Ford Fiesta 1.4i Trend pack Sport

Ford nos ha puesto la “excusa” en bandeja para probar un Fiesta: acaba de lanzar un paquete deportivo para el utilitario denominado Sport. Nosotros lo hemos probado como parte del equipamiento del 1.4i, la mecánica moderada de la gama.
-
Ford Fiesta 1.4i Trend pack Sport
Ford Fiesta 1.4i Trend pack Sport
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=49830&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Ford Fiesta pack Sport

El pack Sport del Fiesta comprende una serie de elementos aerodinámicos que Ford incluye en su utilitario para darle un aspecto más deportivo: faldones delanteros y laterales y spoiler trasero. Además, en un guiño más hacia lo "rácing", dispone de una salida de escape cromada más grande que la normal.

El resultado es un Fiesta más contundente, más musculoso; en definitiva, más juvenil y fresco. No hay que olvidar que el coche recibió el pasado otoño un rediseño en el que cambiaron faros, calandras y parachoques traseros, además de otros detalles en el interior (más adelante te hablamos de ellos).

Las variaciones entre la anterior generación del Fiesta y ésta son notables, si ponemos uno y otro coche frente a frente. Y eso es precisamente lo que hemos hecho. Junto a estas líneas, encontrarás una instantánea que sacamos en la calle. El Fiesta de la izquierda es de la anterior generación y el de la derecha es el protagonista de nuestra prueba. Lo más llamativo es el cambio de los faros, del diseño de las llantas y de los intermitentes laterales (en el antiguo no están “coloreados” de naranja y en el nuevo, sí).

También hay novedades en la trasera. Mientras que los pilotos de “nuestro” coche son más abombados, los de la anterior generación son más lisos. El contorneado de cada una de las luces es otro cambio importante. Reiteramos, eso sí, que son rediseños que, o bien eres un auténtico fan del modelo Fiesta y los reconoces a primera vista, o quizás pasen inadvertidos a tu ojo, si no ves los dos coches frente a frente.

Sigamos con el protagonista de nuestra prueba: hablemos ahora del interior. Como se trata de un tres puertas, no podemos obviar el acceso a las plazas traseras, que, en este tipo de carrocerías, suele resultar “peculiar”. Para conseguirlo, basta con abatir el respaldo de los asientos delanteros mediante una maneta que se encuentra en el lateral de éstos. Eso sí, el asiento no se desplaza, así que, si no hay espacio suficiente, habrá que colocar el respaldo de nuevo y mover la banqueta completa (mejor desde la posición de sentado que intentando hacerlo desde fuera).

Los ocupantes de las plazas traseras se han quejado de que no hay una sujeción en el techo para ellos. Sí encontramos un tirador sobre las plazas delanteras que es suficiente para salir del Fiesta Coupé.

Las plazas delanteras son amplias, el mullido de los asientos es correcto y, aunque nos gusta más el puesto de conducción de un Fusion, que va más elevado, éste no nos ha disgustado en absoluto. Además, todos los mandos se encuentran colocados perfectamente, para que no haya problemas de acceso a ninguno de ellos. La radio, por ejemplo, se puede controlar desde el volante y la voz; el climatizador, mediante la voz. Y es que el Fiesta que hemos probado también incorpora el V2C –una opción que cuesta, aislada, menos de 300 euros- y que permite dar órdenes al coche sobre climatización, radio e incluso teléfono móvil.

¿Qué te parece el rediseño del Fiesta? Opina sobre las novedades del mercado en nuestros foros.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=49830&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Ford Fiesta pack Sport

El pack Sport del Fiesta comprende una serie de elementos aerodinámicos que Ford incluye en su utilitario para darle un aspecto más deportivo: faldones delanteros y laterales y spoiler trasero. Además, en un guiño más hacia lo "rácing", dispone de una salida de escape cromada más grande que la normal.

El resultado es un Fiesta más contundente, más musculoso; en definitiva, más juvenil y fresco. No hay que olvidar que el coche recibió el pasado otoño un rediseño en el que cambiaron faros, calandras y parachoques traseros, además de otros detalles en el interior (más adelante te hablamos de ellos).

Las variaciones entre la anterior generación del Fiesta y ésta son notables, si ponemos uno y otro coche frente a frente. Y eso es precisamente lo que hemos hecho. Junto a estas líneas, encontrarás una instantánea que sacamos en la calle. El Fiesta de la izquierda es de la anterior generación y el de la derecha es el protagonista de nuestra prueba. Lo más llamativo es el cambio de los faros, del diseño de las llantas y de los intermitentes laterales (en el antiguo no están “coloreados” de naranja y en el nuevo, sí).

También hay novedades en la trasera. Mientras que los pilotos de “nuestro” coche son más abombados, los de la anterior generación son más lisos. El contorneado de cada una de las luces es otro cambio importante. Reiteramos, eso sí, que son rediseños que, o bien eres un auténtico fan del modelo Fiesta y los reconoces a primera vista, o quizás pasen inadvertidos a tu ojo, si no ves los dos coches frente a frente.

Sigamos con el protagonista de nuestra prueba: hablemos ahora del interior. Como se trata de un tres puertas, no podemos obviar el acceso a las plazas traseras, que, en este tipo de carrocerías, suele resultar “peculiar”. Para conseguirlo, basta con abatir el respaldo de los asientos delanteros mediante una maneta que se encuentra en el lateral de éstos. Eso sí, el asiento no se desplaza, así que, si no hay espacio suficiente, habrá que colocar el respaldo de nuevo y mover la banqueta completa (mejor desde la posición de sentado que intentando hacerlo desde fuera).

Los ocupantes de las plazas traseras se han quejado de que no hay una sujeción en el techo para ellos. Sí encontramos un tirador sobre las plazas delanteras que es suficiente para salir del Fiesta Coupé.

Las plazas delanteras son amplias, el mullido de los asientos es correcto y, aunque nos gusta más el puesto de conducción de un Fusion, que va más elevado, éste no nos ha disgustado en absoluto. Además, todos los mandos se encuentran colocados perfectamente, para que no haya problemas de acceso a ninguno de ellos. La radio, por ejemplo, se puede controlar desde el volante y la voz; el climatizador, mediante la voz. Y es que el Fiesta que hemos probado también incorpora el V2C –una opción que cuesta, aislada, menos de 300 euros- y que permite dar órdenes al coche sobre climatización, radio e incluso teléfono móvil.

¿Qué te parece el rediseño del Fiesta? Opina sobre las novedades del mercado en nuestros foros.

Galería relacionada

Ford Fiesta 1.4 Trend pack Sport

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...