Ford Fiesta 1.6i 100 CV 3p

Qué buena pareja hacen el motor de 100 CV y la carrocería tres puertas del Fiesta. Es una mezcla que da como resultado un coche lleno de temperamento, agilidad y juventud.
-
Ford Fiesta 1.6i 100 CV 3p
Ford Fiesta 1.6i 100 CV 3p

El C3 cuesta bastante más que el Fiesta (14.560 euros, sin descuentos) y, a decir verdad, no nos parece que la diferencia esté justificada. El coche de Citroën está bastante peor acabado que el Fiesta y su comportamiento en carretera es mucho más deficiente.
Además, en cuestión de motor están a la par, aunque el del Fiesta tiene un tacto más deportivo, con un carácter mucho más marcado.

Bastante más caro que el Fiesta, el Peugeot es, posiblimente, el más equivalente a él en cuanto a concepción mecánica, formas y mecánica. En este caso, el motor 1.6 del 206 llega hasta los 110 CV nominales, pero no es una gran diferencia.
El principal problema del 206 es que ya está llegando al final de su vida comercial y adolece de un envejecimiento rápido. Su interior se ha quedado atrás frente a coches tan acutales como el Fiesta. Por precio, con 13.040 euros de tarifa, tampoco parece capaz de desbancar al coche de Ford.

Bastante más barato que el Fiesta, el Clio ofrece unas características muy cercanas a las del coche de Ford, si bien su motor es algo más pequeño, lo que supone un mínima pérdida de potencia. Por prestaciones están a la par, si acaso algo más vivas las del Fiesta, pero nada significativo.
Donde mejora el coche francés es en la estética: tanto por fuera como por dentro resulta muco más moderno que el Fiesta, sobre todo, da una imagen de coche de más categoría.

El Ibiza, al igual que sus "primos" Polo y Fabia, rivaliza con el Fiesta en esta categoría, aunque lo hacen con un motor algo más pequeño, pero de igual potencia.
Por prestaciones, no hay grandes difrencias, aunque el Ibiza y sus clones son algo más rápidos que el Fiesta. En cambio, donde se aprecian las diferencias es en el comportamiento dinámico, mucho más aplomado y deportivo en los coches del grupo Volkswagen. También resultan algo más habitables.

El C3 cuesta bastante más que el Fiesta (14.560 euros, sin descuentos) y, a decir verdad, no nos parece que la diferencia esté justificada. El coche de Citroën está bastante peor acabado que el Fiesta y su comportamiento en carretera es mucho más deficiente.
Además, en cuestión de motor están a la par, aunque el del Fiesta tiene un tacto más deportivo, con un carácter mucho más marcado.

Bastante más caro que el Fiesta, el Peugeot es, posiblimente, el más equivalente a él en cuanto a concepción mecánica, formas y mecánica. En este caso, el motor 1.6 del 206 llega hasta los 110 CV nominales, pero no es una gran diferencia.
El principal problema del 206 es que ya está llegando al final de su vida comercial y adolece de un envejecimiento rápido. Su interior se ha quedado atrás frente a coches tan acutales como el Fiesta. Por precio, con 13.040 euros de tarifa, tampoco parece capaz de desbancar al coche de Ford.

Bastante más barato que el Fiesta, el Clio ofrece unas características muy cercanas a las del coche de Ford, si bien su motor es algo más pequeño, lo que supone un mínima pérdida de potencia. Por prestaciones están a la par, si acaso algo más vivas las del Fiesta, pero nada significativo.
Donde mejora el coche francés es en la estética: tanto por fuera como por dentro resulta muco más moderno que el Fiesta, sobre todo, da una imagen de coche de más categoría.

El Ibiza, al igual que sus "primos" Polo y Fabia, rivaliza con el Fiesta en esta categoría, aunque lo hacen con un motor algo más pequeño, pero de igual potencia.
Por prestaciones, no hay grandes difrencias, aunque el Ibiza y sus clones son algo más rápidos que el Fiesta. En cambio, donde se aprecian las diferencias es en el comportamiento dinámico, mucho más aplomado y deportivo en los coches del grupo Volkswagen. También resultan algo más habitables.

