2.5 225 CV
26.085 euros
1.6 TDCI 90 CV
18.075 euros
1.6 TDCI 109 CV
18.835 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.500 euros
5 puertas
1.4 80 CV
14.645 euros
1.6 100 CV
15.445 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
17.395 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
17.645 euros
2.0 145 CV
19.345 euros
2.5 225 CV
26.410 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.150 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.160 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.825 euros
4 puertas
1.6 100 CV
17.345 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
2.0 145 CV
21.535 euros
1.6 TDCI 90 CV
19.050 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 136 CV
21.475 euros
Familiar
1.6 100 CV 16.095 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
18.295 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.800 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 130 CV
21.475 euros

Cambio automático (motor gasolina 1.6 y 2.0): 1.190 euros
Navegador 5 pulgadas: 550 a 750 euros (según opciones)
V2C+bluetooth+USB+streaming: 300 euros
Sensor aparcamiento trasero: 300 euros
Arranque sin llave: 250 euros
Pintura metalizada: 300 euros
Techo solar: 750 euros
Faros direccionables+leds traseros: 350 euros
Rueda repuesto convencional: 50 euros
Detector presión neumáticos: 180 euros

Ya hemos conducido el nuevo Ford Focus, un modelo que recibe importantes cambios estéticos para ganar en presencia deportiva, ya que dinámicamente el coche apenas ha recibido modificaciones: se mantienen la mayoría de los elementos técnicos que han permitido casi siempre calificar el comportamiento del Focus actual como notable.

Análisis en parado: nuevo e impresionante frontal para el Focus 2008. Se ha trabajado con las líneas maestras del diseño actual de Ford que arrancó con los monovolumen S-Max y Galaxy, siguió con el Mondeo y C-Max, y ahora llega al Focus, a la espera también en el año nuevo del todo-terreno Kuga y de la futura entrega del revolucionario Fiesta.

Parrilla que abruma en su transmisión de rotundidad y deportividad, faros rasgados, capó más potente con nervaduras que arrancan en la parrilla y finalizan en la trasera… Todo un acierto para captar a un público joven que en los últimos años parecía haberse echado un poco atrás frente al actual Ford Focus. En el lateral se mantiene el ADN de este compacto desde que arrancase su primera generación en 1998, con unos prominentes y marcados pasos de rueda. Un acierto los retrovisores exteriores más grandes con los intermitentes integrados en su parte inferior. Trasera musculosa, transmitiendo más anchura. Portón y cristal trasero con nuevas formas…

Tomamos asiento. Los responsables del nuevo Focus nos comentan los importantes cambios realizados en el interior que se traducen sobre todo en materiales de mayor calidad –apreciable en el granulado de la parte superior del salpicadero- y nuevo cuadro de instrumentos –según sus creadores, más legibles-. Quizás sea porque aprovecha elementos ya vistos en los últimos modelos incorporados a la gama, pero el caso es que no nos llama tanto la atención como el nuevo maquillaje exterior.

Nuestra toma de contacto se realiza con los motores 2.0 TDCi Diesel de 136 CV –colaboración entre Ford y PSA Peugeot-Citroën- y con el 2.0 Duratec gasolina de 145 CV, acoplados a las carrocerías de 3 y 5 puertas, y familiar. Diferentes tramos de la Costa Azul francesa por los que transcurre el Rallye de Montecarlo nos han permitido ratificar algo que ya intuíamos por pruebas anteriores del actual modelo: el comportamiento del Focus 2008 sigue como siempre, excelente. Ambas mecánicas tiran con garra del coche, en el primer caso acoplada a un cambio manual de seis relaciones y en el segundo caso, a un cambio de cinco marchas. El coche tiene una direccionabilidad excelente. No pierde la trayectoria: va allá donde le indicas con el volante, con gran agilidad, pese a encontrarnos en ratoneras carreteras de montaña con curvas de todo radio aunque con buen firme. Nunca pierde la compostura y pese a las bajas temperaturas y las zonas húmedas con amenazante hielo, el coche ni se inmuta. Buen tacto de freno, transmitiéndonos confianza en este escenario. Se nos comenta que en el Diesel han trabajado especialmente para rebajar la humorosidad interior, algo que tendrá que demostrar el nuevo Ford Focus cuando pase por nuestro Centro Técnico y midamos decibelios y calidades de sonido. A nosotros nos pareció muy suave de rumorosidad salvo el ronroneo típico cuando pisas el acelerador a bajas revoluciones.

En el capítulo de seguridad pasiva, ningún cambio con relación al Ford Focus que se vende en la actualidad: seguimos hablando de seis airbags, pretensores pirotécnicos en cinturones, pedales plegables en caso de choque, célula rígida de protección de ocupantes y zonas deformables de absorción de energía, anclajes ISOFIX para sillitas de niños... En seguridad pasiva, ahora luces más eficientes, detector de pérdida de presión en neumáticos y sobre todo ESP de serie en toda la gama.

Cuatro completos tipos de acabado –Business, Trend, Titanium y el exclusivo ST- que se pueden combinar con una casi interminable lista de paquetes de equipamiento adicional, permitirán encontrar nuestro Ford Focus idóneo. Nosotros hemos probado dos mecánicas pero la oferta para nuestro mercado será mayor: en gasolina hay cuatro opciones con 100, 115, 145 y 225 CV, mientras que en Diesel encontramos tres opciones con 90, 109 y 136 CV. También se sigue manteniendo la apuesta por las mecánicas mixtas que pueden funcionar con etanol o gasolina -125 CV-.

Ford Easyfuel que elimina el tapón de llenado del depósito y evita que nos confundamos de manguera a la hora de repostar.

Arranque por botón. Eso sí, sólo en los acabados superiores.

Detección de pérdida de aire de los neumáticos. Cuando el sistema detecta que una rueda tiene un diámetro distinto al resto, nos avisa.

Luces traseras tipo LED. Más eficaces en un 50 por ciento y con 150.000 kilómetros de duración.
Activación automática de luces de emergencia en caso de frenada muy brusca.

Motores 1.6 TDCI por debajo de los 120 gr/km de CO2, por lo que su tipo impositivo a partir de enero será del 0 por ciento.

Cambio PowerShift de doble embrague y seis velocidades a partir del segundo trimestre de 2008. El DSG de Volkswagen tiene un nuevo rival.
Nueva entrega del sistema V2C con control de voz para el equipo de sonido y calefacción.

No puede faltar el bluetooth manos libres y se añade la conectabilidad total gracias a puerto USB, un jack auxiliar y conexiones para iPod.
Toma de corriente trasera de 230 voltios. Puedes llevar conectado tu ordenador.
Nueva alternativa al navegador portátil. Con cinco pulgadas de pantalla, admitirá tarjetas SD con cartografía, archivos de música, imágenes… Su precio, entre 550 y 750 euros según acabado.

Ya puedes solicitar tu nuevo Focus en tu concesionario Ford pero no olvides dos cosas importantes: el modelo actual está de liquidación con unos ventajosos precios, y ten en cuenta que a partir del 1 de enero los precios que ilustran esta información se verán modificados por la entrada en vigor del nuevo Impuesto de Matriculación asociado a las emisiones de CO2 -0% para los que emitan hasta 120 gr/km; 4,75 % para la banda entre 121 y 160; 9,75 entre 161 y 200; y 14,75 % para los que emitan más de 200 gr/km-. Esto se debería traducir en una rebaja en prácticamente toda la gama Focus –todos salvo los ST-. Así al menos nos lo han contado los responsables de Ford.

Terminemos hablando de futuro. El nuevo Ford Focus arranca con las carrocerías de tres y cinco puertas y familiar. Si quieres un ST, tendrás que esperar a febrero, un poco

más tarde nos llegará el cambio secuencial casi a la par que la variante coupé-cabriolet y la cuatro puertas. Quedamos emplazados para contártelo.

PRECIOS DEL NUEVO FORD FOCUS
3 puertas
1.6 100 CV
16.370 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV 17.070 euros
2.0 145 CV
19.020 euros
2.5 225 CV
26.085 euros
1.6 TDCI 90 CV
18.075 euros
1.6 TDCI 109 CV
18.835 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.500 euros
5 puertas
1.4 80 CV
14.645 euros
1.6 100 CV
15.445 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
17.395 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
17.645 euros
2.0 145 CV
19.345 euros
2.5 225 CV
26.410 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.150 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.160 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.825 euros
4 puertas
1.6 100 CV
17.345 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
2.0 145 CV
21.535 euros
1.6 TDCI 90 CV
19.050 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 136 CV
21.475 euros
Familiar
1.6 100 CV 16.095 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
18.295 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.800 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 130 CV
21.475 euros