El C3 cuesta bastante más que el Fiesta (14.560 euros, sin descuentos) y, a decir verdad, no nos parece que la diferencia esté justificada. El coche de Citroën está bastante peor acabado que el Fiesta y su comportamiento en carretera es mucho más deficiente.
Además, en cuestión de motor están a la par, aunque el del Fiesta tiene un tacto más deportivo, con un carácter mucho más marcado.

Bastante más caro que el Fiesta, el Peugeot es, posiblimente, el más equivalente a él en cuanto a concepción mecánica, formas y mecánica. En este caso, el motor 1.6 del 206 llega hasta los 110 CV nominales, pero no es una gran diferencia.
El principal problema del 206 es que ya está llegando al final de su vida comercial y adolece de un envejecimiento rápido. Su interior se ha quedado atrás frente a coches tan acutales como el Fiesta. Por precio, con 13.040 euros de tarifa, tampoco parece capaz de desbancar al coche de Ford.

Bastante más barato que el Fiesta, el Clio ofrece unas características muy cercanas a las del coche de Ford, si bien su motor es algo más pequeño, lo que supone un mínima pérdida de potencia. Por prestaciones están a la par, si acaso algo más vivas las del Fiesta, pero nada significativo.
Donde mejora el coche francés es en la estética: tanto por fuera como por dentro resulta muco más moderno que el Fiesta, sobre todo, da una imagen de coche de más categoría.

El Ibiza, al igual que sus "primos" Polo y Fabia, rivaliza con el Fiesta en esta categoría, aunque lo hacen con un motor algo más pequeño, pero de igual potencia.
Por prestaciones, no hay grandes difrencias, aunque el Ibiza y sus clones son algo más rápidos que el Fiesta. En cambio, donde se aprecian las diferencias es en el comportamiento dinámico, mucho más aplomado y deportivo en los coches del grupo Volkswagen. También resultan algo más habitables.

El C3 cuesta bastante más que el Fiesta (14.560 euros, sin descuentos) y, a decir verdad, no nos parece que la diferencia esté justificada. El coche de Citroën está bastante peor acabado que el Fiesta y su comportamiento en carretera es mucho más deficiente.
Además, en cuestión de motor están a la par, aunque el del Fiesta tiene un tacto más deportivo, con un carácter mucho más marcado.

Bastante más caro que el Fiesta, el Peugeot es, posiblimente, el más equivalente a él en cuanto a concepción mecánica, formas y mecánica. En este caso, el motor 1.6 del 206 llega hasta los 110 CV nominales, pero no es una gran diferencia.
El principal problema del 206 es que ya está llegando al final de su vida comercial y adolece de un envejecimiento rápido. Su interior se ha quedado atrás frente a coches tan acutales como el Fiesta. Por precio, con 13.040 euros de tarifa, tampoco parece capaz de desbancar al coche de Ford.

Bastante más barato que el Fiesta, el Clio ofrece unas características muy cercanas a las del coche de Ford, si bien su motor es algo más pequeño, lo que supone un mínima pérdida de potencia. Por prestaciones están a la par, si acaso algo más vivas las del Fiesta, pero nada significativo.
Donde mejora el coche francés es en la estética: tanto por fuera como por dentro resulta muco más moderno que el Fiesta, sobre todo, da una imagen de coche de más categoría.

El Ibiza, al igual que sus "primos" Polo y Fabia, rivaliza con el Fiesta en esta categoría, aunque lo hacen con un motor algo más pequeño, pero de igual potencia.
Por prestaciones, no hay grandes difrencias, aunque el Ibiza y sus clones son algo más rápidos que el Fiesta. En cambio, donde se aprecian las diferencias es en el comportamiento dinámico, mucho más aplomado y deportivo en los coches del grupo Volkswagen. También resultan algo más habitables.

Galería relacionada

Ford Fiesta 1.6 100 CV

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...