Cambio automático (motor gasolina 1.6 y 2.0): 1.190 euros
Navegador 5 pulgadas: 550 a 750 euros (según opciones)
V2C+bluetooth+USB+streaming: 300 euros
Sensor aparcamiento trasero: 300 euros
Arranque sin llave: 250 euros
Pintura metalizada: 300 euros
Techo solar: 750 euros
Faros direccionables+leds traseros: 350 euros
Rueda repuesto convencional: 50 euros
Detector presión neumáticos: 180 euros

Ya hemos conducido el nuevo Ford Focus, un modelo que recibe importantes cambios estéticos para ganar en presencia deportiva, ya que dinámicamente el coche apenas ha recibido modificaciones: se mantienen la mayoría de los elementos técnicos que han permitido casi siempre calificar el comportamiento del Focus actual como notable.

Análisis en parado: nuevo e impresionante frontal para el Focus 2008. Se ha trabajado con las líneas maestras del diseño actual de Ford que arrancó con los monovolumen S-Max y Galaxy, siguió con el Mondeo y C-Max, y ahora llega al Focus, a la espera también en el año nuevo del todo-terreno Kuga y de la futura entrega del revolucionario Fiesta.

Parrilla que abruma en su transmisión de rotundidad y deportividad, faros rasgados, capó más potente con nervaduras que arrancan en la parrilla y finalizan en la trasera… Todo un acierto para captar a un público joven que en los últimos años parecía haberse echado un poco atrás frente al actual Ford Focus. En el lateral se mantiene el ADN de este compacto desde que arrancase su primera generación en 1998, con unos prominentes y marcados pasos de rueda. Un acierto los retrovisores exteriores más grandes con los intermitentes integrados en su parte inferior. Trasera musculosa, transmitiendo más anchura. Portón y cristal trasero con nuevas formas…

Tomamos asiento. Los responsables del nuevo Focus nos comentan los importantes cambios realizados en el interior que se traducen sobre todo en materiales de mayor calidad –apreciable en el granulado de la parte superior del salpicadero- y nuevo cuadro de instrumentos –según sus creadores, más legibles-. Quizás sea porque aprovecha elementos ya vistos en los últimos modelos incorporados a la gama, pero el caso es que no nos llama tanto la atención como el nuevo maquillaje exterior.

Nuestra toma de contacto se realiza con los motores 2.0 TDCi Diesel de 136 CV –colaboración entre Ford y PSA Peugeot-Citroën- y con el 2.0 Duratec gasolina de 145 CV, acoplados a las carrocerías de 3 y 5 puertas, y familiar. Diferentes tramos de la Costa Azul francesa por los que transcurre el Rallye de Montecarlo nos han permitido ratificar algo que ya intuíamos por pruebas anteriores del actual modelo: el comportamiento del Focus 2008 sigue como siempre, excelente. Ambas mecánicas tiran con garra del coche, en el primer caso acoplada a un cambio manual de seis relaciones y en el segundo caso, a un cambio de cinco marchas. El coche tiene una direccionabilidad excelente. No pierde la trayectoria: va allá donde le indicas con el volante, con gran agilidad, pese a encontrarnos en ratoneras carreteras de montaña con curvas de todo radio aunque con buen firme. Nunca pierde la compostura y pese a las bajas temperaturas y las zonas húmedas con amenazante hielo, el coche ni se inmuta. Buen tacto de freno, transmitiéndonos confianza en este escenario. Se nos comenta que en el Diesel han trabajado especialmente para rebajar la humorosidad interior, algo que tendrá que demostrar el nuevo Ford Focus cuando pase por nuestro Centro Técnico y midamos decibelios y calidades de sonido. A nosotros nos pareció muy suave de rumorosidad salvo el ronroneo típico cuando pisas el acelerador a bajas revoluciones.

En el capítulo de seguridad pasiva, ningún cambio con relación al Ford Focus que se vende en la actualidad: seguimos hablando de seis airbags, pretensores pirotécnicos en cinturones, pedales plegables en caso de choque, célula rígida de protección de ocupantes y zonas deformables de absorción de energía, anclajes ISOFIX para sillitas de niños... En seguridad pasiva, ahora luces más eficientes, detector de pérdida de presión en neumáticos y sobre todo ESP de serie en toda la gama.

Cuatro completos tipos de acabado –Business, Trend, Titanium y el exclusivo ST- que se pueden combinar con una casi interminable lista de paquetes de equipamiento adicional, permitirán encontrar nuestro Ford Focus idóneo. Nosotros hemos probado dos mecánicas pero la oferta para nuestro mercado será mayor: en gasolina hay cuatro opciones con 100, 115, 145 y 225 CV, mientras que en Diesel encontramos tres opciones con 90, 109 y 136 CV. También se sigue manteniendo la apuesta por las mecánicas mixtas que pueden funcionar con etanol o gasolina -125 CV-.

Ford Easyfuel que elimina el tapón de llenado del depósito y evita que nos confundamos de manguera a la hora de repostar.

Arranque por botón. Eso sí, sólo en los acabados superiores.

Detección de pérdida de aire de los neumáticos. Cuando el sistema detecta que una rueda tiene un diámetro distinto al resto, nos avisa.

Luces traseras tipo LED. Más eficaces en un 50 por ciento y con 150.000 kilómetros de duración.
Activación automática de luces de emergencia en caso de frenada muy brusca.

Motores 1.6 TDCI por debajo de los 120 gr/km de CO2, por lo que su tipo impositivo a partir de enero será del 0 por ciento.

Cambio PowerShift de doble embrague y seis velocidades a partir del segundo trimestre de 2008. El DSG de Volkswagen tiene un nuevo rival.
Nueva entrega del sistema V2C con control de voz para el equipo de sonido y calefacción.

No puede faltar el bluetooth manos libres y se añade la conectabilidad total gracias a puerto USB, un jack auxiliar y conexiones para iPod.
Toma de corriente trasera de 230 voltios. Puedes llevar conectado tu ordenador.
Nueva alternativa al navegador portátil. Con cinco pulgadas de pantalla, admitirá tarjetas SD con cartografía, archivos de música, imágenes… Su precio, entre 550 y 750 euros según acabado.

Ya puedes solicitar tu nuevo Focus en tu concesionario Ford pero no olvides dos cosas importantes: el modelo actual está de liquidación con unos ventajosos precios, y ten en cuenta que a partir del 1 de enero los precios que ilustran esta información se verán modificados por la entrada en vigor del nuevo Impuesto de Matriculación asociado a las emisiones de CO2 -0% para los que emitan hasta 120 gr/km; 4,75 % para la banda entre 121 y 160; 9,75 entre 161 y 200; y 14,75 % para los que emitan más de 200 gr/km-. Esto se debería traducir en una rebaja en prácticamente toda la gama Focus –todos salvo los ST-. Así al menos nos lo han contado los responsables de Ford.

Terminemos hablando de futuro. El nuevo Ford Focus arranca con las carrocerías de tres y cinco puertas y familiar. Si quieres un ST, tendrás que esperar a febrero, un poco

más tarde nos llegará el cambio secuencial casi a la par que la variante coupé-cabriolet y la cuatro puertas. Quedamos emplazados para contártelo.

PRECIOS DEL NUEVO FORD FOCUS
3 puertas
1.6 100 CV
16.370 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV 17.070 euros
2.0 145 CV
19.020 euros
2.5 225 CV
26.085 euros
1.6 TDCI 90 CV
18.075 euros
1.6 TDCI 109 CV
18.835 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.500 euros
5 puertas
1.4 80 CV
14.645 euros
1.6 100 CV
15.445 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
17.395 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
17.645 euros
2.0 145 CV
19.345 euros
2.5 225 CV
26.410 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.150 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.160 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.825 euros
4 puertas
1.6 100 CV
17.345 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
2.0 145 CV
21.535 euros
1.6 TDCI 90 CV
19.050 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 136 CV
21.475 euros
Familiar
1.6 100 CV 16.095 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
18.295 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.800 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 130 CV
21.475 euros

Cambio automático (motor gasolina 1.6 y 2.0): 1.190 euros
Navegador 5 pulgadas: 550 a 750 euros (según opciones)
V2C+bluetooth+USB+streaming: 300 euros
Sensor aparcamiento trasero: 300 euros
Arranque sin llave: 250 euros
Pintura metalizada: 300 euros
Techo solar: 750 euros
Faros direccionables+leds traseros: 350 euros
Rueda repuesto convencional: 50 euros
Detector presión neumáticos: 180 euros

Ya hemos conducido el nuevo Ford Focus, un modelo que recibe importantes cambios estéticos para ganar en presencia deportiva, ya que dinámicamente el coche apenas ha recibido modificaciones: se mantienen la mayoría de los elementos técnicos que han permitido casi siempre calificar el comportamiento del Focus actual como notable.

Análisis en parado: nuevo e impresionante frontal para el Focus 2008. Se ha trabajado con las líneas maestras del diseño actual de Ford que arrancó con los monovolumen S-Max y Galaxy, siguió con el Mondeo y C-Max, y ahora llega al Focus, a la espera también en el año nuevo del todo-terreno Kuga y de la futura entrega del revolucionario Fiesta.

Parrilla que abruma en su transmisión de rotundidad y deportividad, faros rasgados, capó más potente con nervaduras que arrancan en la parrilla y finalizan en la trasera… Todo un acierto para captar a un público joven que en los últimos años parecía haberse echado un poco atrás frente al actual Ford Focus. En el lateral se mantiene el ADN de este compacto desde que arrancase su primera generación en 1998, con unos prominentes y marcados pasos de rueda. Un acierto los retrovisores exteriores más grandes con los intermitentes integrados en su parte inferior. Trasera musculosa, transmitiendo más anchura. Portón y cristal trasero con nuevas formas…

Tomamos asiento. Los responsables del nuevo Focus nos comentan los importantes cambios realizados en el interior que se traducen sobre todo en materiales de mayor calidad –apreciable en el granulado de la parte superior del salpicadero- y nuevo cuadro de instrumentos –según sus creadores, más legibles-. Quizás sea porque aprovecha elementos ya vistos en los últimos modelos incorporados a la gama, pero el caso es que no nos llama tanto la atención como el nuevo maquillaje exterior.

Nuestra toma de contacto se realiza con los motores 2.0 TDCi Diesel de 136 CV –colaboración entre Ford y PSA Peugeot-Citroën- y con el 2.0 Duratec gasolina de 145 CV, acoplados a las carrocerías de 3 y 5 puertas, y familiar. Diferentes tramos de la Costa Azul francesa por los que transcurre el Rallye de Montecarlo nos han permitido ratificar algo que ya intuíamos por pruebas anteriores del actual modelo: el comportamiento del Focus 2008 sigue como siempre, excelente. Ambas mecánicas tiran con garra del coche, en el primer caso acoplada a un cambio manual de seis relaciones y en el segundo caso, a un cambio de cinco marchas. El coche tiene una direccionabilidad excelente. No pierde la trayectoria: va allá donde le indicas con el volante, con gran agilidad, pese a encontrarnos en ratoneras carreteras de montaña con curvas de todo radio aunque con buen firme. Nunca pierde la compostura y pese a las bajas temperaturas y las zonas húmedas con amenazante hielo, el coche ni se inmuta. Buen tacto de freno, transmitiéndonos confianza en este escenario. Se nos comenta que en el Diesel han trabajado especialmente para rebajar la humorosidad interior, algo que tendrá que demostrar el nuevo Ford Focus cuando pase por nuestro Centro Técnico y midamos decibelios y calidades de sonido. A nosotros nos pareció muy suave de rumorosidad salvo el ronroneo típico cuando pisas el acelerador a bajas revoluciones.

En el capítulo de seguridad pasiva, ningún cambio con relación al Ford Focus que se vende en la actualidad: seguimos hablando de seis airbags, pretensores pirotécnicos en cinturones, pedales plegables en caso de choque, célula rígida de protección de ocupantes y zonas deformables de absorción de energía, anclajes ISOFIX para sillitas de niños... En seguridad pasiva, ahora luces más eficientes, detector de pérdida de presión en neumáticos y sobre todo ESP de serie en toda la gama.

Cuatro completos tipos de acabado –Business, Trend, Titanium y el exclusivo ST- que se pueden combinar con una casi interminable lista de paquetes de equipamiento adicional, permitirán encontrar nuestro Ford Focus idóneo. Nosotros hemos probado dos mecánicas pero la oferta para nuestro mercado será mayor: en gasolina hay cuatro opciones con 100, 115, 145 y 225 CV, mientras que en Diesel encontramos tres opciones con 90, 109 y 136 CV. También se sigue manteniendo la apuesta por las mecánicas mixtas que pueden funcionar con etanol o gasolina -125 CV-.

Ford Easyfuel que elimina el tapón de llenado del depósito y evita que nos confundamos de manguera a la hora de repostar.

Arranque por botón. Eso sí, sólo en los acabados superiores.

Detección de pérdida de aire de los neumáticos. Cuando el sistema detecta que una rueda tiene un diámetro distinto al resto, nos avisa.

Luces traseras tipo LED. Más eficaces en un 50 por ciento y con 150.000 kilómetros de duración.
Activación automática de luces de emergencia en caso de frenada muy brusca.

Motores 1.6 TDCI por debajo de los 120 gr/km de CO2, por lo que su tipo impositivo a partir de enero será del 0 por ciento.

Cambio PowerShift de doble embrague y seis velocidades a partir del segundo trimestre de 2008. El DSG de Volkswagen tiene un nuevo rival.
Nueva entrega del sistema V2C con control de voz para el equipo de sonido y calefacción.

No puede faltar el bluetooth manos libres y se añade la conectabilidad total gracias a puerto USB, un jack auxiliar y conexiones para iPod.
Toma de corriente trasera de 230 voltios. Puedes llevar conectado tu ordenador.
Nueva alternativa al navegador portátil. Con cinco pulgadas de pantalla, admitirá tarjetas SD con cartografía, archivos de música, imágenes… Su precio, entre 550 y 750 euros según acabado.

Ya puedes solicitar tu nuevo Focus en tu concesionario Ford pero no olvides dos cosas importantes: el modelo actual está de liquidación con unos ventajosos precios, y ten en cuenta que a partir del 1 de enero los precios que ilustran esta información se verán modificados por la entrada en vigor del nuevo Impuesto de Matriculación asociado a las emisiones de CO2 -0% para los que emitan hasta 120 gr/km; 4,75 % para la banda entre 121 y 160; 9,75 entre 161 y 200; y 14,75 % para los que emitan más de 200 gr/km-. Esto se debería traducir en una rebaja en prácticamente toda la gama Focus –todos salvo los ST-. Así al menos nos lo han contado los responsables de Ford.

Terminemos hablando de futuro. El nuevo Ford Focus arranca con las carrocerías de tres y cinco puertas y familiar. Si quieres un ST, tendrás que esperar a febrero, un poco

más tarde nos llegará el cambio secuencial casi a la par que la variante coupé-cabriolet y la cuatro puertas. Quedamos emplazados para contártelo.

PRECIOS DEL NUEVO FORD FOCUS
3 puertas
1.6 100 CV
16.370 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV 17.070 euros
2.0 145 CV
19.020 euros
2.5 225 CV
26.085 euros
1.6 TDCI 90 CV
18.075 euros
1.6 TDCI 109 CV
18.835 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.500 euros
5 puertas
1.4 80 CV
14.645 euros
1.6 100 CV
15.445 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
17.395 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
17.645 euros
2.0 145 CV
19.345 euros
2.5 225 CV
26.410 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.150 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.160 euros
2.0 TDCI 136 CV
20.825 euros
4 puertas
1.6 100 CV
17.345 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
2.0 145 CV
21.535 euros
1.6 TDCI 90 CV
19.050 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 136 CV
21.475 euros
Familiar
1.6 100 CV 16.095 euros
1.6 Ti-VCT 115 CV
18.045 euros
1.8 Flexifuel 125 CV
18.295 euros
1.6 TDCI 90 CV
17.800 euros
1.6 TDCI 109 CV
19.810 euros
2.0 TDCI 130 CV
21.475 euros

Cambio automático (motor gasolina 1.6 y 2.0): 1.190 euros
Navegador 5 pulgadas: 550 a 750 euros (según opciones)
V2C+bluetooth+USB+streaming: 300 euros
Sensor aparcamiento trasero: 300 euros
Arranque sin llave: 250 euros
Pintura metalizada: 300 euros
Techo solar: 750 euros
Faros direccionables+leds traseros: 350 euros
Rueda repuesto convencional: 50 euros
Detector presión neumáticos: 180 euros

Galería relacionada

Nuevo Ford Focus cinco puertas

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...